burrai

Once Ideal 2020 y Anti 11 del Fútbol Ecuatoriano

Un torneo especial que tuvo que ser comprimido por la pandemia, pero finalmente resuelto. Estos fueron los mejores futbolistas de una temporada para recordar por los estadios vacíos, la urgencias, prisas, pero también por los grandes partidos.

 Javier Burrai

El portero de Barcelona tuvo un año que se podría catalogar como heroico. A principios de año sufrió una terrible lesión en Copa Libertadores y tal vez la pandemia fue favorable para su recuperación y cuando se había restablecido el torneo sufrió la pérdida de su padre. Superados los duros golpes, el portero argentino se erigió en una figura de liderazgo dentro de la defensa del arco amarillo siendo clave para ganar la segunda etapa que llevaría al Ídolo a disputar la final con Liga de Quito y atajar pelotas claves durante los 180 minutos, así como 2 penales en la tanda que consagró campeón a su club. Hemos decidido nombrarlo el Jugador Más Valioso del 2020.

Pedro Perlaza

Está en nuestra alineación por segundo año consecutivo, esta vez defendiendo a la camiseta de Liga de Quito. Este lateral derecho fue una de las principales armas de ataque del elenco universitario, siendo por momentos imposible de detener por su explosión, regates e incluso criterio para pasar el balón. Su actuación fue lo suficientemente importante para ser considerado en la Selección Ecuatoriana, pues no solo brilló en el torneo local, sino también mientras su club disputó la Libertadores.

riveros

Williams Riveros

También figura en nuestra lista por segundo año consecutivo. El zaguero paraguayo estuvo a la altura del reto que presentaba ser defensa titular en Barcelona, con una obvia presión superior que la que podía hallar en Delfín. Creció su figura siendo casi imperial en los partidos más decisivos como finales o clásicos, importantísimo cuando su técnico decidió proteger resultados. Va construyendo su propio espacio en la historia de los torneos ecuatorianos y por lo pronto ya tiene 2 títulos a su haber.

Moisés Corozo

Este zaguero también tenía un reto mayor tras enfundarse la camiseta de Liga de Quito que no le quedó grande, pues por momentos constituyó un tándem ideal junto a Guerra en la zaga del elenco universitario. Su ausencia producto del corona virus fue sentida en un momento en el que la “U” ciertamente pareció una enfermería. Su presencia oportuna y su buena pegada con los balones detenidos ya le dieron su espacio en la selección ecuatoriana incluso y fue pieza fundamental para la primera etapa ganada por su equipo, lo que los llevó a disputar la final.

Ángel Gracia

Un año espectacular para el lateral izquierdo de Guayaquil, quien se erigió desde su puesto como la figura de un equipo que tuvo la mejor campaña de su corta existencia y contó con gente nacional de experiencia y foráneos de calidad. Su amplia cobertura tanto en campo propio como rival, además de su sensacional pegada de media distancia que en ciertos momentos del la temporada se volvió bastante temible. Una de las principales armas con las que el equipo ciudadano logró su clasificación a Copa Sudamericana.

Sebastián Rodríguez

En los momentos más bajos de la temporada de Emelec, este volante uruguayo era lo rescatable de un conjunto eléctrico sin brújula y cuando despertaron, la piedra angular por la que transitó el juego que los dejó cerca de disputar el título en alguna ocasión. Rodríguez jugaba con la mezcla perfecta para un volante central: con garra y pasión, mas también con mucho criterio para conducir y entregar la pelota cuando era necesario. Pronto se ganó el cariño de la exigente hinchada azul.

Lucas Villarruel

El volante central de Liga Deportiva Universitaria está entre los mejores, sino es el mejor foráneo que arribó al 2020 al fútbol ecuatoriano. El argentino tiene una fenomenal visión de campo, lo que hace que siempre esté en sintonía del ritmo del partido y decida correctamente si dar pausa, correr, entregar el balón o trasladarlo unos metros más adelante, además de ser bastante limpio para el corte. Cuando estuve ausente sin duda lo notó la dinámica de juego de los albos, conjunto del que fácilmente se diría que fue el mejor del año.

Byron Castillo

Un año de crecimiento y redención para este aún joven futbolista ecuatoriano que encontró en el 2020 sin duda, el mejor momento de una carrera que se espera siga creciendo. Castillo fue utilizado por el profesor Bustos en la banda derecha, siendo marcador de punto o extremo ofensivo y en ambos casos el resultado fue satisfactorio con un despliegue lleno de explosión y técnica, difícil de interpretar para las defensas rivales. Gran asistencia para sus compañeros más experimentados cuando a los mismos ya les escaseaba el combustible.

 figueroa

Víctor Figueroa

El volante de Aucas fue el símbolo de todo el deleite de fútbol ofensivo que ofreció el conjunto oriental en el 2020. Inteligente, oportuno, talentoso y goleador. Fácilmente se ganará su lugar entre los mayores ídolos de la historia de este club. Cuando se juntaba con sus compañeros López y Alzugaray fueron momentos de alta intensidad balompédica. Lastimosamente la zaga del ex petrolero era la otra cara de la medalla de su propuesta y por ello no llegaron más lejos.

Gabriel Torres

Sería la primera vez que un futbolista panameño integre la lista de mejores jugadores del año de un torneo ecuatoriano. Torres con Independiente del Valle sobretodo tuvo una espectacular primera etapa donde por momentos fue el máximo artillero, con un juego donde no solo era el último hombre esperando recibir la pelota, sino que él mismo colaboraba con la generación de juego. Lastimosamente en cierta parte de la segunda etapa, tanto este artillero como su equipo se desinflaron producto del ajetreo internacional y consecuencias de la pandemia. De todas maneras, sus momentos destacables fueron suficientes para considerarlo en el equipo del año.

 martinez borja

Cristian Martínez Borja

 El 2020 del atacante colombiano fue simplemente espectacular y es que parecía que había un halo bendito en su presencia, pues siempre se encontraba donde debía estar, sus remates generalmente tenían buen destino. En el juego de Liga Deportiva Universitaria no precisamente era el 9 de área clásico, sino que siempre buscó un par de metros más atrás y se asociaba con sus compañeros de buen pie. Finalizó la temporada siendo el goleador del torneo con 24 tantos y se ganó indiscutiblemente un puestoen el que originalmente había sido contratado el año pasado para ser emergente.

 

Entonces el 11 ideal 2020 es:

Javier Burrai; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Moisés Corozo, Ángel Gracia; Sebastián Rodríguez, Lucas Villarruel, Byron Castillo, Víctor Figueroa; Gabriel Torres, Cristian Martínez B.

 

MVP: Javier Burrai

DT: Fabián Bustos

 

11 alternativo:

Adrián Gabbarini; Angelo Preciado, Guillermo De Los Santos, Aníbal Leguizamón, Beder Caicedo; Stiven Tapiero, Moisés Caicedo, Nazareno Bazán, Lorenzo Faravelli; Juan S Herrera, Facundo Barceló

Anti 11:

Esteban Dreer: era necesario ubicar al arquero del equipo más goleado de la temporada (Liga de Portoviejo), pese a que sin su intervención pudieron haber sido más tantos en contra. Graves errores cuando Emelec propinó 6-0 a su equipo.

Jean Peña: zaguero de El Nacional poco prolijo para el traslado del balón, lo que costó varios goles al conjunto criollo que terminó descendiendo.

Martín González: zaguero de Liga de Portoviejo, de irregular presencia o más bien presente cuando La Capira recibió sus peores resultados. Tanto que el club manabita terminó jugando con elementos locales, donde también influyó el tema económico.

José Monaga: lateral izquierdo de El Nacional que casi siempre mostró poco criterio para ubicarse en la cancha y ponerse en modo ataque o defensa, dejando grandes espacios por los cuales su equipo fue muy vulnerable

Edison Vega: volante de Liga de Quito, que debido a la emergencia sanitaria de su club tuvo que saltar al rol titular donde estuvo muy lejos de su mejor nivel

Jefferson Orejuela: una de las grandes apuestas que hacía Barcelona para la temporada, pero estuvo sumamente lejos del nivel esperado y terminó siendo banqueado por jugadores de incluso poca experiencia

Ely Esterilla: llegaba para ser una de las grandes soluciones para Deportivo Cuenca, pero su situación disciplinaria no colaboraba para el plan de salvación del conjunto morlaco al que le fue mejor prescindiendo de él

Gabriel Cortez: después de su accidentado paso por Brasil llegó a Guayaquil City, donde prácticamente no exhibió ni una gota de su talento. Un año para el olvido

Marlon De Jesús: el atacante de El Nacional siempre lucio lento y prácticamente peleado con la pelota. Razón fundamental del escaso poder de gol del rojo. Lo que llevó a su descenso

Rodrigo Aguirre: en 2019 el ariete uruguayo era titular indiscutible, pero en esta temporada perdió totalmente ese rol y cuando participó del juego estuvo muy lejos de ser ese jugador decisivo que varias veces de hecho estuvo en otras listas que elogian virtudes

Jaime Ayoví: llegaba a ser una solución para el ataque de Liga de Portoviejo, pero al contrario de eso, de hecho llegó a pasar bastante desapercibido y a pesar de su cartel, no pudo ayudar a La Capira a mantener la categoría.

Foto Principal de: Agencia Prensa Independiente

FyA
liga pro 2020

Análisis de Fin de Temporada 2020

Terminó el torneo 2020. Apretado por la para de meses debido a la pandemia, emocionante, con resultados insólitos, con finalistas bien merecidos y descendidos también. Resaltar que al menos los protocolos para evitar ser golpeados por el COVID 19 al parecer dieron resultado, pues se reportó pocas novedades al respecto o al menos, no fueron culpa de la organización local. En otros aspectos deberá notablemente mejorar, pero la competencia a fin de cuentas estuvo a la altura.

Barcelona se coronó campeón del Ecuador transitando un camino que lejos estuvo de ser todo flores. La primera parte del torneo fue turbulenta mientras su plantel no era precisamente amplio y tenía que lidiar con los frentes local e internacional, a lo que se sumó la salida de quien era su figura, Fidel Martínez. Una vez concluido el frente copero, el Ídolo rebuscó en su nómina y encontró en jóvenes como el volante Nixon Molina y el alero Byron Castillo, recambio y salud, mientras que Damián Díaz o Emmanuel Martínez no siempre podían aportar con su brillo, aunque eran decisivos cuando lo hacían. Los amarillos en defensa tuvieron la clave del campeonato con actuaciones impecables de su portero, Javier Burrai y del zaguero central Williams Riveros, en cambio nunca encontró el centro delantero ideal. Se podría decir que no fue un campeón con mucha pirotecnia, pero siempre supo defender los puntos necesarios en los momentos precisos, por lo que por ejemplo fueron los mejores locales, consiguiendo 37 puntos en su cancha y permaneciendo invictos.

Figura: Javier Burrai

Liga Deportiva Universitaria aparecía como el conjunto más completo del torneo, pues en su nómina prácticamente aparecían 2 jugadores de buen nivel por puesto. Ganó tranquilamente la primera etapa y por momentos parecía erigirse campeón sin necesidad de disputar una final. Un momento clave para los albos estuvo durante las convocatorias a la selección, pues al ser equipo que más jugadores aportó a dichas conformaciones nacionales, estuvieron expuestos a agotamiento, lesiones y el corona virus. Con un plantel diezmado y todavía afrontando torneos internacionales, Liga pasó por momentos bajos que le costaron la segunda etapa y después perdió el título en definición apretadísima. Sin embargo, no se puede olvidar al goleador del torneo, Cristian Martínez Borja, la explosión del juego de Adolfo Muñoz y Jhojan Julio. A Lucas Villarruel, quien fue un relojito en la media cancha. Pedro Perlaza insoportable por su costado derecho, Moisés Corozo seguro en la zaga y Adrián Gabbarini confiable en el arco, por eso tuvieron la valla menos vencida con 19 tantos en contra. Así como los mejores visitantes, sumando 25 puntos fuera de Ponciano.

Figura: Lucas Villarruel

Independiente del Valle tuvo un nuevo año que se podría considerar exitoso aunque sin el título, que ya vendría siendo el objetivo anhelado. Por momentos, el equipo de Sangolquí fue de los grandes animadores del torneo por su fútbol ofensivo, atildado y por momentos osado. Gran temporada para el goleador panameño Gabriel Torres, quien estuvo bien surtido y acompañado por los extranjeros Cristian Ortiz y Lorenzo Faravelli, además de la experiencia de Fernando Guerrero. El 2020 también vio el surgimiento de estrellas futuras como el carrilero Ángelo Preciado y el volante Moisés Caicedo, quienes ya son titulares en selección. El gran problema de los negriazules fue su defensa, la que encajó demasiados goles, muchas veces por insistir en salir siempre jugando. También fue golpeado en un momento por la pandemia y la enfermedad fue mayormente contraída en sus compromisos internacionales. Nuevamente jugará la Libertadores. Tuvieron el mejor ataque con 62 goles.

Figura: Moisés Caicedo

Tras 41 años, Universidad Católica volverá a disputar Copa Libertadores tras finalizar el torneo en cuarto lugar. La contratación de extranjeros jóvenes en la labor creativa fue un acierto: Manuel Insaurralde y Nazareno Bazán exhibieron fútbol efectivo y espectacular, siempre alternando con 2 nacionales que también saben mucho con la pelota como Luis Chicaiza y Diego Armas. Bruno Vides y Juan Manuel Tévez siempre que estuvieron en cancha fueron relevantes, pero por diversos motivos no pudieron alienar frecuentemente. En defensa, la guía de Guillermo De Los Santos fue importante, sobretodo en momentos que se exigía jugar en más de un puesto. El problema de la chatolei eran las sorpresivas derrotas ante rivales insólitos que peleaban descenso. De todas maneras el cuarto puesto no deja de ser alentador.

Figura: Guillermo De Los Santos

2020 parecía un año pésimo para Emelec. Tras una pobre primera etapa había mucha inconformidad con el rendimiento de un plantel que bien podía aspirar a más. Se diría que bastó un pequeño cambio en el módulo táctico, cuando se usó a los delanteros Facundo Barceló y Roberto Ordóñez, para incrementar el rendimiento y por momentos poder pelear el título incluso. El eje del bombillo sin duda fue el volante Sebastián Rodríguez, quien controló el corte del rival y la elaboración propia. Aníbal Leguizamón fue bastión en la zaga y también sobresalieron figuras locales como Romario Caicedo y Dixon Arroyo. El mal arranque de año dejó al bombillo para “tan solo” disputar Copa Sudamericana, con la sensación de haber salvado los muebles.

Figura: Sebastián Rodríguez

El mejor año para Guayaquil City desde su creación. Tanto que por primera vez disputará un torneo continental como es la Copa Sudamericana e incluso, brevemente se perfiló para pelear el titulo. Con un 4-2-3-1 que pocas veces perdía el libreto, fue muy difícil de vencer. Sus extranjeros, Gonzalo Mastriani, Ariel Chavez y Michael Hoyos jugaron continuamente alta pelota, pero esta vez, también figuraron los locales como Luis Cano y el experimentado Fernando Gaibor en el medio sector. Además fue un tremendo año para Ángel Gracia desde el lateral izquierdo, muchas veces considerado entre las figuras de cada fecha disputada.

Figura: Ángel Gracia

Una vez más Macará fue protagonista del torneo, aunque tras el desmembramiento del gran plantel 2019, esta vez les costó ser un poco más competitivos y algunas veces sufrió derrotas insólitas. A pesar de ello, finalizó el torneo en séptimo puesto y disputará la Copa Sudamericana, haciendo continua su presencia en torneos internacionales. Leonel Quiñónez, con su despliegue y remate de media distancia se ratificó como uno de los mejores laterales del país, la media cancha regentada por Roberto Garcés y el colombiano Juan Sebastián Herrera como principal referente en ataque. En los últimos partidos fue importante también la aparición de una joven figura atacando las bandas como Aron Rodríguez. 37 goles a favor y los mismos en contra no son los mejores números, pero 12 triunfos en el año fueron suficientes.

Figura: Leonel Quiñónez

Aucas fue decididamente un gran animador del torneo, aunque su campaña alcanzó para apretadamente lograr el último boleto a Copa Sudamericana con 42 puntos y 4 de gol diferencia. Es bueno recalcar esto pues anotó 59 veces, pero le marcaron en 55, lo que habla de un desequilibrio que se presenciaba jornada a jornada con marcadores estrambóticos. Mientras su defensa penaba, futbolistas, como: Víctor Figueroa, Sergio López o Lisandro Alzugaray en la creación y ataque hicieron las delicias del por este año televidente exclusivamente. Sin duda, la tarea del cuadro oriental está en reforzar la contención, si quiere protagonismo en serio.

Figura: Víctor Figueroa

Técnico Universitario había comenzado bien el año y de hecho, antes de la para por la pandemia había comandado el torneo. Este cuadro con plantel muy corto supo afrontar dignamente la temporada y en varios pasajes de la misma se estaba apuntando a la competición internacional, pero no resistió mucho más De todas maneras dejó la impresión de una defensa muy complicada de vulnerar, orden táctico y un sello de saber contratar más allá del alto gasto, como en el caso del volante colombiano Stiven Tapiero, uno de los mejores de la temporada. Al final, el rodillo quedó fuera de torneos continentales por tener 3 goles menos de diferencia que Aucas.

Figura: Stiven Tapiero

Año agridulce para Delfín. Tuvo un histórico paso a octavos de final en Copa Libertadores, pero en el torneo local quedó fuera de la disputa internacional. Padeció lo que comúnmente le suceden a los equipos menos tradicionales cuando sorprenden con un título y el desprendimiento de varias figuras campeonas del 2019 fue difícil de compensar. Carlos Garcés continuó liderando el ataque, incorporaciones locales y foráneas como Janner Corozo y Óscar Benítez hicieron su ataque muy interesante, pero el equipo siempre estuvo algo descompensado y los constantes cambios en la dirección técnica conspiraron para un año no tan feliz en Manta.

Figura: Janner Corozo

Es otro año en el que Mushuc Runa no fue ni chicha ni limonada. El ponchito en algún momento se preocupó por el descenso, pero le bastó un par de partidos para enderezar la marcha y evitarse la fatiga. Hay que decir que a la directiva de Chango no le falló el ojo para contratar extranjeros y ellos fueron los que sostuvieron la campaña de su club: el portero Iván Brun, el volante Horacio Orzán, los creadores Franco Faría e Ignacio Herrera y el delantero Muriel Orlando. Con eso bastó y sobró para asegurar otra temporada en Primera División en la que volverá a ser rival incómodo para quienes no estén muy despiertos.

Figura: Ignacio Herrera

La recuperación de Deportivo Cuenca es digna del aplauso de pie. Había terminado la primera etapa con 8 puntos y su descenso lucía inminente. Desde la llegada de Nataly Villavicencio a la Presidencia y Guillermo Duró a la Dirección Técnica, el Expreso Austral fue sumando puntos heroicos, muchas veces en los últimos instantes de los partidos. Lo que hizo creer posible su salvación que incluso llegó una fecha antes del final de temporada regular, antes de lo pensado y sumando en total 31 unidades. Después será tiempo de seguir calibrando los asuntos administrativos que todavía padece, valdrá la pena recordar el momento luminoso por el que pasaron los atacantes: Lucas Mancinelli, Diego Dorregaray y Rafael Viotti, estando presentes en momentos claves y a veces inverosímiles.

Figura: Lucas Mancinelli

Otro equipo al que hay que destacar su levantada es a Orense. El club bananero se lo etiquetó como candidato a descender ni bien puso los pies en Primera División y con un plantel mas bien limitado se ponía poca fe en el mismo. Con un par de ajustes en la segunda mitad de la temporada e incorporaciones fundamentales en el ataque como Martín Alaniz y Daniel Angulo, pudieron hacerse del triunfo en momentos decisivos, en especial en el último juego ante El Nacional por 1-0. En el medio sector apareció una nueva figura: Eder Cetre. Bien podría ser este equipo la esperanza para que su provincia tenga una representación permanente en Serie A.

Figura: Eder Cetre

Es casi inexplicable como el Centro Deportivo Olmedo salvó la categoría con un plantel limitado y atestado de problemas dirigenciales, siendo habituales centros de la polémica. Logró 8 triunfos y sostuvo una zaga ligeramente menos desprolija que las de los equipos descendidos. Su figura y tal vez único referente para los rivales fue el puntero Willian Cevallos, que con su pegada de media distancia preocupaba y de hecho logró anotar goles para puntos vitales que mantuvieron al ciclón en Primera División pero encendido todas las alertas.

Figura: Willian Cevallos

Liga de Portoviejo tras muchos años volvió a Primera División y así mismo, como en otras campañas, se devuelve por las mismas a Serie B. Lastimosamente el manejo de La Capira fue siempre caótico y de eso son testigos los continuos cambios en el rol técnico, con lo que finalmente nunca se pudo esbozar un plantel titular habitual ni una idea de juego establecida. Obviamente, los cambios de cuerpos técnicos derivaban en cambios de esquemas y jugadores a los que al menos no les faltó coraje, pero aquello no es suficiente. Tuvo la peor defensa del torneo con 59 goles encajados, que bien pudieron ser más de no ser por la experiencia en el arco de Esteban Dreer. La única buena noticia fue el sensacional paso del atacante Francisco Fydrizewski, quien figuró siempre en la tabla de goleadores.

Figura: Francisco Fydrizewski

La tabla general la cierra El Nacional, siendo el año más nefasto institucionalmente. El cuadro criollo finalizó último con 26 puntos, 4 por debajo del otro descendido. Un plantel muy desbalanceado y una dirigencia caótica que estuvo en permanente ojo de la tormenta por sus pasos desprolijos y polémicas insólitas que se reflejaban en impulsivos cambios de dirección técnica y una nómina que nunca lució tranquila. Los militares estuvieron entre los peores locales (19 puntos en esa condición), el peor visitante (7 puntos fuera de casa) y el peor ataque (26 goles a favor). Varios números que confirman la sensación de haber sido los peores del año. En toda esta tormenta destacaron jóvenes valores como: Adrián Cela, Kevin Peralta o el joven golero Leodán Chalá, que serían la esperanza del rojo para su pronto retorno, aunque a nivel institucional parece que cualquier “sorpresa” es posible.

Figura: Leodán Chalá

FyA
ldu vs bsc

¡Barcelona Campeón 2020!

Liga Deportiva Universitaria y Barcelona igualaron 0-0 en el duelo de vuelta por la final del torneo ecuatoriano de Primera División. Dicho resultado forzó al lanzamiento de penales en el cual Barcelona venció por 3-1.

Los nervios de un duelo importante se hacían sentir, pues no solo se jugaba el título, sino un invicto y ese tipo de detalles que trascienden a la historia de un partido. Los entrenadores no parecían variar las oncenas titulares que en el juego que terminó 1-1 en Guayaquil, pero de último momento saltó Franklin Guerra en lugar de Luis Caicedo lesionado en calentamiento. Una extraña final sin público, aunque la hinchada se hizo presente en las calles la víspera a pesar de las restricciones sanitarias.

El inicio del partido era cerrado aunque intenso. Nuevamente el balón pasaba por más pies del lado canario que del albo. Eso sí, cuando el local atacaba era más directo y peligroso. En pocos minutos, Liga se adueñó de las acciones cuando en la media Villarruel estaba atento a cortar y surtir de pelotas hacia el lado de Perlaza quien jugaba muy adelantado para buscar generar ataques desde la derecha. Después la “U” alternó frentes de ataque y los primeros remates al arco los puso un no programado como Quinteros.

Llegando al minuto 20 Barcelona seguía pasando apuros, pues Liga llegaba con muchos hombres a su cancha. Se sumaban Sornoza, y Cruz con sucesiones de toques rápidos que eran conjurados en extremo por una defensa que por momentos parecía nerviosa, pero hacía lo posible para no permitir el remate al arco juntando hombres en las 18 yardas y sin poder salir a la réplica. Liga incluso vio como un aparente gol terminó invalidado por posición adelantada de Julio, pero eso hacía notar la incesante presión del elenco quiteño que parecía merecer ya ponerse en ventaja.

Barcelona se iba acomodando en labor defensiva cuando arribaban los últimos minutos del primer tiempo. Pineida jugaba un partido aparte con Perlaza para evitar sus incursiones y los universitarios tenían que variar el frente mientras Julio se sumaba desde la izquierda hacia el centro. Los ofensivos de Barcelona casi no aparecían y si lo hacían era en campo propio sumándose a la contención con Martínez ayudando en su izquierda o Díaz defendiendo pelotas detenidas. El problema para los amarillos era que perdían fácilmente la pelota, pero parecían cumplir el objetivo de sacar el cero en su arco antes del descanso.

No hubo variantes en los planteles titulares para el inicio del segundo tiempo. Liga Continuó con el libreto de la presión, aunque ya Barcelona sabía como responder con un Riveros que fue creciendo a la hora de los despejes y coberturas. En Barcelona apareció Molina para cortar y generar ataque, volvieron a aparecer Martínez y Díaz llevando por fin algo de peligro al área universitaria. Se probó desde la media distancia a Gabbarini pero el portero de Liga estuvo siempre muy atento. El primer cuarto de hora de la etapa complementaria había sido hasta el momento lo más equilibrado del partido.

Pareció que el envión amarillo duró poco, pues Liga nuevamente pasó a controlar en gran parte el trámite del encuentro. En esta ocasión buscaron el cambio rápido de frente, pues si el tándem Quintero – Perlaza no estaba disponible, atacaban desde la izquierda con Cruz y Julio, mientras Villarruel y Sornoza proyectaban al equipo desde el centro. Barcelona tuvo que sacar a un Martínez extenuado y un Molina poco participativo. Entraron Oyola y Vallecilla para reforzar el mediocampo, con intención clara de conservar el cero en arco propio.

Perlaza también había sufrido el trajín del juego y fue reemplazado por Arce. Las variantes surtieron su efecto en el cuadro canario, pues no solo controlaron el continuo embate de su rival, sino que incluso se animó a buscar el gol del triunfo con elementos sorpresivos como el defensa Aimar, de buen partido, quien subió unos metros. El partido terminó con muchos nervios que conducía a una tanda de penales que se preveía épica.

Ya en los lanzamientos desde los once pasos, Javier Burrai se erigió en figura al atajar penales a Guerra y Martínez, mientras Piovi estrelló el suyo en el horizontal. Del lado de Barcelona todos convirtieron el suyo, lo que desembocó en el título 16 de la institución amarilla

 Barcelona campeón: 1960, 1963, 1966, 1970, 1971, 1980, 1981, 1985, 1987, 1989, 1991, 1995, 1997, 2012, 2016, 2020

 

LDU: Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza (Billy Arce 79’), Franklin Guerra (TA 43’) , Moisés Corozo, Cristian Cruz; Jordy Alcívar, Lucas Villarruel (Ezequiel Piovi 89’); José Quintero, Junior Sornoza, Jhojan Julio (TA 63’) (Marcos Caicedo 91+’); Cristian Martínez B.
BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco (TA 85’) (Cristian Colmán 85’), Darío Aimar, Williams Riveros, Mario Pineida (TA 75’); Nixon Molina (Gustavo Vallecilla 74’), Bruno Piñatares; Byron Castillo (TA 92+’), Damián Díaz, Emmanuel Martínez (Matías Oyola 74’); Jonatan Álvez
Penales
LDU: convirtieron: Alcívar. Atajados: Guerra, Martínez. Desviados: Piovi
BAR: convirtieron: Álvez, Oyola, Díaz

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Perlaza 7
Guerra 6
Corozo 6
Cruz 6
Alcívar 7
Villarruel 8
Quintero 6
Sornoza 6
Julio 6
Martínez B 4
Arce –
Piovi –
M Caicedo –

Calificaciones Barcelona:
Burrai 8
Velasco 5
Riveros 7
Aimar 7
Pineida 7
Molina 4
Piñatares 6
Castillo 5
Díaz 6
Martínez 6
Alvez 4
Vallecilla –
Oyola –
Colmán –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc vs ldu

Tenso Empate en la Final de Ida

Barcelona y Liga Deportiva Universitaria igualaron 1-1 en el juego de ida celebrado por la final del Torneo Ecuatoriano de Primera División 2020.

La final esperada, pero sobretodo, la merecida. Llegaban los 2 mejores equipos del torneo en momentos tal vez distintos. Por un lado, los dirigidos por Repetto enfrentaban algunas ausencias sin poder aún salir de ese lastre por el que pasaron en el remate del año, y es así como Luis Caicedo en defensa y Jordy Alcívar en la media eran los alternantes que saltaban hacia la titular. Los dirigidos por Bustos en cambio llegaban completos y con el envión anímico de recién clasificar a la final el fin de semana pasado. Se repetía el duelo final entre estos técnicos, así como fue en el 2019.

Los amarillos tomaron la iniciativa en los primeros minutos, copando todos los frentes de ataque mientras los albos se acomodaban para defender y se les hacía muy difícil responder cuando recuperaban la pelota. Liga pudo salir de la presión a partir del minuto 10 y comenzó a vulnerar al local sobretodo desde su costado derecho desembocando en un juego más vertiginoso y abierto, pero mientras los ataques de Liga eran más directos, los de Barcelona pasaban por más pies.

El partido se desarrollaba con tónica agradable para el espectador neutral. De pronto el esquema de la escuadra capitalina lucía más cauto, pero al tomar la pelota originaban vértigo por los costados: Perlaza y Quintero por la derecha, Julio y Cruz por izquierda. De a poco su estilo de fuerte marca de Liga fue alejando a los ofensivos amarillos de su área. Ya no llegaba la pelota a Martínez y Díaz con comodidad y cerca del círculo central el juego se tornaba áspero. Cuando el partido alcanzaba la media hora de juego se jugaba como querían los universitarios, que dificultaban el armado de Barcelona y atacaban con mayor peligrosidad.

La defensa canaria a veces tenía ataques de nervios siendo no tan precisos en la marca y apresurados en la salida. Del otro lado, Liga tenía más criterio para trasladar la pelota usando sus herramientas de explosión y toque de primera. De hecho, un poste de Sornoza y un mal remate de Martínez habían causado zozobra en las huestes porteñas. Barcelona trató de rotar posiciones para refrescar ideas en ataque, más no surtía efecto, pues sus jugadores perdían la pelota fácilmente. Antes del descanso, Jhojan Julio (48+’ min.) anotó definiendo cruzado tras gran corrida y pase de Perlaza. La ventaja para la U en el primer tiempo era justificada.

El comienzo del complemento fue ideal para el ídolo, pues pronto alcanzaron el empate con jugada prefabricada en la que Díaz cedió el balón del tiro libre para que Jonatan Álvez (49 min.) anote sin marca. La igualdad dio nuevos bríos a Barcelona y algo más de tensión al juego, en el que comenzaron a exhibirse las amarillas , en tanto que el local adelantaba líneas con Molina y se habría reencontrado Martínez con su juego. Pronto saldría Molina por el desgaste del compromiso.

Bustos varió el módulo táctico para buscar la ventaja, pues con la entrada de Colmán agregaba un delantero. Básicamente el juego volvió a abrirse. Barcelona con Díaz y Martínez más sacrificados armaba las jugadas ofensivas, pero Liga desde el sector derecha era peligroso y aprovechaba que en el centro Riveros no tenía su mejor partido. Cuando el partido superó el minuto 70 el encuentro había ganado notablemente en aspereza y era evidente la tensión a la que se agregaba las pausas por deliberaciones de VAR.

La suma de atacantes no dio resultados a Bustos, pues Liga continuó agrupándose en área propia dificultando cualquier elaboración de ataque. El final del partido fue la parte menos lucida con Liga defendiendo un empate que le sabía a buen negocio, en tanto que los amarillos desesperaban buscando el triunfo, por ahí una chilena de Colmán bien conjurada por Gabbarini fue lo mejor del remate de juego.

El duelo de vuelta será el 30 de diciembre en el Rodrigo Paz de Quito.

BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco (Cristian Colmán 60’), Darío Aimar, Williams Riveros, Mario Pineida (TA 67’); Nixon Molina (Matías Oyola 60’), Bruno Piñatares (TA 72’); Byron Castillo, Damián Díaz, Emmanuel Martínez (Adonis Preciado 83’); Jonatan Álvez (José Angulo 89’)
Goles: Álvez 49’
LDU: Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza, Luis Caicedo M., Moisés Corozo, Cristian Cruz; Jordy Alcívar (TA 52’), Lucas Villarruel (Ezequiel Piovi 81’); José Quintero (Billy Arce 89’), Junior Sornoza (TA 55’) (Franklin Guerra 89’), Jhojan Julio; Cristian Martínez B (TA 95+’)
Goles: Julio 48+’

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Perlaza 7
Caicedo M 6
Corozo 6
Cruz 7
Alcívar 6
Villarruel 6
Quintero 6
Sornoza 6
Julio 8
Martínez 6
Piovi –
Arce –
Guerra –

Calificaciones Barcelona:
Burrai 6
Velasco 6
Riveros 5
Aimar 6
Pineida 6
Molina 6
Piñatares 6
Castillo 5
Díaz 5
Martínez 4
Álvez 6
Oyola 5
Colmán 6
Preciado –
Angulo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga pro2 12

Drama y Suspenso Hacia Arriba y Abajo

Ya en la recta final del torneo hay más incertidumbres que certezas. La lucha por los premios y castigos que otorga la Liga Pro 2020 es cerradísima y llena de imprevistos, pues varios de los marcadores que se han dado en estas jornadas han resultado increíbles.

Barcelona es líder de la etapa con 25 puntos. Las últimas fechas fueron positivas para los amarillos tras sus triunfos 3-0 ante Macará y 2-0 con Guayaquil City y el empate 1-1 en el Clásico con Emelec, además de aprovechar los resbalones de sus contendientes por la etapa. El regreso de Mario Pineida fue un alivio para el costado izquierdo y Bustos de hecho ha conservado a Velasco regresándolo a su perfil derecho y subiendo a Byron Castillo a labores más ofensivas. Ha llamado mucho la atención el joven volante Nixon Molina. Williams Riveros es un líder indiscutido de su zaga que solo ha encajado 5 tantos en esta segunda etapa, con notables juegos de Javier Burrai también. Además que es otra buena noticia que Jonatan Álvez vuelva a anotar.

Emelec estaba en una racha fabulosa que lo tuvo algunas fechas de puntero y tras su triunfo en Ambato 3-2 frente a Mushuc Runa el panorama lucía alentador, aunque primero tenía que marcar diferencias en el clásico para pensar en una final. La igualdad no fue precisamente el mejor resultado y luego de su caída 3-0 ante Independiente del Valle el camino ya no se ve tan alegre, pues fue absolutamente superado por dicho rival. Por el costado derecho, Romario Caicedo ha sido el dínamo del equipo, mientras que el delantero Facundo Barceló se ha mostrado muy fino frente al arco contrario. La línea de volantes con Sebastián Rodríguez y Dixon Arroyo sostuvo la campaña eléctrica que aún los mantiene con opciones de llegar a una final.

Guayaquil City cuenta con los mismos 22 puntos que Emelec y un gol diferencia inferior de 7 en relación a su rival que lleva 8. Los ciudadanos se vieron favorecidos con el 3-0 por reglamento que se llevaron a su favor tras el impedimento de jugar para El Nacional por temas económicos. Luego derrotaron 3-1 a Liga de Portoviejo y tras caer con Barcelona se vio frenada su carrera, aunque todavía tienen en la mira lo que sería una clasificación histórica a una final. Ángel Gracia con los tiros libres ha afinado aún más su puntería y además es una correcta salida por el costado izquierdo. Entre Luis Cano y Fernando Gaibor se hace un gran trabajo en la media.

La aspiración de Liga Deportiva Universitaria es ser campeón sin final, sin embargo, su caída 2-0 ante Católica y el increíble empate en casa 1-1 cedido ante Liga de Portoviejo han comprometido esa opción y su último resultado positivo había sido el 3-0 con Olmedo. Es cierto que a los albos les ha afectado una serie de lesiones dentro de su plantilla, así como casos de COVID 19. Quien ha estado siempre presente, no solo en el rol titular, sino en el marcador, es el artillero Cristian Martínez Borja, quien se perfila como máximo anotador del 2020.

Durante buena parte del año, Deportivo Cuenca fue el principal candidato para descender. En estos momentos se encuentra en quinto lugar de la segunda etapa con sus sensacionales victorias 1-0 ante Mushuc Runa y 2-1 con Macará que le han permitido dar algunos pasos lejos de la zona de relegación. Gran momento de los atacantes Thiago Serpa y Rafael Viotti, así como el portero Brian Heras. Hay optimismo por su permanencia. Lo de Universidad Católica es absolutamente irregular, pues mientras pierde con rivales “ganables” como Técnico Universitario o Liga de Portoviejo (aunque jugaron de visitantes), también pueden dar exhibición de gran fútbol como en su incuestionable triunfo ante Liga de Quito. Los camarattas lucen cómodos, pues nada parece sacarles de puestos de Copa Libertadores.

Macará está por asegurarse su plaza en Copa Sudamericana y por ello no ha tenido mayores apuros mientras pierde como visitante y gana de local, como en el 2-1 frente a Aucas. Luce como un fin de año relajado para el celeste mientras Roberto Garcés en el mediocampo se erige como su figura. Delfín alzó un poco su cabeza y aunque de nuevo cambió de cuerpo técnico, pues Zahzú renunció tras la goleada ante Palmeiras y bajo la conducción del argentino Horacio Montemurro, tratarán de alcanzar uno de los cupos a Copas Internacionales. Por lo pronto, fueron alivios sus victorias ante Independiente y Olmedo, así como el empate en su visita a Orense.

Independiente ha recuperado terreno y tras sus claras victorias ante Nacional y Emelec, se ha plantado firme buscando de nuevo acceder a Copa Libertadores, aunque de eso parecería que depende de quien sea el finalista. De todas maneras los del Valle terminarían el año con paso firme. Técnico Universitario había perdido la pisada con empate ante Olmedo y Cuenca, más el triunfo frente a Católica le da nuevos aires. Su defensa sigue siendo complicada. Aucas ha sido un equipo de dar espectáculo con marcadores estridentes, pero sus problemas defensivos le han quitado puntos importantes y quedó muy lejos de pelea por la etapa, peligrando de hecho su clasificación a Sudamericana. Orense ha ido sumando empates que le mantienen por lo menos fuera de zona de descenso, aunque con escaso margen para el error.

Olmedo muestra poco fútbol, goles y resultados y eso concuerda con las versiones de malestar en el plantel por asuntos económicos. De todas formas sumó lo suficiente para estar fuera de peligro por el descenso, mas no del todo. Liga de Portoviejo cambió de nuevo de DT y está Pablo Trobbiani en lugar de Zuleta. Es último en la acumulada y con panorama poco alentador. Mushuc Runa no juega tan mal, pero es prácticamente incapaz de asegurar resultados y ahora mira con reojo la zona de relegación ante la mejoría de algunos que parecían desahuciados. La situación de El Nacional es cercana a la catástrofe, tras perder puntos por decisión disciplinaria, cambiar de nuevo de DT, ahora con el legendario José Villafuerte en vez de Edison Méndez y cierta incapacidad para rematar partidos, parece tener la suerte echada, pues está en zona de descenso y con calendario complicado.

Equipo Ideal hasta el momento:

Brian Heras; Romario Caicedo, Williams Riveros, Ángel Gracia; Byron Castillo, Roberto Garcés, Nixon Molina, Dixon Arroyo; Rafael Viotti, Cristian Martínez B., Facundo Barceló

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
clasico astillero 2

Clásico Empatado y la Punta en Suspenso

Emelec y Barcelona igualaron 1-1 en juego disputado por la fecha 11 de la segunda etapa del Torneo Ecuatoriano de Primera División en el Estadio George Capwell de la ciudad de Guayaquil.

El último Clásico del Astillero del año se configuraba apasionante y espectacular, pues con ambos clubes igualados en puntos y gol diferencia, tratando de adueñarse de la etapa, no podía esperarse otra cosa. En el caso del bombillo, se sentía la ausencia de Bryan Carabalí y su reemplazo fue el africano Bangoura. Barcelona por su lado presentó la novedad de ubicar a Byron Castillo unos metros más delante de su posición habitual. También fue la primera vez que se uso VAR en un juego de liga ecuatoriana, aunque no tuvo mayor protagonismo.

El juego tuvo un arranque intenso, aunque eran los amarillos quienes actuaban con más peligro siendo los desbordes de Castillo la principal arma, sumado al criterio y remates de Martínez. Emelec por su lado mediante presión en campo rival buscaba el error de los defensas canarios que no estaban del todo asentados. Cuando los azules decidió adelantar líneas, Rodríguez y Arroyo desde la media y Leguizamón metros más atrás, cortaban toda insinuación ofensiva de su rival. La presión azul dio sus frutos cuando Facundo Barceló (13 min.) aprovechó un mal despeje en área rival para abrir el marcador.

A Barcelona le costó sacudirse del tanto millonario y buscó el empate con acciones bastante entrecortadas y más “a la brava”. Barcelona persistía en el atropello y obligaba a los jugadores de ataque de Emelec a ayudar en labores defensivas. En el mediocampo la disputa era férrea mientras el Ídolo desesperaba un poco por conseguir algún espacio en el camino hacia el gol, por lo que muchas veces se optó por el remate a media distancia, mientras el bombillo era más paciente con el traslado del balón.

La insistencia de Barcelona tuvo su premio cuando Jonatan Álvez (33 min.) anotó el empate luego de una peinada de Velasco a un balón que llegaba desde el córner. El tanto dio mayor confianza al equipo canario, pues empezó a tocar en campo rival con mayor seguridad, causando problemas a lo que era un buen ensamble defensivo millonario. Díaz algo aparecía, mientras Molina se animaba también a colaborar desde su posición metros más atrás. El primer tiempo estuvo a la altura de las expectativas.

En Emelec no había funcionado Bangoura por la banda, por lo que se volvió a utilizar a Carabalí como en juegos anteriores y enseguida se pudo notar la mejoría por la derecha. La dinámica del partido cambió y eran los eléctricos quienes mayormente proponían y los canarios los que aguardaban por el error. Poco después empezaría la serie de variantes típica de este año y llamó la atención la entrada de Cevallos y Quintero en Emelec, por lo que la figura táctica pasaría a ser de línea de 3 en retaguardia.

Los azules continuaron con el demonio de las acciones, buscando sobretodo desde los costados con Carabalí y Romario Caicedo explotando su potencia, mientras en el medio acumulaba jugadores, lo que hacia que Barcelona prefiera los envíos largos cuando se disponía a atacar, aunque eso iba sucediendo cada vez menos, limitándose a buscar alguna distracción vía pelota detenida principalmente.

Antes del último cuarto de hora Barcelona hizo un cambio importante que fue la entrada de Colmán y con ello mejoró su peso ofensivo. Daba la sensación que en cualquier momento llegaba el tanto amarillo, pero en su mejor momento, una incursión de Caicedo terminó en falta penal sobre él, mas el lanzamiento fue estrellado en el horizontal por Barceló. Tras el penal errado el juego desembocó en desesperados intentos de llevarse la victoria por cada equipo que no terminaron progresando. El empate dejó a la definición de la etapa aún en suspenso.

 

EME: Pedro Ortiz; Romario Caicedo, Marlon Mejía, Aníbal Leguizamón (TA 28’), Óscar Baguí (José Cevallos E. 62’); Dixon Arroyo (TA 37’), Sebastián Rodríguez, Lass Bangoura (Bryan Carabalí 45’) (TA 55’), Bryan Cabezas (Joel Quintero 62’); Roberto Ordóñez, Facundo Barceló (TA 61’)
Goles: Barceló 13’
BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco, Darío Aimar, Williams Riveros, Mario Pineida (Cristian Colmán 75’); Bruno Piñatares (Matías Oyola 90’), Nixon Molina (Jefferson Orejuela 62’); Byron Castillo, Damián Díaz, Emmanuel Martínez (Adonis Preciado 90’); Jonatan Álvez (TA 68’)
Goles: Álvez 33’

Calificaciones Emelec:
Ortiz 6
Caicedo 7
Mejía 5
Leguizamón 6
Bagüí 6
Arroyo 7
Rodríguez 6
Bangoura 3
Cabezas 5
Ordóñez 5
Barceló 6
Carabalí 6
Quintero 5
Cevallos 5

Calificaciones Barcelona:
Burrai 6
Velasco 6
Aimar 5
Riveros 6
Pineida 6
PIñatares 5
Molina 7
Castillo 7
Díaz 4
Martínez 6
Álvez 6
Orejuela 5
Colmán –
Oyola –
Preciado –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga pro 2da 9

Emelec se Metió a la Pelea

Ahora que faltan 6 fechas para que termine la temporada regular del torneo ecuatoriano, la incertidumbre permanece y de hecho se agudiza. Tanto en la zona de premios como de castigos está muy complicado establecer patrones y crear algún pronóstico. Seguro el desenlace será infartante.

Por el momento, Emelec tomó la punta de la segunda etapa con 18 puntos y gol diferencia positivo de 10. Luego de un amargo empate en casa 1-1 con Técnico Universitario, los azules se apuntaron 2 victorias sensacionales, 2-1 de visitante con Liga de Quito y 3-2 con Delfín de local, ambas remontando marcador y anotando los goles decisivos en el último minuto, lo que no solo le ha hecho sumar 6 puntos clave, sino que sirve de mucho para el momento anímico que no era el mejor en el año. Sebastián Rodríguez se ha convertido en el director de orquesta del medio campo, mientras que Facundo Barceló continúa sumando goles y Aníbal Leguizamón es líder en defensa. Entre la nómina local, Joao Rojas y Roberto Ordóñez son peligrosos cuando se requiere, mientras Romario Caicedo por su costado ha dado el dinamismo que el bombillo requiere. Aún estará por ver el aporte que podría ser la excéntrica contratación del guineano Lass Bangoura.

Barcelona tiene los mismos 18 puntos que el bombillo, pero gol diferencia de 8 que lo dejan en el segundo lugar. Se dice que de pronto desaprovechó la oportunidad de despegarse en el primer lugar, pues apenas pudo empatar 1-1 con El Nacional y Orense 0-0, clubes que están peleando descenso, mientras venció 2-0 a Deportivo Cuenca en un juego que debió terminar con una diferencia más amplia. El Ídolo ha tenido algunos problemas ofensivos y defensivos, pero ha encontrado en Nixon Molina el recambio adecuado en zona de volantes y es quien sostiene el ritmo de juego, siendo tal vez el protagonista menos esperado. El otro jugador que sigue mostrando buen nivel es el lateral Byron Castillo y Williams Riveros está en su momento más concentrado liderando la defensa.

Liga Deportiva Universitaria cayó al tercer lugar y es por el momento el equipo más afectado por la combinación de convocatoria a la selección más la pandemia, lo que le ha hecho perder varios elementos titulares. Alcanzó para asestar un 4-1 en el súper clásico capitalino al Aucas de la mano del intratable goleador, Cristian Martínez Borja. Sin embargo, la caída a último minuto frente a Emelec 2-1 y el abúlico empate 1-1 con Guayaquil City sembraron cierta incertidumbre a una campaña que parecía destinada a dejar al torneo sin final. Pedro Perlaza parece haber llegado de la titularidad en selección con renovados aires. Básicamente para la “U” queda esperar la recuperación de su línea titular y reconocer que no era tan cierto aquello de los “2 equipos”.

Guayaquil City se mantiene en el pelotón puntero. Tuvo complicados empates a un gol ante Liga y Delfín (este último de visitante), además de un laborioso triunfo de 3-2 ante Mushuc Runa. Aún está en el pelotón puntero, con 16 puntos y ha caído muy bien la llegada de Fernando Gaibor a sus filas, apoyando a los volantes de avanzada: Luis Cano, Michael Hoyos y Jose Ayoví. El cuadro ciudadano por lo pronto es uno de los equipos más interesantes del torneo, siempre tratando de buscar el arco contrario sin perder el orden. Son los mejores momentos de la escuadra de Pool Gavilanez y restará por saber si puede dar una sorpresa. De momento está fijo en zona de torneos internacionales.

La inconsistencia de la campaña de Universidad Católica no le permite pelear un poco más arriba en la etapa, venció a El Nacional con un claro 2-0 pero no tuvo buenas presentaciones ante Olmedo (derrota 2-1) ni Mushuc Runa (1-1 de local). Así ha perdido puntos que le podrían costar caro, aunque al momento se mantiene en zona de Copa Libertadores. Juan Manuel Tévez es su mayor referente de ataque. Macará recuperó el paso después de vencer en el clásico ambateño 1-0 a Técnico Universitario y sufrir para vencer 1-0 a Liga de Portoviejo. Justo a tiempo para recuperarse de la amarga caída como local ante Orense y agarrar algún impulso para pelear por los premios de la temporada.

Dentro de los equipos que pelean descenso, el que ha dado mejores pasos sin duda ha sido Orense. Con triunfazos como visitante, 1-0 ante Mácara y 2-1 con Liga de Portoviejo ha salido de la zona roja y de hecho en la segunda etapa está en puestos de avanzada. Ha llamado la atención Eder Cetre, quien ha regulado el medio sector de un al momento correcto equipo machaleño que finalmente pudo resistir en el 0-0 ante Barcelona y con Rolando Silva sólido en el arco. Deportivo Cuenca logró una angustiosa victoria 2-1 con Delfín y un impresionante empate 3-3 con Aucas que lo han hecho seguir sumando al Expreso, más su campaña en la primera etapa fue tan mala que aún sigue en zona que lleva a Serie B.

Aucas es uno de los equipos más atractivos del torneo sin duda, pero su defensa tiene serios problemas, lo que evidencian los 10 goles recibidos en las 3 últimas fechas. Sin embargo, los juegos de 3-3 frente a Independiente y Cuenca fueron memorables. Olmedo tenía un juego prolijo y de resultados que se frenó con al derrota ante El Nacional de local, partido en el que se notó la ausencia de su manija, Willian Cevallos. El gol se ha ausentado del lado de Técnico Universitario y sus derrotas ante Independiente y Macará lo han dejado fuera de la zona de torneos internacionales en la que ha permanecido por buena parte de la temporada. Independiente del Valle luego de la increíble caída ante Liga de Portoviejo parece reaccionar y al menos volvió a vencer al rodillo de Ambato, mas parece sigue en modo Libertadores el equipo de Sangolquí

Delfín no da pie con bola en el torneo. Se le escaparon sobre la hora resultados ante Deportivo Cuenca y Emelec, puntos que lo dejarían tras algunas temporadas sin jugar torneos internacionales. Además, aún tiene al frente el reto copero. Mushuc Runa no puede ganar, pero sigue siendo incómodo para quien se encuentre en mala tarde, como lo pudo ser Católica en la última fecha. Muriel Orlando sigue siendo el goleador destacado. El Nacional parecía no tener mayor reacción hasta su victoria en Riobamba de último minuto por 2-1 ante Olmedo, no sin antes volver a cambiar de cuerpo técnico. Salió Pato Rodríguez y ascendió como principal el gran Edison Méndez en su primera intervención como Director Técnico de Primera División. Liga de Portoviejo había conseguido un increíble triunfo agónico 3-2 ante Independiente del Valle, pero volvió a caer y Zuleta fue reemplazado por Pablo Trobbiani en el banquillo. Está en último lugar en ambas tablas y parece el máximo candidato a descender.

Equipo ideal al momento:

Rolando Silva; Pedro Perlaza, Aníbal Leguizamón, Byron Castillo; Romario Caicedo, Nixon Molina, Eder Cetre, Fernando Gaibor, Joao J. Rojas; Cristian Martínez B. Facundo Barceló

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
serie a 2da 6

¿Nos Quedaremos Sin Final?

Avanza el torneo ecuatoriano de Primera División con un calendario bastante comprimido. Así como los tiempos son estrechos, también lo es la tabla de la segunda etapa donde hay varios equipos pugnando por ganarla.

 Por gol diferencia, Liga Deportiva Universitaria se tomó la punta de esta mitad de la temporada. El mejor resultado para sus aspiraciones fue el 2-2 arrancado en Guayaquil a Barcelona, mientras que los triunfos, 4-0 ante un débil Orense y angustioso 2-1 de visitante con Mushuc Runa dejan sus aspiraciones sanas e intactas. Cristian Martínez Borja está más afilado con el gol que nunca, mientras que el juego de Adolfo Muñoz va creciendo con las semanas y ya le ha valido una convocatoria a selección. Jordy Alcívar supo ser un gran auxilio mientras Piovi no estuvo, Junior Sornoza está en un fino momento en la creación. Con 16 goles a favor, los albos han exhibido todo su poder goleador en la etapa.

Barcelona fue frenado de su gran comienzo etapa. El empate con Liga y la derrota 1-0 ante Olmedo le quitaron la ventaja que había obtenido en su búsqueda de la final del torneo. Recuperó terreno venciendo 2-0 a Independiente del Valle. Damián Díaz sigue siendo conductor y figura en el Ídolo, aunque tal vez su contingente ya no dura los 90 minutos. Williams Riveros es un fortín en la defensa y compensa el mal momento de su compañero Aimar. Byron Castillo continua siendo un baluarte por el carril derecho y Emmanuel Martínez siempre es regular generando jugadas de ataque. Aún tienen el arco menos batido con 3 goles encajados. Al igual que Liga, cuentan con 13 puntos en la etapa.

Emelec va tercero con 11 puntos y 8 de gol diferencia conseguidos con su escalofriante victoria de visitante por 6-0 ante Liga de Portoviejo, pero también el bombillo de visitante sacó un valioso empate 1-1 con Aucas y también pudo hacerse de un elaborado triunfo 2-0 como local ante Católica. Este despertar azul bien puede pensarse posible desde que ubica a 2 delanteros en el 11 abridor, siendo un gran momento de Facundo Barceló quien anotó póquer de goles en Portoviejo. Gran socio para el gol viene siendo Joao J. Rojas, lo que le ha valido convocatoria a la selección, mientras que en defensa se va consolidando Aníbal Leguizamón. Pedro Ortiz especialmente ante Aucas tuvo actuaciones notables.

Guayaquil City se instaló como la gran sorpresa de la etapa tomándose la punta incluso en la fecha 5. Al momento está cuarto con 11 puntos y a su buen mediocampo sumó 2 nombres de peso como Fernando Gaibor y Gabriel Cortez. Luis Cano es un jugador “revulsivo” que siempre cambia el juego a favor del conjunto ciudadano. El tándem entre Michael Hoyos y Gonzalo Mastriani empieza a ser contundente, como en aquel 4-2 triunfante con Aucas. Como visitante logró empatar 1-1 ante Macará y cayó 2-1 en Quito con Católica, mas dejando estela de buen fútbol y prometiendo más.

Universidad Católica no renuncia al fútbol de ataque, pero el tropezón ante Emelec no lo tiene en posiciones más expectantes. Salió victorioso 3-1 ante Independiente y 2-1 con el City. Nazareno Bazán y Facundo Martínez aparecen como figuras, acorde al juego virtuoso que proponen los camarattas y con 10 puntos todavía no renuncian a pelear la etapa. Técnico Universitario también tiene 10 puntos y gol diferencia de 1, siendo superado por Católica en goles a favor. Muy valiosas victorias 1-0 con Mushuc Runa y 2-0 ante Liga de Portoviejo lo tienen expectante al rodillo, para finalizar el encadenamiento de triunfos con el 1-0 de local frente a El Nacional. Llegó el salvadoreño Dennis Pineda para colaborar con el ataque y el retorno de Orlen Quintero ha sido valioso para la ofensiva ambateña.

Aucas es uno de los equipos más interesantes de ver, con una gran capacidad goleadora (14 goles a favor), pero también con un déficit defensivo (12 goles en contra) que le impiden estar más arriba en la tabla, mas es bueno observar que solo están a 4 puntos del líder. Delfín tras sacar su poder goleador ante Liga de Portoviejo (4-2) y El Nacional (3-1), cayó en casa aparatosamente con Macará 2-1 en Manta, lo que no le permite al cetáceo prenderse en la pelea por la etapa y su campaña se sigue mostrando irregular.

Macará tras el triunfo ante Delfín rescató lo que eran momentos sorprendentemente malos cuando cedió puntos con el City y perdió con holgura 3-0 con Mushuc Runa. Aún no tiene problema en la acumulada, donde sólidamente estaría clasificando a Copa Sudamericana. Luego de un arranque prometedor, el Deportivo Cuenca fue cediendo terreno, sobretodo empatando ante rivales directos como Nacional u Orense y así, el Expreso aún no puede salir de zona de descenso. Olmedo tiene resultados tan dispares como perder con Orense o ganarle a Barcelona, con lo que es una incógnita para cualquier rival. José Gabriel Cevallos tiene un buen momento en el arco del ciclón. Mushuc Runa está en el mismo estado cayendo como local y triunfando como visitante, aunque todo eso en el papel, pues no ha salido de la provincia del Tungurahua.

Independiente del Valle se mantiene en un bache en el torneo local sin poder exhibir su poder y apenas ha logrado una victoria en los últimos 3 juegos. Seguramente le ha afectado el trajín copero, las convocatorias a la selección de algunos de sus jugadores e incluso el Covid golpeó sensiblemente a su nómina. Orense volvió a lograr una victoria tras varios meses, pero en la acumulada aún sigue con los mismos 16 puntos que suman los cuadros del fondo de la tabla. El Nacional va 4 juegos son ganar, con su ofensiva en un momento bastante crítico y solo con 2 puntos por encima de quienes están descendiendo. Liga de Portoviejo recibió muchos goles y 2 aparatosas caídas en el Reales Tamarindos que lo bajaron al último lugar tanto de la segunda etapa como en la acumulada. Los criollos cambiaron de estratega y Javier Rodriguez reemplazó a Jorge Montesinos. La Capira también reemplazó a Rubén Insúa por Marcelo Zuleta.

Alineación ideal del momento:

Pedro Ortiz; Byron Castillo, Williams Riveros, Aníbal Leguizamón; Jordy Alcívar, Adolfo Muñoz, Damián Díaz, Luis Cano, Michael Hoyos ;Facundo Barceló, Cristian Martínez B.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc vs ldu

Barcelona Frenado por los Albos

Barcelona y Liga Deportiva Universitaria igualaron 2-2 en juego diputado por la cuarta fecha de la segunda etapa en el Monumental del Guayaquil.

Los amarillos manifestaron su clara intención de dictar las condiciones del partido y pronto se hizo dueño de la pelota ante la sólida muralla de los albos. Liga apenas sí pisaba el área rival vía pelotazo largo y contra, más la defensa canaria tenía en general poco trabajo. Pasado el minuto 20 el partido se fue estacionando en el medio sector y el espectáculo decayó visiblemente.

Liga se fue acomodando mientras alejó al local de área contraria. A la altura de la primera media hora el ritmo era bastante letárgico en el juego y tal vez animado cuando trataba uno u otro equipo sorprender con pelotazo y desborde, algo que mayoritariamente hacía la escuadra local. Cerca del final del primer tiempo Barcelona en algo despertaba, primero hubo la jugada polémica en el que se sancionó a Byron Castillo una simulación de falta penal y después Cristian Colmán (44 min.) tras un pelotazo largo de Martínez abrió el marcador y envió a su equipo al descanso con una ventaja algo justa.

Apenas iniciado el segundo tiempo Barcelona volvió a mostrar velocidad y agresividad por los costados. Así es como Castillo ganando el fondo entró rasante hacia atrás para que Damián Díaz (53 min.) aumente cifras. Liga sintió el golpe y empezaba a equivocar los caminos para sostener la pelota con frecuencia, viéndose necesarios los cambios en la alineación, ingresó Jhojan Julio y llegó el descuento blanco cuando Cristian Martínez B. (65 min.) estuvo atento a un mal despeje de Velasco quien inexplicablemente había impactado el balón en su propio poste.

El gol dio nuevos aires a Liga. El partido se volvió un ida y vuelta, pero era la “U” quien generaba las mejores ocasiones de gol, con lo que pronto cayó el empate. Jordy Alcívar (75 min.) con un remate rasante de 25 metros puso el 2-2 y la tensión en el Monumental de Guayaquil. El cuadro capitalino de hecho remató mejor el juego y bien pudo llevarse la victoria si era más incisivo con la presión que generó y forzaba a errores en la salida canaria. Barcelona se vio frenado en su aspiración por ganar la etapa.

 

BAR: Javier Burrai; Byron Castillo (TA 35’), Darío Aimar, Williams Riveros, Pedro Velasco; Gabriel Marques, Bruno Piñatares (TA 9’) (Matías Oyola 76’); Cristian Colmán, Damián Díaz, Emmanuel Martínez; Jonatan Alvez (Santiago Micolta 74’)
Goles: Colmán 44’, Díaz 53’
LDU: Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza, Franklin Guerra, Moisés Corozo, Cristian Cruz (Luis Ayala 71’); Lucas Villarruel, Jordy Alcívar (TA 27’) (Edison Vega 82’); José Quintero (Jhojan Julio 58’), Junior Sornoza (Billy Arce 82’), Adolfo Muñoz; Cristian Martínez B
Goles: Martínez B. 65’, Alcívar 75’

Calificaciones Barcelona:
Burrai 6
Castillo 7
Riveros 5
Aimar 4
Velasco 5
Marques 6
Piñatares 6
Díaz 7
Martínez 6
Colmán 6
Alvez 5
Micolta –
Oyola –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Perlaza 7
Guerra 5
Corozo 5
Cruz 4
Villarruel 7
Alcívar 6
Quintero 4
Sornoza 6
Muñoz 5
Martínez B 6
Julio 7
Ayala –
Arce –
Vega –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
serie a 2da 12

Punta Amarilla en Inicio de la Etapa

El torneo ecuatoriano no dio mayor respiro y ya está su segunda mitad en disputa. Bien se sabe que el ganador de la misma podrá disputar la gran final de la Primera División ante Liga Deportiva Universitaria y así mismo, los albos buscan alzar la Copa sin necesidad de final. La suma total del torneo dará el resto de premios y castigos.

Barcelona por lo pronto es líder de esta segunda mitad con un desempeño perfecto en el que no solo ha vencido en sus 3 primeros cotejos, sino que no permitió ninguna anotación. Importante también destacar que fueron 2 juegos de visitante, 2-0 ante Técnico Universitario y ante Liga de Portoviejo, así como una victoria algo apretada con Delfín por 1-0. Javier Burrai tuvo un rendimiento espectacular en Portoviejo, mientras Damián Díaz aún luce sus mejores galas en el torneo local. Byron Castillo atraviesa por su mejor momento en el costado derecho y tal vez William Riveros y Darío Aimar no se han visto tan exigidos, pero han ayudado a conservar el cero en la portería.

El segundo lugar de la etapa es para Aucas con 7 puntos. Un empate vistoso 2-2 con Delfín, un triunfo apretado 2-1 ante Técnico Universitario y una exhibición de visitante 4-1 con Mushuc Runa. El cuadro oriental no ha perdido la forma tras la partida de Alvarado y en cambio, parece encontrar poder goleador con Maximiliano Barreiro que viene teniendo una formidable segunda etapa y por el momento es el club más goleador de la misma (8 tantos a favor), además de contar con buenos generadores como Sergio López y Víctor Figueroa. Los nombres y números reflejan el vistoso juego de los ex petroleros.

Guayaquil City marcha con los mismos 7 puntos de Aucas. Inicialmente logró un sensacional triunfo 2-1 como visitante ante Olmedo, después un agónico 1-0 con Emelec y cedió un empate 1-1 con Orense. Un rendimiento llamativo, aunque parece todavía no llegar a la regularidad. Su figura, Gonzalo Mastriani, sigue anotando frecuentemente y tras de él se ha conformado un interesante tridente creativo con Michael Hoyos, Christian Alemán y José Ayoví. Los ciudadanos también tienen una de las mejores defensas del momento, destacando el zaguero argentino Alan Aguirre. Por lo pronto, su puntaje le alcanza para clasificar a torneos internacionales el año próximo.

El propósito de Liga Deportiva Universitaria es claramente es el de dejar al torneo sin final. Comenzó arrollando 5-0 a Deportivo Cuenca, pero sorprendentemente se dejó voltear un 2-0 para terminar perdiendo 3-2 con Independiente del Valle en un partido increíble y después le costó derrotar 1-0 a El Nacional. Lucas Villarruel se va consolidando en el liderazgo del medio sector, mientras Cristian Martínez se consolida como el máximo anotador del torneo, lleva 15 en su cuenta, mientras su mejor socio al momento es Adolfo Muñoz.

Deportivo Cuenca está en un momento crítico. Su posición en la tabla acumulada más los problemas financieros lo hacen candidato de fierro al descenso. Sin embargo en los 2 últimos juegos obtuvo esperanzadores triunfos por 2-1 como local frente a Liga de Portoviejo y 1-0 de visitante con Universidad Católica. Al menos saliendo ya del último lugar de la acumulada. Su goleador, Lucas Mancinelli, ha estado en gran nivel. Universidad Católica por su parte no atraviesa su mejor momento. Además de ceder esa increíble derrota con Cuenca, apenas empató con Orense 1-1 y tuvo problemas para derrotar a Macará. Se va alejando del objetivo de ganar la etapa, aunque se mantiene firme en zona de Libertadores.

A Macará decididamente le está faltando gol en esta segunda etapa en la que solo ha marcado 2, aunque le sigue alcanzando para entrar a competiciones sudamericanas. Ha brillado en el medio sector Roberto Garcés y se ha notado en el hecho que el celeste tampoco se ha visto desordenado. Emelec es octavo con 4 puntos y una curiosa campaña en la que ha convertido solo un gol y también recibido uno. Además de tener también 1 triunfo, 1 empate y una derrota. De todas maneras poco convincente para su afición.

Liga de Portoviejo arrancó prometedoramente goleando 3-0 a El Nacional, pero pronto encajó 2 derrotas que mantienen a la Capira en preocupación, rozando la zona del descenso. Independiente del Valle solo mostró su poder ante Liga de Quito y en más obtuvo 2 sorprendentes derrotas con Mushuc Runa y Olmedo que al menos le mantienen lejos del objetivo de ganar la etapa, aunque con los del Valle nada se puede asegurar. Olmedo ya había empezado a sufrir con el tema del descenso, pero al ciclón lo recuperó el último triunfo con Independiente. Mushuc Runa tuvo una presentación brillante con Independiente y lo demás fueron derrotas, incluso la última ante Aucas bastante escandalosa. Lejos de premios, pero también de castigos.

El Nacional entre problemas administrativos y médicos con su plantel solo logró una victoria con Mushuc Runa más 2 derrotas que le mantienen viendo a la zona de descenso de reojo. Delfín no ha logrado aún vencer en la etapa y al parecer, puso todas sus energías en lograr su épico paso a octavos de final de Libertadores. Orense no juega mal, sin embargo no le alcanza para ganar y consiguió empates con Católica y el City que dejaron una sensación de merecer algo más que el último lugar en la acumulada que ostentan. Técnico Universitario se ha desbarrancado, va último en la etapa con un punto, aunque todavía está en zona de torneos internacionales vía tabla acumulada.

Equipo ideal al momento:

Javier Burrai; Byron Castillo, Cristian Riveros, Alan Aguirre; Lucas Villarruel, Roberto Garcés, Damián Díaz, Adolfo Muñoz, Víctor Figueroa; Maximiliano Barreiro, Lucas Mancinelli

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol