liga2010s

Liga 2010 – 2019: Entre Horas Altas y Bajas

La década que ya finalizó fue una montaña rusa tanto para los hinchas de liga como de la propia institución. Se empezó soñando con un equipo ya avejentado y se pasó por un tumultuoso proceso para recién al final de la misma volver a soñar con el equipo.

En el 2010 el equipo continuó con su racha de victorias locales y nacionales que había empezado en 2007, donde, con un gran equipo establecido a lo largo de este proceso (Domínguez, Cevallos, Araujo, Reasco, Ambrossi, Urrutia, Lara, Calderón) a los que se sumaba Hernán Barcos y Juan Salgueiro guiados por el inefable “Patón” Bauza. Se pudo conquistar tanto la Recopa Sudamericana contra un gran Estudiantes de La Plata y el título nacional vs un Emelec que estaría por dominar la década que estaba iniciando. Consiguiendo llegar a semifinales de Copa Sudamericana, perdiendo frente al Independiente argentino (que logró el título). Previo a la final local, los dos equipos que la protagonizaron se separaron claramente del resto, consiguiendo 92 y 91 puntos en el año, dejando muy por detrás a Barcelona tercero con 73 puntos. La final fue muy reñida, decidiéndose por la gran actuación del partido de ida de Miller Bolaños en Casa Blanca teniendo como resultado la vuelta olímpica de Liga en “La Caldera” del Capwell. Esta final nos dejará en el recuerdo el corte de la transmisión por parte de Ecuavisa y a José Francisco Cevallos pidiendo que lo dejen “putearlo nada más” al juez Alfredo Intriago.

Este sería el último título internacional que conseguiría Liga

Este sería el último título internacional que conseguiría Liga

Luego del gran 2010, el 2011 empezó con todo para el cuadro Albo, sumando al “Equi” González, que armó una dupla maravillosa con Hernán Barcos para deleite de la hinchada. Liga ganó su grupo en Libertadores, con sendas goleadas a Independiente de Argentiana (3-0) y al futuro finalista del torneo Peñarol (5-0), y consiguiendo el segundo lugar en la primera fase del torneo local a 4 puntos de Emelec. En Libertadores perdería en 8vos frente a un gran Velez Sársfield. Para la segunda mitad del año, Liga se centraría en la Copa Sudamericana, llegando a la final donde perdió contra la Universidad de Chile, dejando de lado al propio Velez Sársfield en una llave inolvidable para los albos, donde cobraron revancha del por entonces equipo de Gareca venciendo tanto en Quito como en Buenos Aires. Por esto, consiguió solamente el 4to lugar en la 2da etapa del campeonato local, quedando fuera de la Copa Libertadores 2012 frente a El Nacional en una llave de desempate.

Para el 2012 la directiva inició un proceso de renovación, trayendo muy buenos jugadores de otros equipos que no rindieron. Así mismo, tras la partida del “Pirata” Barcos y otros se llevó de regreso a Claudio Bieler, Edison Méndez y Damián Manso. Sin embargo, este proceso no fue fructífero, ya que pese a la no participación en el contexto internacional, se consiguió apenas el tercer lugar del torneo local, quedando a 14 puntos del campeón Barcelona en un año que no dejaría mucho para la institución y marcaría el inicio de una larga transición, donde no se peleó por cosas importantes y se fue dejando atrás la gloriosa generación de jugadores que tanta alegría trajeron a la institución.

En 2013 fue un paso más de esta transición, con jugadores interesantes en el equipo (como el central Ignacio Canuto) pero un rendimiento general mediocre en donde se disputó hasta el final la primera etapa contra Emelec, pero cayendo de picada en la segunda, consiguiendo apenas el noveno lugar, obteniendo la sexta posición en la tabla acumulada que dejaría al equipo blanco nuevamente sin competencias internacionales para el año que venía. Como nota, se puede decir que en esta temporada Luis Saritama se “cambió de bando”, dejando el Deportivo Quito para vestir los colores de Liga, tradicional rival del “Quito”.

Para 2014 llegó a Liga el ex DT de Barcelona, Luis Zubeldía, sin embargo, continuaba esa transición del equipo, dejando pocas cosas que rescatar ubicándose en cuarto lugar global en el torneo, lejos de los 3 primeros y retornando a la lid internacional para la Copa Sudamericana 2015. Edison Méndez y Paúl Ambrossi abandonarían definitivamente el equipo. En 2015 Liga volvería a ser un equipo competitivo, desarrollando la idea de Zubeldía, tras 3 años de no conseguir resultados significativos, consiguiendo llegar a octavos de final en Copa Sudamericana, quedando fuera contra el River Plate argentino y tras un gran torneo, llegando a una final nacional después de un lustro, enfrentándose nuevamente a Emelec, quien pudo sacarse la espina del año 2010, dando la vuelta en Casa Blanca.

Sí. Jonatan Álvez jugó en Liga ... Por si no se acordaban

Sí. Jonatan Álvez jugó en Liga … Por si no se acordaban

El 2016 demostraría que lo de 2015 fue solo un espejismo, trayendo a Claudio Borghi para reemplazar a Zubeldía, quien se había marchado. Fue un año nefasto, con muchas fechas del mismo peleando cerca de la zona del descenso y quedando en último lugar en el grupo de Copa Libertadores, dejando a Borghi de lado y reemplazándolo con el uruguayo Álvaro Gutiérrez, quien igual sería apartado para que Alex Aguinaga se sume a la dirección del equipo. A fin de año se obtendría el 5to lugar en la clasificación, clasificando a la Copa Sudamericana 2017.

Para 2017 se iniciaría la etapa en la que continúa actualmente el club, contratando a Pablo Repetto para la dirección técnica a mediados de año y despidiendo a fin del mismo a Norberto Araujo como el último referente de la “Época de Oro” del club universitario. Sin embargo, retornó Hernán Barcos y jóvenes talentos se fueron consolidando en el equipo como Jefferson Intriago y los hermanos Julio. En el torneo local se empezó lento bajo la dirección poco acertada de Gustavo Munúa y no se mejoró mucho al final del año, teniendo el octavovo lugar como resultado y clasificando a la Copa Sudamericana del año siguiente, luego de un repechaje vs el campeón de la Serie B, Técnico Universitario. En lo internacional, se avanzó hasta octavos de final, donde por errores propios de un equipo joven, Liga quedó fuera vs el Fluminense brasileño.

2018 marcó el fin de casi una década de intentos de renovación, con un título nacional, nuevamente conseguido frente a Emelec, con un equipo renovado y consolidado, con una línea vertebral imponente: Gabbarini-Guerra-Orejuela-Barcos/Anangonó, con mucho peligro en el juego por las bandas con los hermanos Anderson y Jhojan Julio a muy alto nivel y el “Chiqui” Guerrero luciéndose, siempre con personal complementario de primer nivel. En el plano internacional, nuevamente se llegó a octavos de final, esta vez perdiendo frente a los colombianos de Deportivo Cali.

En el 2019, para cerrar la década, se mantuvo la base del equipo, teniendo como máxima incorporación a Antonio Valencia, apostando por un equipo competitivo para repetir la buena actuación a nivel local y llegar más lejos a nivel internacional. Lo segundo se consiguió, teniendo una muy buena campaña en Copa Libertadores, alcanzando los cuartos de final (por primera vez en esta competición desde el título alcanzado en 2008) perdiendo contra Boca Juniors. En el plano local, fue siempre un equipo competitivo, pero no deslumbrante. Obtuvo el título inaugural de la nueva competición “Copa Ecuador” venciendo en la final a Delfín. En el torneo de LigaPro, clasificó a la fase de playoffs apenas en 7mo lugar, pero venciendo tanto en cuartos de final (Universidad Católica) y semifinales (Aucas) mostrando el mejor fútbol del año. En la final se volvió a enfrentar a Delfín, y tras dos 0-0 en partidos cerrados donde mostró mejor nivel que el rival y no pudo concretar frente al arco rival (contrario a lo sucedido en Copa Ecuador). La serie llegó a los lanzamientos desde el punto de penal, donde se marcaron solamente 3 goles de 10 lanzamientos en los dos equipos, Liga fallando 4 consecutivos y con Delfín consagrándose y dándole la primera copa al fútbol manabita.

Los 2010s dejaron a Liga con 3 títulos nacionales (2 Ligas y 1 Copa Ecuador), 2 subtítulos nacionales, 1 Recopa Sudamericana y 1 subtítulo de Copa Sudamericana, 4 participaciones en Copa Libertadores (1ra fase, Fase de Grupos, 8vos de Final y 4tos de Final) y 5 en Copa Sudamericana (3 Octavos de Final, una Semifinal y una Final).

Una alineación de la década sería esta:

Adrián Gabbarini; Néicer Reasco, Norberto Araujo, Franklin Guerra, José Quinteros; Johan Julio; Jefferson Intriago, Jefferson Orejuela, Ezequiel González; Juan Luis Anangonó, Hernán Barcos

DT: Edgardo Bauza

 

Foto principal tomada de 365LDU

campeones 2019

De Novatos a Campeones

El fin de la década de los años 2010 marcó historias de gloria para equipos de los que hace 10 años hubiera sido imposible de predecir. En 2019 vimos consagrarse campeones a Independiente del Valle y Delfín y vamos recordar el camino a la fama de estos clubes.

 

Independiente José Terán llegaba a Primera División del fútbol ecuatoriano en el 2010 aportando una sede completamente nueva a la competición como Sangolquí. Tras una vida institucional mayormente ligada al fútbol amateur y semi profesional, los de azul y negro “se presentaron en sociedad” con un proyecto con plazos distantes. Se podía ver en las inmediaciones del aún hoy elemental estadio General Rumiñahui el lema de “futuro campeón del Ecuador”, que sonaba osado, pero quedó corto.

Las primeras temporadas fueron complicadas para los vallenses en 2010 y 2011 salvándose por unos pocos puntos del descenso. En la dirección técnica estuvieron Julio Asad y Carlos Sevilla mientras su plantel de jugadores tenía a varios experimentados sin mayor fama y a pocos de su posterior famosa cantera. Destacó sin embargo Narciso Mina como goleador. Ya se hablaba del centro de alto rendimiento del club. Un complejo deportivo con las mayores facilidades para el cuidado de deportistas, especialmente en formación, y una organización enfocada al crecimiento de nuevos talentos.

indi 2013

El 2012 fue un año distinto en el que fueron destacando figuras como Junior Sornoza o Daniel Angulo y estuvieron cerca incluso de ganar la primera etapa de dicha temporada. Finalmente se ubicaron quintos y con ello accedieron a su primer torneo internacional. A mediados de este año arribó a la dirección técnica un hombre clave para la historia del club como es el uruguayo Pablo Repetto.

2013 es la definitiva inclusión de Independiente en el protagonismo. A nivel local fue un torneo dominado de punta a punta por Emelec, pero entre “el resto” sobresalió por su constancia el equipo de azul y negro que acabó el torneo en segundo lugar de la tabla, lo que le daría su primera clasificación a Copa Libertadores. Se visibilizaron nombres que ahora son costumbre en el balompié local como: Mario Pineida, Luis Caicedo, Luis Ayala, Jefferson Orejuela, Jonathan González. Todos ellos liderados por el experimentado portero paraguayo Librado Azcona. En Sudamericana eliminaron a Deportivo Anzoátegui pero cayeron ante la Universidad de Chile.

 Mientras en el 2014 estuvieron cerca y lejos del título nacional, pues en ambas etapas finalizaron segundos, lo que no los habilitó para disputar una final, pero sí para jugar una nueva Libertadores, en el citado máximo torneo continental estuvo a punto de eliminar en Fase de Grupos a San Lorenzo, equipo que posteriormente se consagraría Campeón de la edición. Se recuerda el increíble 5-4 con el que derrotaron como visitantes a Unión Española de Chile y también se midieron con Botafogo de Brasil venciendo de locales y cayendo de visitantes. También ese año disputó la Sudamericana superando en Primera Fase a Trujillanos para después caer ante Cerro Porteño. Desde esta temporada su nombre oficialmente pasó a ser Independiente del Valle. El 2015 fue similar. Un equipo estable y temible que fue el mejor de los que no disputaron el título. En Libertadores fueron eliminados por Estudiantes de La Plata.

indi libertadores

2016 sería un año muy especial, no tanto por lo realizado en el torneo local, donde finalizaron cuartos, sino mas bien por su espectacular campaña en Copa Libertadores, torneo en el que accedieron a jugar la final ante el asombro del mundo. Con algo de fortuna en la llave de primera fase cuando superó a Guaraní luego que el rival fallara un penal en el último minuto, accedió a los grupos para jugar con Melgar, Atlético Mineiro y Colo-Colo. En el último juego del grupo consiguió ante los chilenos un agónico empate de visitante que los llevó a octavos de final y una historia memorable.

 En octavos de final debía enfrentar a River Plate y previo a ello la costa ecuatoriana sufrió la más grande tragedia natural en décadas que fue el terremoto entre Esmeraldas y Manabí. Independiente, demostró aquí su gran sentido de oportunidad, compromiso y también mercadeo al invitar a la gente a asistir a su juego ante River con el fin de recaudar ayuda para los damnificados por el desastre. El resultado no pudo ser mejor: una afición conectada y entusiasta, una ayuda efectiva para los necesitados y una histórica victoria ante el poderoso club de la banda.

Independiente prometió seguir donando sus ingresos por taquillas y así superó en cuartos de final vía penales a Pumas UNAM y en semifinales a Boca Juniors con una victoria memorable en Buenos Aires. En la final ya no pudo ante un poderoso Atlético Nacional, pero quedó en la historia como un ejemplo de crecimiento y solidaridad. Esta fue la alineación que disputó la final de la Copa:

Librado Azcona; Christian Núñez, Arturo Mina, Luis Caicedo M., Emiliano Tellechea; Mario Rizotto, Jefferson Orejuela; Julio Angulo, Junior Sornoza, Bryan Cabezas; José Angulo.

 

Desde la segunda mitad de 2016 Independiente experimentó el constante desmembramiento de su plantel fruto de la proyección internacional que iban logrando sus jóvenes talentos. Así como migraron los finalistas de América, surgieron jóvenes figuras como: Gustavo Cortez, Billy Arce, Jhegson Méndez, Gonzalo Plata, Stiven Plaza, Moisés Ramírez. También Repetto se había marchado y su reemplazo fue el colombiano Alexis Mendoza. Entre 2017 y 2018 la historia se repetía: promoción de figuras, equipos que brillaban pero no se consolidaban por su constante rotación. En Libertadores no llegaron a fase de grupos. Pudieron superar a Municipal d Perú, pero no pudieron ante Olimpia o Banfield

 Pasaron por su banquillo Gabriel Schurrer e Ismael Rescalvo, quien a mediados de 2019 dejó el plantel para sumarse a Emelec. Su reemplazo, Miguel Ramírez, tendría la oportunidad de pasar a la gloria. En el torneo local hizo una campaña buena aunque no brillante, pero en Sudamericana empezó a parecer imparable. Eliminó a Unión de Santa Fe, aplastó a Universidad Católica de Chile, superó a Caracas, doblegó a históricos como Independiente de Avellaneda y Corinthians y siendo protagonista de la primera final continental a juego único, venció 3-1 a Colón de Santa Fe en Asunción para coronarse campeón de este torneo continental. Esta es la alineación que conquistó América:

 Jorge Pinos; Anthony Landázuri; Fernando León, Richard Schunke, Luis Segovia; Cristian Pellerano, Alan Franco, Efrén Mera; Cristian Dájome, Gabriel Torres, Jhon Sánchez

 

La historia de Delfín tiene otros caminos. En 2010 el conjunto cetáceo se encontraba en Segunda Categoría y en estado calamitoso. En aquel año tomó la presidencia del plantel Honorio Cevallos, cuyo trabajo de reorganización vio frutos en 2011 al ganar el torneo provincial. Éxito que Don Honorio no pudo disfrutar, pues fue asesinado en aquel año. Delfín siguió intentando volver a Serie B hasta conseguirlo en 2013 en un increíble juego ante UIDE de Quito. Otro éxito que tuvo una tragedia en el camino: el asesinato de su defensa y capitán Freddy Castillo.

Delfín con 8 jugadores saltó al campo de juego y cayó ante el Halley de Jipijapa

Delfín con 8 jugadores saltó al campo de juego y cayó ante el Halley de Jipijapa

 

La temporada 2014 no fue muy grata. En ese año asumiría el máximo cargo directivo el economista José Delgado, quien conseguiría el ordenamiento y financiamiento necesarios para una versión fortalecida de un equipo que nunca se distinguió precisamente por su protagonismo. La temporada 2015 fue mucho más exitosa, pues el elenco de Manta se consagró campeón de la Serie B y eso lo habilitó para jugar en la Primera Categoría del fútbol ecuatoriano tras 15 años de ausencia. Durante este ascenso e inicios de su vuelta a Primera estuvo a cargo de la dirección técnica Fabián Bustos. Quien se haría un nombre en la historia años después.

El inicio de la temporada 2016 parecía prometedor para Delfín, pero entonces le tocó afrontar la tragedia nacional: el terremoto lo desarmó como plantel, pues muchos prefirieron renunciar tras el enorme susto, además de no poder ser local durante buen tiempo en el Estadio Jocay. Llegó Octavio Zambrano a enderezar la campaña, pero no fue suficiente. Tuvieron al goleador de dicho torneo: Maximiliano Barreiro.

delfin 2017

El 2017 se hablaría del sorprendente Delfín. Con una impresionante campaña de más de 20 juegos invicto, ganó la primera etapa y consiguió boleto a Copa Libertadores. Destacó la solidez defensiva con Pedro Ortiz en el arco, Jhon Chancellor y Francisco Silva de defensas y Matías Duffard en la media, aunque del otro lado su arma fue uno de los tándems goleadores más importantes de la década: Carlos Garcés y Roberto Ordóñez. En el segundo semestre les faltó aire y en la final fueron fácil presa de Emelec, mas algo de historia se había hecho. La temporada fue dirigida por el uruguayo Guillermo Sanguinetti.

Delfín en su primera incursión en Libertadores tuvo que medirse ante históricos como Bolívar, Atlético Nacional y Colo-Colo. Consiguió un hito histórico logrando de visitantes una victoria frente al club chileno mas no alcanzó para seguir en competición. A nivel local, tras la salida de Sanguinetti, asumió la dirección técnica Fabián Bustos, con los suficientes arresto para finalizar en cuarto lugar la temporada local 2018 y clasificar de nuevo a Libertadores donde superó a Nacional de Paraguay pero no pudo con Caracas.

 La temporada local 2019 fue la destacada. Delfín bajo el formato de play-offs se mantuvo siempre en zona de clasificación con una campaña sumamente regular finalizando la primera etapa de la liga en cuarto lugar. En la naciente Copa Ecuador había eliminado épicamente a Barcelona y perdió con Liga de Quito una final repleta de drama y polémica. De vuelta a la liga, Delfín tuvo el honor de derrotar al recién consagrado campeón sudamericano Independiente del Valle y al mejor de la fase regular que fue Macará. En una nueva final con Liga el drama alcanzó los penales en los cuales Delfín se consagró como primer campeón manabita de un torneo ecuatoriano. La alineación campeona fue la siguiente:

 Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno; Edison Caicedo (David Noboa), Bruno Piñatares, Sergio López, Robert Burbano C. (Francisco Mera); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez

 Independiente del Valle y Delfín afrontarán este 2020 la fase de grupos de Copa Libertadores. Veremos si en la década continúan con esta viada, si les deparan rumbos aún mejores o el ocaso.

 

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
nacional tucumán

El Nacional y los Años 2010: Una Década Perdida

Los años 2010s fueron por lejos las más tristes para la historia de la institución criolla. La década deja pocas alegrías y un notable desprestigio de un equipo que en algún momento tuvo una historia gloriosa. Es bueno repasar que pasó en estos últimos 10 años con el Club Deportivo El Nacional.

 El cuadro militar arrancó la década tratando de sacudirse de un mal 2009 que fue un preludio los actuales tiempos oscuros. Había contratado a Jorge Luis Pinto, prestigioso técnico colombiano que no tuvo la suficiente fortuna ni conexión con su plantel y duró media temporada tras un rendimiento insatisfactorio de sus dirigidos. Su reemplazo fue el uruguayo Mario Saralegui, quien al menos logró rematar decentemente el 2010 teniendo como figuras a Marwin Pita, Michael Jackson Quiñónez y Edison Preciado. Pinto 4 años más tarde llegaría a cuartos de final del Mundial con Costa Rica.

De la mano de Saralegui en 2011 Nacional cumplió uno de sus años más felices de la década. Con una campaña sólida aunque distante de los equipos que disputaron la final del torneo (Deportivo Quito y Emelec). Pudo aprovechar la coyuntura de una Liga Deportiva Universitaria apaleada por su apretada agenda nacional e internacional y arrebatarle el cupo a Copa Libertadores. Sin duda el jugador estelar de aquel momento fue Juan Luis Anangonó con una importante cuota goleadora.

EL Nacional 2011

El retorno militar a Copa Libertadores fue aparatoso. Victoria mínima 1-0 ante Libertad de Paraguay como local y terrible caída 4-1 en su visita para quedar eliminados en primera etapa. En la temporada pasada había sido negociado al exterior la última gran figura de la cantera: Renato Ibarra, pero pronto se harían manifiestos los errados manejos económicos más el golpe que había sido la discontinuidad de la obligación de aportar parte de su salario al club por parte de los miembros de las Fuerzas Armadas. Saralegui sería apartado de la dirección técnica en media temporada 2012 y su reemplazo fue Sixto Vizuete.

El “Príncipe de Guaytacama” poco pudo hacer con un plantel que estaba más preocupado en su supervivencia que en el juego. Encajó una serie de derrotas que comprometieron a la divisa criolla con un descenso. Vizuete ni siquiera pudo finalizar la temporada y el cuerpo técnico interino comandado por un histórico del club como Orlando Narváez evitó la humillación de la Serie B tras un dramático triunfo como visitante ante Técnico Universitario, su rival directo de aquel trance, llevando mucho público, tal vez un último atisbo de grandeza.

El 2013 arrancaba con el anuncio de un consorcio extranjero interesado en invertir en el equipo. Ellos llevaron al Ecuador al DT español Manuel Tomé y la experiencia no pudo haber sido peor. Con 4 derrotas en fila, este experimento finalizó y el banquillo lo tomó Carlos Sevilla, quien estuvo hasta mediados de 2014 cumpliendo campañas sin brillo aunque tampoco sin el apremio del descenso.

Sorpresivamente a mediados del 2014 Sevilla deja El Nacional para dirigir a Deportivo Quito. Su reemplazo fue el también ecuatoriano Octavio Zambrano, quien hacía curiosamente su primera experiencia en el país. Importante mencionar que en aquel año hubo un momento histórico con la llegada a la presidencia del club por primera vez de un civil como el Doctor Jorge Yunda, actual alcalde de Quito. En el primer año de su gestión llevó a Carlos Tenorio y Pablo Palacios al equipo y junto a Marwin Pita y Daniel Samaniego hicieron un conjunto ofensivo importante. La promoción mediática orquestada por Yunda hizo volver al hincha criollo al estadio, mas los resultados no fueron del todo satisfactorios y aquella temporada terminó en media tabla.

 nacional 2015

 

En el 2015 los refuerzos rimbombantes de Edison Méndez, Eduardo Morante o Anderson Ordóñez no dieron mayor resultado. Fue cesado el DT Zambrano y llegó Rubén Darío Insúa pero el rendimiento no pudo mejorar. A nivel administrativo el tema no caminaba y esto presionó la renuncia de Yunda al cargo en medio de caos y disputas entre sectores civiles y militares. Entre interinazgos en la dirección técnica, Nacional se salvó de descender porque había clubes en un estado calamitoso en la Primera División como Deportivo Quito o Liga de Loja.

 

La bella Larissa Riquelme fue parte de los intentos de mercadeo de la década

La bella Larissa Riquelme fue parte de los intentos de mercadeo de la década

En 2016 ya era Presidente el General Tito Manjarrez quien gestionó la llegada y continuidad del DT uruguayo Eduardo Favaro y con la suma de jóvenes jugadores del Macará como Michael Estrada y Janner Corozo, más la promoción de la cantera y gente de experiencia como Cristian Lara o Pedro Larrea lograron configurar un club competente que si bien nunca estuvo cerca del título, pudo dar la suficiente pelea para clasificar a Copa Libertadores. El 5-0 asestado a Liga de Quito es de los pocos recuerdos gratos de la década para la hinchada criolla.

Pero en el 2017 ocurriría un evento definitivo para el declive del club en cuanto a moral y prestigio. El Nacional había sido sorteado para disputar con Atlético Tucumán la segunda fase de Libertadores y tras un alentador empate 2-2 en Argentina, la historia parecía ser dulce y a los tiempos el Atahualpa se pintaba completamente de rojo. El conjunto argentino tuvo un problema en su desplazamiento de Guayaquil a Quito y llegaron al juego entre sustos y apuros mientras el inicio del cotejo había sido pospuesto. Tucumán se alzó con una victoria 1-0 calificada como heroica por la prensa Austral pero vista como humillante en el lado ecuatoriano. El descorazonamiento del aficionado se canalizó hacia un divorcio amargo con la dirigencia.

 

La noche triste

La noche triste

La campaña local 2017 había arrancado muy mal, pues Nacional se había desprendido de algunos elementos importantes de la temporada pasada, pero en la segunda logró enderezarse y cumplir con su mejor rendimiento de la década alcanzando el segundo lugar del segundo semestre y quedando cerca de disputar la final. Los resultados no fueron lo único rescatable, pues el cuadro criollo practicó un atildado fútbol de toque a ras y agresivo con un extravagante módulo 1-4-1-4-1 alineando así: Johan Padilla; Rinson López, Franklin Guerra, Luis Segovia, Edder Fuertes; Roberto Garcés; Manuel Balda, Jonathan Borja, Adolfo Muñoz, Alejandro Villalva; Bryan De Jesús (Miguel Parrales).

Pero las penurias económicas se hicieron visibles en 2018. Aquel simpático equipo fue prácticamente deshuesado y no hubo una reacción pronta para recomponerlo. Con retazos, Favaro tuvo que afrontar una Copa Sudamericana donde llegó a segunda ronda superando a San José de Oruro pero eliminándose con Defensa y Justicia. En el plano local fue una sola caída y esta vez del descenso a Nacional lo salvó el cambio de formato del torneo, pues su penúltimo lugar lo obligaba a jugar Serie B en 2019 mas la ampliación a 16 equipos lo puso como “invitado” a la nueva Serie A.

Al menos en la década El Nacional tuvo uniformes bonitos

Al menos en la década El Nacional tuvo uniformes bonitos

En el último año de la década, Nacional llegaba atestado de deudas, un presupuesto muy corto por derechos de TV y su “sanción por descenso”. Sus pocas figuras fueron migrando y se apostó en la dirección técnica por el argentino Marcelo Zuleta, quien con un limitadísimo plantel pasó de ser serio candidato a descenso a por lo menos intentar disputar play-offs. En medio del camino la situación del General Manjarrez en la parte administrativa era insostenible, renunció a su cargo y en nuevas elecciones resultó electa la Doctora Lucía Vallecilla, quien logró conseguir algunos refuerzos que hicieron a Nacional al menos competente, aunque muy lejos de quienes disputaron el título. De lo poco positivo pudo volver a vencer como local a Barcelona y Emelec, tarea que en los últimos años ya parecía imposible.

La caída a los abismos del conjunto criollo se refleja en aspectos como el de selección ecuatoriana. Normalmente El Nacional aportaba con algunos integrantes a selección nacional. En la Copa América de 2011 apenas tuvo un titular dentro del equipo que la disputó que fue el defensa Fricson Erazo y al Mundial 2014 fue llamado el portero Adrián Bone como único criollo en la escuadra tricolor. Del 2015 al presente la presencia del club fue prácticamente nula en selecciones. Nacional siempre se jactó de sus divisiones menores, sin embargo en la reciente selección Sub 20 campeona sudamericana y tercera en el mundo no apareció ningún jugador criollo.

Los 2010s han marcado una era con la aparición y fuerte presencia en redes sociales, en las que El Nacional se ha quedado muy atrás en impacto y seguidores de los otros tres grandes del país (Barcelona, Emelec, Liga de Quito) e incluso está por detrás de los ingeniosos más aún jóvenes de Independiente del Valle. Hablando del club de Sangolquí, este la ha apartado definitivamente del sitial de mejor cantera del fútbol ecuatoriano.

Llegado al 2020 incluso se cuestiona a El Nacional en su calidad de “grande del fútbol ecuatoriano”. Apartado de las producciones mediáticas, con el prestigio por los suelos y franco abandono de la hinchada, podría haber algo de cierto. A la dirigencia y socios les queda el gran pendiente de tener respuestas certeras y creativas para devolver al club a la competitividad, pues corre el riesgo de seguir empequeñeciendo severamente su nombre e imagen.

Los 2010s dejaron a El Nacional 0 títulos, 2 participaciones en Copa Libertadores en las que no supero las fases previas a los grupos y 1 en Copa Sudamericana (segunda ronda).

Una alineación de la década sería esta:

Johan Padilla; José Madrid, Fricson Erazo, Franklin Guerra, Ricardo López; Roberto Garcés; Manuel Balda, Marwin Pita, Jonathan Borja, Cristian Lara; Juan Luis Anangonó

DT: Eduardo Favaro

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
garces

11 Ideal y Anti 11 2019 del Torneo Ecuatoriano

Mientras empiezan a sonar transferencias y cambios de equipo, es bueno recordar a lo mejor del torneo ecuatoriano 2019, campeonato que tuvo la particularidad de contar con temporada regular y play-offs que tuvieron características definidas, y por ello varió mucho el desempeño de algunos futbolistas.

Primero y al más puro estilo de la NBA (?), presentamos el 11 ideal estrictamente de la fase de play-offs.

Pedro Ortiz; Antonio Valencia, Williams Riveros, Franklin Guerra, Giovanny Nazareno; Jefferson Orejuela, Bruno Piñatares, Anderson Julio; Michael Estrada, Carlos Garcés, Cristian Martínez

Y ahora sí el once del año. Iniciamos:

Pedro Ortiz

El portero de Delfín tuvo un brillante cierre de temporada. Siempre fue uno de los mejores porteros nacionales y por ello pronto fue llamado a la selección. Sin embargo, gracias a sus excelente intervenciones en play-offs, especialmente en los partidos finales contra Liga de Quito (cuya defensa también se lleva crédito) y más en específico, al atajar 3 de los 4 penales que desperdició el conjunto albo en la definición del título. Al final de la temporada quedó como uno de los héroes de la misma.

Pedro Perlaza

El lateral derecho del cuadro cetáceo fue una de las gratas revelaciones del 2019 al asumir el reto de la titularidad y desplegó notables condiciones físicas y técnicas al ser siempre sus desbordes un dolor de cabeza para su rival, distribuir la pelota correctamente a sus atacantes y también ser solvente en defensa. Actuaciones que le han servido para pasar de un jugador integrante preferentemente de divisiones de ascenso a ser considerado incluso para la selección nacional.

Williams Riveros

Sin duda el zaguero paraguayo de Delfín es uno de los símbolos reconocibles del actual campeón, no solo por su característica melena, sino estrictamente por el fútbol. De juego recio, fuerte y talentoso en el juego aéreo, fue sobretodo un baluarte en los play-offs y finales, momentos decisivos en los que se mostró impecable. Razones suficientes para integrar el equipo del año.

Franklin Guerra

Por segundo año consecutivo está el zaguero que así mismo cumple su segunda temporada en Liga Deportiva Universitaria, esta vez ejerciendo un rol que implica mayor liderazgo. Tipo confiable sobre el que recaen todas las esperanzas de los esquemas preferentemente defensivos de Repetto. Ha tenido algo de mala suerte a la hora de integrar selecciones nacionales, pero está claro que será uno de los que se tomará en cuenta para eliminatorias.

Giovanny Nazareno

El ya veterano lateral zurdo que ahora juega en Delfín tuvo un espectacular cierre de temporada en el cual no hizo pesar los años en el rendimiento físico y sí en la experiencia a la hora de conducir defensa y ataque del actual campeón. Un reconocimiento que no deja de ser bueno para una carrera larga aunque irregular, la cual va teniendo brillantes páginas finales.

Jefferson Orejuela

Es uno que vuelve a esta lista, aunque vistiendo una camiseta diferente como la de Liga Deportiva Universitaria. El aún joven volante ha sido el reloj que Repetto necesitó en buena parte de la temporada, siendo preciso para cortar ataques rivales y el primero en generar ideas ofensivas propias para el equipo constituyéndose en su eje fundamental. Tanto así que en los poco partidos en los que no brilló o no fue parte del plantel, los albos lo sufrieron notablemente. Con nivel suficiente para militar en ligas más competitivas.

Christian Pellerano

Una de las caras más reconocibles en el fútbol en el Ecuador 2019, aunque tal vez su brillo destacó más bien en el ambiente internacional. El volante argentino fue la cabeza visible y voz de la experiencia en el Independiente del Valle campeón de la Copa Sudamericana y así mismo, su don de mando fue reiterado en el torneo local, aunque tal vez no fue suficiente para ganar la exigente liga ecuatoriana. Fue considerado un ejemplo para la joven generación de futbolistas del equipo de Sangolquí.

Anderson Julio

Segundo año consecutivo en el que aparece en la lista este jugador ofensivo de los registros de Liga. Ha sido un año de maduración para Anderson donde corre algo menos y calcula más. Fue sumamente oportuno a la hora de brindar asistencias para los jugadores del conjunto universitario. Acciones valiosas que condujeron a su club a la final y a este futbolista al balompié mexicano.

Luis Amarilla

El delantero paraguayo de Universidad Católica se consagró como máximo anotador del torneo con 19 goles a su favor en Liga Pro 2019. Con un gran sentido de ubicación e implacable poder para definir, sin lugar a dudas fue una de las grandes estrellas de la Liga Pro. Tal vez la afición se quedó con ganas de más, pero su equipo perdió una increíble llave ante Liga. Del mismo modo, las semanas que “Totín” estuvo alejado por lesiones fueron sufridas por el cuadro camaratta.

Michael Estrada

Era la hora para que el ariete estelar de Macará brille con un talento esperanzador debido a su aún temprana edad. Estrada fue el hombre que impulsó la idea de fútbol de Paúl Vélez no solo con sus goles, sino que también colaboraba con asistencias, corridas y arrastres de marca, haciendo notar multiplicidad de recursos que incluso lo llevaron al rol titular de la selección ecuatoriana.

Carlos Garcés

Cierra el equipo del año el valiente atacante manabita, quien con oportunas apariciones traducidas en goles, dieron a Delfín los puntos necesarios para la disputa del título. Su rol de capitán le sentó perfecto para incluso colaborar con el equipo desde lo anímico y mereció un llamado a Copa América donde eso sí, no le fue tan bien. Fue la imagen del levantamiento de la primera copa del conjunto manabita.

 

Entonces el 11 ideal 2019 queda así:

Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Franklin Guerra, Giovanny Nazareno; Jefferson Orejuela, Cristian Pellerano, Anderson Julio; Luis Amarilla, Michael Estrada, Carlos Garcés

 

MVP: Carlos Garcés

DT: Fabián Bustos

 

Ideal alternativa:

Adrián Gabbarini; Andrés López, Moisés Corozo, Alejandro Manchot, Leonel Quiñónez; Bruno Piñatares, Víctor Figueroa, Jhojan Julio, Fidel Martínez; Rodrigo Aguirre, Raúl Becerra

 

Anti 11

Christian Limousin: Portero argentino que llegó a inicios de año para Técnico Universitario y que prontamente perdió la titularidad en el rodillo tras no ofrecer las garantías que requería el pórtico ambateño. Aunque tampoco estaba acompañado de la mejor defensa.

Alejandro González: El zaguero uruguayo llegó en el segundo semestre a dar experiencia a la zaga de Barcelona, pero nunca fue mejor que los zagueros locales canarios y participó poco del juego.

Nixon Folleco: Titular regular en la zaga de Fuerza Amarilla. Equipo que fue por lejos el más goleado del año y tal vez esa sea la única razón por la que al menos ponemos uno de sus integrantes.

Onofre Mejía: No pudo destacar ni en su paso por Técnico Universitario ni en América, siendo reiteradamente sancionado. Por ello además, se generó el reclamo que dejó al cuadro cebollita sin puntos valiosos para permanecer en la categoría. Claro, mas bien error dirigencial en el que tuvo poco que ver.

Danilo Carrera: El concocido actor ecuatoriano incursionó en el mundo del fútbol profesional, pero sus condiciones revelaron que es mejor que permanezca en el mundo del arte, donde le va significativamente mejor.

Javier Charcopa: Jugador que este año militó en Fuerza Amarilla y que al igual que casi todo el plantel machaleño navegó entre la irregularidad y desprolijidad. Muy lejos del nivel que en algún momento lo llevó a Emelec

Luis Bolaños: El otrora brillante ofensivo que ahora defendió los colores del Olmedo va quemando sus último cartuchos en el fútbol profesional mientras son cada vez más escasas sus ráfagas de buen fútbol.

Marcelo Bergese: Ofensivo que llegó para aportar nombre y experiencia a Mushuc Runa, pero que tal vez no tuvo la suficiente adaptación para formar parte del juego y tuvo pocas oportunidades.

Edison Preciado: Un jugador que sin duda es símbolo para el Deportivo Cuenca pero que en este año significó muy poco para el ataque de un conjunto morlaco que también tuvo que lidiar con problemas de toda índole.

Flavio Ciampichetti: Delantero argentino que llegó a Macará para ser su carta de gol e incluso hizo el primer tanto del torneo pero fue perdiendo espacio hasta que fue totalmente prescindible de su plantel a mitad de año.

 El uruguayo era la esperanza de Gol par aun Barcelona que en principio estaba peleando por el campeonato, pero estuvo lejos de la forma que algún rato lo hizo estrella e ídolo del conjunto canario.

Foto principal tomada de:

El Universo

FyA
final final

¡Delfín es el Campeón!

Delfín y Liga Deportiva Universitaria igualaron 0-0 en duelo disputado por la final de vuelta del torneo ecuatoriano de Primera División. Dicho resultado forzó a los lanzamientos penales donde los manabitas vencieron por 2-1.

El juego definitivo del torneo ecuatoriano tenía a un equipo manabita motivado tras el empate conseguido en Quito y sin mover el 11 presentado en el Rodrigo Paz. Liga por su lado tuvo que ingresar a Luis Caicedo como única variante y tal vez el resultado del choque de ida no pintaba ideal, mas la confianza radicaba en la jerarquía de su plantel y peso de su camiseta.

El juego tuvo un comienzo menos calculado que el primer duelo. Delfín buscaba espacios dejando que Liga se estire en la cancha para buscar sorprender usando balonazos profundos. El local era protagonista, sin embargo resolvía con poca precisión en los últimos metros. Liga trataba de provocar fallas en la zaga central rival también siendo desprolijos en definición.

Tras el ánimo inicial y arribando al minuto 20, el juego pasó a ser más táctico mientras los equipos cerraban espacios. Normalmente Liga trataba mejor la pelota pero la marca de los manabitas era fuerte, el único jugador capaz de romper líneas era Antonio Valencia aunque no había sintonía completa entre lo que creaba y el desarrollo de sus compañeros. Antes del minuto 30 Liga lucía relativamente mejor que el dueño de casa.

En la aproximación al fin del primer tiempo se veía a Liga más segura con su juego que progresivamente arrinconaba a los mantenses. Delfín estaba normalmente lejos del arco de Gabbarini pero en la pelea por el control de mediocampo salía bastante airoso. El primer tiempo fue poco virtuoso en líneas generales.

El complemento arrancó con más bríos del cetáceo sobretodo desde que Perlaza y Burbano se animaron a atacar más por el costado derecho, aunque la consecuencia de este juego era lanzar centros que no llegaban con claridad a sus delanteros. En Liga Anderson Julio tuvo que salir por una lesión y lo reemplazó Ayoví.

La voluntad de Delfín permitió que abran más espacios por los que Liga pudo hacer daño. Después del minuto 70 el juego llegó a un mejor momento en el que tanto quiteños como manabitas insistían con velocidad y balones. De todas formas Liga siempre conducía la pelota con claridad mientras Delfín metafóricamente con uñas y dientes buscaban que su arco quede en cero.

A la recta final del juego Liga llegaba con mejores arrestos físicos y psicológicos y Delfín nunca bajaba la voluntad a pesar de atacar atropelladamente. Empezaba a tener aroma a penales la serie y el sol abrazador de Manta conspiró para que haya más voluntad que fútbol. Con un tempranero fin de tiempo reglamentario se pasó a un momento histórico para el fútbol ecuatoriano.

Por primera vez, un campeón del fútbol local se definía por lanzamientos desde el punto penal y curiosamente casi todos los disparos fueron errados. Ortiz tuvo la tarde de su vida al atajar los penales a Valencia, Ayoví y Martínez.

Delfín por primera vez se ha consagrado campeón del fútbol ecuatoriano y quiebra la hegemonía Quito – Guayaquil desde el 2004.

IMG_20191215_180307

DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno; Edison Caicedo (TA 79’) (David Noboa 83’), Bruno Piñatares, Robert Burbano C. (Francisco Mera 75’), Sergio López (TA 51’); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez
LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Luis Caicedo M., Luis Ayala; Edison Vega (TA 81’) (Jordy Alcívar 85’), Jefferson Orejuela; José Quintero (TA 60’) (Julio Angulo 89’), Jhojan Julio, Anderson Julio (José Ayoví 58’); Cristian Martínez B. (TA 88’)
Penales:
DEL: convirtieron: López, Cangá. Atajados: Piñatares, Garcés. Desviados: Noboa
LDU: convirtieron: Alcívar. Atajados: Valencia, Ayoví, Martínez. Desviados: Caicedo

Calificaciones Delfín:
Ortiz 8
Perlaza 5
Riveros 6
Cangá 6
Nazareno 7
Caicedo 6
Piñatares 6
Burbano 5
López 4
Garcés 4
Ordóñez 5
Mera –
Noboa –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 7
Valencia 6
Guerra 7
Caicedo 6
Ayala 5
Vega 6
Orejuela 7
Quintero 6
J Julio 6
A Julio 5
Martínez B 5
Ayoví 4
Alcívar –
Angulo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final ida

Sonrisa Ligera Para El Cetáceo

Liga Deportiva Universitaria igualó 0-0 con Delfín en juego disputado por la final del torneo ecuatoriano de Primera División en el Estadio Rodrigo Paz de Quito.

La final de ida del fútbol ecuatoriano se configuró con 2 planteles en el mejor momento de la temporada y dando una sensación de clasificar al último duelo con total merecimiento. Tanto albos como manabitas presentaron lo mejor de sus planteles para un enfrentamiento que si bien el elenco de Quito aparecía como favorito por su historia y jugadores experimentados, los de Manta habían expuesto un planteo complicado de descifrar en todo el año.

En el comienzo del partido la iniciativa fue de los de camiseta blanca. Las incursiones principalmente se hacían de derecha hacia el centro donde el tándem entre Valencia y Quintero buscaba penetrar la recia zaga cetácea. Delfín resistió y pronto respondió cuando se juntaron los arietes Garcés y Ordóñez. Liga tenía a Vega y Orejuela evitando la salida de su rival así como proyectándose al ataque, lo que hacía dar la impresión de posesión de balón mayoritaria para la “U”. Antes del primer cuarto de hora Rodríguez tuvo que salir lesionado en Liga.

Liga era notoriamente el dueño de las acciones cuando Valencia rotaba por varios frentes mientras los hermanos Julio relevaban el mismo cambio posicional y así complicaban al labor defensiva de Delfín que multiplicaba esfuerzos vía Edison Caicedo, quien jugó condicionado desde el comienzo. Al aproximarse la media hora de juego Liga había elaborado varias opciones de gol aunque ninguna requirió mayormente el esfuerzo del portero Ortiz.

Delfín pareció cómodo alejado del protagonismo, los embates de Liga persistían, pero los zagueros centrales de Delfín estaban atentos para aliviar rápidamente cualquier noción de peligro. Liga fue sumando más gente en cancha rival sin embargo no era la mejor vía para vulnerar a la visita, más bien cuando el elenco manabita se animaba a gestar algún ataque Liga respondía con algo más de sorpresa. En el primer tiempo se podía decir que los cetáceos cumplieron el plan.

Un inicio de complemento más abierto se pudo observar. Delfín adelantó un par de metros y permitió la aparición de López, además Piñatares tenía bloqueada la zona central por lo que Liga volvió a insistir desde los costados intentando vía centros pescar alguna desconcentración. Liga puso a Ayoví en lugar de Vega para que Valencia por el centro pueda destruir el cerrojo planteado por Bustos. Seguía siendo Liga más peligroso replicando las cada vez más numerosas incursiones de los manabitas.

El complicado duelo táctico de aproximadamente una hora se fue abriendo y la idas y respuestas se tomaron las acciones del partido. La entrada de Ayoví aportó mayor vértigo a los contragolpes universitarios que dieron más de un dolor de cabeza a su rival que había ganado confianza y se plantaba metros más adelante. Liga al ver todos los frentes con obstáculos empezó a buscar los remates de media distancia mientras Delfín permanecía sin cambios en el once inicial.

Liga era el más urgido por convertir un gol y entonces intentó una variante de estilo ubicando a Chicaiza en lugar de Jhojan Julio mas el 10 de Liga pronto saldría expulsado tras no medirse en su comportamiento. Liga arrinconó a Delfín en los últimos minutos y los manabitas no cedieron ante la presión. El 0-0 puede sonar agradable para quienes hoy hicieron de visitante. Más siempre será un resultado abierto.

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez (Luis Caicedo M. 15’), Luis Ayala; Edison Vega (José Ayoví 55’), Jefferson Orejuela; José Quintero, Jhojan Julio (Andrés Chicaiza 79’) (TA 82’) (TR 90’), Anderson Julio; Cristian Martínez B.
DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno (TA 68’); Edison Caicedo (TA 18’), Bruno Piñatares (TA 42’), Sergio López (Francisco Mera 76’), Robert Burbano C. (Diego Corozo 82’); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez (David Noboa 93+’)

Calificaciones Liga:

Gabbarini 6
Valencia 7
Guerra 6
Rodríguez –
Ayala 7
Vega 6
Orejuela 7
Quintero 5
J Julio 4
A Julio 5
Martínez B 4
Caicedo 6
Ayoví 6
Chicaiza 1

Calificaciones Delfín

Ortiz 8
Perlaza 4
Riveros 8
Cangá 6
Nazareno 6
Caicedo 6
Piñatares 7
López 5
Burbano 5
Garcés 4
Ordóñez 5
Mera –
Corozo –
Noboa –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
semis ida

¡Tenemos Finalistas 2019!

Una llave dramática y otra más distensionada se vio en la semifinales de vuelta de la Liga Pro. Nuevamente por un título se enfrentarán Liga Deportiva Universitaria y Delfín. Del mismo modo albos y cetáceos el próximo año pelearán por la Primera Supercopa de Ecuador.

7 de diciembre

Macará 1 (M. Corozo 66’) – Delfín 1 (Ordóñez 53’)
Ambato – Estadio Bellavista

El 2-1 de la ida dejaba un panorama muy abierto, esto entendieron ambos equipos y salieron desde temprano a buscar el arco rival, disponiendo entonces un juego interesante y alternado. La intensidad del compromiso le fue dando más roces al mismo pasado el minuto 20 aunque de todas maneras el partido era fluido y con acciones en ambas porterías dando protagonismo a ambos guardametas. Delfín se veía algo más seguro a la hora de replegar y defender, más no resolvía bien sus vertiginosas contras.

Macará ajustó líneas en el segundo tiempo y fue más peligroso utilizando balonazos largos, mas en el mejor momento del celeste llegó la contra manabita que dejó a Roberto Ordóñez (53 min.) pisando el área y rematando con potencia para abrir el marcador. Macará insistía usando más fuerza que toque y el empate llegó por obra de Moisés Corozo (66 min.) de un frentazo a la salida de un córner. La entrada de Feraud revitalizó el ataque celeste y con el empate llegó un envión anímico para los ambateños que buscaron el tanto de la victoria por todos los frentes, cosa que se fue complicando pues Riveros y Cangá cumplían una brillante labor en la zaga. Con mucho drama sobre el final el elenco mantense accedió a la final.

MAC: Javier Burrai; Armando Gómez, Moisés Corozo, César Mercado, Leonel Quiñónez; Mario Rizotto, Kener Arce (Jonathan De La Cruz 79’); Janner Corozo, Ronald Champang (Darío Mina 71’), Carlos Arboleda (Carlos Feraud 58’) (TA 89’); Michael Estrada
Goles: M. Corozo 66’
DEL: Pedro Ortiz (TA 80’); Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno; Edison Caicedo (TA 87’), Bruno Piñatares (TA 62’), Robert Burbano (Diego A. Corozo 82’), Sergio López (Francisco Mera 77’); Roberto Ordóñez (TA 72’) (David Noboa 84’), Carlos Garcés (TA 73’)
Goles: Ordóñez 53’

Liga Deportiva Universitaria 0 – Aucas 0
Quito – Estadio Rodrigo Paz

Liga tuvo un comienzo vertiginoso de juego y generó varios sustos de entrada y al equipo oriental le costó 10 minutos salir del intenso hostigamiento. Después del vendaval el esférico siguió siendo mayormente albo pero carente de la dinámica inicial y de todas maneras siempre Liga lució con mejores armas que la visita. El anfitrión perdió varias opciones increíbles de abrir el marcador, sin embargo, cuando puso muchos hombres en ataque se vio sorprendido y bien pudo llevarse una anotación en contra.

El segundo tiempo fue interesante, aunque Aucas resistió el ritmo hasta el minuto 60 mientras Liga fue trabajando el juego constantemente. En momentos donde nuevamente la “U” se adueñó claramente del juego, la figura de su rival fue el portero Fernández que evitaba milagrosamente la caída en su arco. El tiempo fue transcurriendo y Liga hizo uso de un toque de balón bastante más superior al de Aucas. El partido terminó sin goles pero con clara superioridad de los de camiseta blanca que así clasificaron a la final.

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia (TA 53’) (Andrés Chicaiza 88’), Franklin Guerra, Luis Rodríguez, Luis Ayala; Edison Vega, Jefferson Orejuela; José Quintero, Johan Julio (TA 34’) (José Ayoví 73’), Anderson Julio (TA 81’) (Jacob Murillo 85’) (TR 92+’); Cristian Martínez B.
AUC: Luis Fernández; Gregori Anangonó (TA 33’) (John Espinoza 54’), Anthony Bedoya, Luis Romero, Carlos Cuero (TA 63’); Matías Duffard, Marco Mosquera (TR 92+’), Pablo Burzio (Alexander Alvarado 55’), Víctor Figueroa (TA 48’); Juan M. Tévez (Santiago Micolta 74’), Edson Montaño

Liga Deportiva Universitaria recibirá el 11 de diceimbre a Delfín. La revancha será en Manta el 15 de diciembre.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
semis ida

Una Llave Muy Abierta y Otra Casi Cerrada

 

Se jugaron los duelos de ida de semifinales del torneo ecuatoriano y mientras la llave entre quiteños parecería estar encaminada, la de los “novatos” es aún incierta.

30 de noviembre

Aucas 1 (Figueroa 64’) – Liga Deportiva Universitaria 3 (J Julio 20’, A Julio 22’, Martínez B. 38’)
Quito – Gonzalo Pozo

Como se puede esperar en una semifinal, el partido comenzó más bien con cautela y en medio campo. Antes del minuto 10 Liga comenzó a descomprimir desde el costado derecho. La “U” se iba adueñando del manejo de balón, pero los orientales esperaban con mucho orden en su bloque posterior. Liga sumaba hombres en campo rival y venció la resistencia local cuando Johan Julio (20 min.) anotó luego de captar el rebote de un disparo de Martínez. Poco después Anderson Julio (22 min.) tras pase de Martínez amplió el marcador. Luego del segundo tanto se esbozó la reacción de los oro y grana o tal vez era estrategia de repliegue universitario pues en una réplica Cristian Martínez Borja (38 min.) con derechazo desde fuera del área anotó la goleada.

Aucas hizo un par de cambios en el complemento para revertir una situación sumamente desfavorable y por lo menso se vio una mejor actitud en el local, así llegó el descuento con volea de Víctor Figueroa (64 min.) rematando en primera intención. Aucas se empeñaba en acortar cifras y no siempre el buen juego era el recurso. Con pelotazos y ganas, el cuadro ex petrolero empujaba mas la fortuna no lo acompañaba, cosa contraria de su rival que incluso tuvo que recurrir a su arquero suplente por lesión de Gabbarini, igual cumpliendo un gran papel. Los orientales desesperaron y se apuraron demasiado tarde.

AUC: Luis Fernández; Gergori Anangonó (TA 85’), Anthony Bedoya, Luis Romero, Ángel Gracia; Víctor Figueroa, Marco Mosquera (TA 94+’), Carlos Cuero (Bryan Sánchez 59’); Pablo Burzio (Kevin Arroyo 45’), Edson Montaño (TA 20’), Alexander Alvarado (Juan M. Tévez 71’)
Goles: Figueroa 64’
LDU: Adrián Gabbarini (Erick Viveros 45’); Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez, Luis Ayala; Edison Vega, Jefferson Orejuela (TA 95+’); José Quintero (TA 28’) (José Ayoví 52’), Johan Julio, Anderson Julio (Jacob Murillo 81’); Cristian Martínez B
Goles: J Julio 20’, A Julio 22’, Martínez B 38’

1 de diciembre

Delfín 2 (Garcés 9’ –p-, Piñatares 63’) – Macará 1 (M. Corozo 61′)
Manta – Estadio Jocay

Con un intenso arranque, ambos equipos salieron a abrir el marcador y se dio en los pies de Carlos Garcés (9 min.) con cobro penal tras previa mano de Arce. El tanto a favor tal vez serenó al conjunto manabita y elaboraba su ataque sin mayor apuro, en tanto que los ambateños no tardaron mayormente en asimilar el golpe. Delfín tuvo el protagonismo, mas le era difícil entrar a área celeste. Por otro lado los ambateños tampoco hacían lucir lo mejor de su ataque ya que Riveros y Cangá estaban muy concentrados a neutralizar el tándem Estrada – J. Corozo, que era lo más notable de la visita.

Macará con cambio tácticos desde el camerino y de integrantes en el transcurso del juego pasó a dominar las incidencias, lo que decantó en el empate celeste tras un tiro libre de Moisés Corozo (61 min.) que desvió en la defensa, mas los manabitas rápidamente recuperaron la ventaja pues Bruno Piñatares (63 min.) aprovechó un rebote dejado por Burrai para anotar. Delfín tras su gol recuperó la confianza y bombardeó incesantemente a su rival que apeló al contragolpe, sin embargo la zaga local estuvo normalmente con buenas calificaciones. Hacia el final la batalla táctica fue muy pareja, pero triunfo para al cetáceo.

DEL: Pedro Ortiz, Pedro Perlaza (TA 86’), Williams Riveros, Luis Cangá (TA 68’), Giovanny Nazareno; Bruno Piñatares, David Noboa, Juan D. Rojas (TA 28’) (Francisco Mera 60’), Robert Burbano C.; Roberto Ordóñez (TA 39’), Carlos Garcés (Alejandro Villalva 21’) (Sergio López 80’)
Goles: Garcés 9′ (P), Piñatares 63′
MAC: Javier Burrai (TA 52’), Armando Gómez, Moisés Corozo, César Mercado (TA 21’), Leonel Quiñónez (Carlos Feraud 59’); Mario Rizotto (Darío Mina 74’), Kenner Arce; Janner, Ronald Champang (Jonathan De La Cruz 59’), Carlos Arboleda; Michael Estrada
Goles: M. Corozo 61’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
cuartos vuelta

Definidas las Semifinales – Liga Pro 2019

Quedan los 4 mejores de un torneo cuya recta final ha estado envuelta en emociones, drama y también polémica.

27 de noviembre

Universidad Católica 0 – Liga Deportiva Universitaria 2 (Guerra 47’, J Julio 57’)
Quito – Estadio Atahualpa

Liga sabía que partía con desventaja, la cual buscó con fuerte presión acortarla con los hermanos Julio desde el inicio y las permanentes incursiones de Valencia. La chatolei esperaba y contraatacaba con alguna peligrosidad, con lo que Gabbarini se iba erigiendo como figura. Pasada la media hora se veía un encuentro más equilibrado aunque tal vez los albos eran los que pasaban más sustos. La transición entre primero y segundo tiempo tuvo un ambiente de calentura y apenas iniciado el complemento Franklin Guerra (47 min.) de cabeza abrió el marcador, vital para su parte anímica pues enseguida Johan Julio (57 min.) aumentó cifras rematando rasante en el área y en el otro lado, Católica iba cayendo en imprecisiones y estuvo lejos de reaccionar ante los demoledores golpes albos. Liga clasificó espectacularmente a semifinales.

Barcelona 0 – Aucas 0
Guayaquil – Estadio Monumental

Barcelona arrancó incómodo su juego al advertir el planteo oriental que replegó muchas líneas y buscó el control de la pelota para desesperar a los del Astillero. Con el pasar de los minutos, el local empezó a descomprimir el cerrojo de los quiteños, aunque la fortuna no estaba de su lado y esporádicamente el cuadro oro y grana dio un par de sustos. Para la parte complementaria el cuadro canario continuaba con posesión infructuosa de pelota y cuando otorgó espacios, su rival lo hizo lucir mal en los pies especialmente de Figueroa , quien condujo el ataque ex petrolero. Con el empate Aucas dio uno de los grandes golpes de la etapa.

28 de noviembre

Delfín 2 (Noboa 7’, Ordóñez 15’) – Independiente del Valle 2 (Torres 19’, 41’)
Manta – Estadio Jocay

Un trepidante arranque del equipo manabita para conseguir un tanto tempranero luego del cabezazo de David Noboa (7 min.) a la salida de un córner. La presión seguía y Delfín lo tenía contra la pared al rival. Roberto Ordóñez (15 min.) tras pase de Nazareno ampliaba cifras y parecía sentenciar la historia. Más Gabriel Torres (19 min.) puso el descuento luego de una confusión en la zaga mantense y dio pie a la lenta pero firme reacción de los del Valle. Casi en el final del primer tiempo, el propio Torres (41 min.) anotó el empate luego de una brillante combinación. El segundo tiempo fue más jugado el ritmo del talento de los de Sangolquí, pero Delfín replicaba con coraje evitando lo que podría ser el tanto de su eliminación. Con nervios y corazón finalizó un encuentro muy atractivo.

Macará 1 (De La Cruz 83’ –p-) – Emelec 2 (Caicedo 44’, Pernía 80’)
Ambato – Estadio Bellavista

El arranque de este encuentro fue parejo y disputado. Emelec gastó muchas energías con una disposición frenética que a veces los dejaba mal parado ante un Macará más cauto pero contundente. El bombillo se fue tomando el protagonismo del juego y generando las mejores opciones de gol que fueron bien conjuradas por Burrai hasta que Romario Caicedo  (44 min.) quedó suelto ante pase de Cabezas y abrió el marcador casi sin ángulo. La ventaja antes del descanso era fundamental para los eléctricos aunque fue evidente el descenso del ritmo de juego en el complemento. Cerca del final, Edwuin Pernía (80 min.) de cabeza tras córner hacía creer posible el milagro eléctrico, pero poco después se sancionó un penal por falta de Vega sobre Estrada que pareció cuando menos discutible. Jonathan De La Cruz (83 min.) lo transformó en gol y permitió al celeste acceder a semifinales por su ventaja deportiva.

Semifinales:

Aucas vs Liga Deportiva Universitaria (30 de noviembre)
Delfín vs Macará (1 de diciembre)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
playoffs ida

Ida Emocionante y “Sorprendente”

Arrancó la parte más emocionante de este nuevo formato del torneo ecuatoriano y se podría decir que la tendencia va a favor de los equipos que ocuparon lugares superiores en la fase regular.

 

23 de noviembre

Aucas 1 (Figueroa 76’) – Barcelona SC 0
Quito – Estadio Gonzalo Pozo

El conjunto oriental buscó tomar la iniciativa y la misma en el primer tiempo fue esporádica y sin que la zaga de los canarios pase mayores apuros hasta cerca de la primera hora cuando el local sumó más hombres de ataque en su juego. En esas intermitencias hubo interesantes arremetidas de los del Astillero, pero el primer tiempo se vio al ex petrolero como dominador general. El segundo tiempo tuvo a un Barcelona tal vez un poco más atrevido, la entrada de los veteranos Díaz y Oyola dio mayor criterio a las salidas de los de Guayaquil, mientras que Banguera estaba en una noche inspirada para controlar remates rivales hasta que Víctor Figueroa (76 min.) quebró su resistencia con un remate de primera tras pase de Cuero. Barcelona bregó por el empate sin mayor fortuna ni tiempo.

Liga Deportiva Universitaria 2 (Valencia 89’, Rodríguez 93+’) – Universidad Católica 3 (Amarilla 12’, 61’, 63’)
Quito – Estadio Rodrigo Paz

El cuadro camaratta había dispuesto de una alineación muy ofensiva y ello dio fruto tempranamente tras tanto de cabeza de Luis Amarilla (12 min.) quien aprovechó una serie de rebotes en el área provocados por un tiro libre. Católica por varios minutos aprovechó esa ventaja para desesperar al rival a base de toque. Cuando Liga recuperó el balón buscó hacer daño con potencia y oportunismo, más la zaga camaratta estuvo atenta. En el complemento llegó el show santo. Luis Amarilla (61 min.) en un fino enganche se fabricó el segundo tanto y poco después (63 min.) solo empujó al arco tras error de Gabbarini y remate de Vides. Católica desperdició varias opciones de ampliar el marcador y cerca del final, Antonio Valencia (89 min.) anotó el descuento y Carlos Rodríguez (93+’) puso el suspenso a una serie que se calentó más tras la expulsión de Aguirre en el post partido.

24 de noviembre

Emelec 1 (Godoy 16’) – Macará 2 (J. Corozo 44’, Estrada 77’)
Guayaquil – Estadio George Capwell

El cuadro eléctrico tuvo un furioso arranque de juego en el que presionó y sorprendió a su rival, lo que daría sus frutos relativamente temprano cuando Wilmer Godoy (16 min.) abrió el marcador con un certero cabezazo. Emelec siguió siendo abrumadoramente superior hasta la primera media hora, en lo que el conjunto ambateño se fue animando a salir del hostigamiento. Antes de finalizar el primer tiempo, Janner Corozo (44 min.) recibió un largo balonazo y tras ello superó a la defensa y batió a Dreer anotando el empate. En el segundo tiempo se fue apoderando los nervios en el dueño de casa. Michael Estrada (77 min.) finalizó con anotación una interesante tejida y dio pasó a la defensa del resultado de sus compañeros.

Independiente del Valle 0 – Delfín 0
Sangolquí – Estadio Rumiñahui

Después de la calle de honor que los manabitas ofrecieron al campeón de la Sudamericana, se desarrolló un juego en el que el equipo vallense claramente fue el que más insistió para abrir el marcador, pero encontraron inspiración para defender principalmente en el portero Pedro Ortiz. El empate sin goles pareció tal vez injusto para el local que esta vez no contó con fortuna para abrir una rígida coraza.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol