Táchira

El Inicio del Sueño Ambateño

Una nueva edición de Copa Libertadores dará inicio con un ingrediente especial para el Ecuador, pues por primera vez participará en ella un tradicional club como el Macará de Ambato. El primer escollo que tendrá el celeste es un equipo con cierta tradición dentro de la competición como el Deportivo Táchira de Venezuela. Vamos a revisar algo de su historia.

Para su anterior revisión, clic aquí

tachira

Deportivo Táchira Fútbol Club se fundó el 11 de enero de 1974 en San Cristóbal – Venezuela, llamándose Deportivo San Cristóbal FC hasta 1979 que toma su actual nombre, aunque también se llamó Unión Atlético Táchira en las décadas de los 80 y 90. Es uno de los clubes de fútbol más importantes de Venezuela donde juega el clásico nacional junto a Caracas F.C. Ha sido campeón del torneo venezolano en 8 ocasiones y obtuvo una vez la Copa Venezuela. Su mejor participación internacional fue en Copa Libertadores 2004 donde alcanzó los cuartos de final y es el equipo venezolano con mayor cantidad de participaciones en Libertadores, 21 en total. Su uniforme característico es el de franjas verticales amarillas y negras.

Los “aurinegros” son locales en el Estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal con capacidad para 42500 espectadores. Por sus filas han pasado notables futbolistas venezolanos como: Rafael Dudamel, Miguel Echenausi, Ruberth Morán o Tomás Rincón. Llegaron a la presente edición de Copa Libertadores por tener el segundo mejor acumulado del torneo venezolano de Primera División del 2017 sin lograr alguno de los títulos de dicha temporada.

El Táchira tiene algunos enfrentamientos con clubes ecuatorianos. En 1983 (como Unión Atlético Táchira) enfrentó en fase de grupos de Copa Libertadores a El Nacional y Barcelona. Contra los amarillos obtuvieron empate 1-1 como locales (10 de abril de 1983) y no se jugó el de vuelta en Guayaquil programado para el 11 de mayo de 1983 por las fuertes lluvias. Recordemos que fue un año donde el Fenómeno del Niño golpeó con fuerza y de todas formas, su compañero de patio, el Atlético San Cristóbal, ya estaba clasificado. Con los criollos empataron 0-0 en San Cristóbal (13 de abril de 1983) y cayeron 3-0 en Quito (8 de mayo de 1983).

En 2009 Deportivo Táchira jugó contra Deportivo Cuenca en fase de grupos de Copa Libertadores. Venciendo 1-0 en San Cristóbal (11 de marzo de 2009) y perdiendo 3-1 en Cuenca (17 de marzo de 2009).

En 2012 se enfrentó a Barcelona por la primera fase de Copa Sudamericana. Igualó 0-0 como local (25 de julio de 2012) y cayó goleado 5-1 en Guayaquil (8 de agosto de 2012).

En 2016 se enfrentó en Fase de Grupo de Copa Libertadores a Emelec. Perdió 2-0 en juego disputado en Portoviejo (25 de febrero de 2016), mientras que triunfó 1-0 como local (5 de abril de 2016). Posteriormente el cuadro tachirense clasificaría a octavos de final.

Deportivo Táchira siempre ha perdido en sus visitas a Ecuador, en tanto que como local ha conseguido 2 triunfos y 3 empates sin haber sido derrotados.

Foto principal tomada de balonazos.com

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
costa de marfil vs marruecos

El Camino Africano a Rusia 2018

Continuando con la ruta de los mundialistas, es el turno de África y las selecciones que la representarán en Rusia 2018.

En el continente africano se estructuró una competición de 3 etapas. En la primera parte las 26 selecciones con más bajo ranking se emparejaron en llaves de eliminación simple. Los ganadores de dichos emparejamientos se unieron a otras 27 selecciones para de nuevo disputar llaves de eliminación simple que dejarían listos a 20 equipos para enfrentar la fase final. En la segunda fase Senegal sobrepasó a Madagascar con un empate y una victoria de local, Marruecos triunfó 2-0 en la ida ante Guinea Ecuatorial y cayó 1-0 en la vuelta, pero le alcanzó para seguir en camino, Nigeria obtuvo un empate y una victoria ante Suazilandia, Egipto perdió en su visita 1-0 ante Chad, pero goleó 4-0 como local. Túnez derrotó 2-1 a Mauritania en sus 2 cotejos.

Entonces la tercera fase se estableció con 5 grupos integrados por 4 selecciones. El ganador de cada uno de los grupos se aseguraría su presencia en Rusia 2018. Túnez tuvo como rival más complicado al Congo RD, siendo ambos muy superiores a Libia y Guinea. La clave para los tunecinos fue el empate conseguido en tierra congoleña por 2-2 y así acabó la eliminatoria con 4 triunfos y 2 empates para darle un total de 14 puntos, uno más que su inmediato perseguidor. De esta manera Túnez disputará su quinto mundial.

Nigeria fue encuadrado en un grupo aparentemente complicado junto a Zambia, Camerún y Argelia, sin embargo se clasificó holgadamente y faltando una fecha para el fin de la competición. Cosechó 13 puntos fruto de 4 victorias, 1 empate y una única derrota que de hecho fue otorgada luego de haber alineado mal a un jugador las águilas verdes. El segundo, que fue Zambia apenas pudo alcanzar 8 unidades. Nigeria participará por sexta ocasión en las finales de Copa del Mundo.

Marruecos tuvo una dramática clasificación al mundial. Como rival más fuerte lo tuvo a Costa de Marfil con quienes resignó un empate 0-0 como local, mas los Leones del Atlas fueron sumando puntos para encontrarse en el último juego de la competición con la necesidad de al menos empatar a los marfileños como visitantes y triunfaron 2-0 alcanzando 12 puntos. Los marroquíes vuelven a jugar la Copa del Mundo luego de 20 años y lo disputarán por quinta vez.

El Grupo D, integrado por Senegal, Burkina Faso, Cabo Verde y Sudáfrica fue tal vez el más cerrado de todos. Faltando 2 fechas todos tenían una opción certera para ir al mundial, sin embargo, en el juego en que Sudáfrica doblegó 2-1 a Senegal se adujo un arbitraje parcializado por lo que se anuló el juego y volvió a programarse, en el mismo Senegal venció 2-0 y obtuvo la clasificación al Mundial a la suma de 14 puntos. Será la segunda participación de los senegaleses que no habían disputado la Copa desde 2002.

En el grupo E Egipto tenía como rivales a Ghana y la emergente Uganda los cuales fueron alternándose el favoritismo hasta que los ghaneses se fueron quedando sin poder ganar de local. En la penúltima fecha, Egipto tenía su mejor oportunidad al jugar como local ante Congo, accediendo a la victoria con un 2-1 que se configuró en los últimos 10 minutos, siendo uno de los episodios más dramáticos de las eliminatorias erigiéndose Mohamed Salah como el héroe del cuadro faraónico. Será el tercer mundial que disputen los egipcios a los que no accedían desde 1990 sumando 13 puntos.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
arabia vs japón

El Camino Asiático a Rusia 2018

Iniciamos con el repaso del camino de cada selección que clasificó a la Copa del Mundo a escenificarse en Rusia comenzando por Asia.

En el continente más poblado del mundo se arrancó con una ronda de eliminación simple entre las selecciones con menor ranking FIFA al momento de arrancar la eliminatoria. Los ganadores de dichas llaves accedieron a una segunda ronda compuesta por 8 grupos de 5 integrantes cuyos ganadores y 4 mejores segundos clasificaban a una tercera instancia filtrando a los participantes a 12.

En el caso de Arabia Saudita, ganó el Grupo A de manera invicta obteniendo 6 triunfos y 2 empates que le llevaron a la siguiente instancia. Australia por su parte consiguió 7 victorias y apenas una derrota ante Jordania para ganar el Grupo B. Irán fue otro de los que salió invicto de la instancia, pues con 6 victorias y 2 empates lideró el Grupo C. 7 victorias y 1 empate fue la impresionante campaña de Japón para ganar el Grupo E, mientras que más fantástico fue lo de Corea del Sur al ganar sus 8 juegos y obtener el primer puesto del Grupo G.

Se conformaron dos hexagonales, A y B que ofrecían cada uno 2 lugares directos al mundial ruso, mientras que los terceros de cada grupo se enfrentarían entre sí y el ganador de dicha llave jugarían una repesca ante el cuarto de CONCACAF y buscar su lugar en la Copa del Mundo.

En el Grupo A Uzbekistán tuvo un gran arranque y acabó el 2016 en puestos de clasificación, mientras que el inicio de los coreanos no era tan bueno y los iraníes se instalaban en la primera posición a paso firme sin perder partidos.  Fue muy claro el dominio de Irán en esta zona, pues acabó en primer lugar e invicto con 6 triunfos, 4 empates y 22 puntos haciendo ya efectiva su clasificación en junio. El drama se venía para quienes venían atrás, pues los puestos para la Copa los disputaban Corea del Sur, Siria y Uzbekistán.

La igualdad en Seúl de los coreanos ante los iraníes mantenía en suspenso a los peninsulares, mientras que Siria con un 3-1 a Qatar mantenía las esperanzas. Uzbekistán cayó en China y veía como última opción su juego como local ante los coreanos, pero igualaron sin goles, lo que permitió a la escuadra de la República de Corea acudir a su noveno mundial consecutivo sumando 15 puntos. Siria agónicamente alcanzó un empate 2-2 en su visita a Irán y le permitía jugar la repesca con 13 puntos pero superando por gol diferencia a Uzbekistán.

La tercera fase arrancaba bien con triunfos al hilo para árabes y australianos. Tras su caída inicial, la selección de Japón rápidamente se sacudió de su derrota inicial y acumuló victorias para clasificarse con una fecha de anticipación al derrotar 2-0 en Saitama a Australia y poner la clasificación de los socceroos en suspenso. Son 6 veces consecutivas que los nipones cumplirán asistiendo a los mundiales. La selección del sol naciente hizo 20 puntos y ganó el Grupo B, en tanto que Arabia Saudita en el segundo lugar accedió al mundial ruso con 19 puntos tras derrotar a los nipones en la última fecha de esta etapa y volverán tras 12 años de ausencia. Australia, también con 19 puntos, pero menor gol diferencia, tuvo que disputar la repesca con Siria.

La llave de repesca se configuró entre Siria y Australia. En el cotejo de ida el partido finalizó igualado 1-1, mientras que en una espectacular vuelta disputada en Sídney Australia triunfó 2-1 en tiempos suplementarios. Con ello, la selección oceánica clasificó al repechaje intercontinental a disputarse con Honduras. El duelo de ida jugado en San Pedro Sula finalizó 0-0, mientras que en Sídney con triplete de Mile Jedinak, los socceroos triunfaron 3-1 y con ello lograron el boleto al mundial de Rusia.

El máximo goleador de las eliminatorias asiáticas fue el árabe saudí Mohammad Al Sahlawi con 16 goles. 11 tantos anotaron Tim Cahill para Australia y Sardar Azmoun en Irán y fueron los mejores artilleros de sus países. El mayor anotador de Japón fue Keisuke Honda con 7 goles. Mismos que por Corea del Sur hizo Heung Min Son.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
rumania 1994

Equipos Memorables: Rumania 1994

Eran tiempos en el que la afición se aprestaba a ver un mundial diferente, escenificado en una tierra ajena al fútbol y que hasta le llama distinto al amado deporte. Tiempos en los que había una mayor integración mundial tras la caída de los gobiernos comunistas de Europa del Este. Tiempos en los que la tecnología había ya acelerado en la vertiginosa carrera que nos tiene tan agitados en estos días. Tiempos de vernos y conocernos todos.

Durante el Mundial de Estados Unidos 1994 se pudo ver el auge y caída de varias leyendas deportivas, pero sobretodo, el espectáculo desempeñado por selecciones poco acostumbradas al protagonismo mundial: Nigeria, Arabia Saudita, Bulgaria o Rumania. De esta última nos ocuparemos hoy.

Difícilmente el combinado de los Cárpatos tenía un ligero reconocimiento en el fútbol, con participaciones poco relevantes en las Copas del Mundo y la última de ellas registrada en 1970 hasta arribar a la década de los 90, considerada como la década dorada para el balompié de este país europeo. Rumania había clasificado al Mundial de Italia 1990 con la base del Steaua Bucarest, recordando que este club fue el primero de Europa del Este en ser campeón de Europa en 1986, para después ser finalista en 1989. En dicha Copa del Mundo Rumania superó la Fase de Grupos y fue eliminada en Octavos de Final por Irlanda en los penales.

El elenco rumano repitió clasificación al Mundial en 1994 y fue sembrado en un grupo que lucía interesante junto al anfitrión Estados Unidos, la eficiente Suiza y la sorprendente Colombia que había ganado un sitio entre los favoritos con su espectacular campaña en eliminatorias y amistosos previos. Se configuró entonces el juego entre un conjunto sudamericano aparentemente poderoso y otro que era una aparente incógnita.

Si alguien había dado qué hablar antes de la campaña 1994 era Gheorghe Hagi, a quien le bautizaron como el “Maradona de los Cárpatos” y quien por su depurada técnica deslumbró en el mundial italiano y posteriormente llevado a jugar al Real Madrid. Hagi se erigió como capitán y líder de la generación dorada siendo un 10 clásico, elegante y preciso. Un emblema y orgullo para los rumanos que el 18 de junio de 1994 debutaban en Los Ángeles ante  Colombia, sorprendiendo con una emocionante precisión en velocidad que abrumó a su contraparte acostumbrada a jugar con mayor parsimonia. En algo más de media hora Rumania estaba 2-0 arriba en el marcador con tantos de Florin Raducioiu, veloz atacante que militaba en ese tiempo en el Milan y otro del fenomenal Hagi desde unos 30 metros.

Adolfo Valencia había descontado para los cafeteros, pero cerca del final, otro golpe asestado por Raducioiu decretó el 3-1 final con el que Rumania arrancaba con pie firme en el mundial norteamericano. Es bueno hablar del conjunto en sí. El arco era custodiado por Florin Prunea, aunque Bogdan Stelea atajó los 2 primeros juegos. La derecha la marcaba el incansable Dan Petrescu, recios zagueros como Daniel Prodan y Miodrag Belodedici, completando la línea con Gheorghe Mihali. Por izquierda se movía Dorinel Munteanu, en el mediocampo estaban un par de todo terrenos como Ioan Lupescu y Gheorghe Popescu que con sacrificio e inteligencia quitaban balones y se asociaban con el maravilloso Hagi. En la ofensiva un par muy rápido mental y físicamente: Illie Dumitrescu y Florin Raducioiu. Alternativas recurrentes eran el zurdo Tibor Selymes, el volante Constantin Galca, entre otros.

Rumania se vio inexplicablemente sorprendida por Suiza en Detroit. Tras irse al descanso igualados a un tanto, el segundo tiempo fue desastroso para los dirigidos por Anghel Iordanescu y cayeron por 4-1 en una sensacional faena de Adrian Knup, Alain Sutter y Stephane Chapuisat. Los de los Cárpatos se recuperaron ante Estados Unidos y derrotaron en Los Ángeles al local por 1-0 con gol de Dan Petrescu. Con 2 victorias Rumania ganó el Grupo A y enfrentaría en Octavos de Final a otro sudamericano poderoso como Argentina.

El 3 de julio de 1994 en Los Ángeles se escenificó uno de los partidos más espectaculares del mundial americano. La albiceleste llegaba golpeada por la sanción por doping a Maradona y la lesión de Caniggia, mas contaba con un potencial enorme. Una vez más, la precisión y velocidad de los rumanos sorprenden e Illie Dumitrescu abrió el marcador. No pasó mucho para que Gabriel Batistuta iguale de penal, pero una nueva inspiración colectiva dejó que Dumitrescu anote de nuevo y en menos de 20 minutos el 2-1 pronosticaba fuertes emociones. En el segundo tiempo otro golazo de Hagi parecía sentenciar la historia y poco pudo hacer el descuento de Abel Balbo. Con 3-2 Rumania despachaba a otro sudamericano y llegaba por primera vez a cuartos de final.

El 10 de julio enfrentó en San Francisco a Suecia. Duelo cerradísimo entre sensaciones europeasque se abría recién en el último cuarto de hora con una jugada de pizarrón finalizada por Tomas Brolin para los nórdicos. Cerca del final llegó Raducioiu al rescate para igualar y llevar a tiempos extra al juego en el que nuevamente Raducioiu anotó, más Kennet Andersson empató de vuelta y llevó el juego a los penales tras finalizar 2-2 en tiempo reglamentario. Petrescu y Belodedici fallaron sus lanzamientos, lo que no le permitió seguir avanzando pues perdieron la tanda por 6-5 . La generación maravillosa dio lo mejor de sí en Estados Unidos.

Luego empezó el ocaso, en la Euro 96 perdieron todos sus partidos, jugaron nuevamente un Mundial en Francia 1998, donde nuevamente superaron la Fase de Grupos y cayendo en Octavos de Final ante Croacia. Para ese entonces ya sus grandes figuras estaban entradas en años en el fútbol profesional y Rumania nunca más disputó una Copa del Mundo. A pesar que Rumania en el Siglo XXI sacó aisladamente algunas figuras para el fútbol mundial, nunca cohesionó un equipo tan interesante como en los años 90 y su presencia internacional a nivel de selecciones es opaca. Siempre se recordará sin embargo a Hagi y compañía.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
obituario 2017

Obituario 2017

Con el 2017 recién finalizado llega el momento de recordar a personajes que nos dejaron en dicho año. Claro, depende bastante del punto de vista y acervo cultural de quien hace memoria, así como quien lee. Repasemos algo de ello.

 El Ecuador y el mundo del tenis mundial lamentó la muerte de Francisco Segura Cano “Pancho Segura”. Nacido en el camino entre Quevedo y Guayaquil. Campeón del US Pro en los años 1950, 1951 y 1952 y finalista en varias ocacsiones del mismo torneo así como del Wembley Pro. Precursor del profesionalismo en el deporte y uno de los constructores de lo que posteriormente sería el circuito profesional. Posteriormente fue entrenador del “Beverly Hills Tennis Club” donde fue instructor de famosos de la industria mediática norteamericana y también fue mentor de uno de los grandes del deporte blanco como Jimmy Connors. Su legado al tenis es sin duda su famoso revés a dos manos.

En Ecuador hubo consternación por la partida de Víctor Hugo Araujo y José María Andrade, quienes dejaron su huella en el periodismo deportivo de la nación. Así como por Roberto “Pibe” Ortega, integrante de la clásica formación de los “5 reyes magos” de Emelec en la década de los 60.

 El mundo lamentó la partida de jugadores clásicos como el español Manuel Sanchís o el atacante francés Raymod Kopa, quienes destacaron en el fútbol de los años 50 y 60 del Siglo XX. En Latinoamérica se sintió el fallecimiento del goleador paraguayo Roberto Cabañas quien brilló en los años 1980 y 90, militando en 1994 en el Barcelona de Guayaquil. Así mismo nos dejaron entrenadores clásicos latinoamericanos como el paraguayo Aníbal “Maño” Ruiz, el hispano – argentino Ramón Cabrero o el boliviano Ovidio Mesa.

 roberto cabañas

El mundo del deporte mundial recuerda también la partida en este año del pesista turco y campeón olímpico Naim Suleymanoglu, así como de la tenista checa Jana Novotna, ganadora de Wimbledon en 1998. Consternación y sorpresa por la muerte repentina de deportistas en actividad como el marfileño Cheick Tioté, quien se desvaneció durante un entrenamiento, así como del panameño Amílcar Henríquez, víctima de un asesinato.

El mundo de la música tuvo serias bajas con la pérdida de músicos clásicos del rock and roll como el guitarrista Chuck Berry, guitarrista fundacional del género e innovador del instrumento, Wayne Cochran, autor de la famosa balada “Last Kiss” (mejor conocida en nuestras tierras como “por qué se fue y por qué murió…), el tecladista Fats Domino también precursor del genero. Nos dejaron también John “J. Geils” Geils y Tom Petty, quienes brillaron en los años 70 y 80 del Siglo XX, además del guitarrista fundador de AC/DC, Malcolm Young. Pero sin duda los fallecimientos más impactantes fueron los de Chris Cornell, líder de bandas como Soundgarden y Audioslave y Chester Bennington, vocalista en Linkin Park, pues se encontraban en plena actividad. En ambos casos se habló de suicidio.

Nos dejaron celebridades como Adam West, famoso por su interpretación de Batman en la serie televisiva sesentera, Roger Moore, uno de los clásicos encarnadores de “James Bond” o Hugh Hefner, fundador de Playboy y probablemente el hombre más envidiado del mundo (?) Tristemente célebres como Charles Manson y políticos como el dictador panameño Manuel Noriega o el canciller alemán del momento en que se derrumbó el muro de Berlín, Helmut Kohl.

roser more5555_9952

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
ayrton

11 Ideal y Anti 11 del Torneo Ecuatoriano 2017

Un ejercicio tradicional y que tal vez vaya un poco comprimido. Hablamos de los destacados de un campeonato que a pesar de las complicaciones del fútbol del país tuvo varios puntos altos y entretenimiento para sus seguidores. Presentamos entonces el 11 ideal:

Pedro Ortiz

El portero de Delfín fue un bastión para la formidable campaña que tuvo el club manabita en el primer semestre del año, la cual los llevó a disputar por primera vez la Copa Libertadores. Ortiz garantizó seriedad y seguridad, contando con buenos reflejos y oportuna ubicación que a veces pudieron interpretarse como “dosis de suerte”. Las consecuencias fueron obvias al resultar el Delfín el equipo con menos goles en contra de la temporada regular. Así mismo fue refrescante la llegada de un nuevo portero a la élite de guardametas del país. Claro, tendría que mantenerse en los años venideros.

Juan Carlos Paredes

Su llegada a Emelec a mediados de año fue un golpe de timón que dio el cuadro millonario para finalmente llegar al título. En el primer semestre Emelec padeció de cierta debilidad en el sector derecho de su armado, lo que le alejó de ganar la primera etapa por ejemplo, aunque en Libertadores no le iba del todo mal. Con la llegada de “la hormiga” el cambio fue inmediato, aportando toda la experiencia y conocimiento de un seleccionado nacional que ha jugado en Europa. Un puntal tanto a la hora de defender como de atacar.

Jorge Guagua

La afición ni siquiera sabía de la vida de Guagua hasta agosto de 2017: si seguía activo, si se había retirado o qué mismo. Lo cierto es que “el patrón” estaba soportando una larga recuperación tras una dura lesión. De pronto fue incluido en la alineación titular de Emelec y no soltó más su puesto exhibiendo su mejor versión en mucho tiempo con liderazgo y anticipación a las jugadas rivales. Solidificó una defensa que tal vez dejaba pequeñas dudas antes de su llegada y tras la misma fue mucho más difícil de franquear, aportando a la sensacional campaña del bombillo que le llevó a ganar la segunda etapa y posteriormente el título del torneo ecuatoriano 2017.

Francisco Silva

Tal vez el fin de temporada del zaguero paraguayo no fue el mejor, sin embargo, hay que destacarlo por todo lo hecho en el 2017. Silva aportó seguridad y garra a la defensa del Delfín que como se había mencionado, fue la menos batida del torneo y en ello este jugador tuvo mucho que ver. En momentos en los que se ausentó ya sea por lesiones o suspensión el cuadro de Manta lo sufrió sensiblemente. Formó una impecable mancuerna con el venezolano Chancellor que por momentos dio la sensación de absoluta imbatibilidad.

Fernando Gaibor

Debe fácilmente ser uno de los mejores años del volante del Club Sport Emelec. Se convirtió en líder y motor del mediocampo eléctrico con una presencia fundamental para quitar balones y la generación de fútbol ofensivo. Una temporada en la que se ha consolidado como referente y capitán del conjunto millonario y le da perspectivas para un futuro aún mejor al que probablemente se ha demorado en acceder y hoy por hoy hay que destacar que ha ganador notablemente en temperamento.

Ayrton Preciado

Lo consideramos el “jugador más valioso” de la temporada, ya que fue definitivo para la consecución del título de los azules. Veloz y preciso, sus transiciones al ataque fueron armas contundentes a la hora del armado del ataque eléctrico que terminó especialmente hacia el remate de temporada siendo tan contundente. También efectivo frente al arco y a la hora de habilitar a sus compañeros. Sin duda, su mejor año como futbolista profesional hasta el momento, contando con que tiene varios más por jugar.

Carlos Feraud

El señor de los golazos. En los recuentos de mejores anotaciones de la temporada mínimo deben estar el gol olímpico y el de media cancha que marcó en la temporada. El volante de Macará marcó varios tantos con balón detenido, pero no fue lo único destacado de su 2017, sino que fue manija y alma de un equipo que por primera vez consiguió una ansiada clasificación a Copa Libertadores. Le valió por una convocatoria a la selección, lo que finalmente no le terminó sentando tan bien. Pero no deja de haber sido notable su temporada.

Jacob Murillo

El extremo izquierdo de Delfín fue el mejor asistente de la temporada y sus pases gol lo ponen dentro de este 11 ideal. Por momentos su desborde, toque y habilitación fueron realmente brillantes, en espacial cuando se juntaba con sus compañeros que se ubicaban metros más adelante, lo que lo dieron la imagen al conjunto manabita de letal en el contragolpe. Esto lo hizo merecedor a la convocatoria a la selección luego de la cual bajó su rendimiento. Con todo, este fue un excepcional año para este aún joven jugador, al que lo creíamos desaparecido y fue devuelto a jugar en primera división.

Jonatan Álvez

Implacable goleador que de hecho tuvo su mejor rendimiento en competiciones internacionales, aunque en el torneo local también anotó goles claves para que el Ídolo sume puntos valiosos que al final no fueron suficientes tal vez por la sanción en puntos que llevaba Barcelona. Jugador combativo y emblemático en los actuales planteles del cuadro canario al que tal vez su temperamento le puede jugar malas pasadas, mas su calidad y entrega son indiscutibles.

Hernán Barcos

Sería ilógico no incluir al goleador del torneo ecuatoriano dentro de su alineación ideal. El “pirata” marcó notables diferencias en cuanto a su rendimiento con el resto del plantel de Liga Deportiva Universitaria y con sus goles evitó que una campaña que de por sí fue mala termine siendo aún más lamentable. Su categoría y precisión parecen intactas, su identificación con la camiseta blanca innegable, eso sí tal vez su futuro aún se vislumbre incierto. Lo que estamos seguros es que Barcos es uno de los mejores de la historia de los torneos ecuatorianos.

Roberto Ordóñez

Un jugador que debía estar incondicionalmente en este 11 ideal. Encarnó la lucha de un equipo considerado chico hacia su primer título local que finalmente no se dio, pero que será recordada por la afición futbolera ecuatoriana. Roberto Ordóñez fue el símbolo y alma de este Delfín 2017 exhibiendo mucha personalidad y garra, además de un asombrosamente buen manejo de balón y ese adjetivo debido a su corpulencia. Se ganó el cariño de propios y extraños con su entrega y su técnica que tuvieron al cuadro manabita cerca del cetro 2017.

DT: Eduardo Favaro

El estratega uruguayo se sobrepuso a un mal inicio de año a cargo de El Nacional y con un plantel de jugadores que a primera vista lucía limitado, logró un fútbol eficiente, agradable a la vista y que por momentos hizo creer posible que los criollos puedan luchar por el título. Tanta ha sido la incidencia del “Lolo”, que el anuncio de su continuidad con el plantel rojo fue sonada noticia.

Entonces el 11 ideal de nuestra página va así:

Pedro Ortiz; Juan Carlos Paredes, Jorge Guagua, Francisco Silva; Fernando Gaibor, Ayrton Preciado, Carlos Feraud, Jacob Murillo; Jonatan Alvez, Hernán Barcos, Roberto Ordóñez

DT: Eduardo Favaro

Jugador más valioso (MVP): Ayrton Preciado

Este es un 11 alternativo:

Máximo Banguera; Richard Schunke, Jhon Chancellor, Xavier Arreaga; Luis Luna, Roberto Garcés, Manuel Balda, Billy Arce; Carlos Garcés, Juan M. Tévez, Juan Dinenno

DT: Guillermo Sanguinetti

En tanto que les presentamos el Anti  11 del torneo ecuatoriano 2017

Bonard García; Luis Checa, Luis Romero, Luis Caicedo M.; Rubén Olivera, Jonathan González, Luis Bolaños, Felipe Rodríguez; Néstor Martinena, Federico Laurito, Ariel Nahuelpán

DT: Gustavo Munúa

Bonard García: había que poner en este conteo a uno de los porteros del equipo que recibió más de 100 goles. Perdió rápido su titularidad y de hecho su equipo ya no encajó tantos goles luego de no estar él en el arco de Clan Juvenil.

Luis Checa: del mismo modo había que poner a algún defensa del club que recibió más de 100 goles. Sin duda ya quedaron atrás los mejores años del recio defensa y para su mala fortuna le cayó una sanción por doping que afectaría seriamente su carrera.

Luis Romero: el defensa de Guayaquil City, bravo por naturaleza estuvo en este año más pasado de revoluciones que de costumbre. Lo que le costó varias sanciones y el dejar a su equipo afectado en varias ocasiones.

Luis Caicedo M.: El “Kunti” pasó de seleccionado ecuatoriano y embajador deportivo en Brasil a una opaca estadía como suplente en Barcelona. No fue la solución deseada en la zaga amarilla y jamás pudo pelear el puesto a los jóvenes zagueros titulares canarios.

Rubén Olivera: el “pollo” era uno de los refuerzos estrella de la temporada para Liga de Quito, sin embargo estuvo lejos de ser solución en el medio sector universitario y fue responsable de la desastrosa campaña de inicios de año de la “U”.

Jonathan González: fuertemente criticado por la hinchada de Liga de Quito, jamás pudo acoplarse a un equipo en el que curiosamente era titular casi siempre sin mayores resultados. Tampoco le fue bien en Paraguay y ahora enfrentaría una sanción por adulteración de identidad.

Luis Bolaños: el “chucho” definitivamente ya no es lo que era. Aportó a cuenta gotas al juego ofensivo de Fuerza Amarilla para desaparecer a medida que incrementaban los problemas en el club orense.

Felipe Rodríguez: reforzaba en un inicio al sector izquierdo de Liga, pero no sólo lució falto de calidad, sino incluso de entusiasmo y cuando falta voluntad poco se puede hacer. A ser rápidamente olvidado por parte de la hinchada universitaria.

Néstor Martinena: era el llamado a ser goleador de Fuerza Amarilla, pero contó con poca fortuna y solo pudo hacer un gol, lo que concluyó en que sea apartado del plantel antes de finalizar el primer semestre.

Federico Laurito: al atacante argentino le fue bastante bien en Gualaceo de la Serie B e intentó jugar de nuevo en primera división, mas tuvo inconvenientes físicos que sumados a los organizativos del cuadro orense le generaron una mala temporada.

Ariel Nahuelpán: delantero querido por la afición de Barcelona que fue llamado de vuelta para ser el plan de respaldo en caso de ausencia de Álvez, mas nunca fue solución y estuvo bastante lejos del nivel que lo hizo del gusto de la exigente hinchada amarilla.

DT: Gustavo Munúa: llegaba a dirigir a Liga Deportiva Universitaria con cierto cartel y prestigio, pero su idea jamás logró consolidarse y solo pudo ganar 2 partidos en casi medio año (uno por cada campeonato). De las peores campañas que los albos hayan soportado en años.

Foto principal tomada de: El Diario Manabita

FyA
emelec 2017

Un Final Feliz

Este 2017 para Emelec termina de la mejor manera posible, siendo el campeón de este país, superando claramente al rival en ambas finales y jugando al más alto nivel en todo el año. El equipo llegó al último tramo de la competencia en su mejor momento. Un final soñado, sin dudas.

Ahora, no todo fue alegrías y triunfos. Este equipo tuvo que pasar por muchas situaciones en el transcurso del año que a muchos los hizo pensar que el sueño de lograr un título más se iba a esfumar.

Emelec tuvo salidas de jugadores importantes a inicio del año, dejaron el club. Nombres como: Ángel Mena, Cristian Guanca, Fernando Gimenez, Gabriel Achilier que eran titulares fijos en el equipo, más otros jugadores que conformaban el plantel dieron un total de 14 bajas.

Así mismo llegaron otros jugadores como: Bruno Vides, Christian Ramos, Ayrton Preciado, Joao Rojas, Marlon De Jesús, Romario Caicedo, Sebastián Piriz, entre otros que generaban una expectativa incierta sobre lo que iban a poder rendir y aportar en este año.

El año empezó mal, el DT Alfredo Arias no encontraba el equipo y algunos llegaron a pensar que con el paso del tiempo se jugaba cada vez peor. Se sufrió bajas por lesiones en varios momentos del primer semestre, incluso se afrontó Octavos de Final de Libertadores sin el centro delantero titular y sin el primer suplente. Todos estos pequeños detalles concluyeron en la eliminación del equipo de este Torneo Internacional y además se tuvo que ver como se escapaba la primera etapa que la termina ganando Delfín de Manta con sobra de merecimientos.

El segundo semestre del año inició con muchas dudas. Cierta parte de la hinchada comentaba que no se permitiría un “fracaso” más y que el DT Alfredo Arias estaba obligado a ganar la segunda etapa y evitar que el club acumule 4 Etapas seguidas sin ganar.

Las incorporaciones de 2 jugadores importantes como Juan Carlos Paredes y Fernando Luna mejoraron al equipo, las fechas pasaban, los lesionados se recuperaban y el equipo empezaba a aparecer de a poco. Se fue ganando partidos claves que le dio confianza al plantel como la fecha doble contra Deportivo Cuenca, que en ese momento era único líder del Campeonato.

Emelec llegó a la recta final de la competencia en su mejor momento. La gente y la prensa conocía el 11 titular de memoria, algo que era imposible en los primeros 8 meses del año. El equipo lucía cada vez más sólido y cerró un año de gran manera ganando 7 de los últimos 8 partidos que jugó, incluyendo las 2 finales contra Delfín.

El repunte de jugadores claves como: Jorge Guagua, Christian Ramos, Esteban Dreer, Fernando Gaibor, Ayrton Preciado, Osbaldo Lastra, Oscar Bagüí y Brayan Angulo hicieron que este Emelec llegue intratable a los últimos partidos y logre la corona número 14, que parecía imposible para algunos durante muchos momentos del año pero que los jugadores y Cuerpo Técnico nunca dejaron de soñar.

Hoy Emelec es justo campeón de Ecuador por muchas razones, principalmente porque pudo levantarse cada vez que se cayó y que nunca dejaron de pelear por mas difícil que se veía el panorama.

Felicito a todos los que hicieron posible este título, desde el Presidente Neme, el DT Alfredo Arias y los jugadores. Confío en que los logros deportivos seguirán llegando, porque esto es Emelec, un club demasiado grande que debe pelear siempre, contra todo y contra todos.

Foto principal tomada de: Radio Huancavilca

bsc 2017

Año de Reposicionamiento Internacional y Frustración Interna

No es habitual cuando se hace un resumen de una temporada encontrar sensaciones tan disímiles como el 2017 de Barcelona Sporting Club. El fabuloso andar por la Copa Libertadores de América, en el que el club llegó hasta semifinales por primera vez en 19 años, no puede ocultar el sinsabor de un exiguo quinto lugar en el campeonato nacional que le impedirá volver a estar presente el próximo año en el máximo torneo continental.

Luego de un título 2016 inolvidable y lleno de récords, el proyecto continuó en manos de Guillermo Almada y con, básicamente, el mismo plantel que logró el campeonato del torneo anterior. Se sumaron como refuerzos principales a Ariel Nahuelpán, quien retornó al club luego de cuatro años, y a Jefferson Mena para reemplazar la vacante dejada por Anderson Ordóñez. El reto del 2017 era claro con la doble competencia: llegar lo más lejos posible en la Libertadores, tal como era una de las promesas de campaña de José Francisco Cevallos (“volver a ser un coloso de América”), y revalidar el título nacional con un bicampeonato que no se obtiene desde 1981.

Desde el sorteo de la Copa Libertadores quedó claro que el andar internacional no iba a ser un camino sencillo: la fase de grupos dejó al Ídolo en una llave complicada junto al campeón vigente Atlético Nacional, al argentino Estudiantes de La Plata y al brasileño Botafogo. Sin embargo desde el debut se vio claramente que Barcelona iba a ser un protagonista importante de esta edición del torneo continental: una brillante victoria sobre Atlético Nacional y dos triunfos  de visitante en La Plata y Río de Janeiro le dieron la clasificación a octavos de final con dos partidos de anticipación y practicando un juego muy intenso, veloz y con la identidad que lo marcó el año anterior.

En la siguiente fase el cuadro torero se encontró con otro obstáculo complicado: el campeón brasileño Palmeiras. Una vez más Barcelona volvió a brillar con dos muy buenos partidos en una llave que se terminó decidiendo desde los tiros penales en donde emergió la figura de Máximo Banguera, uno de los valores individuales más destacados del plantel en el año. Los cuartos de final traerían un nuevo rival paulista: Santos. Tras un trabajoso empate rescatado por el oportunismo de Jonatan Alvez, la gran figura de la temporada, llegó el momento cumbre del curso: la victoria en Vila Belmiro, con una presentación nítida y sólida de la escuadra canaria que debió ganar con una mayor diferencia que la que dejó el solitario gol de Alvez. Las semifinales trajeron al tercer rival brasileño consecutivo, el Gremio de Porto Alegre, que se llevó un incontestable triunfo de visita en el Monumental y el fin de la ilusión copera barcelonista.

El paso del Ídolo en la Libertadores llenó de orgullo a toda su afición, que volvió a ver a su equipo como protagonista en un torneo en el que era una de las grandes referencias sudamericanas hasta finales del siglo pasado. Barcelona se convirtió en el primer equipo de la historia que consiguió 3 victorias como visitante en Brasil y su goleador Jonatan Alvez se convirtió en el segundo jugador del club que anotó 6 goles en una misma edición de la Copa, además que entró en la consideración para mejor jugador del torneo. Una participación indudablemente histórica y valiosa.

A nivel local el trajín de la Copa terminó afectando el rendimiento del equipo en el campeonato en donde partía como favorito para el título, sumado a otros factores externos que afectaron al club como: la suspensión del Monumental en el primer partido como local ante Macará por los disturbios ocasionados por la barra que dejaron al menos 45 heridos y la pérdida de 6 puntos dictaminada por la FIFA por una deuda mantenida con Boca Juniors que a la larga incidió para que Barcelona no clasificara a la Libertadores del próximo año. No obstante, la Primera Etapa del campeonato del Ídolo fue bastante buena, llegando a pelear la posibilidad de ganarla hasta que perdió con Delfín de local en el Monumental en un encuentro en el que el cuadro torero fue superior en gran parte del mismo pero no pudo conseguir el triunfo debido a su mayor falencia de este año: la falta de concreción de goles en comparación con la cantidad de oportunidades generadas. Esta falencia fue mucho más notoria en la Segunda Etapa en la que encadenó ocho partidos consecutivos sin ganar a pesar de merecer el triunfo en la mayoría de ellos y que fue clave para el séptimo lugar alcanzado en dicha fase.

Este último punto es importante resaltar porque, a diferencia del torneo pasado, hubo varios valores individuales que disminuyeron o fueron inconstantes en su nivel. Ely Esterilla, Marcos Caicedo, Washington Vera, Pedro Velasco, Mario Pineida y hasta el mismo Damián Díaz, no rindieron en diferentes momentos de la temporada al igual que el 2016, y eso se vio reflejado en las cifras goleadoras del equipo. Jonatan Alvez anotó el 35% de los goles del plantel, 20 en campeonato y 6 en Libertadores, cuando el año pasado representó solo el 21% de las anotaciones.

Es de resaltar la aparición y consolidación de jóvenes valores como la dupla de defensas centrales conformada por Darío Aimar y Xavier Arreaga que mantuvieron la titularidad a pesar de la llegada del colombiano Mena y de Luis Caicedo. El aporte de emergentes como Erick Castillo, José Ayoví y Tito Valencia (hasta su fea lesión de fractura de peroné), y la incansable labor del capitán Matías Oyola y de Gabriel Marques en la media cancha, como elementos destacados de la temporada aparte de los ya mencionados Alvez y Banguera. Gran mérito en esto es de Guillermo Almada, de quien se debe destacar que cumplió su segundo año completo al frente del plantel, algo que no ocurría en mucho tiempo en el club.

El 2018 queda marcado como un año en el que Barcelona deberá enrumbar su rendimiento en el torneo local, en el que seguramente una vez más partirá como uno de los favoritos para hacerse con el título a sabiendas de que el plantel se mantendrá en su gran mayoría de acuerdo a lo expresado por la dirigencia canaria y en el que se intentará volver a la Copa Libertadores luego de su gran participación en este año. A nivel internacional queda realizar una actuación similar en la Copa Sudamericana donde se enfrentará en primera fase al paraguayo General Díaz.

Foto principal tomada de Metro Ecuador

puerto quito orense

¡Bienvenidos Puerto Quito y Orense!

La Serie B del 2018 tendrá debutantes absolutos en la categoría con la participación del Club Puerto Quito y Orense SC. En el caso de los primeros, llevarán a la ciudad de Puerto Quito por primera vez la Serie B.

 Puerto Quito marcó notables diferencias en el cuadrangular final que de hecho tuvo un arranque muy apretado con los juegos generalmente finalizando en empates, mas las victorias de los pichinchanos por 2-1 ante Rocafuerte y 3-1 ante Chacaritas, ambas en su patio, les permitió acomodarse en el primer lugar con holgura. Por otra parte, el conjunto bananero con 4 empates al hilo conservaba un segundo lugar que no terminaba de ser tan auspicioso.

 En la quinta fecha repentinamente se resolvió el torneo. Prácticamente Puerto Quito estaba ascendido y llegaba relajado a Guayaquil para enfrentarse a Rocafuerte, al que venció por 1-0 dejándolo casi fuera de combate. Luego en Machala la oportunidad estaba para Orense, quienes en un dramático juego doblegaron 1-0 a Chacaritas, logrando su anticipado paso a Serie B. En la última fecha los ascendidos igualaron 0-0 confirmando el título en la categoría para Puerto Quito.

 Recordando el paso de los ascendidos. En el caso de Puerto Quito, había finalizado segundo en el torneo de Pichincha, mientras que Orense fue el ganador del torneo de El Oro. En los zonales Puerto Quito también había finalizado segundo detrás de Chacaritas, mientras que Orense ganó el suyo. Puerto Quito y Orense se juntaron en los cuadrangulares semifinales donde los de Pichincha finalizaron primeros y los de El Oro como mejores segundos accedieron al cuadrangular final.

 Jean Robledo, Guiner Vergara y William Araujo entre otros fueron las figuras de Puerto Quito, mientras Víctor Valle, Wagner Muñoz o el portero Rolando Silva fueron pilares en la campaña Orense.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga 2017

Un Año Más…

Un año más en el que Liga transita en el ostracismo, lejos de cualquier pelea por titulos o algo importante. Los hinchas cada vez más se hunden en la desesperación y la nostalgia de los tiempos pasados que tantas alegrías trajeron.

Para iniciar este 2017 Liga ilusionó, primero, con la contratación de Hernán “El Pirata” Barcos, luego, con la contratación de Gustavo Munúa, campeón con Nacional de Uruguay como DT y varios jugadores que invitaban a pensar que se dejaría atrás el recuerdo de un 2016 de Borghi, Alemán, un DT uruguayo que nadie recuerda el nombre y la lucha por el descenso. Sin embargo, el equipo dirigido ahora por Munúa pasó casi toda la primera mitad de año en los últimos lugares, acumulando tan solo una victoria en el torneo local y sumiendo al equipo e hinchada en una profunda depresión.

Tras el fracaso estrepitoso con el técnico charrúa, la dirigencia decidió despedirlo y traer a un conocido del medio local: Pablo Repetto. Con él llegaron unas cuantas victorias y se salió del sofoco del descenso latente que se vivía con Munúa. Se superaron dos etapas de Copa Sudamericana (contra Defensor Sporting De Uruguay y Bolívar de La Paz), sin embargo, nunca se llegó a consolidar el equipo, siempre guiado por un Barcos inconmensurable, que cuando estaba ausente dejaba un grupo de fantasmas del que mucho no se podía esperar. Se alternó en el arco con Daniel Viteri y Leonel Nazareno sin llegar a una esperada seguridad. Las incorporaciones de medio semestre también ayudarían a por le menos evitar rondar los últimos lugares, mas Lucas de Lima no le dio la suficiente velocidad al centro de la zaga que conformó con Horacio Salaberry, Aníbal Chalá estuvo muy lejos de su nivel 2016 con El Nacional, Sherman Cárdenas no tuvo los minutos esperados en la titularidad y su calidad se mostró a cuentagotas, mientras que Jonathan González siempre fue permanentemente criticado por la hinchada. Tal vez la mejor noticia fue el regreso de Juan Luis Anangonó quien junto a Hernán Barcos se encargaron de rescatar varios puntos que parecían perdidos. El “pirata” incluso pudo consagrarse como goleador del torneo local.

En Copa Sudamericana se perdió la llave contra un viejo conocido: Fluminense, por un error infantil en defensa al regalar un tiro de esquina, mientras que en el campeonato local, se ilusionó a la hinchada con una victoria contundente contra Delfín, que terminaría siendo subcampeón, para terminar estrellándose de bruces con unas dolorosísimas derrotas contra El Nacional, Barcelona y Emelec que devolvieron al equipo al lugar donde perteneció este 2017: octavo entre 12, lo cual le llevó a jugar un “repechaje” contra Técnico Universitario para asignar el último cupo para la Copa Sudamericana 2018. Algo para rescatar en Liga fue la pareja de volantes centrales armado con Jefferson Intriago y Edison Vega, así como el año cumplidor sin ser brillante de gente de la casa como José Cevallos Enríquez, Johan y Anderson Julio. José Quintero pasó permanentemente con problemas físicos, lo que también golpeó al plantel de Liga en general durante el 2017.

En aquella última eliminatoria que buscaba un cupo a Sudamericana se puede resumir el año de Liga. En el partido de ida en la ciudad de Ambato se vio superado por los locales, y perdía 1-0 casi al completar los 90 minutos, sin embargo, jugadas geniales de Barcos y Salaberry dieron la victoria agónica a los azucenas. En la vuelta Liga empezó dominando y ganando 3-0 lo cual ilusionó a la hinchada, pero se perdió el rumbo y los ambateños empataron el partido, y Liga terminó pidiendo tiempo para ganarle a un equipo de una categoría inferior.

Este 2017 será un año muy olvidable para la hinchada blanca, donde mucho no se puede sacar, simplemente esperar (nuevamente) que el año entrante se arme un equipo que pueda pelear algo y no deje a los hinchas con un amargo sabor de boca y recordando los 10 años de su momento más feliz.

Foto Principal: API