terminator banner

Terminator: La Revolución Tecnológica

En este mes de julio se cumplieron 30 años desde que “Terminator 2: El Juicio Final” tuvo su debut en las salas de cine. Ha sido una película influyente dentro de una de las sagas legendarias de Hollywood elevada a la categoría de clásico.

El argumento de la saga en sí es mayormente conocido por el amante de las producciones hollywoodenses promedio: una resistencia humana armada en un futuro no tan lejano que lucha contra la desbocada inteligencia artificial que tiene en sus manos prácticamente el fin de la civilización. La paranoia clásica del Siglo XX ante el temor de un holocausto nuclear frente a las inquietudes desarrolladas a partir de la tecnología a finales de ese mismo siglo. El combo perfecto de la angustia, el miedo al futuro y el apocalipsis.

La saga Terminator tiene como ejes temáticos el fin de los tiempos y la tecnología. Ya que se habla de esto último, se busca dar la más impacto narrativo al film a través del desarrollo tecnológico de los efectos especiales. El efecto icónico de la película es el que da las características de la temible unidad T-1000, el “Terminator malo” genialmente interpretado por Robert Patrick. Su estructura de “metal líquido” que lo hace capaz literalmente de transformarse en cualquier cosa se logró gracias a la técnica del morphing de la cual “Terminator 2” podría enorgullecerse como su exponente clásico.

 t1000

Este tipo de efecto en el cual una imagen se transforma en otra se perfeccionó a través del uso de animaciones generadas por computadoras (CGI) y ya se había visto en filmes como Tron (1982) o en Abyss (1989) dirigida por el mismo director de Terminator, James Cameron. El T-1000 fue el primer personaje creado al menos parcialmente por un ordenador por los estudios Industrial Light & Magic, hoy de propiedad de Lucasfilm. La otra mitad requirió modelos de fibra de vidrio para usar en estudio. Se podría decir que Terminator 2 dio el impulso definitivo hacia la digitalización de los efectos especiales.

Si Terminator 2 tuvo esa influencia decisiva en la creación de efectos especiales para el cine, hay otros aspectos en los que este film influye en la cultura popular. Una de ellas es tan sencilla y referente en construcciones como la jerga juvenil. La frase “Hasta la Vista, Baby” que el futuro líder de la resistencia, John Connor (Edward Furlong), hace aprender a su “entrañable” T-800 (Arnold Schwarzenegger) se popularizó durante buena parte de los años 90. Como también es claramente icónico “I’ll Be Back”, el cual es fuertemente relacionado con el apocalipsis (si te portas entre blasfemo y puntilloso, con la segunda venida de Cristo).

 conor y t800

 

Además de las “frases cliché”, “Terminator 2” tuvo una importante influencia en la cultura popular. Desde cosas tan simples a la vista como la ropa, pues vinculó fuertemente la idea del hombre rudo con las gafas oscuras y la chaqueta de cuero negra (aunque bien puede esto ligarse desde la pre cuela de este film) o el clásico flequillo del joven John Connor como símbolo del niño rebelde. Sus escenas han sido parodiadas en series de comedia como: The Simpsons o How I Met Your Mother. Recordándonos las mutaciones del T-1000, las escenas de persecución o la espectacular llegada de los Terminator al pasado.

“Terminator 2” ciertamente aborda temas muy humanos como las familias disfuncionales (los Connor), la locura y roce con la criminalidad (Sarah Connor y su personaje cuasi anti héroe) y cuestionamientos que aparecieron a finales del siglo anterior sobre la tecnología y su rol en la humanidad y con el desarrollo de ideas paranoicas que derivan en la idea de aniquilación de la raza humana en sí. La idea que la máquina aprenda por si misma puede ser terrorífica, aunque la misma se puede ablandar cuando vemos al T-800 convertirse a su manera en un “tío protector” de John Connor desarrollando lo que sería un equivalente a afecto, algo que se luce esperanzador. Como la misma idea que ese modelo y personaje pase de ser el villano al héroe de la saga.

 sarah connor

Entre los premios que obtuvo este film se encuentran 4 Oscar a: mejores efectos visuales, mejor sonido, mejor edición de efectos de sonido y mejor maquillaje. Mejor film de ciencia ficción de los Saturn Award, mejores efectos visuales y de sonido para la Academia Británica de cine y múltiples premios en la gala cinéfila de MTV que incluyó: mejor película, mejor rol masculino para Schwarzenegger, mejor rol femenino para Linda Hamilton e incluso mujer más deseada desde su papel de Sarah Connor. Todo esto entre 1991 y 1992.

 “Terminator 2, Juicio Final” es tal vez una de las películas definitivas de los 90 y su ambiente de angustia sobre el vértigo tecnológico sería un anticipo a lo que se va viviendo en el Siglo XXI.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
dedicada 1

De Youtube a la Pantalla Grande

Estuvo por varias semanas en las carteleras de los cines ecuatorianos, pero su aparición en la plataforma “Netflix” le ha dado nueva vigencia. “Dedicada a Mi Ex” es una película con ideas predominantemente ecuatorianas, aunque necesitó apoyo comercial y de infraestructura colombianas. Como quiera, se trata de una muy entretenida producción.

El largometraje fue concebido y dirigido por Jorge Ulloa, uno de los creadores del muy afamado “Enchufe TV”, canal ecuatoriano de YouTube dedicado a sketches cómicos con una ya considerable trayectoria, prestigio internacional y producción ciertamente impecable. Con el uso de sus característicos recursos narrativos hiperbólicos, se armó una especie de “Scott Pilgrim” criollo, con una película que se desarrolla a partir de un desengaño amoroso y gira alrededor de las aventuras de la formación y consolidación de una banda musical.

“Dedicada a mi ex” emociona primeramente porque a medida que transcurre la trama, se va dando la sensación de ser un “all stars” de artistas latinoamericanos. Empezando por los protagonistas, 2 de los más queridos actores de “Enchufe TV” como Raúl Santana, el popular “chichico”, y Nataly Valencia. Parte de la “banda” la componen Biassini Segura, actor colombiano, y Carlos Alcántara, conocido por encarnar a “Machín” en la entrañable comedia peruana “Pataclaun”. Entonces asistimos a un desfile de celebridades, como los mexicanos Eugenio Derbez, muy aclamado cómico de pantalla chica y grande o Mariana Treviño, conocida por sus papeles en series de plataforma digital como “Club de Cuervos” o “La Casa de las Flores”. Vimos a Jorge Enrique Abello y Lorna Cepeda, quienes encarnaron a Don Armando y Patricia Fernández en la totémica telenovela colombiana “Betty La Fea”, también reconocidos youtubers como: Yoss Hoffman, Luisito Comunica o Werevertumorro. Además de queridos actores ecuatorianos como Eduardo “mosquito” Mosquera o Martha Ormaza antes de su fallecimiento. Solo ahí la película brindaba permanentes emociones.

dedicada 2

Si podemos extraer un tema dentro de la vertiginosa sucesión de escenas cómicas es el camino hacia la madurez y lo difícil que en la práctica resulta el desapego. Esto no sólo por el disparador de la narración, que es la separación de Ariel (Raúl Santana) con su novia y su insistencia en recuperar la relación, sino también de los sentimientos que ese camino pueden suscitarse a un joven con una familia en apariencia sólida como la de Ortega (Biassini Segura) o de plano disfuncional con un toque de rebeldía, como es el caso de Felicia (Nataly Valencia). Qué decir de Néstor (Carlos Alcántara), aquel romántico y envejecido rockero que se niega a entregarse al sistema, a pesar de que ya hay una familia que necesita de su protección.

 En la actuación, Raúl Santana explota su clásico papel de “chichico”, personaje repleto de inseguridades, mientras Nataly Valencia tal vez se muestra más versátil y ciertamente, rodearse de actores de mucha experiencia ayudan mucho a esta “fantasía pop” latinoamericana. Justamente eso es lo más sobresaliente de la producción, dentro de un ámbito que ya tal vez está saturado de las producciones crudas y realistas. El guión preciso y los pulcros efectos de edición y tecnológicos, característicos de “Enchufe TV” llevan a la producción con una frescura y sello de distinción que fácilmente se separa de una experiencia latinoamericana audiovisual clásica. Bien puede ser el punto de partida hacia un cine latino menos solemne que varios estamos esperando. Y todo, partiendo desde YouTube.

Los cambios con sus tomas de decisiones, la amistad y el optimismo inocente, como valores de juventud se exponen en hora y media de risa, pero también de cuestiones de fondo. Una discreta crítica al mundo del espectáculo, además de la decisiva y creciente influencia de las redes sociales forman parte de una producción con mucho de comedia, pero ciertamente con mucho corazón.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
rompan todo

Del Génesis al Evangelio del Rock Latino

Al más puro estilo de “Las 7 Edades del Rock” o cualquiera de los especiales cronológicos de las grandes cadenas como MTV o Much Music, se realizó una producción que relate al historia del Rock hispanoparlante. “Rompan Todo”, transmitido por la plataforma Netflix, buscó explicar en 6 capítulos la historia de un género que ha tenido un sinnúmero de matices, influencias y puntos de partida en una región que a veces pareciera que lo único que tiene en común es el idioma, pero al final es mucho más que eso.

Hubo un eje estrictamente histórico en el que se repasa cómo la música juvenil pasó de una simple imitación a la escena que sucedía en las naciones angloparlantes a incorporar elementos originarios de cada país, sin necesidad de ser tradicionalista. Si la identidad del latinoamericano está en el mestizaje, el rock latino justamente se podría definir como un mestizaje de sonidos, siendo el rock propiamente, como sonido americano, un sonido de por sí mestizo. Es así como la imitación y traslado de éxitos pop en inglés al español como en México sucedía con Enrique Guzmán y sus Teen Tops inició la ruta para después lograr un sonido similar a los monstruos del rock de los 1960s., como Los Shakers de Uruguay.

shakers

Muchas veces ese mestizaje dependió de las tendencias de los tiempos. Hubo momentos de mayor conexión con las raíces como en los años 1970s, donde destacaron Los Jaivas de Chile por ejemplo. También en los años 1990s, en los cuales la fusión es el encantamiento hacia las nuevas generaciones. Desde México Café Tacuba, en Colombia Aterciopelados o en Argentina con Los Fabulosos Cadillacs definen una identidad que definitivamente se consolida.

cafe_tacuba

La evolución comercial del movimiento también es abordado en esta serie documental. Si bien en las décadas de 1960s y 70s, el público joven caía en histeria colectiva en presentaciones como las de Sandro, sería Soda Stereo la banda que introduciría el súper estrellato en la escena latina. El éxito comercial es principalmente enarbolado por Maná, probablemente la banda que más discos y boletos de concierto haya vendido y que cante en Castellano en la historia. Su participación en el documental fue muy del disgusto de “puristas”. La aparición de una señal latinoamericana para la cadena MTV significó una excelente vitrina para una escena que se expandió aceleradamente en la última década del Siglo XXI.

soda 80s

El eje político es un factor transversal y absolutamente fundamental en la historia del rock latinoamericano. La historia de la región se ha caracterizado por episodios turbulentos y una eterna sensación de insatisfacción de la gente hacia el accionar de sus gobernantes. Si el rock nació como una propuesta contracultural, en Latinoamérica pudo en muchos casos canalizar esa insatisfacción generalizada, lo que también muchas veces trajo problemas a los artistas. Prácticamente en todos los capítulos de la serie se abordó del tema político con artistas que se han caracterizado por ese contenido como: León Gieco, Los Prisioneros, Molotov, Bersuit.

los prisioneros

Así fue como rompan todo buscó mencionar la mayoría de personajes que han recorrido un movimiento con varias generaciones de protagonistas y que han derivado en lo que se escucha actualmente que es la música con más adaptación tecnológica y el hoy por hoy todopoderoso reggaetón. Sin duda a través de redes sociales se manifestó insatisfacción por omisión de algunos favoritos de quienes comentaron o exceso de protagonismo de otros, sobretodo los que han tenido relación creativa con Gustavo Santaolalla, quien de hecho forma parte de la producción ejecutiva de la serie. Se acusó tal vez de falta de no dar el suficiente espacio que ha sido generado por mujeres a lo largo de la historia del movimiento y que su espacio más bien llegó al final cuando tomaron la palabra Julieta Venegas o Mon Laferte.

julieta venegas

Podríamos decir que el esfuerzo por abarcar la mayoría de países con sus detalles precisos fue titánico y el producto final es de bastante buena calidad y especialmente entretenido para el melómano y fanático de la historia. Siempre es reconfortante escuchar voces autorizadas como Álex Loras, Charly García, Fito Páez o Andrés Calamaro hablar de lo que sucedía en sus mayores momentos de fama y gloria. Tal vez hubiera sido bueno juntarlo más con la escena española, que ha venido siempre muy de la mano para la audiencia americana. Con sus omisiones, se trató de una producción absolutamente mirable y recomendable.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
obituario 2021

Obituario 2020

El 2020 fue un año en que la muerte fue más habitual para la humanidad que desde hace mucho tiempo, digamos que desde la Guerras Mundiales. La pandemia de Covid 19 se llevó millones de vidas alrededor del mundo y no solo por las complicaciones propias de la enfermedad, sino por la atención médica que se mermó en opciones e incluso por las complicaciones económicas que generó. En el mundo del deporte y la cultura popular hubo mucho que lamentar al respecto. Un año que mucha gente preferirá olvidar.

El 25 de noviembre el mundo del fútbol perdió uno de sus nombres icónicos y fundamentales: Diego Armando Maradona falleció a los 60 años víctima de complicaciones pulmonares. El “pelusa” será siempre recordado por su decisiva participación en la obtención de la Copa del Mundo de México 1986 por la Selección Argentina. Siempre celebrado su paso por la albiceleste y por clubes como: Argentinos Juniors, Boca Juniors, FC Barcelona, Napoli, Sevilla, Newell’s Old Boys. Tal vez no fue lo más brillante y oficiaba como Director Técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata en el momento de su deceso. Su vida personal llena de polémicas y excesos lo llenaron de detractores, mas nunca pasó desapercibido. Homenajes a su memoria hubo por todas partes.

 paolo rossi

El mundo del fútbol despidió a algunos de sus grandes campeones. Se fue de este mundo Paolo Rossi, delantero italiano muy recordado por ser goleador y máxima figura del Mundial de España 1982. Falleció también Jack Charlton, integrante de la selección de Inglaterra campeona de 1966 y estratega de Irlanda en el Mundial de 1990. No fue campeón del Mundo, pero disputó las finales de las Copas del Mundo 1974 y 1978, el atacante neerlandés Rob Rensenbrink, quien también nos dejó este año. Muy tempranera fue la partida de Papa Bouba Diop, el futbolista senegalés, conocido por anotar el primer gol del Mundial Japón – Corea 2002, sorprendiendo a Francia. Falleció también Radomir Antic, entrenador nacido en la ex Yugoslavia y que destacó en la liga española en los años noventa.

Antes que la pandemia tome las dimensiones conocidas, una inesperada muerte sacudió el mundo del deporte. Kobe Bryant, basquetbolista estadounidense falleció a los 41 años víctima de un accidente mientras viajaba en helicóptero junto a su hija Gianna Maria y otros 8 acompañantes y tripulación. Considerado como uno de los mayores exponentes en su deporte, defendió durante 15 temporadas la camiseta de Los Ángeles Lakers con la cual se consagró 5 veces campeón de la NBA (2000, 2001, 2002, 2009, 2010), además de liderar a la selección olímpica de Estados Unidos a la obtención de la Medalla de Oro en Beijing 2008. El mundo lamentó la partida de Stirling Moss, piloto de Fórmula Uno subcampeón en varias temporadas de los años 1950s e insigne de la época fundacional de la categoría.

 leonel montoya

Figuras entrañables en la dirección técnica del fútbol latinoamericano partieron al más allá. Se lamentó el fallecimiento de Alejandro Sabella, estratega argentino que llevó a disputar la final del Mundial Brasil 2014 a la selección de su país, además de haberse consagrado campeón de América con Estudiantes de La Plata en 2009. Gabriel Ochoa Uribe, uno de los más grandes entrenadores de fútbol en Colombia dejó este mundo. Famoso por dirigir a Millonarios y América de Cali en sus mejores momentos locales e internacionales como los 60 con los bogotanos y los 80 con los caleños. Estrategas vinculados al fútbol ecuatoriano como: Leonel Montoya, colombiano, destacado por conducir a Liga Deportiva Universitaria al bicampeonato ecuatoriano y a semifinales de Copa Libertadores entre 1974 y 1976 ; Luis Grimaldi, uruguayo, quien dirigió la selección ecuatoriana, además de planteles como: Emelec, Liga de Quito y 9 de Octubre u Oscar Blanco, argentino quien jugó en y dirigió a Emelec en sus etapas como jugador y entrenador.

 amadeo carrizo

 

Argentina y Latinoamérica lamentaron la partida de futbolistas insignes en su posición y en la historia como el portero Amadeo Carrizo, el lateral izquierdo Silvio Marzolini o el carismático volante Tomás “trinche”Carlovich. En otro deporte, falleció el legendario tenista peruano Álex Olmedo, ganador de los Grand Slam de Australia y Wimbledon en los años 50 y cuya habilidad le valió para que Estados Unidos lo integre en su equipo de Copa Davis.

El plano de la dirigencia deportiva también se vio afectado en el 2020. Falleció Lorenzo Sanz, quien presidió al Real Madrid entre 1995 y 2000, siendo una de las primeras víctimas “famosas” del Covid 19. Falleció también el médico y político uruguayo Tabaré Vázquez, quien presidió al Club Progreso de su país y años después presidió su nación durante 2 períodos distintos. En Ecuador dejó este mundo Omar Quintana, quien fue conocido dirigente de 9 de Octubre y Emelec, además de destacar en la política como Presidente del Congreso ecuatoriano. También de las primeras víctimas del corona virus.

 dannes

 

Los decesos de futbolistas ecuatorianos causaron conmoción en el país. A mediados de año falleció Carlos Luis Morales. “Pestañita” fue portero campeón con Barcelona SC en: 1985, 1987, 1989 y 1991 y jugador fundamental para que el cuadro guayaquileño dispute la primera final de Copa Libertadores de un cuadro ecuatoriano. Además de ser titular de la Selección Nacional en los años 1980s y 90s. Su carisma lo llevó a la pantalla de televisión donde fue presentador de noticias y finalmente terminó incursionando en política. Mientras ejercía el cargo de Prefecto del Guayas enfrentó acusaciones de corrupción y la muerte lo sorprendió en dicho trance. Falleció también Dannes Coronel, zaguero lateral derecho, que vistió las camisetas de: Emelec, El Nacional y Barcelona, además de vestir la camiseta del la Selección ecuatoriana en los 1990s. En una posición, pero años antes jugaba Ecuador Figueroa, defendiendo a la Selección, Emelec, Liga de Quito o Liga de Portoviejo. También dejó este mundo, así como también se fue Iván “clavo” Caicedo, figura de Deportivo Cuenca en los 1970s. El arbitraje lamentó la pérdida de Rosa Canales, jueza de línea pionera a inicios del Siglo XXI en la incursión femenina en el fútbol ecuatoriano.

El mundo de la música lamentó varias pérdidas notables. Después de varios años batallando por su salud falleció el guitarrista Eddie Van Halen, muy popular en los 1980s con la banda de su apellido y considerado uno de los más virtuosos con su instrumento. Hablando de rock, uno de sus nombres fundacionales dejó este plano existencial: Little Richard “el arquitecto del rock”. Falleció también Kenny Rogers, uno de los cantantes más famosos de la música country. Reconocidos músicos de rock nos dejaron con Neil Peart, baterista de los canadienses “Rush” o el líder de los británicos “The Outfield”, Tony Lewis. El mundo de la música y el cine sufrió con la pérdida del director de orquesta Ennio Morricone, compositor de varias clásicas bandas sonoras del séptimo arte.

El pentagrama hispano parlante tuvo mucho de luto también, como con la pérdida del gran cantante y compositor mexicano Armando Manzanero, cuyas creaciones llevaron a la fama y gloria a muchos artistas del continente y más allá. Fue una de las últimas víctimas del Covid 19. Nos dejó también el líder de la agrupación española “Jarabe de Palo”, Pau Donés. También nos dejó el compositor, cantante y artista multifacético español Luis Eduardo Aute. En cuanto a géneros latinos, partieron de este mundo el salsero puertorriqueño Tito Rojas y el popular merenguero dominicano Sandy Carriello “Sandy MC”.

naya rivera

Las pantallas grande y chica se despidieron de figuras icónicas y estrellas emergentes. Tras 103 años de existencia se fue de este mundo Kirk Douglas, el genial Espartaco y tras cumplir 90 se fue el inolvidable Agente 007, Sean Connery. Hablando de la saga de James Bond, falleció Honor Blackman, una de las célebres chicas Bond de los 1960s. Partió al más allá Rhonda Fleming, clásica actriz de la época dorada de Hollywood y Olivia de Havilland, la última sobreviviente del reparto de “Lo Que El Viento Se Llevó”. Lamentable fue saber que el cáncer se llevó al joven actor Chadwick Boseman, quien recientemente interpretó a “Black Panther”, enfermedad que también se llevó a la actriz Kelly Preston y al director Joel Schumacher. Se nos fue Conchata Ferrell, la popular “Berta” de “Two And a Half Men”, además que el actor Andrew Jack también fue otra víctima del corona virus. Una lamentable así como sorprendente pérdida fue la de Naya Rivera, la popular “Santana Lopez” de “Glee” en un incidente que la terminó ahogando en el Lago Piru de California. Falleció a los 92 años Jerry Stiller, conocido por varios papeles cómicos en cine y televisión (Zoolander, Seinfeld, etc.)

Fallecieron grandes personalidades de la creación de humor en América Latina. Joaquín Salvador Lavado “Quino”, el reconocido caricaturista argentino creador de “Mafalda” dejó este mundo, así como los humoristas mexicanos: Héctor Suarez, principal actor de producciones como “La Cosa” y “¿Qué Nos Pasa?” y Manuel “El Loco” Valdés, notable figura de la época de oro del cine de su país. Si hablamos del cine de oro mexicano, recordamos también la partida de Guillermina Jiménez Chabolla, “Flor Silvestre”, actriz y cantante emblemática.

flanagan

Falleció Jens Nygaard Knudsen, quien se lo podría considerar el padre de LEGO, juguetes que nos han entretenido a generaciones. El mundo de la moda perdió a grandes exponentes como el ítalo-francés Pierre Cardin y el japonés Kenzo Takada. El universo WWE lamentó la partida de James Arthur Harris “Kamala”

En Ecuador fallecieron personalidades como el periodista Jorge Ribadeneira Araujo “Soflaquito”, de dilatada trayectoria en rotativos como El Comercio y Últimas Noticias. El escritor guayaquileño José Antonio Gómez Iturralde, quien durante años fue director del Archivo Histórico del Guayas. La compositora y cantante de música tradicional ecuatoriana Mercedes Mendoza Suasti. Personalidades de la política como ex Vicepresidente Luis Parodi o el activista y catedrático Leonardo Vicuña.

Alrededor del mundo se supo de la partida de políticos como el ex Secretario General de las Naciones Unidas, el peruano Javier Pérez de Cuéllar, el antiguo dictador keniano Daniel Arap Moi o el ex Presidente egipcio Hosni Mubarak.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
gambitodama

El Ajedrez se puso de Moda

El último gran éxito de Netflix es la serie “Gambito de Dama” (The Queen’s Gambit) y bien podría ser la producción de las que más se habla en el remate del infausto año de pandemia.

La serie es adaptación de una novela del mismo nombre, escrita por Walter Tevis en 1983, mas ambientada en los años 1950s y 1960s. Cuenta la historia de Elizabeth “Beth” Harmon, una heroína que encaja perfectamente en los estándares de los héroes pop y deportivos contemporáneos, pues tuvo una infancia difícil y disfuncional entre la orfandad y una familia adoptiva que distaba mucho de ser modelo. Pasiones, demonios, drogas y sobretodo, un talento sobrenatural, en este caso para el juego del ajedrez.

Beth Harmon es encarnada por la joven actriz Anya Taylor – Joy (a quien la hemos visto también en Peaky Blinders). Su actuación logra enseguida meterse al bolsillo al espectador, pues logra con su expresión una aura genuina de locura y genialidad. Sería más bien una “anti expresión”, pues es precisamente la escasa gesticulación, la rigidez de su postura y la mirada prácticamente imperturbable lo que componen a su personaje. Como que toda la fiesta ocurre en su cabeza y todos sus esfuerzos se deben al tablero del “deporte ciencia”.

gambito1

La historia de Beth se vuelve entrañable porque es casi siempre un nadar contracorriente. Contra las autoridades del orfanato, de su familia adoptiva, del mundo de las competencias del ajedrez dominado abrumadoramente por hombres, contra su propia salud mental y finalmente, como si esto fuera la historia de un boxeador o héroe de juegos de video (?), Beth debe superar uno a uno en el ajedrez a rivales cada vez más complicados hasta medirse con un adversario pintado como invencible. El camino que transita la lleva de la sencillez al glamour.

 Hablando de su “combate final”, el también ficticio Vasily Borgov, es la construcción prefecta inspirada en los años de la guerra fría, es decir, un robótico producto de la Unión Soviética, una mezcla de grandes campeones como Tigrán Petrosián, Anatoli Karpov o Garri Kasparov. Es así como, al más puro estilo de “Rocky IV”, se enfrentan “”la máquina del sistema”, o sea el campeón soviético ante el talento, alma e inspiración de la en este caso campeona americana. Una temática clásica y que nunca falla mayormente. Además que así como en Rocky, el encuentro decisivo es en territorio ruso.

 

THE QUEEN’S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 105 of THE QUEEN’S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX © 2020

THE QUEEN’S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 105 of THE QUEEN’S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX © 2020

 

Claro que, al contrario del casi santificado personaje de Stallone, Beth Harmon tiene entre sus características algunos vicios. El de la bebida, “heredado” de su madre adoptiva, y las drogas: las clínicas, hábito adquirido desde el orfanato y las recreativas a medida que incursiona en círculos sociales que en un inicio son complicados de entender, en un inicio por su edad y también por su propia personalidad. Ante esto hay escenas descomunales como el ajedrez mental de Beth antes de dormir en la noches de orfanato y el épico final del capítulo 6 con “Venus” de los Shocking Blue de fondo.

 Gambito de Dama es una historia de locura y pasión, conceptos que tal vez suenan contrarios al mundo metódico que de lejos parece ser el ajedrez. Continúa con la onda de heroínas femeninas de los actuales momentos y que está poniendo de moda uno de los pasatiempos más antiguos del mundo y que ciertamente a veces es relegado.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
cobra banner

Cobra Kai Nos Puso de Cabeza

Si bien, la primera temporada de esta serie secuela de la legendaria saga ochentera de películas “Karate Kid” ya había sido estrenada vía YouTube en 2018. Ha sido su llegada a la plataforma Netflix lo que la ha posicionado dentro de las tendencias de los consumidores de programación en formato digital.

“Cobra Kai” ha colocado en streaming 2 temporadas para el deleite del nostálgico, pero ofrece uno de los giros argumentales más sensacionales de los últimos tiempos. Es bien sabido que en la saga de Karate Kid, Daniel Larusso (Ralph Macchio) es el “chullita”, un chico que había llegado a una tierra ajena y que encontró en el karate un sentido de pertenencia basado en el equilibrio y disciplina que proporcionan la práctica de las artes marciales, esto guiado por el entrañable Sensei Miyagi. Su contraparte, Johnny Lawrence (William Zabka), fue un clásico antagonista adolescente: abusivo y pendenciero, entrenado por el malvado Sensei Kreese y abanderado del lema: “golpea primero, golpea fuerte, sin piedad”.

fotonoticia_20200902175032_420

Ahora, en la serie “Cobra Kai”, hay una especie de inversión de roles. Daniel Larusso, aquel humilde muchacho de New Jersey ahora es un prominente empresario dedicado al comercio de autos con una maravillosa familia, en tanto que la vida de Johnny Lawrence es una calamidad, cuando de adolescente gozaba de cierto privilegio material. Lawrence cruza su destino con su joven vecino, Miguel Díaz (Xolo Maridueña), de orígenes ecuatorianos, de tal manera que intenta a revivir sus mejores épocas con el karate, ahora como instructor.

Hay condimentos que hacen indiscutiblemente que sea ahora el personaje de Lawrence el favorito de la saga. Un individuo que al parecer ha tirado su vida a la basura busca redimirse volviendo a lo que mejor sabía hacer, reviviendo un nombre temible dentro del “Universo Karate Kid” como es “Cobra Kai”, sin embargo, los propósitos protervos de este Dojo van a ser reconstruidos por parte de Johnny. Si bien se mantiene el “golpea primero, golpea fuerte, sin piedad”, el mensaje para sus alumnos ya no es el de victoria a cualquier costo, se trata de introducir cierto código de honor a Cobra Kai que de hecho no es del todo asimilado.

cobra kai 2

Por otro lado, el mejor “servicio a la comunidad” que ha podido ofrece el Dojo “Cobra Kai” es el de ayudar a los chicos que sufren de bullying a ganar confianza y así poder cortar de raíz los abusos a los que son sometidos en su diario vivir y rutinas escolares especialmente. No es un camino fácil, pues Lawrence es de trato áspero y poco paciente, pero va logrando el objetivo de que dejen esa auto precepción de “fracasados”. Uno de los puntazos que se anota la serie y que seguro ha emocionado a más de uno.

En cuanto a la disputa de Lawrence con Larusso, más de un nostálgico ochentero puede habérsele fundido un fusible al darse cuenta como el relato va tornando al rubio integrante de Cobra Kai como el bueno de la serie y en algo a “Daniel San” hacia el otro costado, aunque verdaderamente es difuso el límite entre el bien y el mal. Pasa que el rudo personaje de Lawrence (en el sentido castizo y en el ecuatoriano de la palabra) se ha hecho muy carismático y su lucha por enmendar lo que se hizo mal puede ser esperanzadora. Por otro lado no es que Larusso se haya vuelto un villano precisamente, pero su nuevo rol de un sujeto socioeconómicamente privilegiado representante del status quo le quita notablemente el encanto del personaje ochentero. El dilema moral en ambos siempre está presente y motiva los giros de la serie que incluso, y como buena serie con componente adolescente, van hacia lo romántico, donde los hijos de Larusso y Lawrence toman protagonismo más allá de sus habilidades marciales.

 

Cobra Kai - Season 2 - Episode 203

Cobra Kai – Season 2 – Episode 203

Como dijimos en la introducción y como es característica del la televisión por streaming, la nostalgia juega un rol fundamental, reviviendo un hito de la cultura popular de los ochenta en varios frentes: la película “Karate Kid” per se, la banda sonora (que está genial) y es un sello muy Netflix especialmente y cositas como el Pontiac Firebird originalmente conducido por Lawrence. El eterno dilema ético, que es básicamente el eje narrativo de Cobra Kai más el elemento nostalgia hacen a la serie prácticamente enviciante.

¡Cobra Kai y el seco de carne nunca mueren!

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
si se puede main

Sí Se Pudo … ¿Hacer Algo Mejor?

Desde julio de 2020 se ha transmitido por la señal del canal ecuatoriano Ecuavisa, la serie “Sí Se Puede”, que busca recrear la vida del astro del fútbol ecuatoriano, Jaime Iván Kaviedes. Los comentarios sobre la misma han sido muchos y mayormente desfavorables. ¿Acaso es para tanto?

Es cierto. Si alguna biografía ha merecido ser tratada cinematográficamente es la del carismático “Nine”, repleta de controversias, imprevistos, sinsabores, amarguras, pero también de gloria. Su enigmática personalidad ha provocado durante años debates tanto en la prensa deportiva como la de farándula. Justamente la expectativa de mirar sus vaivenes mezclados con una etapa entrañable para el futbolero ecuatoriano como el inicio del Siglo XXI era lo que generaba la expectativa.

Pero, ¿cuál ha sido el resultado? Definitivamente no era lo esperado, ¿o sí? Es oportuno recordar que en los últimos años, Ecuavisa se ha caraterizado por la producción de comedias… digamos “ligeras”, donde el hilo narrativo y el chiste fácil permiten al espectador no complicarse mucho y entretenerse sin esfuerzo. Lo que suele ser despreciado por algún sector crítico, pero bien que da resultado y lo debe indicar el rating, por lo mismo se insiste en ese tipo de producciones. Entonces en ese espíritu, “Sí Se Puede” se hace muy similar a producciones como “Tres Familias” o “El Combo Amarillo” con el fútbol como ingrediente extra.

Y es claro, el futbolero promedio buscaba ver una serie que tenga al fútbol como eje conductor de la serie, pero no termina de ser tal. Por un lado, cuando el show comenzó, se presentó con la infancia de 3 futbolistas ecuatorianos importantes: Kaviedes, José Francisco Cevallos y Agustín Delgado (bajo el renombramiento de “El King”, suponemos que por temas de derechos de marca o algo así). Entonces se infería que podría tener un estilo similar a “La Selección”, novela colombiana que narró anécdotas de 4 de los más importantes futbolistas colombianos de finales de Siglo XX durante su apogeo, pero fue distanciándose de tal, centrándose en la vida de Kaviedes, aparentemente.

Con el desarrollo de la serie, la trama más gira en torno a la ficción que a una biopic. Kaviedes básicamente es el “galán” de una telenovela como cualquier otra, luchando por el amor de una bellísima presentadora de televisión interpretada por Alejandra Jaramillo (se sabe que El Flaco tuvo relaciones sentimentales con personas de TV, pero es complicado inferir a quién alude y se puede especular con más de una dama). Las otras historias paralelas están decididamente desapegadas a la épica clasificación de la selección ecuatoriana al mundial de Japón y Corea 2002.

Para ambientar a la serie a un contexto histórico, se incluyó dentro de la narración los estragos de la crisis bancaria ecuatoriana de finales de Siglo XX, aunque la historia comienza, infiriendo los partidos que se dramatiza, en la segunda mitad del 2000, cuando ya había pasado lo peor del feriado bancario. Una familia separada por el fenómeno migratorio originado por la crisis y destruida económicamente por la misma complementa a la producción aportando personajes como Carlitos (Diego Chiang), quien inicia narrando la historia. Se trata de un joven individuo con una característica tal vez algo edulcorada pero intenta dibujárselo como de buen corazón y sus constantes analogías futbolísticas devuelven a la producción a la “intención original”. Su abuela, Enriqueta (María Beatriz Vergara), es tal vez uno de los personajes más entrañables con su carisma y ludopatía que son fuente permanente de problemas. pues la relacionan con usureros como la odiosa Marucha (Bárbara Fernández). Carlitos conoce en circunstancias fortuitas a la hija de un banquero prófugo de la justicia (María Emilia Cevallos), la misma oculta su identidad y desarrolla una historia cursi – romántica de enganche inmediato, siempre escudados por Yoyito (Vicente Romero), el incondicional amigo y afecto a la familia y la esóterica tía Bacha (Ruth Coello).

 si se puede 1

Pero más allá de los personajes ficticios y paralelos, hay que hablar efectivamente del “contexto histórico futbolístico”. Iván Kaviedes es interpretado por Eduardo Maruri Jr. Acertada decisión por rasgos físicos aunque tal vez y paradójicamente está “demasiado fornido” para interpretar al joven Nine. Su actuación ha ido evolucionando y tal vez sorprende su personaje tan “galante y avezado”, cuando era conocida la timidez del crack santodomingueño. Se retrata también su estrecha relación con sus abuelitos, quienes los criaron desde que sus padres fallecieron en un accidente, dato sabido por toda la afición y que fue recreada en escenas ciertamente dolorosas.

En el casting de jugadores es cuando el futbolero se pudo haber molestado más. Choca un poco que “El King” y Ulises De La Cruz tengan acentos costeños cuando ambos son oriundos del Valle del Chota y los habitantes del mismo tienen un marcadísimo acento serrano. Que el actor que encarne a Cevallos no sea muy alto, aunque su gesticulación y entonación sí son idénticos a los de Pepe Pancho, que Edwin Tenorio (Osorio en la novela) tenga acento serrano, que Álex Aguinaga sea altísimo e irrelevante, son unos ejemplos. El personaje Modesto Gordillo, clara parodia al ex Presidente de FEF, Luis Chiriboga, se lo retrata como un sujeto desprolijo y chabacano, aunque dicha interpretación de Mao House es de todas formas muy graciosa, diríamos que no concuerda con la personalidad del Ingeniero caído en desgracia. Muy acertada la presencia del actor colombiano Silvio Plaza en el papel de Hernán Darío Gómez. El ya había interpretado este rol en la novela de la Selección Colombia.

Ciertamente hay algunos detalles por los que los futboleros de hueso colorado e inflexible rigor histórico pueden incomodarse. Ya pasó el momento del triunfo clave de Ecuador sobre Chile en el año 2000. Para la escenificación del partido se recreó a un Estadio Atahualpa con la clásica pista atlética oro y grana, mas la misma fue inaugurada recién en el 2001. En el mismo grupo de escenas jamás se cuenta que Kaviedes de hecho es reemplazado en dicho partido por Evelio Ordóñez, quien arrastró marcas en el gol de Agustín Delgado. También hay que recordar que la selección concentraba en Quito, en los predios de la ESMIL, para estos partidos mas no en Guayaquil para viajar el día previo (lo último pasaba en los días de Maturana). Claro, es imposible desarrollar la historia elaborada si hay que hacer muchas escenas en Quito.

 si se puede 2

 

Hablando de los partidos, la recreación de las escenas de los partidos no es de la mejor. En defensa de esta producción, este defecto está presente hasta en las series futboleras de gran reputación, como Club de Cuervos por ejemplo. Es más un tema de la televisión y cine mundial desarrollar técnicas y parámetros para una buena escena de acción de fútbol, las cuales sí se pueden ver con producciones sobre otros deportes. Errores de recreación de la época son escasos, tal vez por ejemplo no fue la mejor elección con los celulares que usan los personajes. Dicha tecnología estuvo disponible aproximadamente desde 2005. En general los personajes, ficticios son bastante bien logrados, especialmente los villanos como el empresario Sandro Rossi (José Andrés Caballero), pues son fácilmente odiables. Es particularmente hilarante la historia que se configura a partir de un panel de periodistas ficticios, quienes en el caso de los varones, claramente parodian a conocidos periodistas ecuatorianos. Hablando de periodismo, aporta con credibilidad cada que algún comentarista se interpreta a sí mismo en los partidos.

La conclusión es que básicamente “Sí Se Puede” es una producción televisiva más de ficción y entretenimiento, con lo que cumple sobradamente bien, pero está muy lejos de ser algún documento de carácter histórico, pues justamente más se desarrolla en torno a la ficción que ha hechos reales, los cuales aparecen muy minoritariamente. Esperemos algún rato haya algún documental o producción similar acerca de uno de los eventos más importantes de la historia del deporte ecuatoriano como la clasificación de la selección a su primer mundial. Del mismo modo, algún momento ojalá se publique alguna biografía autorizada de Iván Kaviedes.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
banner drive

Documentales en la Intimidad del Deporte

Mientras el mundo aún sigue mayormente paralizado, los fanáticos del deporte aguardan mientras recuerdan momentos épicos de las competiciones o tal vez con producciones alusivas. Esta es otra tanda de recomendaciones en las que hay mucho de intimidad y detalles que normalmente no suelen ser revelados al público en general sobre lo que implica presentarse a competir.

 

Drive To Survive

 drive netflix

Va por su segunda temporada. Esta serie se ha presentado como un documental que revela varios entretelones de lo que han sido las temporadas de Fórmula 1 de 2018 y 2019. Con la diferencia que en el primer año se hizo un enfoque más bien en las escuderías medianas hacia abajo y en el segundo ya se incluyó en el relato a los pilotos y constructores que pelean el título. Generalmente cada episodio se enfoca en algún corredor o equipo y el orden no es precisamente cronológico. Lo interesante son las descripciones descarnadas de lo que acontece antes, durante y después de las competiciones, sobretodo cuando las cosas no han salido como se esperaba, rayando en una especie de intimidad cruel. Muy interesante desde ese punto de vista.

 

Fangio

 fangio

Un documental a manera de película. Relata el transcurso de la carrera profesional del legendario piloto argentino de carreras Juan Manuel Fangio. Memorias recopiladas que incluyen al mismísimo Fangio, además de familia, compañeros y rivales. Nos traslada a una era más romántica y peligrosa del automovilismo, donde los compromisos con el equipo eran menos formales y se podía saltar de uno a otro durante una temporada que así mismo era bastante más corta que la de los actuales momentos y que no se trasladaba a tantas partes del mundo. Historias épicas y también dolorosas de tiempos en los que el corredor estaba más familiarizado con la muerte.

 

The Last Dance

 teh last dance

 

Revive una era fantástica del baloncesto. A principios de los años 90 y con la ayuda de las telecomunicaciones más la fantástica presentación del Dream Team en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, la NBA se convirtió en un espectáculo de audiencia mundial. Dentro del mismo había un equipo con un aura de imbatibilidad: los Chicago Bulls y más específicamente, un rey de la competición: Michael Jordan. El documental que se estrena en la plataforma Netflix y en ESPN cada semana con 2 capítulos nuevos. En el mismo no solo se recrean los momentos de gloria del quizás mejor equipo de este deporte de toda la historia, sino también los momentos críticos y amargos de un engranaje que muchas veces sobrevivió como un ecosistema delicado. Las grandes figuras de los Bulls se revelan como seres humanos después de todo.

 

Losers

 losers

 

Un documental bastante simpático que trata de un lado poco explorado en el relato del deporte como son las derrotas. Es una serie con varios capítulos de historias en los que la desconcentración, la desprolijidad, indisciplina y el infortunio llevan a sus protagonistas al fracaso y se toma en cuenta varias disciplinas deportivas desde algunos rincones del mundo para relatarla. En el deporte hay momentos de gloria, pero para que haya un vencedor también debe haber un vencido que normalmente no es tomado en cuenta por los medios, digamos que hasta este proyecto.

 

El Día Menos Pensado

 dia menos pensado

El Movistar Team presentó a través de la plataforma Netflix lo que fue su temporada 2019 y más específicamente, el desenvolvimiento de su grupo de ciclistas en las 3 grandes competiciones de la modalidad de ruta de este deporte como son: Il Giro d’Italia, Tour de France y la Vuelta a España. Para los ecuatorianos tiene especial interés observar los entretelones que llevaron a Richard Carapaz a ganar la cita italiana, aunque hacia el final se nota algo de decepción en sus ex compañeros por su cambio de equipo. También se trata de un documental en el que las intimidades revelan asperezas, roces y dificultades que obviamente generan mayor atención, aunque también se nota algo propagandístico y las ganas de proyectar la imagen de un equipo en constante evolución.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
english

Recomendaciones Futboleras Para la Cuarentena

El mundo continúa mayormente paralizado y en vilo mientras espera noticias alentadoras sobre la pandemia de COVID 19. Para el futbolero puede resultar un agobio extra el hecho de no ver competición en vivo. Sin embargo, dentro de las opciones para pasar el tiempo en aislamiento, hay series con temática futbolera que bien vale la pena mirar. Vamos por unas sugerencias

 Puerta 7

puerta 7

Producción argentina. Una inmersión dentro del mundo de las barras bravas, donde la pasión un club de fútbol es dejado por el crimen e intereses económicos vinculados. La visión romántica de los enamorados por los colores se ve empañada por un mundo repleto de intrigas y violencia donde hasta los más sensatos pueden terminar salpicados. La política del ficticio club “Ferroviarios” es el eje central de la trama mucho más allá de los resultados deportivos, cuando uno de los jefes de la barra busca consolidar su poder, mientras una nueva y ruda funcionaria no quiere permitírselo. El enfoque de la relación del barrio el club de fútbol como eje social en el mismo es interesante y retrata como se vive el deporte en Argentina a través de 8 capítulos.

 

The English Game

 english game

 

Nos trasladamos a la Inglaterra de los años 1870, en los albores de la actividad. El fútbol en ese entonces se debatía si continuar como una actividad amateur o si se convertía al profesionalismo, pues era sabido que algunos jugadores de los equipos obreros del norte del país tenían futbolistas que recibían pagos por jugar. Justamente la tensión entre los obreros y los poderosos es una de las temáticas de la narración que gira en torno a un extracto de la biografía de Fergus Suter, el primer futbolista reconocido como profesional, y Arthur Fitzgerald Kinniard, quien presidió la federación inglesa en las primeras décadas del Siglo XX. Los estrictos modales, el imperio de qué dirán y la primitiva equipación de los jugadores son los principales detalles de esta delicia narrativa de 6 capítulos.

 

Dogs of Berlin

 dogs of berlin

Una producción alemana que trata de otros aspectos con matices de oscuridad en el mundo del fútbol y el deporte: apuestas, racismo y xenofobia exacerbados, intereses económicos oscuros e ilegales que son abordados mientras se intenta resolver la muerte de la súper estrella ficticia Orkam Erden, un jugador de origen turco y nacionalidad alemana, fenómeno muy acorde a los actuales tiempos del fútbol en los que las múltiples nacionalidades abren debates de representatividad cuando la actividad prácticamente se ha vuelto una multinacional más. Es muy interesante la inmersión de la narración en Berlín profundo y puede ser que el fútbol quede muy dejado de lado.

 

Becoming Champions

 becoming

 

Una maravillosa serie que nos empapa de la historia de los mundiales de fútbol, específicamente del camino que tomaron los campeones de los mismos con un impresionante despliegue de archivo, sobretodo para remontarse a periodos donde las comunicaciones no estaban tan desarrolladas. Lo conmovedor reside en el relato de las mismas figuras que protagonizaron las distintas hazañas y además, el análisis del componente social e histórico que significa el fútbol para las distintas naciones campeonas del mundo, de tal manera que rastrea los orígenes de la identidad futbolera de las grandes naciones.

 

 Sunderland ‘Till I Die

 sunderland

 

Un camino de fidelidad y de dolor. Sunderland en los últimos años pasó de ser un equipo que al menos militaba en primera división a ser relegado a segunda y tercera del fútbol inglés. Sin embargo, a pesar de los problemas administrativos y continuas decepciones, su cancha, el “Stadium of Light”, una de las más grandes y tradicionales de Inglaterra, está siempre abarrotada de gente. La serie busca explicar como el Sunderland AFC tiene un profundo vínculo con su ciudad, mayormente compuesta por gente de clase trabajadora.

 

Verano del 92

 veran 92

 

Un film basado en hechos reales. Sorpresivamente Dinamarca fue parte de la Eurocopa de 1992 tras el retiro de Yugoslavia por la guerra desatada en su interior y que causaría su desmembramiento. La organización del equipo con algo de sobresaltos e improvisación, más la incertidumbre por la ausencia de su estrella, Michael Laudrup, hacía poco menos que impensable el creer que podrían alzarse con el trofeo que terminaron lográndolo, constituyendo una de las sorpresas más grandes del fútbol de selecciones.

 Todas estas series se pueden observar a través de la plataforma “Netflix”.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
breakfastclub

De Esas Películas Icónicas … Ochenteras

El 15 de febrero se cumplieron 35 años desde el estreno del film “The Breakfast Club”. Considerado una pieza fundamental de la cultura popular de los años 1980s, suele ser sujeto de muchas referencias y citas en la cultura popular hasta nuestros días.

himym

Esta es una película que poco tendría que ver con los años ochenta, tomando en cuenta que es una producción con pocos tintes pomposos y de espectacularidad característicos de aquella década. Una escenografía simple, pues prácticamente no pasa del edificio de una escuela secundaria y sus alrededores. Distante de efectos especiales y explosiones.

Es una historia donde convergen 5 estereotipos de la vida en instituciones secundarias: John Bender, “el criminal”, clásico buscapleitos, temperamental y cliente frecuente de los castigos de su escuela. Andy Clark, “el deportista”, prototipo de chico popular, bien parecido e integrante de uno de los equipos atléticos del colegio. Claire Standish, “la princesa”, la chica popular, engreída y de padres adinerados. Brian Johnson, “el cerebro”, el tipo inteligente y estudioso generalmente tímido. Allison Reynolds, “un caso clínico” (traducido del inglés “basket case”), tal vez las más enigmática, inadaptada y con una increíble capacidad para inventar y mentir. Un grupo disparejo que iría convergiendo.

1424098842_1440breakfastclub

La historia como sabemos, comienza con un día de castigo que por diversos motivos deben cumplir los protagonistas de la historia, quienes son confinados en la biblioteca del instituto y deben escribir un ensayo acerca de quienes creen que son mas la tarea se ve alterada por el revoltoso John, a quien se le identifica un marcado antagonismo con el Director Vernon, principal autoridad de la secundaria. A partir de ahí, las opuestas personalidades van convergiendo hasta el desenlace en el que presentan un manifiesto conjunto.

En los años 80 se hicieron populares muchas películas con temática adolescente, pero tal vez ninguna como “The Breakfast Club” que aborda el problema más común de cualquier época entre los jóvenes que es la comunicación deficiente con los padres. El mismo padecimiento lo tienen los populares como Andrew y Claire, así como los “desplazados” como John, Allison o Brian. La película por la que se confió un modesto presupuesto al en ese entonces joven director John Hughes pudo armarse de minutos de conmovedores relatos que coinciden en la queja por la falta de comprensión del mundo adulto a su entorno. Momento crucial cuando se desinhiben los protagonistas sucede bajo el consumo y efecto de marihuana. Parte de esto gesta el icónico baile del film.

 

La coreografía armada a partir del tema “We Are Not Alone” de Karla DeVito. La banda sonora tiene un estilo similar y muy ochentero, salvo el tema “Don’t You Forget About Me” de Simple Minds, el cual constituyó tal vez el mayor éxito en la trayectoria de la banda escocesa.

 

Los actores de la película son mayormente conocidos dentro de la cultura pop, sin embargo quienes más destacaron fueron Molly Ringwald, quien protagonizó una especie de trilogía adolescente personal, pues antes de “The Breakfast Club” protagonizó “Sixteen Candles” y después “Pretty in Pink”, otras películas icónicas de la temática adolescente de los 80 y Emilio Estevez quien también cuenta con la estela de ser hijo de Martin Sheen y tuvo roles protagónicos en las sagas de “The Mighty Ducks” o “Young Guns”. Una película que a pesar de una estética totlamente del siglo pasado, mantiene muy actuales sus temas.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol