euro 2

Italia y Alemania con el Espectáculo

La segunda jornada de los juegos de fase de grupo de la Euro 2020 muestra en marcha triunfal a Italia, Bélgica y los Países Bajos, en tanto que grandes como Inglaterra, Francia o España dejaron algunas dudas. La jornada final tendrá algunos sustos.

Ahora en el Grupo A Turquía y Gales protagonizaron un emocionante duelo que estuvo bastante parejo hasta el tanto de Aaron Ramsey antes de finalizar el primer tiempo luego de un gran pase largo. El segundo tiempo fue de casi absoluto dominio británico, pero su segundo tanto llegó cerca del final del juego gracias a Connor Roberts luego de gran jugada de Bale. Fue 2-0 con el que Gales se ilusiona con seguir en competición. Después Italia hizo una exhibición magnífica de fútbol ofensivo y vertical mientras que Suiza resistió mientras pudo. 2 tantos de Manuel Locatelli, uno finalizando jugada colectiva y otro con remate de media distancia, más un tanto de Ciro Immobile dieron otra goleada por 3-0 a la Azzurra.

Rusia derrotó 1-0 a Finlandia en un compromiso que parecía irse de las manos, pero un tanto de Aleksei Miranchuk fue suficiente para el triunfo dentro de un partido que en el primer tiempo pasaron varios apuros. Al día siguiente Dinamarca se puso tempranamente en ventaja con tanto de Yussuf Poulsen, quien capitalizó un error en la defensa de su rival, Bélgica. Los daneses dominaron el primer tiempo, pero la entrada de Kevin De Bruyne fue decisiva para los “diablos rojos”, pues con una asistencia para Thorgan Hazard y un soberbio remata tras jugada colectiva, pudo remontar y fue 2-1 final favorable al elenco belga.

Un animado partido en Bucarest se jugó entre Ucrania y Macedonia del Norte. Venía parejo hasta el tanto de Andriy Yarmolenko que finalizó una gran jugada que incluyó habilitación con el taco. Poco después, Roman Yaremchuk tras pase profundo aumentó cifras e imponía una notable superioridad sobre su rival. Parecía que en el complemento podía haber goleada, pero Ezgjan Alioski descontó luego de anotar tras un penal que le fue atajado. 2-1 final favorable para Ucrania. En Amstedam los Países Bajos arrancaban bien su partido por el tanto penal de Memphis Depay, pero le costó generar más ideas hasta el segundo tiempo, cuando Denzel Dumfries aumentó cifras tras jugada colectiva. En adelante, la naranja se sintió más segura dominando el juego y así derrotó 2-0 a Austria.

En el Grupo D se enfrentaron Croacia y República Checa siendo los checos quienes protagonizaron la primera mitad con un juego dinámico y sencillo que se vio reflejado en el marcador cuando Patrik Schick anotó de penal luego de una fuerte falta por él mismo recibida. En el complemento fueron apareciendo las figuras croatas y con un golazo de remate cruzado de Ivan Perisic llegaron a la igualdad que sería el marcador 1-1 final, a medida que a las escuadras se les fue acabando el combustible. En Wembley sucedía el esperado clásico entre Inglaterra y Escocia. La escuadra inglesa en nombres aparecía superior, pero el equipo escocés jamás le dio tregua, jugando un partido emotivo y esforzado. El 0-0 final supo mejor para los “visitantes”.

El partido entre Suecia y Eslovaquia fue en líneas generales poco atractivo y dentro de las escasas ocasiones de gol que se generó, se sancionó una falta penal para que Emil Fosberg anote el triunfo en el 1-0 favorable a los escandinavos. Se esperaba una mejor presentación de España en Sevilla y de hecho, sometió un momento a su rival, Polonia. Los ibéricos pudieron irse al descanso con ventaja con tanto de Álvaro Morata, pero en el complemento perdieron dominio y posesión y lo lamentarían, pues Robert Lewandowski con letal cabezazo decretó el definitivo 1-1.

Grandes partidos por el Grupo F. Francia sometía en Budapest a su rival, Hungría, pero en el único buen ataque del rival, cayó el gol de Attila Fiola Los galos implementaron algunos cambios para poder doblegar la resistencia magiar y llegaron al empate con tanto de Antoine Griezmann tras pase de Mbappé. Sin embargo, no fue suficiente para el campeón reinante del mundo y el marcador fue 1-1. Minutos después, en Múnich, pasaba algo similar. Alemania dominaba a Portugal ampliamente, pero en una gran contra, Cristiano Ronaldo anotó tras asistencia de Diogo Jota. Ante este gol, Alemania montaría un vendaval que terminó en autogoles de Ruben Dias y Raphael Guerreiro antes de finalizar la primera mitad. En el complemento, 2 de los jóvenes talentosos teutones: Kai Havertz y Robin Gosens estiraban las cifras de lo que parecía un triunfo alemán escandaloso. Diogo Jota pudo descontar y anotar el 2-4 que favoreció a Alemania. El juego había sido un derroche de talento.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho + = 11

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>