serie b final

Fin de Serie B con Retornos Anhelados

Ha finalizado la temporada 2018 del fútbol ecuatorianos con gratísimos retornos como el de Olmedo tras 4 años y justo a tiempo para celebrar su centenario, o el del Club América luego de más de 3 décadas en las sombras. También retornaron: Mushuc Runa como flamante campeón y Fuerza Amarilla, ambos eso sí, con menor historia y trayectoria.

Como se dijo en la introducción, Mushuc Runa culminó el año como campeón de la Serie B. La clave del éxito de la campaña del “ponchito” estuvo en sus magníficas presentaciones como visitante, pues 37 de sus 80 puntos se consiguieron en esa condición, siendo el mejor del año jugando fuera de casa y por bastante. Mientras que sus últimos partidos ya los pudo jugar en cancha propia ubicada en el sector de Echaleche. También fue el equipo menos goleado, encajando 39 tantos. En el segundo semestre apenas perdió 2 partidos y su remate de año fue espectacular ganando las últimas fechas. Sus goleadores: el experimentado Fabio Renato y el argentino Esteban Rivas. Actuación especial de su portero Juan Gabriel Molina.

América realizó un sueño que hace un lustro nomás hubiera parecido imposible para su corta y añeja hinchada: el volver a Primera División. El cuadro cebollita finalizó segundo el torneo principalmente debido a  su gran campaña como local, siendo el mejor en este aspecto junto a Liga de Portoviejo habiendo sumado 49 de sus 74 puntos en esta condición. El conjunto quiteño también fue el más goleador con 68 tantos conseguidos. Su máximo artillero fue Orlen Quintero, mientras que el aporte de Federico Laurito en la segunda etapa fue fundamental también para batir vallas rivales. Tuvo una de las mejores defensas con 40 tantos en contra y su figura en la zaga fue Ronaldo Oñate.

Fuerza Amarilla vuelva a Serie A tras solamente un año jugando en división de ascenso fruto de una campaña constante en la que solo sufrió 10 derrotas y en la que tal vez no cuente con los mejores números, pero que contó con varios futbolistas de experiencia en primera como Alex Bolaños, Christian Cuero, Mario Barrionuevo, Rolando Ramírez, Javier Chila y extranjeros como Héctor Penayo o Nicolás Gómez. Logró los mismos 74 puntos que América, pero menor gol deferencia y ya que la máxima categoría del fútbol ecuatoriano será conformada por 16 equipos, pudo retornar. Se hizo fuerte en Machala, su casa habiendo sumado 45 puntos en dicho escenario.

Olmedo tuvo un gran remate de campaña que se vio apoyado en la veteranía de su plantel. Gente como Elvis Bone, Luis Bolaños, Elio Lastra o Marvin Corozo más el aporte extranjero del goleador Arnaldo Gauna y Angel Viotti hicieron posible el esperado retorno del Ciclón de los Andes a la Serie de privilegio. Sin números mayormente destacables más que las escasas 10 derrotas en el año construyeron una campaña más bien constante que le dejó en cuarto lugar con 72 puntos y estuvo entre los 3 equipos que lograron más de 60 goles con Gauna como su máximo artillero.

Liga de Portoviejo nuevamente volvió a quedarse muy cerca del ascenso sin concretar. Una vez más fue perjudicada por sus malas actuaciones como visitante, condición en la que acumuló 10 derrotas y así le fue difícil sostener una campaña de ascenso, pese a que una vez más como locales fueron magníficos (49 puntos), aunque en el Reales Tamarindos tuvo una decisiva derrota ante Orense, la que tal vez los priva de ascender. Sus mayores figuras fueron Daniel Néculman y Gabriel Méndez.

 

Puerto Quito cumplió una aceptable campaña en su primer año en Serie B. Tuvo algunos problemas como local, lo que se podría explicar en el hecho que ofició como tal en Santo Domingo y tardó algo en sentirse dueño de casa. Alex George se consagró goleador del torneo vistiendo la camiseta pichinchana y otro jugador notable fue el argentino Oscar Belinetz. Con 58 puntos de todas maneras quedaron muy lejos de zona de ascenso.

Manta finalizó el año en séptimo lugar. Se podría decir que fue un buen desenlace tomando en cuenta su aparatoso inicio en el que parecía por lo menos condenado a pelear por no descender. Fueron derrotados 7 veces en el Jocay y contaron con una buena temporada en sus delanteros Luis Espínola y Leandro Pantoja, sin embargo concedieron 53 tantos en su portería, con lo que se les complicó llegar más lejos y sumaron 56 unidades.

Fue triste para su gente el derrumbe de Santa Rita. El conjunto de Vinces había arrancado muy bien la temporada ubicándose normalmente en zona de pelea por los ascensos, mas una penosa segunda etapa lo dejaron al equipo en octavo lugar observando que claramente fueron los peores del semestre final del año habiendo solo sumado 18 puntos, concedieron 58 tantos durante todo el 2018 y así tuvieron una de las defensas más débiles del torneo.

Liga de Loja con todas sus penurias administrativas logró sobrevivir y finalizó la temporada en noveno lugar teniendo uno de los ataques menos efectivos del torneo habiendo anotado tan solo 32 goles, además de ser los “reyes del empate” finalizando 10 partidos con ese tipo de marcador. Sufrieron además un punto de penalización que dejó en 48 los 49 puntos ganados en cancha.

Orense ocupó finalmente el décimo puesto de la clasificación, lo que podría terminar describiéndose como positivo, pues su arranque apuntaba a un irremediable descenso estando en los últimos lugares con una puntación muy por debajo del resto. Sin embargo, pudo recuperarse en el segundo semestre y con una campaña medianamente buena salir del sótano de la tabla con 43 puntos y una de las porterías más vencidas de la temporada, recibiendo 61 goles en contra.

Gualaceo jamás pudo salir de zona de descenso. La buena noticia para ellos es que de todas maneras no hay descensos y podrán disputar otra temporada en Serie B mientras en el año tan solo pudieron conseguir 9 triunfos que fueron parte de los 41 puntos sumados en total y apenas en la penúltima fue lograron su primer triunfo de visita.

Clan Juvenil finalizó último el torneo y aunque sumó 46 puntos en la cancha, fue penalizado con 8 en total por diversos incumplimientos. Sus números no fueron de todas maneras alentadores, pues acabó el año con una de las porterías más vencidas (61 tantos en contra) y siendo el peor visitante del torneo logrando tan solo 8 puntos fuera de Sangolquí. Jugará otro año en Serie B con un panorama en teoría poco alentador.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 × = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>