euro 1

Empieza el Desfile de Estrellas

Tras el retraso de un año por la pandemia, la Euro 2020 (conserva su denominación) se puso en marcha con sus sedes itinerantes, un formato novedoso que por primera vez se implementó para dar un carácter más de “unidad europea” a la competición.

El partido inaugural se disputó en Roma entre Italia y Turquía. Era correcto el juego de los turcos aguantando el embate del anfitrión hasta que en el complemento su resistencia cedió con gol en contra de Merih Demiral. En adelante, la azzurra se sintió más cómoda y con bonitas anotaciones de Ciro Immobile y Lorenzo Insigne se selló el marcador de 3-0. En Bakú, los Suiza era notable dominador de juego ante Gales y se adelantaron en el marcador gracias a conquista de Breel Embolo, pero el gol hizo frenarse a los helvéticos que vieron como Kieffer Moore anotó el empate británico y así el marcador final fue 1-1. Todo esto en el Grupo A.

Por el Grupo B, la fiesta se encendía en Copenhague con la presentación del anfitrión, Dinamarca, ante la debutante Finlandia. Sin embargo, la zozobra se apoderó de actores y aficionados cuando el volante danés Christian Eriksen súbitamente se desvaneció y permaneció inconsciente varios minutos. Mientras se luchaba por su salud y vida, el juego tardó más de una hora en reanudarse al venir mejores noticias del futbolista. Sus compañeros lucieron distraídos y Finlandia se anotó su primera victoria en la historia de la Euro por 1-0 con tanto de Joel Pohjanpalo. Más tarde en San Petersburgo, Bélgica superó ampliamente a Rusia por 3-0 con doblete de Romelu Lukaku y otro tanto de Thomas Meunier, exhibiendo un juego sólido.

El Grupo C sería el más movido. En Bucarest, Austria jugó contra el otro debutante absoluto: Macedonia del Norte. Los alpinos sufrieron para abrir el marcador y lo hicieron por medio de Stefan Lainer. Poco después, el emblema macedonio, Goran Pandev, anotó el empate y llevarían a su novata selección a una loable resistencia que se quebró en el segundo tiempo con los goles de Michael Gregoritsch y Marco Arnautovic para el 3-1 final a favor de los austriacos. Más tardes se escenificaría el partido más movido de la jornada entre Países Bajos y Ucrania, que tuvo un primer tiempo sin goles, pero en el complemento Georginio Wijnaldum abrió el marcador para la naranja y poco después Wout Weghorst aumentó cifras en lo que parecía un triunfo fácil, pero los ucranianos reaccionarían con tantos de Andriy Yarmolenko y Roman Yaremchuk. El juego estaba para cualquiera y finalmente fue triunfo neerlandés 3-2 tras el gol de Denzel Dumfries.

Un partido que levantaba mucha expectativa era el que abría el Grupo D entre Inglaterra y Croacia en Wembley y los primeros minutos fueron movidos, pero los balcánicos se fueron quedando, mientras que el elenco inglés dominaba sin mayor puntería salvo el tanto del triunfo de Raheem Sterling para el 1-0 final. Escocia ante su gente volvía a un torneo mayor desde 1998 y su suerte no fue la mejor pues su rival, República Checa, fue tomando progresivamente el dominio hasta que Patrik Schick de cabeza los puso en ventaja. Después, al iniciar el segundo tiempo, el propio Schick sorprendió con un golazo de cerca de media cancha que bien podría estar de candidato al mejor del año. 2-0 fue el triunfo final para los checos.

En San Petersburgo Polonia se estrenaba en el torneo ante Eslovaquia por el Grupo E y los segundos aparecían como menos favoritos, sin embargo, se adelantaron con un remate de Robert Mak que finalmente el portero Szczesny lo introdujo a su propio arco. Al inicio del segundo tiempo, Karol Linetty anotaba el empate polaco que no significó reacción para sus compañeros, pues siempre los eslovacos jugaron mejor y así llegaron al tanto del 2-1 final a su favor gracias a la anotación del central Milan Skriniar. En Sevilla, España se cansó de errar opciones de gol, mientras Suecia prefirió aguantar el juego con orden y el 0-0 resultó frustrante para la selección ibérica que debutaba en casa.

Una gran noticia fue jugar con estadio lleno en Budapest, donde Hungría debutó ante Portugal y hacía un partido razonable y hasta estuvieron cerca del triunfo mas el VAR se los negó. En los minutos finales despertó la máquina portuguesa, así fue como Raphael Guerreiro abrió el marcador faltando 5 minutos y en fulminantes ataques Cristiano Ronaldo anotó un doblete con penal incluído para el 3-0 final a favor del elenco lusitano. En el partido más esperado de la fecha 1, Francia y Alemania disputaron un juego estrictamente táctico y de poder a poder, aunque resaltó mayormente el poder individual galo, el único tanto fue un envío a puerta propia de Hummels luego de un centro de Hernandez que salía de una buena jugada colectiva. 1-0 se llevó Francia de Múnich.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 + = siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>