Entradas

australian 2019

Los Hitos de Australia 2019

Finalizó el primer Grand Slam del año y uno de sus primeros hechos curiosos es que sus campeones en damas y caballeros fueron exactamente los mismos del último del 2018. Naomi Osaka conquistó el título en la competencia femenina y Novak Djokovic en la masculina.

La ruta comenzó con bastante calma para la japonesa al no pasar apuros y derrotar en primera ronda a Magda Linette y en segunda a Tamara Zidansek. En la siguiente instancia ya tuvo un pequeño susto al jugar contra una ya sembrada previamente, la taiwanesa Su Wei Hsieh, quien le ganó el primer set 7-5 y después Osaka enderezó con un 6-4 y 6-1 que la llevó al enfrentamiento con Anastasija Sevastova. La letona también se le llevó el primer set y nuevamente Osaka remontó. La pizarra final: 4-6 6-3 6-4

En el otro lado del cuadro la checa Petra Kvitova en cambio cumplía una campaña contundente. Sin perder un set y con marcadores mayormente espeluznantes fue dejando en el camino a la eslovaca Magdalena Rybarikova, a la rumana Irina Camelia Begu, la suiza Belinda Bencic y la estadounidense Amanda Anisimova, quien había sorprendido eliminando a la sembrada Sabalenka. Eso sí, ninguna de las rivales de Kvitova había estado preclasificada hasta cuarta ronda.

Danielle Collins, la norteamericana que jugaba en circuitos universitarios, daba la sorpresa al eliminar a preclasificadas como Julia Görges, Caroline Garcia y Angelique Kerber, quien era una de las favoritas. En tanto que Karolina Pliskova daba cuenta de 2 favoritas de la afición: Camila Giorgi y Garbiñe Muguruza.

El paso de Serena Williams parecía firme con marcadores contundentes y eliminando a la anterior número 1, Simona Halep, sin embargo no supo sostener su juego ante Pliskova y tal vez por problemas físicos dejó ir un 5-1 favorable en el tercer set para caer por 7-5. Naomi Osaka no tuvo problemas para vencer en 2 sets a Elina Svitolina y en semis triunfó ante Pliskova: 6-2 4-6 y 6-4. Petra Kvitova había aplastado a Ashleigh Barty y Danielle Collins para llegar a la final sin perder un set.

La final fue sumamente cerrada con un primer set definido en un tiebreak a favor de la japonesa, 7-6 y 7-2, el segundo se lo llevó Kvitova por 7-5 y en el cuarto Osaka triunfó por 6-4. Es el segundo Grand Slam para Naomi, curiosamente su segundo consecutivo y su victoria la llevará directamente al primer lugar del ranking WTA.

El inicio del camino para Novak Djokovic llevó pocos sobresaltos para vencer a Mitchell Krueger y Jo WIlfried Tsonga. Luego encontró mayor resistencia en el canadiense Denis Shapovalov quien al menos le ganó un set para concluir aplastado por un 6-0 en el cuarto. Luego el ruso Daniil Medvedev lo sorprendió forzando un tie-break en el segundo set y venciendo en él, más los siguientes sets fueron absolutamente favorables a Nole.

En la otra mitad del cuadro la ruta de Rafael Nadal era demoledora, la preocupación por su estado físico se esfumaba y lució mejor que nunca, incluso ganando el respaldo de la afición pese a vencer categóricamente a los locales James Duckworth, Mattew Ebden y Alex de Minaur. En cuarta ronda tampoco pasó mayores problemas para derrotar a Tomas Berdych.

Si bien el torneo se decidió entre los grandes, uno de los llamados “Next Gen” puso un par de titulares. El griego Stefanos Tsitsipas pasó más de un apuro para llegar a cuarta ronda y enfrentar al legendario Roger Federer, quien en cambio había accedido a dicha instancia con mucha autoridad. El suizo arrancaba triunfante tras un agotador tie-break de 13 a 11, pero los siguientes sets serían de Stefanos, 2 de ellos también vía tie-break y con un solo rompimiento de servicio en todo el partido. Lucas Pouille derrotó en cuarta ronda a Borna Coric y en cuartos de final a Milos Raonic.

Los grandes parecían sentirse cada vez más cómodos en las canchas australianas. Nadal venció en cuartos con sets corridos a Frances Tiafoe y en semifinales se las vería con el sorprendente Tsitsipas al cual lo liquidó con 6-2, 6-4 y 6-0. Nole vio abandonar a Nishikori en su enfrentamiento en cuartos, mientras que en las semifinales barrió con Pouille 6-0 6-2 y 6-2. La gran final se planteaba como un mega duelo de titanes, pero encontró al serbio en magnífica forma, mientras que no era la mejor noche para Rafa, con 6-3, 6-2 y 6-3 y apenas teniendo una oportunidad de quiebre en todo el partido el español, Novak Djokovic conquistó de nuevo la pista del Rod Laver.

Novak Djokovic se convirtió en el máximo ganador del Abierto de Australia tras conseguir este año su séptimo título. Conservará el número uno en el ranking ATP en el que superará los 10000 puntos.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
australian 2018

Días de Grandes Maestros en Australia

El primer Grand Slam del año tuvo duelos sumamente interesantes y dramáticos. Para hablar a quienes se erigieron como ganadores del mismo, pareció ser el premio a una esforzada carrera, reflejado esto en las emotivas ceremonias de premiación.

En el cuadro de damas la ganadora fue la danesa Caroline Wozniacki, quien estaba considerada entre las favoritas para ganar el certamen. En primera ronda eliminó a Mihaela Buzarnescu y en la segunda tuvo un pequeño susto al perder el primer set con la croata Jana Fett para después superarla en las siguientes. Después su camino fue más tranquilo sin perder sets ante Kiki Bertens y Magdalena Rybarikova, instalándose en cuartos de final.

En el otro lado del cuadro, la entonces número uno, la rumana Simona Halep superaba con pocos apuros a la local Destanee Aiava y a la canadiense Eugenie Bouchard, pero en tercera ronda protagonizaría uno de los juegos más épicos del certamen cuando tuvo que irse a un tercer set con la estadounidense Lauren Davis y levantando algunos match points en contra para triunfar por un titánico 15–13. Más relajada estaría en cuarta ronda doblegando en 2 sets a Naomi Osaka.

Angelique Kerber estuvo al borde de la eliminación Su Wei Hsieh, pero en cuartos de final no tuvo problemas para aplastar a Madison Keys por 6-1 y 6-2. Le tocó enfrentar a Halep en semifinales en otro de los juegos memorables de este certamen. Primer set para Halep por 6-3, segundo para Kerber 6-4 y en el tercero y último la paridad era complicada de romper y la rumana nuevamente salvando match points en contra venció por 9-7 para instalarse en la final. Elise Mertens había superado fácilmente en cuartos a Elina Svitolina, mientras que Wozniacki tuvo algún problema doblegando a Carla Suárez Navarro. En semifinales la danesa salió triunfante ante Mertens en 2 sets y llegaba más descansada a la final.

Como no pasaba en mucho, la número 1 y 2 respectivamente llegaban a la gran final para decidir quién era la mejor. En un tenso primer set, nadie cedió nada y el parcial fue para Caroline con 7-6 ganando 7-2 en el tie break. En el segundo set se vio a una Halep más concentrada que venció por 6-3, pero eran visibles los estragos de sus esfuerzos anteriores y una Wozniacki físicamente más entera logró un 6-4 que la coronó campeona del Australian Open 2018, siendo este el primer Grand Slam que gana en su carrera y además este triunfo al trepa al primer lugar del ranking WTA.

En el cuadro de varones el triunfador fue Roger Federer. El suizo desprovisto de apuros, con su talento y experiencia pasó un relajado camino en las primeras rondas en las que no perdió un solo set y así fue sobreponiéndose a: Aljaz Bedene, Jan Lennard Struff, Richard Gasquet y Marton Fucsovics. Por ahí hubo necesidad de jugar 2 tie breaks, pero no mucho más.

Marin Cilic tuvo un inicio algo más accidentado frente al canadiense Vasek Pospisil al que tuvo que derrotar en 4 sets. Más adelante tuvo pocos problemas con Joao Sousa y Ryan Harrison, mientras que en cuarta ronda enfrentó un reñido encuentro ante el español Pablo Carreño Busta, juego que tuvo 3 tie breaks y cuatro apretados sets que finalmente favorecieron al tenista croata 6-7, 6-3, 7-6 y 7-6.

Cilic iba a tener otra batalla épica en cuartos de final ante Rafael Nadal y el panorama aparecía poco favorable al tenista croata cuando estaba en contra 3-6 6-3 y 6-7 en un match extenuante, sin embargo, la condición física le jugó en contra al español y se tuvo que retirar en el quinto set lesionado cuando había disminuido notablemente su accionar 6-2 y 2-0 a favor de Cilic que se cuadró en semifinales ante el británico Kyle Edmund, quien había dado el batacazo al eliminar a Grigor Dimitrov. Fácil triunfo en 3 sets para el croata.

Una de las grandes historias del abierto fue la del coreano Hyeon Chung, quien se hizo notorio no sólo por sus anteojos, sino por eliminar a grandes favoritos como Alexander Zverev y Novak Djokovic, en cuartos de final superó al joven Tennys Sandgren, pero no soportó el trajín y se retiró lesionado ante Federer quien a su vez en cuartos de final dio cuenta de Tomas Berdych. En la gran final todo parecía a punto para el expreso suizo, pero Marin Cilic supo contestarle y llevar el juego a un quinto set que por el trámite parecía favorable a Marin, pero Roger supo sacar su experiencia y talento para imponerse y llevarse el abierto australiano por 6-2 6-7 6-3 3-6 y 6-1. Fortaleza mental y consistencia física fueron claves para el suizo.

Federer ha conseguido su Grand Slam número 20 y permanece segundo en el ranking ATP, mientras que Marin Cilic ascendió al tercero.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
australian 2017

Los 30 También son los Nuevos 20 en Tenis

“Viejo es el viento y aún sopla”, el dicho cobró vigencia en un emotivo desarrollo del Australian Open 2017 cargado de nostalgia y juegos memorables. “Clásicos” treintañeros se disputaron el título en las finales femenina y masculina reeditando batallas de inicios de siglo que no parecen tan lejanas, pero comienzan a serlo. Hay que resaltar que por primera vez los 4 finalistas de un Grand Slam superan los 30 años.

En la rama femenina se enfrentaron en el último juego las hermanas Williams. Para Venus el camino fue relativamente sencillo sin perder un set hasta semifinales. Sin embargo, en su debut ante Kateryna Kozlova se esforzó algo más y venció con apretados 7-6 y 7-5. Pasaron Vogele, Duan, Barthel y Pavlyuchenkova y Venus se acomodó en semifinales para enfrentar  a la estadounidense Coco Vandeweghe, la única tenista joven que llegó a esta instancia del lado femenino, quien se dio el gusto de dejar en el camino a Bouchard, Kerber y Muguruza, desplegando un juego de fuerza y contundencia.

Por otro lado, el paso de Serena fue señorial y sin apremios. No perdió un set ante Bencic, Safarova, Gibbs, Strycova y Konta, situándose en semifinales ante la croata Mirjana Lucic-Baroni, protagonista de una conmovedora historia que cuenta que problemas personales y familiares le habían impedido consolidar una prometedora carrera, pues ella había sido semifinalista de Wimbledon en 1999, para desaparecer de la élite del circuito profesional y volver a una instancia tan grande en este año. Cuando Lucic-Baroni derrotó a Pliskova se vio notablemente emocionada.

Venus perdió el primer set ante Vandeweghe, pero luego supo imponerse y triunfar con una pizarra de 6-7 6-2 6-3, mientras que Serena no tuvo problemas ante Lucic-Baroni y le propinó una paliza de 6-2 6-1. En la gran final bastó un quiebre por set para Serena quien se impuso a su hermana mayor con 6-4 y 6-4. Serena Williams conquistó su Grand Slam 23, superando a la legendaria Steffi Graf y poniéndose a la caza de Margaret Court, quien tiene 24.

En la rama masculina la primera sorpresa era la eliminación de Novak Djokovic en segunda ronda ante el uzbeco Istomin, quien avanzó hasta la cuarta donde cayó frente a Grigor Dimitrov. El búlgaro en fantástica forma derrotó en cuartos de final a Goffin para ser el único menor de 30 que del lado de los caballeros jugaría las semifinales del Grand Slam, enfrente tendría a Rafael Nadal.

Rafa, de irregular 2016 por sus problemas físicos, llegó a Australia en gran forma. Dejó en el camino a F. Mayer, Baghdatis, A. Zverev y Monfils, sufriendo un poco con los 2 últimos. En cuartos de final se midió a un crecido Milos Raonic al que lo despachó con jerarquía con 6-4 7-6 y 6-4. La semifinal del español frente a Dimitrov sería un fenomenal duelo de 5 horas en el que brillaron la calidad y el espíritu competitivo. 6-3 5-7 7-6 6-7 y 6-4 la pizarra y más de uno hubiera creído que este ajetreo habría dejado fundido a un ya treintañero Nadal.

En el otro lado del cuadro avanzaba el legendario Roger Federer, quien volvía a la actividad tras una larga ausencia de medio año por lesión. El cuadro parecía complicado, primero superó a Melzer y Rubin para situarse en tercera ronda ante Tomas Berdych quien lucía como favorito, sin embargo, “su majestad” lo apabulló con 6-2 6-4 6-4, avanzando a octavos donde encontraría al japonés Nishikori. Una épica batalla a cinco sets terminó con el recorrido del asiático quinto en el mundo. Roger no tuvo piedad con Mischa Zverev y en 3 sets 6-1 7-5 y 6-2 los superó para disputar otro descomunal juego frente a su compatriota Stanislas Wawrinka. Dos primeros sets para Roger 7-5 y 6-3, su juego caería notablemente y Wawrinka se llevó los siguientes por 6-1 y 6-4. Al final Federer desplegó todo su talento y triunfó en el quinto set 6-3. Al día siguiente se configuraría la final tan esperada entre los dos gladiadores de la raqueta de este siglo.

Federer y Nadal jugaron un respetuoso primer set donde la concentración de Roger valió un poco más para ganarlo por 6-4. El despliegue de fuerza y voluntad de Nadal se hizo evidente en el segundo set, el cual se llevó por 6-3, mientras que en el tercero Federer sostuvo un nivel fantástico y se impuso por un contundente 6-1. En cambio en el cuarto el suizo tuvo muchos errores que Rafa aprovechó y así venció por 6-3, el quinto parecía listo para el crédito español que arrancó quebrando el servicio, sin embargo, su férrea voluntad esta vez no fue suficiente para que en una nueva exhibición de calidad y genialidad, Federer quiebre dos servicios y finalmente remate el partido con un 6-3 que le dio el partido y su Grand Slam número 18, manteniendo su record.

Nostalgia y emociones. Mucha gente vibró y se olvidó de dormir para ver a estos ídolos de un deporte y una generación batallar tal vez por última vez, aunque eso podría descartarse por el inmenso nivel físico y técnico mostrados por Rafa y Roger. Los aficionados fueron bendecidos al verlos una vez más batallando por el control del Universo.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol