Foto metroecuador.com.ec

Breve enfoque sobre Liga 2016

Costó mucho elaborar este artículo, porque Liga 2016 es un enigma, y al mismo tiempo un reto, siendo que los cambios de estilo suelen tomar tiempo, paciencia, y no siempre son exitosos; pero empezar a jugar distinto toma su tiempo, y la apuesta de reemplazar a Zubeldía con el Bichi Borghi resulta tan atractiva como peligrosa; porque al final de cuentas estamos hablando del equipo subcampeón, aquel al que le faltaron un par de puntos o goles para terminar primero.

Clásicamente se ha sostenido que los equipos se arman de atrás para adelante, es verdad, pero principalmente en el sentido de que, lo más importante es tener un equipo que defienda bien; como el de Zubeldía, y que a partir de esa certeza tenga jugadores, y un esquema, que desequilibren en ofensiva, lo cual nunca terminó encontrando la versión 2015; esa diferencia ofensiva que le permita doblegar al mejor equipo del torneo.

Con Borghi vuelve la línea de tres, seguramente los mediocampistas tendrán preponderancia en el armado del equipo, y se intentará siempre llegar al arco contrario trasladando el balón por abajo; el pelotazo de la era Zubeldía (bien entendido, se lo utilizó como un recurso válido) deberá ir cediendo espacio a asociaciones de pases más dinámicas y profundas; la propuesta de sacar la pelota es tan loable como arriesgada, y en estos pocos minutos que se ha visto al equipo se ha notado que les ha costado considerablemente; lo importante será que el concepto se mantenga y no decaiga ante posibles resultados complicados; solo así podremos saber hasta dónde puede llegar el proyecto.

En el armado del equipo las altas arrancan con Brahian Alemán, la novela del mercado de pases que finalmente llega para darle un salto de calidad a Liga en los últimos tres cuartos de cancha; aguerrido, muy dinámico, buen disparo de media distancia, parece recibir la manija del equipo en ofensiva; mucho dependerá su rendimiento en las asociaciones que pueda hacer con sus compañeros, buena apuesta, debería rendir sin mayor inconveniente.

Llegó también el chileno Edson Puch, seguramente conocido por el entrenador en sus largos pasos por el país araucano, parece ser un volante ofensivo, o segundo delantero, hábil con la pelota, encarador; aporta desequilibrio ofensivo, lo cual anteriormente se encontraba casi en su totalidad bajo la responsabilidad de Cachete Morales; de lo visto hasta acá, al entrenador le agrada la idea de juntar a los talentosos, Alemán, Morales y Puch, inclusive sacrificando presencia de área; primer rasgo significativo que ha mostrado la Liga de Borghi.

borghi puch

Junto a ellos Liga cubrió la salida de Narciso Mina con Carlos Tenorio; jugador cuyo rendimiento resulta una incógnita por su edad, en cualquier caso de hacer goles el que sabe no se olvida, no sorprendería contar con presencias importantes de Carlos durante la campaña, pese a que talvez, su participación no sea tan constante vistas las intenciones iniciales de Borghi, el concepto de llegadores que parece querer implementar el Bichi no coincide con la postura más resolutiva de Carlos, quien preferirá siempre vivir en el área, ahí donde puede marcar aún diferencias.

Llegó también Jairo Padilla, interesante delantero de Aucas, que aporta desborde, velocidad, y que puede resultar un buen proyecto si alcanza a tener continuidad, a diferencia de lo que ocurrió con, por ejemplo, Uchuari; la evolución de Jairo irá directamente atada a los minutos que tenga; aparece también Julio Ayoví, que le sirve al equipo principalmente con la línea de 3; Javier Villalva y la vuelta del hijo pródigo, Luis Bolaños, que si está bien en lo físico sumará seguramente con su cambio de ritmo y gran disparo de media distancia.

La baja más sensible termina siendo la de Jonathan Alvez, que aparentemente no encontró espacio y decidió probar otra suerte; habrá que ver cuanta falta hace, tomando en cuenta que era un recurso interesante para tener, la temporada es larga, inclusive Liga podría fichar un delantero que cubra ese lugar, lo cual al momento no lo ha hecho y no parece ser una prioridad, lo cual resulta coherente con el proceso; especialmente con la movida que se detalla a continuación.

Durante años Liga no ha cubierto ninguna vacante en la zona del medio centro; Obregón, Urrutia, Vera e Hidalgo, a su momento y sucesivamente, han monopolizado ese sector de la cancha con absoluta solvencia; además Hidalgo terminó jugando talvez la mejor temporada de su carrera en 2015, por lo que parecía que no era necesario un refuerzo, tomando en cuenta además la llegada de Edison Vega, y la presencia en el plantel de los jóvenes Intriago y Cevallos; pero en las últimas horas aparece el nombre de Exequiel Benavidez, volante central de la cantera de Boca Juniors que llegaría a sumarse al equipo de Borghi.

Poco se sabe del jugador, más allá de recordar su paso por Boca en donde no se pudo afianzar y una serie de videos en internet, con la absoluta salvedad de que estos no son la fuente más creíble, se debe decir que parece ser un volante central que presiona mucho y roba en base al anticipo y a una interesante lectura del juego, es hábil con la pelota, y apoya mucho a la generación de juego del equipo porque parece tener un buen pie.

En los dos partidos que se ha podido ver a Liga (América de Cali y Delfín), se hizo evidente que faltan muchas cosas; solidez defensiva, precisión de la circulación, falta de desequilibrio ofensivo (el único en no anotar en toda la primera fecha) y varios otros temas que, viéndolos de manera separada pareciera que requieren cada uno una solución, un fichaje que cubra cada carencia; empero considero se debería entender estos problemas desde la idea del entrenador; dónde quiere defender, cómo quiere circular la pelota; y quizás teniendo mayor circulación, mejor calidad de posesión, varios de los problemas se puedan solucionar sin necesidad de recargar el plantel de contrataciones, que a la larga no garantizan nada.

¿La idea es sostener el equipo diez metros más adelante y someter al rival teniendo siempre la pelota? Si es así el fichaje de Benavidez como alternativa parece coherente; ¿será suficiente? Imposible saberlo sin ver los partidos; pese a que el sistema es nuevo varios de los intérpretes son los mismos del año pasado, una base que tiene ya sus años y que estuvo tan cerca de completar una gran temporada 2015; Domínguez, Araujo, Romero, Quinteros, Hidalgo, Cevallos, Morales, Pervis e Intriago llevan varias tardes jugando, la adaptación a sus nuevos compañeros puede tomar su tiempo, pero debería llegar, especialmente porque hay varios jugadores sobresalientes en esa lista, y así siempre es más fácil jugar.

Aparece en el horizonte un grupo bravísimo de la Libertadores, más allá de cómo le vaya a Liga, parece perfecto para que este nuevo proyecto tenga competencia al más alto nivel posible y que eso, si se puede, acelere su adaptación, que parece ser lo que más hace falta.

3 comentarios
  1. Pablinho Dice:

    Es interesante ver un análisis sobre lo que puede pasar en la cancha con Liga y no, como ha sido una fea tendencia en la pretemporada hasta ahora, de lo que pasa fuera de ella, que sin lugar a duda han llegado a trascender hasta convertirse en una molestia para el entrenador Borghi. Eso es lo que, entre líneas, dejan ver las últimas declaraciones de Esteban Paz y de Norberto Araujo.

    Ya hablando de los jugadores en cancha y del plantel disponible, Liga ha realizado una fuerte inversión en conseguir refuerzos y en renovar la línea delantera. Hago esta distinción entre reforzar y renovar, ya que en las líneas de defensa y recuperación se han traído jugadores que complementan el trabajo de la base 2015, pero en delantera, en ataque, sólo se ha conservado la presencia de Morales. De ahí son totalmente nuevas las figuras encargadas de marcar los goles para el equipo universitario.

    Y quizás ahí ya podemos darnos cuenta de cómo desea armar el equipo el estratega chileno, ya que si nos referimos a los partidos que se han visto, la punta de lanza del juego liguista ha rotado varias veces durante el desarrollo de cada encuentro. Es decir, no es indispensable la presencia de un jugador puramente de área, sino que las oportunidades van cambiando de acuerdo a lo que se presenta el partido. Similar a como jugó el equipo campeón del año anterior. Y jugar así no es fácil! Que el sistema de juego empiece a dar resultados demandará tiempo y partidos que es justamente lo que al club de La Central le falta y faltará. Llegará con UN SOLO partido oficial para medir a San Lorenzo por Copa Libertadores (que en lo personal creo que es el objetivo principal y único del primer semestre) y eso causa temor en la afición.

    Como refiere Carlos en el artículo, es una apuesta muy fuerte la que se ha hecho en este año para alcanzar varios objetivos pero la muestra que ha dado hasta el momento es que el recorrido es MUY largo aún. De cualquier manera, mucho trabajo para el Rey De Copas en este difícil año 2016.

    Responder
  2. Pablinho Dice:

    Con la llegada de “Son Brutos” mi idea de como jugará en ataque cambia pero.se ratifica de que se cambió la totalidad de sus lntegrantes.

    Responder

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>