emelec main

Equipos Memorables – Emelec 1992

El Año en que Regresó “El Ballet Azul”

Si preguntamos a cada hincha cómo se inició con esta hermosa afición, de seguro se le viene a la mente ese equipo que vio por primera vez jugar un partido de fútbol, que por su juego marcó una etapa  y se quedó grabado en la retina recordándolo para toda la vida.

Eran los inicios del año 1992, el Club Sport Emelec iniciaba una nueva etapa de estructura en su equipo, naciendo una nueva era de jóvenes futbolistas que se  dieron a conocer en una maravillosa participación en el preolímpico a Barcelona 1992, jugadores como: Iván Hurtado, Dannes Coronel, Máximo Tenorio, Jacinto Espinoza, integraban dicha selección bajo las órdenes de Dusan Draskovic. Dusan, quien era el formador de estos muchachos, era el candidato a dirigir este Emelec, pero la oportunidad de continuar a cargo de selecciones ecuatorianas y estar al frente de la selección de Mayores de Ecuador para la Copa América 1993 y las eliminatorias para EE.UU. 1994, hicieron que se descarte dicha opción.

Pero Nassib Neme tenía en mente a un desconocido director técnico argentino en nuestro medio, Salvador Capitano, ex asistente y amigo personal  de Jorge “Indio” Solari. En su carpeta traía consigo novedosos sistemas de juegos que revolucionarían nuestro fútbol. ¿Cómo comenzó esta etapa del campeonato ecuatoriano de 1992? Pues nada más ni nada menos que con un Clásico del Astillero, Emelec tenía su primer examen frente a su eterno rival, Barcelona.

Recuerdo que fue un noche lluviosa y tormentosa, se esperó aproximadamente una hora para dar inicio al partido, Estadio Capwell a reventar, los hinchas coreaban cánticos, fue un hermoso preliminar. Lo pesado de la cancha no impidió presenciar buen futbol, con juegos dinámicos en ambos bandos, uno de los mejores clásicos que recuerdo haber visto. El resultado, pese a que Emelec se adelantó en el marcador, terminó perdiendo por 1-2. Un bajón momentáneo pero lleno de optimismo para lo que se venía más adelante.

Con el transcurso de los partidos, había consolidado un equipo joven, rápido, se había recuperado ese toque, esa armonía de juego, esa vistosidad que daba gusto ver jugar  y para quienes tuvimos la suerte de ver a este equipo de Capitano, entendimos ese sobrenombre que se le había bautizado en la era Paternoster , cuando lo llamaron EL BALLET AZUL. Ese mismo nombre encajaba a la perfección con el estilo que jugaba este Emelec.

¿ Cómo no recordarlos? Con un Jacinto Espinoza en la portería, teniendo al mejor lateral por la zurda que ha dado el Ecuador como el gran  Luis Capurro, acompañado por grandes defensas Máximo Tenorio e Iván Hurtado  y en el otro extremo, pequeño pero con una agilidad para desbordar la banda derecha, Dannes Coronel.

En la mitad de la cancha, apareció Marcelo “pepo” Morales, proveniente del Independiente de Avellaneda, con  voleas y remates de larga distancia, donde marcó algunos goles importantes, un jugador arriesgado, luchador que tenía esa astucia para burlar al contrario. ¡Cómo no recordar al “cabezón”  Kleber Fajardo!, al Flaco Verduga,  Ivo Ron, a José Federico Minda , a Ángel “el cuchillo” Fernández, que tenía una virtud en cada centro que daba. Luis Castillo, Humberto Garcés, al veterano y querido Jesús Cárdenas.

Emelec quedó primero en la primera etapa clasificando a la Liguilla Final, pero la falta de experiencia por la juventud de este equipo, no fue suficiente para pelear el campeonato quedando en tercer lugar. En un partido decisivo  contra El Nacional en Quito, se derrumbaron las ilusiones de llegar a un Play-Off por empate en el puntaje que hubiera sido con un Clásico del Astillero para definir al campeón del torneo. Sin embargo, en la tabla general fue el equipo con la mayor eficiencia de la temporada.

Ese era el equipo de Emelec del 92, que a muchos  nos recuerda y  emociona al hablar de él. Ese equipo joven, rápido, y soñador, el que formó una camada de jugadores que en el futuro darían mucho de qué hablar y que formó una de las mejores bases en la historia del ballet azul.  Ese equipo imposible de olvidar.

Andrea Uttermann
Futbolera

Audentes Fortuna iuvat -Virgilio-

7 comentarios
  1. Edison Guapaz Zambrano
    Edison Guapaz Zambrano Dice:

    Qué maravilloso equipo. Qué gusto y honor que Nacional le haya ganado en aquella mañana tarde de noviembre de 1992, casi de forma inverosímil. De todas formas, si quedó tristeza del final, después Emelec pudo ser bicampeón (1993 – 1994) con esa base y además. Fue la base de la selección noventera ecuatoriana que comenzó a dar bastantes alegrías.

    Responder
    • Andrea Uttermann
      Andrea Uttermann Dice:

      No, claro que no clasificó quedando primero en la acumulada, pero fue la base para llegar a lo mas lejos que ha logrado Emelec en la Libertadores del 95.

      Responder
  2. David
    David Dice:

    No cabe dudas que el equipo del 92 fue memorable. Es memorable como esa vecina medio feita con la que uno se dio el primer beso a los 12 o 13 años, y que claro, ese primer beso fue la base para que uno después llegue a agarrarle la nalga a otra y finalmente algún rato se pegue un polvo con alguna mejor, pero queda en la memoria ese primer beso. Memorable cualquier cosa.

    Por nombres, ese Emelec queda en nuestra cabeza. Claro, símbolos como dannes que corrió al nacional junto al cuchillo, ese gran defensa que fue Ivan Hurtado que besó más camisetas que Grazziani, el Chinto que también huiría a ldu después paga defender el arco en momento eléctrico más vergonzoso, por ahí un par de jugadores que se quedaron en el bombillo como Verduga o Fajardo creo, todos quienes nunca superaron el ridículo de haber sido eliminado por el SIPESA en una naciente CONMEBOL, que fue lo único que en verdad consiguió ese mítico equipo del 92.

    Pura magia ese equipo, apenas tercero en un torneo de 10 equipos y eliminado en primera fase contra una comparsa que dejó de existir dos días después de eliminarlo de una copa de segunda categoría a nivel continental.

    Responder
  3. Calo Dice:

    Gran equipo, lleno de grandes estrellas. A mi criterio, hombre por hombre, el Emelec de Capitano (92-93) era el mejor equipo, pero por estilo de juego, generación de fútbol, no hay equipo como el Emelec de Quinteros. Gran artículo, Andreita!!

    Responder
  4. Gerardo Garnica Dice:

    En la famosa liguilla del 92 ese Emelec le negó a Barcelona la oportunidad de ser bicampeón al ganarle un clásico en el Monumental a tres fechas del final. Y lo mismo ocurrió un año después con el famoso gol de Vidal Pachito

    Responder

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× siete = 63

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>