chapecoense

Cuando de un Sueño no se Vuelve

Los días más tristes del fútbol en este año han sido el 28 y 29 de noviembre. El accidente en el que perdieron la vida una buena parte del plantel del club de fútbol Chapecoense ha conmovido a quienes gustan del fútbol y más allá.

La tragedia del club brasileño se suma a tantas fatídicas historias como esta que a su tiempo sacudieron la historia de este deporte. Recordar la historia de los “Busby Babes”, la joven generación de futbolistas del Manchester United que apuntaban hacia un gran futuro allá por el año de 1958. Ocho de aquellas jóvenes promesas fallecieron en el accidente de Munich en el que en total perecieron 23 personas. El entrenador, Matt Busby, pensó en retirarse del fútbol luego de haber sobrevivido al percance, pero años más tardes pudo volver a hacerse cargo y llevarle al United al título europeo de 1968. A este poderoso club británico le tomó 10 años volver a la cima y la comparación podría ser válida porque en aquel fatídico 6 de febrero de 1958, los Red Devils regresaban de clasificar a semifinales de la copa europea al vencer al Estrella Roja, una esperanza que terminó abruptamente.

De un percance como estos es complicado volver. La selección de Zambia a inicios de los 90 se proyectaba como una de las revelaciones de África y dispuesta a aprovechar aquel nuevo cupo que se le había otorgado a su continente para disputar la Copa del Mundo. El 27 de abril de 1993, el avión que llevaba a esta selección nacional a jugar su partido por eliminatorias contra Senegal se estrelló en las costas de Gabón matando a 30 personas en las que estaban 18 futbolistas. Dicho juego recién se ofició en agosto y de hecho, la selección de Zambia volvió a jugar en julio de aquel año. A la misma apenas le faltó un punto para clasificar y en su juego final perdió ante Marruecos, escuadra que disputó el mundial norteamericano. Al año siguiente, fue finalista de la Copa Africana de Naciones, donde no brilló hasta 2012, cuando obtuvo su primer título continental que fue dedicado a quienes habían parecido casi 20 años antes.

Sin embargo, este tipo de tragedias despiertan la solidaridad entre semejantes. Hemos visto como equipos y personalidades alrededor del mundo mostraron sus sinceros afectos hacia Chapecoense, homenajes en medida de sus posibilidades y esfuerzos para ayudar a su plantel en este momento tan difícil. El que iba a ser rival en la final de la Copa Sudamericana, el Atlético Nacional de Medellín, ha manifestado preferir ceder el título en homenaje a sus colegas fallecidos, aunque reglamentariamente parece que dicho gesto sería complicado. Un antecedente se advierte tras la tragedia de Superga en la que pereció la nómina de “Il Grande Torino”, el equipo que en ese entonces era el mejor de Italia. El accidente ocurrió el 4 de mayo y 4 días después, se proclamó al Torino campeón de Italia en homenaje a los fallecidos. Las 4 jornadas que quedaban por disputarse de la liga, los rivales del Torino utilizaron alternantes. Vale recordar que el conjunto piamontés jamás volvió a ser el mismo.

River Plate de Argentina se prestó a disputar un amistoso con el Torino que se hizo efectivo unos días después del accidente, lo que formó un vínculo entre ambas instituciones. Se ha hablado que en Brasil se buscaría vitar el descenso de Chapecoense por 3 temporadas y la disposición de los demás clubes de aportar con jugadores para que el “huracán del oeste” se recomponga. En 1987, Alianza Lima de Perú perdió a 16 futbolistas en un accidente cerca de las costas de Lima en el que murieron más de 40 personas. Quien se solidarizó con la tragedia fue el club Colo – Colo de Chile que prestó jugadores para completar su nómina.

Como estas, hay algunas historias de dolor que se volvieron historias de solidaridad y esperanza. La tragedia del Chapecoense se volvió especialmente dura cuando ya habían generado una expectativa en el continente al ser un equipo con poca historia que se encontraba cerca de la gloria internacional. Así mismo, las redes sociales develaron historias íntimas dentro del club que a más de uno conmovió. Se espera que la solidaridad pueda ayudar a este club pequeño a recuperarse, a familiares e hinchas a poder en algo mitigar las penas. Aunque el mejor homenaje será el esclarecer con certeza las circunstancias del accidente. Mientras tanto, solo se puede decir ¡Força Chape!

Foto Principal: AFP

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>