imagen 1

La princesa está en otro castillo, Mario. ¡Feliz aniversario!

Este mes es un mes muy especial para los fanáticos de Nintendo. Nuestro héroe de la infancia, el culpable de tantas malas notas en el colegio y tantos desvelos entre semana, está de cumpleaños. Super Mario Bros. cumplió 30 años el 13 de septiembre pasado, desde su lanzamiento en 1985. A pesar que Mario como tal fue creado en 1983, su incursión más poderosa en el mundo de los videojuegos fue con la consola NES (Nintendo, como muchos llamamos tradicionalmente) junto con el juego que ahora conmemoramos.

Tantas horas de diversión las debemos al maestro Shigeru Miyamoto, creador de esta joya del entretenimiento, que hoy en día, está resurgiendo nuevamente con toda la onda retro que nos traen las consolas de la séptima y octava generación. En el siguiente fragmento, su creador describe brevemente cual era la idea que tenían al crear Super Mario Bros.: “Desarrollamos técnicas de programación que nos permitieron crear un personaje más grande del que originalmente teníamos pensado. Primeramente, planeábamos crear el juego de la manera en que el jugador fuese siempre un Mario «grande», pero eventualmente, se nos ocurrió la idea de los «Power-Up Mushrooms» [«champiñones de poder»] para hacer a un Super Mario.”. Permítame decirle señor Miyamoto, usted es un genio. El efecto cultural que ha tenido Super Mario Bros. a lo largo de la historia es tan fuerte, que es muy común relacionar champiñones con el juego, o si se habla de princesas, es inevitable no pensar en Princess Toadstool.

imagen 2

La evolución de Super Mario a través de los años es notable. En sus inicios, vemos un bien elaborado 2D muy a la altura de su época. Con un gameplay relativamente sencillo, planteaba un desafío muy loable hasta a los mejores jugadores, lleno de trampas y situaciones in extremis. Con el pasar de los años, y la introducción del Super Nintendo, el 2D pudo ser más pulido y los colores ganaron más realce, tal como lo podemos observar en Super Mario World. Adicionalmente, era la primera vez que se introducía a Yoshi como compañero de aventura de Mario y Luigi (el hermano menos ágil, por decirlo así). Este juego sin duda marcó una época de evolución en las consolas, y definitivamente definió la infancia de muchos de los que crecimos en los años 90, con el Super Nintendo como la mejor excusa para reprobar en el colegio (¡ustedes saben que es cierto!)

Finalmente, dentro de la evolución gráfica de Super Mario, en 1996 llegaría al mundo el tan aclamado juego que revolucionó completamente toda la industria gráfica de los videojuegos, introduciendo una cámara dinámica y gráficos muy sutiles para la época: Super Mario 64. El video juego antes mencionado, fue lanzado en conjunto con la consola Nintendo 64 y Pilotwings. Obviamente, el lanzamiento de Super Mario 64 opacó completamente a Pilotwings, más aún porque estábamos frente a una obra de arte que rompió todos los esquemas de la época, y a criterio de muchos expertos, es catalogado como el más revolucionario de la historia de los videojuegos.

imagen 5

Pasando un poco más adelante en el tiempo, nos encontramos con la evolución de cartridges (cartuchos, cassettes) a CD ROM. Esta pauta la marcó el PS1, pero ya que estamos hablando de Mario y por ende, de Nintendo, no mencionaremos a su mejor competidor. Super Mario hizo su entrada triunfal al mundo de los CD ROM con Super Mario Sunshine, un juego que tuvo tanto adeptos como detractores. En este juego, nuestro héroe tenía que recorrer algunas islas paradisíacas con una bomba de agua en su espalda a fin de limpiarlas de una profunda contaminación (imagino que la contaminación global fue parte de la inspiración de este juego). En este juego, los gráficos dieron un salto mucho más sofisticado y estilizado, Super Mario dio un salto épico de tener forma poligonal aún, a un Mario un tanto más redondo y con menos imperfecciones en sus bordes.

Ya con la introducción del Nintendo Wii y el Nintendo Wii U, vemos al último diseño de Mario. Super Mario Galaxy 1 y 2, son juegos muy entretenidos de por sí, pero la potencia gráfica es tremenda. Vemos paisajes espaciales abrumadores, y los movimientos de cámara siguen siendo el plan a seguir en la saga de Mario. Para la última consola de Nintendo hasta el momento (octava generación), el Wii U, tenemos Super Mario 3D World, que en cierta forma es una versión remasterizada del clásico Super Mario Bros 3 pero que para mí, lo único similar es el nombre. Si bien es cierto, los niveles son un tanto parecidos en cuestión de temática, pero es imposible comparar un juego de la primera generación de Nintendo, con lo último que ha lanzado la franquicia japonesa.

imagen 3

En fin, la intención de este artículo es darle realce a este magno evento que ocurrió hace algunos días, y que para los que somos gamers, livianos o pesados, de alguna manera nos trae recuerdos muy gratificantes y nostálgicos de nuestra infancia. Super Mario Bros. representa mucho más que un videojuego, nos demuestra que no se necesita volar, tener un dragón, espadas o pistolas para ser un héroe. Basta con tener valentía, y un corazón inquebrantable para lograr lo que sea que nos pongamos de meta (fragmento motivacional del artículo, cabe recalcar). En fin, sigamos celebrando al plomero más famoso de la historia como lo merece, así que, a desempolvar sus consolas señores, ¡esas malas noches no se construyen solas!

 

“¿Los videojuegos son malos para ti? Es lo mismo que dicen del Rock n’ Roll.”

Shigeru Miyamoto

0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 + siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>