Entradas

the best

¿Qué tan Conformes Estamos con “The Best”?

 

 

El pasado lunes 23 fueron anunciados los premios “The Best” de FIFA. Gala que premia a los mejores actores y actrices del fútbol mundial. Recalcar en esto último, pues por primera vez a la actividad femenina se la tomó en cuenta más allá de designar mejor jugadora y entrenadora, sino que esta vez sus galardones contaron con “todos los juguetes” de los premios masculinos.

En este año el premio “The Best” recayó en Lionel Messi, siendo la primera vez que “la pulga” lo gana desde que esta ceremonia se escindió de la entrega del Balón de Oro. Hubo muchas voces de desaliento ante esta designación pese al enorme popularidad y sabida genialidad del argentino, puesto que sonaba que dicha distinción recaería en las manos del defensa holandés Virgil Van Dijk, quien ha destacado como líder de la defensa del campeón europeo, el Liverpool inglés.

Ciertamente en esta temporada Lio y compañía (ya sea el Barça o Argentina) no consiguieron un título internacional y de hecho, la participación del crack en la Copa América fue más bien olvidable. Sin embargo, con su club tuvo un rol determinante para la consecución de la Liga española y la Supercopa de España. Con 54 goles (Bota de Oro) y 20 asistencias sus números nuevamente fueron superlativos y la cuenta de Twitter de FC Barcelona lo resalta como el mayor anotador y asistidor de la Liga, más goles de falta (balón detenido) y además, máximo anotador de la pasada Champions League, torneo en que el cuadro catalán fue eliminado en semifinales.

Messi obtuvo 46 puntos por sobre los 38 de Van Dijk y los 36 de Cristiano Ronaldo, completando el podio. El galardón femenino se lo llevó la elocuente capitana de la selección estadounidense, Megan Rapinoe. En segundo lugar estuvo Alex Morgan y en tercero la inglesa Lucy Bronze.

El 11 ideal de la temporada según los premios “The Best” va así:

Alisson; Sergio Ramos, Matthijs de Ligt, Virgil Van Dijk, Marcelo; Eden Hazard, Frenkie de Jong, Luka Modric; Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Kylian Mbappé

IMG_20190923_145451

Para el aficionado al fútbol internacional esta selección no es del todo satisfactoria. Empezando por la elevada cantidad de jugadores del Real Madrid cuando el club español cumplió una campaña por debajo de sus expectativas que fue “salvada” por el Mundial de Clubes. Muy cuestionada la designación de Marcelo, quien incluso no fue llamado a su selección nacional. El Balón de Oro 2018, Luka Modric, no ha tenido precisamente el mejor 2019, igual que su capitán Sergio Ramos. A Eden Hazard tal vez lo ayuda la consecución de la Europa League con el Chelsea.

 Si hablamos de presencias “justas”. Alisson tuvo una temporada que rayó en lo asombroso defendiendo el arco de Liverpool. Kylian Mbappé no paró de hacer goles en la liga francesa con el PSG, Cristiano Ronaldo llegó a revolucionar el fútbol italiano y la Juventus, aunque también es otro personaje al que se le pide más. El esperanzador resurgimiento del Ajax llegó de la mano de los jóvenes Matthijs de Ligt y Frenkie de Jong.

En cuanto a nombres que pueden surgir para un 11 ideal de la temporada, bien podrían venirse a la mente hombres fundamentales para la obtención de la Champions League del Liverpool como: Sadio Mané, Roberto Firmino, Fabinho o Trent Alexander Arnold. Si buscamos altos rendimientos locales, estuvo el del portugués Bernardo Silva en la soberbia campaña del Manchester City en Premier League o Jordi Alba, cuya temporada se opaca en el error de marcación que le costó al Barça la eliminación ante el Liverpool por Champions.

El 11 ideal femenino, por primera vez formado incluyó a jugadoras con participación sobresaliente en el Mundial de Francia. Sin mayores reproches son:

Sari van Veenendaal; Lucy Bronze, Wendie Renard, Nilla Fischer, Kelley O’Hara; Amandine Henry, Julie Ertz, Rose Lavelle; Marta, Alex Morgan, Megan Rapinoe

Jürgen Klopp fue elegido mejor DT del año por su trabajo con el Liverpool, mientras que Jill Ellis, la entrenadora de la selección femenina estadounidense, obtuvo su galardón equivalente. Nos vamos con el ganador del “Premio Puskás” que se lo llevó su compatriota Dániel Zsóri

FyA
france 2019 main

Dare to Shine: El Mundial de la Transformación

Cuando se habla de mundiales de fútbol, siempre llegan a la mente momentos icónicos: las celebraciones de Pelé en 1970, Marco Tardelli en 1982 o Roger Milla en 1990. Equipazos inolvidables que no pudieron ser campeones como Holanda en 1974 o Brasil en 1982 y tal vez más recientemente Bélgica en 2018. Golazos como el de Maradona en 1986, Baggio en 1990 u Owen en 1998. Técnicos legendarios como Menotti, Bilardo, Bearzot, Del Bosque y más. Drama y emoción difundidos por la ventaja tecnológica. En los años 70 fueron las transmisiones en vivo y en directo y a color las que revolucionaron el Mundial de Fútbol, en los 2010 es el Internet y las Redes Sociales quienes han dado su empujoncito al Fútbol Femenino.

El Mundial Femenino de Fútbol Francia 2019 tuvo en total una audiencia cercana a los 1000 millones de espectadores, récord absoluto y cifra impresionante, aunque aún lejos de la audiencia de su par masculino. Francia 2019 sin duda pasa a ser un evento histórico gracias a la mucho mejor promoción de su espectáculo que comenzó con un gran distintivo como el del lanzamiento de su propia línea de camisetas (Inglaterra, Francia, China, Escocia, Japón) Además de haberse editado el clásico álbum de cromos de la empresa Panini para esta competición.

 

Inglaterra

Inglaterra

 

China

China

 

Escocia

Escocia

Francia

Francia

 

La asistencia media fue de algo más de 21 000 espectadores, tal vez menor a la de su antecesor, Canadá 2015, pero con sedes menos tradicionales, salvo Paris, Lyon y Montpellier, que supieron volcar su interés y dejar pocas butacas vacías. Ya dentro de las canchas se percibió un ambiente mayormente amigable, tal vez similar al de eventos interescolares, pero no por ello menos entusiasta. De hecho, mucha y tolerante gente deben suponer buenas noticias para la organización.

 album

Estados Unidos se consagró campeón por cuarta ocasión y retuvo el título conseguido en Canadá 2015. Ha tenido que lidiar con el retiro de figuras históricas como la portera Hope Solo o la delantera Abby Wambach, sin embargo, posee un funcionamiento sólido que por estrategia, técnica y preparación física hizo lucir al elenco norteamericano muy por encima del resto. Algo así como lo que se vivió con Alemania en 2014. Con un 4-3-3 cuya media destacaba la voluntad de Julie Ertz y la habilidad de Rose Lavelle, más un ataque demoledor con la fuerza de Megan Rapinoe y la precisión de Alex Morgan dieron más de un dolor de cabeza a sus rivales.

 usa

Las norteamericanas fueron demoledoras en fase de grupo con un escandaloso 13-0 ante Tailandia que incluyó 5 goles de Morgan, 3-0 a Chile y 2-0 a Suecia. Mientras que en las rondas finales luchó duro ante escuadras europeas que vienen creciendo como España en octavos y Francia en cuartos a las que derrotó por 2-1. Con Inglaterra en semifinales sostuvo un encuentro épico que finalizó 2-1 a su favor en el que algo de polémica hubo por las decisiones del VAR y en la final fueron notablemente superiores a Holanda alcanzando el título con marcador de 2-0.

 Si hablamos de equipos y jugadoras memorables habrá que mencionar a Holanda y su temible delantera con Viviane Miedema y Lieke Martens, destacando siempre su juego colectivo y de circulación de balón con la lúcida Sherida Spitse, líder de asistencias en el torneo y así llegaron a un asombroso subcampeonato en el que también destacó su portera y capitana Sari van Veenendaal, quien ganó el guante de oro. Suecia una vez más llegó al podio de la mano de sus temibles atacantes Kosovare Asllani y Stina Blackstenius, además de una porteraza como Hedvig Lindahl.

 martens

Inglaterra mostró momentos de fútbol atildado con un hermoso despliegue de sus marcapuntas Lucy Bronze y Alex Greenwood, la habilidad de Fran Kirby y el poder goleador de Ellen White, una de las goleadoras del torneo. Francia presentó como su referente a la recia zaguera Wendie Renard, el talento español se tradujo en los goles de Jennifer Hermoso y Alemania aportó con la mejor jugadora joven, la volante Guilia Gwinn que recientemente cumplió 20 años. Italia mostró a su emblemática goleadora, Cristiana Girelli y Australia a Sam Kerr.

 Si hablamos de momentos icónicos y mediáticos, inevitablemente se deben citar celebraciones. La lucha por la bota de oro la protagonizaron Megan Rapinoe, Alex Morgan y Ellen White. Rapinoe acostumbró a la afición con su tradicional voltereta y brazos abiertos.

meg rapinoe

En tanto que uno de los momentos más memorables lo protagonizó Alex Morgan cuando anotó el salvador 2-1 de Estados Unidos ante Inglaterra. Hubo quienes juzgaron al gesto de la tacita de té como provocador.

 alex morgan

Mientras que la inglesa Ellen White nos acostumbró a sus gafas de ojos, incluso en anotaciones que finalmente no fueron válidas.

ellen white

En cuanto a dirección técnica, la norteamericana Jill Ellis entró en la leyenda al ser Técnica bicampeona consecutiva dirigiendo a la selección de Estados Unidos. Brilló Sarina Wiegman de Holanda, la francesa Corinne Diacre y a pesar que esta fue una fiesta de damas, la elegancia de Phil Neville en el banquillo inglés también resaltó.

 diacre

Tal vez este mundial no escribió historias trágicas, aunque el 13 – 0 que recibió Tailandia por parte de Estados Unidos pudo haber sido muy doloroso. Momentos de épica como cuando Argentina vino de un 3-0 abajo para igualar a Escocia y de hecho estuvo a punto de clasificar a octavos. Hablando de las selecciones sudamericanas, hicieron lo que pudieron al no ser el fútbol femenino lo suficientemente desarrollado en la región. Argentina se apuntó también un empate ante un potencia como Japón, mientras que Chile consiguió su primera victoria frente a Tailandia. Brasil, que en la actividad es más avanzado, llegó a octavos de final, donde cayó ante Francia, lo que marcó la despedida de legendarias como Marta, Cristiane o Formiga.

 Marta

Ciertamente en el fútbol femenino se ve menos histrionismo, mayor lealtad y en general un juego más limpio con menos problemas en cancha. Sin embargo, no faltó la polémica como en el juego entre Inglaterra y Camerún, donde los fallos del VAR no agradaron a las africanas quienes amenazaron con no continuar el juego. En la previa del torneo la noruega Ada Hegerberg, considerada la mejor futbolista del momento y estrella del tetracampeón Olympique de Lyon, desistió en participar del torneo en protesta por las desigualdades en los ingresos económicos de futbolistas hombres y mujeres. Dicha polémica ha tenido su circulación con defensores y detractores con sus argumentos. A la lucha política también se sumó Megan Rapinoe con su voz disonante ante autoridades y gobierno de su país.

 Con una organización impecable y con un notable esfuerzo en la visibilización del torneo y la actividad, se podría decir que el Mundial de Fútbol Femenino de Francia 2019 bien puede haber marcado un antes y un después en el fútbol femenino, y obviamente esa diferencia para bien del deporte.

Cerramos con un partido complejo y un golazo de Holanda por parte de Jackie Groenen

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
women soccer

“Hay que verlo con paciencia”

Me encontraba viendo el juego de fútbol femenino entre Canadá y Ecuador, válido por los Juegos Panamericanos de Toronto. Una nueva goleada sufrieron las muchachas tricolores (5-2 favorable a las anfitrionas), haciendo fuerza porque les vaya bien, aplaudiendo su entrega y sus buenas jugadas, así como lamentándome el sinnúmero de fallas.

Mientras se desarrollaba el partido, el comentarista que transmitía el juego, por la cadena Directv Sports y me parece, de origen chileno, emitió este comentario: “es un fútbol diferente, hay que tener paciencia para verlo”. Dicho comentario creo yo, trato de mezclar una expresión que al periodista le salió “del fondo del alma”, moldeándolo con inteligencia para no despreciar el evento a transmitir y no caer en el hoy por abominable sacrilegio del machismo. De mi parte, la frase me marcó muchísimo.

¿Por qué “hay que verlo con paciencia”? Evidentemente, hay un abismo en cuanto a fundamentos y técnica entre el fútbol masculino y femenino, así como en la mayoría de deportes que cuentan con competencias separadas entre géneros. En el caso del fútbol es lógico, pues muchas naciones, como la nuestra, la práctica profesional de fútbol recién va formándose y en otros lados, es inexistente.

Mucho desorden táctico, pifias terribles al contacto con el balón y dificultades para controlarlo, además de los horrores en fundamentos en el arco que producen varios goles para mandarlos al conteo de los “bloopers” del noticiero, aunque en otras, vemos anotaciones de poema. Por otro lado es elogiable el espíritu del fútbol de chicas en el que hay más ganas de correr tras el balón y casi nada de “sobreactuaciones” que en el fútbol masculino de alta competencia solemos deplorar.

Puede, como varón heterosexual, que te falte paciencia para ver fútbol femenino, pero la misma te llega a caudales cuando ves esto

Alex Morgan

Ciertamente la belleza de algunas futbolistas nos llama la atención. En la final del mundial femenino, disputada la semana pasada, muchos preferimos ver el espectáculo de ver correr a Alex Morgan, la recia defensa de Julie Johnston o las enormes atajadas de Hope Solo, a tratar de disfrutar el lucido toque de balón de la selección japonesa, de quienes se dice, son una especie de “Barça femenino” (y perdonen si para alguien blasfemo). Las chicas asiáticas ganaron el mundial 2011 y en este disputado en Canadá, las americanas lograron su “venganza” al golear 5-2. Cuatro goles de Estados Unidos se concretaron en un cuarto de hora inicial avasallador.

Si hablamos de éxito comercial, el mundial canadiense estuvo muy lejos del fenómeno paralizante que significan los mundiales masculinos de fútbol. Normalmente se vio gradas a menos de la mitad y por lo menos, la final tuvo un estadio prácticamente lleno, recordando también, que Vancouver, donde se escenificó el juego final, queda muy cerca de Estados Unidos. Alguna vez, Sepp Blatter mencionó algo así como que el fútbol femenino necesita de “uniformes más atractivos” con mucha torpeza. En el fondo de nuestros seres, bien que lo quisiéramos, pero el chiste es que mejore el espectáculo primigenio, o sea, el juego.

Finalmente, hay que mencionar los abismos existentes entre distintas federaciones. En este mundial, una víctima de dichas diferencias fue Ecuador, cayendo inmisericordemente goleado por Camerún y Suiza. Ese tipo de resultados abultados, de seis goles o más no son extraños en estas competencias. De nuevo la escasa profesionalización de la actividad juega su rol. La organización y sobretodo, la mediatización y comercialización de los mismos, forzarán a mejoras en varios países, esperemos que uno de ellos sea el nuestro, impulsado porque al menos, la clasificación de la tri femenina al mundial de fútbol fue épica e histórica.

Mientras tanto. Seguiremos intentando “ponerle paciencia” viendo los partidos de los Panamericanos por ejemplo, a mí al menos me resulta refrescante, distinto, a pesar de las desprolijidades.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol