Entradas

bsc vs liga

Liga Sigue Invencible en Guayaquil

Barcelona y Liga Deportiva Universitaria igualaron 1-1 en duelo disputado por la séptima fecha de la Liga Profesional de Fútbol Ecuatoriano en el Monumental de Guayaquil.

Uno de los duelos más tradicionales del Ecuador tenía algunas variantes en los roles abridores de los protagonistas. Por parte del local, se prefirió en los costados a Velasco y Pineida, además del regresos e Robert Herrera después de su lesión, en tanto que los albos hicieron varios cambios por lesiones, suspensiones y el próximo juego de copa. Así entaron: Realpe. Guerra, Vega, Chalá y Chicaiza como titulares.

El juego tuvo un interesante inicio, pues si bien era el local quien tomó la iniciativa, Liga no se quedaba atrás y cuando podía instalaba contras peligrosas. De preferencia los amarillos buscaban hacer daño por el interior de la cancha usando pases en profundidad siendo Alemán el más participativo. Cuando los albos controlaron dichos embates, pudieron salir con balón dominado con mayor confianza.

Barcelona era mejor en el medio terreno, adueñándose normalmente de la pelota, las llegadas a arco rival crecían, las oportunidades de gol se iban gestando hasta que Fidel Martínez (25 min.) abrió el marcador recibiendo una pelota sin marca de Alemán. La reacción de Liga no se hizo esperar después del gol recibido, aunque no con mucha prolijidad.

Liga era más voluntad que fútbol, sus ataques eran iniciativas esporádicas en especial por los costados, pero con mala resolución . Hacia el final del primer tiempo los amarillos habían bajado las revoluciones y preferían que su rival haga el gasto para después buscar sorprender a una defensa que no lucía del todo atenta y sobretodo, ante una línea de volantes permanentemente superada por los de amarillo. Al terminar la primera mitad la sensación era que probablemente el Ídolo mereció un gol más.

Para el segundo tiempo Liga ingresó a Cazares por Intriago y con ello mejoró notablemente la posesión de balón en medio sector, reflejándose en un juego más nivelado. La reacción de Barcelona originó un momento en el que el juego estuvo permanentemente cortado por faltas y juego friccionado en general. Las variantes en las alineaciones se hacían en el mediocampo en la permanente lucha por tomarlo por parte de los equipos.

En Liga habían ingresado Ayoví y Murillo para fortalecer el ataque y así pudo tener más presencia en el área canaria, tal vez no se reflejaba en opciones claras de gol, pero al menos mantenían al ataque local lejos de generar peligro. Al ver que Barcelona se quedaba sin ideas para atacar, entró Marcos Caicedo mientras el conjunto quiteño ponía peligro usando jugadas de balón detenido. Ante la urgencia de tener tranquilidad en el marcador, Almada dispuso la entrada de Campana.

Barcelona lamentaría las opciones de gol perdidas por Estupiñán y Alemán cuando un gran pase desde la mitad dejó a Rodrigo Aguirre picando para enfrentar a Banguera y anotar el empate (84 min.) A partir de ese momento los de blanco agruparon gente dentro de su propia cancha para jugar con la desesperación de un rival que vio como se le escapó la victoria.

 

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Robert Herrera (TA 72’), Xavier Arreaga, Mario Pineida (TA 41’); Gabriel Marques (Matías Oyola 58’) (TA 76’), Sebastián Pérez (TA 55’); Fidel Martínez, Cristian Alemán (Leonardo Campana 75’), Stalin Caicedo (Marcos Caicedo 69’); Óscar Estupiñán
Goles: Martínez 25’
LDU: Adrián Gabbarini; Edison Realpe (TA 54’), Nicolás Freire, Franklin Guerra, Aníbal Chalá (TA 43’); Edison Vega, Jefferson Intriago (José Luis Cazares 45’) (TA 55’); Anderson Julio (Jacob Murillo 62’) (TA 87’), Andrés Chicaiza, Adolfo Muñoz (José Ayoví 52’); Rodrigo Aguirre (TA 20’)
Goles: Aguirre 84’

Calificaciones Barcelona:
Banguera 6
Velasco 6
Herrera 7
Arreaga 6
Pineida 7
Marques 7
Pérez 6
Martínez 8
Alemán 6
S Caicedo 5
Estupiñán 4
Oyola 6
M Caicedo 4
Campana –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Realpe 5
Freire 7
Guerra 6
Chalá 6
Vega 5
Intriago 5
A Julio 5
Chicaiza 4
Muñoz 4
Aguirre 6
Cazares 6
Ayoví 5
Murillo 6

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
libertadores y suacup

Triunfos que Sirvieron de Poco

 

A pesar que los clubes ecuatorianos aún no han sido derrotados han quedado por lo menos fuera de la Copa Libertadores. Mientras contra Delfín conspiró el gol encajado como locales, Barcelona vio como su esforzada victoria en Montevideo quedó en nada tras ser dado por ganado el juego a Defensor por 3-0 debido a una incorrecta inscripción del jugador Sebastián Pérez de los amarillos.

Copa Libertadores

12 de Febrero

Barcelona 1 (Oyola 39’) – Defensor 0
Guayaquil – Estadio Monumental

Debido al percance del partido perdido por decisión disciplinaria, Barcelona salió urgido a anotar pero los nervios y el campo muy mojado hacían poco prolijo su accionar. Poco hacía Defensor para atacar y fue replegando a sus hombres. Al pasar los 30 minutos de juego prácticamente solo se jugaba en área visitante. En un momento en el que parecían acabarse las ideas, Matías Oyola (39 min.) anotó un bonito tanto desde fuera del área y bañando al portero.

Directamente el cuadro violeta se planteó como misión cortar el ritmo de juego en el segundo tiempo. La dinámica habitual fue la acumulación de hombres de ofensiva de Barcelona en área uruguaya, mientras los visitantes no perdían la concentración para defender. Hacia el final del partido, el conjunto ecuatoriano no tuvo la calma para conseguir los tantos necesarios para revertir el percance, sumado a que Defensor logró la suficiente confianza para defender un resultado que le permite pasar a la tercera fase, donde enfrentará a Atlético Mineiro.

BAR: Damián Frascarelli; Byron Castillo, Xavier Arreaga, Félix Torres (TA 45’), Beder Caicedo (TA 59’); Gabriel Marques (TA 77’), Matías Oyola (Richard Calderón 75’); Ely Esterilla, Cristian Alemán (Ángel Quiñónez 65’), Marcos Caicedo (Stalin Caicedo 83’); Óscar Estupiñán
Goles: Oyola 39′
DEF: Carlos Rodríguez (TA 50’); Mauricio Gómez, Santiago Carrera, Nicolás Correa, Alejandro Villoldo, Martín Rabuñal (Matías Santos 88’), Ramiro Cristóbal (TA 11’), Gonzalo Nápoli, Joaquín Piquerez; Pablo López (Martín Correa 62’), Álvaro Navarro (Facundo Milán 67’)

13 de febrero

Caracas 0 – Delfín 0
Caracas – Olímpico UCV

Juego que tuvo un arranque vibrante, pues de lado y lado salieron a buscar la apertura del marcador y se perdieron oportunidades inmejorables de anotar. En el caso de los ecuatorianos se veían cortados por el excelente desempeño del portero venezolano Baroja. Hacia el final del primer tiempo la posesión de balón era predominantemente manabita sin contar con mayor fortuna al pisar en área rival o rematar al arco.

En el segundo tiempo sabiendo que el resultado el favorecía, Caracas jugó con la desesperación del rival y volvió a utilizar el cerrojo y contragolpe mientras el traslado de balón de los ecuatorianos era cada vez menos prolijo.. El final del partido llegó con la desesperación visitante por lograr el gol de la clasificación y la del local por evitarlo. Caracas se valió del gol de visitante para avanzar a la tercera fase donde enfrentará a Melgar de Arequipa.

CAR: Alain Baroja; Eduardo Fereira (TA 18’), Juan Muriel (TA 33’), Rosmel Villanueva, Bernardo Añor; Leonardo Flores (TA 86’), Ricardo Martins, Ricardo Martins, Richard Celis (Gilber Guerra 88’); Carlos Espinoza, Jesús Arrieta (Ricardo Andreutti 76’)
DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Luis Cangá (TA 79’), Williams Riveros (TA 47+’), Gevanny Nazareno; Edison Caicedo (TA 73’) (Luis Vila 77’), David Noboa (Francisco Mera 64’), Sergio López, Juan D. Rojas (Alejandro Villalva 56’); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez

Copa Sudamericana

12 de febrero

Macará 2 (Champang 29’, Arboleda 36’) – Guabirá 1 (Mojica 27’)
Ambato – Estadio Bellavista

El equipo ambateño rápidamente se hizo del protagonismo, pero en la primera insinuación ofensiva del cuadro boliviano, llegó su tanto con un brillante tiro libre de Gualberto Mojica (27 min.), para fortuna del local, supieron reaccionar rápidamente y Ronald Champang (29 min.) pudo concretar en gol una jugada iniciada por derecha y establecer la igualdad. Poco después, Carlos Arboleda (36 min.) finalizó en anotación una buena jugada colectiva revirtiendo el resultado. Buena parte del segundo tiempo tuvo al equipo ecuatoriano como protagonista, pero en los últimos minutos cedieron la iniciativa y el cuadro visitante estuvo cerca de igualar el juego sin concretar.

MAC: Javier Burrai; Galo Corozo (TA 83’), Moisés Corozo, Alejandro Manchot, Leonel Quiñónez; Jonathan De La Cruz, Kener Arce; Armando Gómez, Ronald Champang (Jonathan Lucas 79’), Carlos Arboleda (Wagner Valencia 72’) ; Michael Estrada (Flavio Ciampichetti 45’)
Goles: Champang 29’, Arboleda 36’
GUA: Luis Cárdenas; Fran Supayabe, Dairín González, Jesús Flores, Nelson Amarilla; Marcelo Aguirre, Diego Hoyos (TA 53’), Maximiliano Velasco (Javier Lezcano 66’), Michel Acosta; Jorge Lovera (Juan Montenegro 66’), Gualberto Mojica (TA 46+’) (Juan Mercado 91+’)
Goles: Mojica 26’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc-cdn

Gran Debut de los Jóvenes de Amarillo

Barcelona derrotó 5-2 a El Nacional en juego disputado por la Primera Fecha de la Liga Pro de Ecuador 2019 en el Monumental de Guayaquil.

Uno de los partidos más añejos del fútbol ecuatoriano estuvo en la parrilla inaugural del torneo 2019 con un conjunto amarillo repleto de suplentes por sus ocupaciones coperas, mientras que Nacional lucía muy renovado respecto al año pasado con el debut en el banquillo de Marcelo Zuleta.

Apenas iniciado el juego hubo una falta penal sobre Stalin Caicedo con algo de polémica que Fidel Martínez (2 min.) transformó en gol. El juego en cuanto a posesión de balón era relativamente parejo, pero los criollos dejaban demasiados espacios a los jóvenes pero veloces ofensivos amarillos. En una de las rápidas incursiones locales llegó el tanto de Stalin Caicedo (21 min.) quien recibió en el área un balón que se gestó en el costado derecho.

Era evidente la mayor calidad de Barcelona en el medio campo, de ese modo le era muy sencillo cortar cualquier situación de ataque de la visita y del mismo modo la gestación ofensiva que se vio relajada tras el segundo gol. El conjunto de Guayaquil superó siempre en velocidad por los costados a su rival y bien pudo llevarse un marcador más holgado al final del primer tiempo, pero Ángel Quiñónez no estuvo fino para definir.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Fidel Martínez (47 min.) pudo aumentar cifras tras un mal saque de Padilla. Nacional lucía muy golpeado, pero pudo descontar con tanto de Jordy Caicedo (51 min.) luego de gran jugada de Balda. El tanto fue un importante espaldarazo anímico para los rojos que encontraron la ruta de ataque con Balda y Santana. Una tejida entre ellos dejó a Caicedo (56 min.) nuevamente perfilado para definir y anotar su segundo personal y de los militares.

En sí el segundo tiempo tuvo un trámite mucho más equilibrado que el primero, pero tal vez en ambas áreas la dificultad para definir era importante debido a la intensa lluvia que cayó en casi todo el transcurso del juego y que afectó en algo al estado de la cancha. En los minutos finales Barcelona presionó ayudado por la entrada de Marcos Caicedo y tras un centro suyo llegó el gol de cabeza de Ayrton Cisneros (92+ min.) y poco después habilitación para Ángel Quiñónez (94+ min.) y el quinto tanto.

 

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Darío Aimar, Ayrton Cisneros (TA 53’), Mario Pineida; Richard Calderón (TA 73’) (Osbaldo Lastra 78’), Matías Oyola; Danner García (Washington Vera 67’), Fidel Martínez (Marcos Caicedo 80’), Stalin Caicedo; Ángel Quiñónez
Goles: Martínez 2’ (P), 47’; S. Caicedo 21’; Cisneros 92+’
NAC: Johan Padilla; Kevin Peralta, Pablos Cifuentes, Sixto Mina, José Monaga; Steven Zamora, Eddy Corozo; Jorge Ordóñez (Jairo Padilla 9’), Manuel Balda, Luis Santana; Jordy Caicedo (Darwin Rodríguez 77’)
Goles: Caicedo 51’, 56’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
barcelona emelec

El Último Clásico Del Año Fue Amarillo

Barcelona derrotó 1-0 a Emelec en juego disputado por la fecha 14 de la segunda etapa del torneo ecuatoriano de fútbol en el Monumental de Guayaquil.

La última edición del año del Clásico del Astillero tenía además del obvio ingrediente de la añeja rivalidad, los intereses propios de cada uno de estos clubes. Por el lado amarillo tal vez su última opción para ganar la etapa, puesto que los 8 juegos sin conseguir un triunfo le relegaron bastante de esa opción, mientras los azules estaban en la franca lucha por el liderato. En ambos planteles hubo variantes en sus hombres de ataque.

El inicio de juego fue bastante dinámico con equipos en disposición ofensiva y con ello la emoción para el espectáculo. Sin embargo, pronto se transformó en un encuentro brusco con muchas faltas que inevitablemente derivó en el exhibición de tarjetas. Algo más claro era el conjunto azul frente al arco rival en los primeros minutos, mientras el Ídolo buscaba sacar a su contendiente de su campo con vehemencia.

Con el exceso de fricciones y tensión, el juego se redujo al mediocampo, quedando la pelota lejos de las áreas y con una disputa poco clara. Poca claridad, mucho físico y escasa elaboración. Las opciones de gol partían de pelotazos sumamente largos con poca efectividad de los atacantes. Era en general un espectáculo deslucido.

Barcelona intentó tomar el control de las acciones especialmente desde el centro con las incursiones de Alemán, más no había suficiente lucidez en sus compañeros para acompañar las jugadas y sus bandas lucían caóticas. Al aproximarse el final de la primera etapa la igualdad sin goles era justa debido a la poca claridad con la que de lado y lado se jugaba.

Emelec apostó a refrescar su ataque al inicio del complemento con la entrada de Burbano y con ello retomar el protagonismo, el cual le duró poco, pues era Barcelona quien más empujaba siendo el costado derecho de Byron Castillo y más tarde Ayoví, su zona más prolífica. De todas formas era correcta la defensa azul y así mismo era una buena tarde de la de su par.

Las emociones comenzaron a aumentar antes del minuto 60 cuando en ambas porterías se desperdiciaron claras oportunidades de anotar. La apertura del marcador llegaría por obra de Félix Torres (67 min.), quien de cabeza conectó un tiro libre de Arroyo para anotar. El tanto abrió las marcas y dio un espectáculo más dinámico, pero era notable la concentración de la defensa de los canarios.

El drama fue protagonista de los minutos finales, pues pasó la pelota muy rápidamente de un extremo a otro mientras las parcialidades apretaban. Destacaron las zagas para evitar que la pizarra sea más generosa y en especial la de Barcelona que dispuso del tiempo y los nervios del final conducidos por un Oyola lúcido y calculador. El equipo canario vuelve a la pelea de un torneo impredecible.

 

BAR: Máximo Banguera (TA 95+’); Byron Castillo, Félix Torres (TA 42’), Xavier Arreaga (TA 7’), Beder Caicedo; Gabriel Marques, Matías Oyola; Tito Valencia (José Ayoví 50’), Cristian Alemán (Marcos Caicedo 81’), Michael Arroyo; Ariel Nahuelpán (Juan I. Dinenno 63’)
Goles: Torres 67’
EME: Esteban Dreer; Romario Caicedo, Leandro Vega, Marlon Mejía, Ronaldo Johnson (TA 25’); Dixon Arroyo (TA 52’) (Joel López P. 79’), Nicolás Queiroz; Joao J. Rojas, Hólger Matamoros (TA 9’) (Fernando Luna 59’), Carlos Orejuela (TA 40’) (Robert Burbano C. 45’); Brayan Angulo

Calificaciones Barcelona:
Banguera 6
B Castillo 7
Arreaga 6
Torres 7
B Caicedo 5
Marques 6
Oyola 8
Valencia 5
Alemán 6
Arroyo 6
Nahuelpán 4
Ayoví 6
Dinenno 4
M Caicedo –

Calificaciones Emelec:
Dreer 7
Caicedo 6
Vega 6
Mejía 6
Johnson 5
Arroyo 6
Queiroz 6
Rojas 5
Matamoros 6
Orejuela 5
Angulo 6
Burbano 5
Luna 4
López –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc liga

Un Empate Poco Útil Para Ambos

Barcelona y Liga Deportiva Universitaria igualaron 1-1 en juego disputado por la fecha 12 del torneo ecuatoriano de Primera División en el Estadio Monumental de Guayaquil.

La revancha entre estos gigantes del fútbol ecuatoriano se configuraba con la etiqueta de “prohibido perder”, pues en la lucha por la etapa han aparecido más protagonistas y en el juego previo en Quito ya se habían dividido puntos. La baja importante de los amarillos era Gabriel Marques y estuvo Zamora en su reemplazo. Liga con sus estelares completos.

Mucho brío para el arranque del partido, con una Liga que sorprendía con una disposición agresiva, la cual fue rápidamente contestada por los amarillos teniendo a Díaz lúcido en la conducción y poniendo peligro por los costados con Castillo y Pineida. Mayoritariamente el dominio de balón era del Ídolo, pero claramente la disposición de los albos no era la de esperar.

La apertura del marcador llegó por una contra que dejó mal prados a los de blanco, Alemán acarreó el balón y sirvió un pase a Michael Arroyo (15 min.) quien con certero derechazo venció a Gabbarini. Con el tanto Barcelona ganó confianza y normalmente ganaba la posesión en el mediocampo con un buen partido de Steven Zamora. Al arribar a la primera media hora el encuentro se había calentado y en la disputa de la pelota había bastante pierna fuerte.

Liga comenzó a alejarse de su propia área, el local buscaba quitarle el vértigo y manejar la pelota a su ritmo y gusto preferentemente en cancha rival. La clave por lo pronto estaba en el despliegue preciso cerca del mediocampo para forzar al error a los jugadores capitalinos. Cuando se aproximaba el final del primer tiempo la sensación de aspereza y mejor juego por parte del local cerraba el episodio inicial del juego.

El encuentro en el segundo tiempo permanecía áspero y los amarillos sufrieron la baja de Díaz por lesión, por lo que a su reemplazo acudió Joffre Guerrón. Volvía la presión en el conjunto universitario lo que dispuso un juego más parejo, aunque la calentura no pasaba e incluso en las discusiones fue expulsado el portero suplente Mendoza de los canarios. Liga pudo controlar la pelota y neutralizar el peligro, así equilibró las acciones.

Pasada la segunda media hora Liga hizo 2 cambios para corregir su línea ofensiva con la entrada de Julio Angulo y Martínez Borja. Esos refuerzos más el cambio anímico y táctico dieron sus frutos cuando Juan Luis Anangonó (69 min.) anotó la igualdad tras una bonita combinación por el aire con Martínez. La igualdad devolvió la confianza a Liga mientras que puso nervioso al local.

A pesar de llenar el campo de juego de atacantes, Barcelona perdió el norte y con total desorganización estuvo lejos de ofrecer peligro, dejando la sensación que anímica y futbolísticamente se cayeron. Del otro lado Liga incluso parecía que cualquier rato ganaban el juego, pero su pico de rendimiento llegó demasiado tarde. No es bueno para ningún cuadro el empate y parecerían alejarse de la pelea por la etapa estos tradicionales equipos.

BAR: Máximo Banguera; Byron Castillo (Pedro Velasco 71’), Félix Torres, Xavier Arreaga, Mario Pineida; Steven Zamora, Ely Esterilla (TA 76’); Christian Alemán (TA 55’) (Juan I. Dinenno 76’), Damián Díaz (Joffre Guerrón 52’), Michael Arroyo (TA 38’); Ariel Nahuelpán / TR Mendoza (56’)
Goles: Arroyo 15’
LDU: Adrián Gabbarini; José Quintero (TA 85’), Franklin Guerra, Hernán Pellerano, Cristian Cruz (TA 42’) (Aníbal Chalá 73’); Edison Vega, Jefferson Orejuela; Anderson Julio (Cristian Martínez B. 61’), Johan Julio (TA 36’) (Julio Angulo 61’), Fernando Guerrero; Juan L. Anangonó (TA 38’)
Goles: Anangonó 69’

Calificaciones Barcelona:
Banguera 6
Castillo 7
Torres 6
Arreaga 5
Pineida 6
Zamora 7
Esterilla 6
Alemán 6
Díaz 7
Arroyo 6
Nahuelpán 4
Guerrón 4
Velasco –
Dinenno –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Quintero 5
Guerra 6
Pellerano 6
Cruz 6
Vega 6
Orejuela 5
A Julio 4
J Julio 5
Guerrero 7
Anangónó 6
Angulo 6
Martínez B 6
Chalá –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc vs nacional

Barcelona Ganó Desde el Banderín de Córner

Barcelona derrotó 3-1 a El Nacional en duelo disputado por la primera fecha de la Segunda Etapa del torneo ecuatoriano de Primera División.

El inicio de la etapa tuvo entre sus juegos a uno con historia y tradición, aunque ambos planteles hicieron por algunas razones un par de variantes respecto a sus alineaciones titulares habituales en la anterior etapa, sin embargo, los ánimos y opciones eran distintos. Los amarillos en la búsqueda de ganar la etapa y los criollos queriendo sacudirse del último mal momento.

Cuando el partido comenzó Nacional buscó hacerse del poder del balón y así pasaron los primeros minutos aunque dicha posesión estaba lejos de ser peligrosa para el conjunto local. El arma principal de los amarillos era la velocidad por los costados tratando de explotar los problemas defensivos de los criollos. Pronto los amarillos empezaron a rematar a portería contraria.

Después del primer cuarto de hora el dominio del partido era notablemente del club guayaquileño. Las asociaciones entre Díaz, Esterilla y M. Caicedo tenían muy ocupada a la zaga de los rojos que no respondían mal pero sus compañeros en ataque no daban respuestas. La visita se llenaba de tarjetas y con un juego cortado evitaban la creación en zona de gestación canaria y así el partido se estacionó bastante en el mediocampo.

El cuadro rojo pasó a sentirse cómodo con su planteo que si bien no era incisivo, lo mantenía lejos a su rival del área que defendía con la marca en el mediocampo, siendo esta una mejor manera de defender, puesto que en el último cuarto de cancha no eran en cambio del todo seguros. Lo poco ofensivo del elenco quiteño pasaba por los pies de Lara, a quien no parece pasarle los años.

Parecía que Nacional se animaba algo más al inicio del segundo tiempo, pero cayó el tanto amarillo con cabezazo de Xavier Arreaga (50 min.) tras un tiro de esquina. El tanto abrió un poco más al juego y permitió especialmente a Barcelona tener mayor libertad para elaborar jugadas de ataque. Lejos de protegerse, la visita hizo cambios ofensivos ante el embate del Ídolo.

Nacional ya no pudo soportar la presión del local y nuevamente Arreaga (65 min.) aprovechando una jugada preparada de balón detenido anotó para aumentar el marcador. A partir del segundo tanto Barcelona se mostró más confiado a la hora de tocar la pelota y ya mostró una abrumador superioridad hacia su rival que implementó cambios para quienes habían recibido tarjetas.

En los últimos minutos Barcelona cedió algo de iniciativa a la visita planteando como estrategia el contragolpe. Llegó el toque de lujo a una jornada espectacular de Damián Díaz cuando su cobro de tiro de esquina (83 min.) se fue al fondo de las redes y con la ayuda del portero se podría considerar como gol olímpico. Poco después Alejandro Villalva (85 min.) con una volea de fuera del área anotó el descuento. Barcelona pudo abrir el partido mediante el balón detenido.

BAR: Máximo Banguera; Tito Valencia (TA 48’), Xavier Arreaga (TA 51’), Félix Torres, Beder Caicedo; Gabriel Marques, Matías Oyola; Ely Esterilla (Pedro Velasco 82’), Damián Díaz, Marcos Caicedo (Ariel Nahuelpán 69’) (TA 79’); Juan I. Dinenno (Jonathan Betancourt 74’)
Goles: Arreaga 50’, 65’; Díaz 83’
NAC: Johan Padilla; Marco Montaño, César Batalla, Luis Segovia, Edder Fuertes; Roberto Garcés (TA 24’), Michael Chalá (TA 17’) (Daniel Angulo 58’); Jorge Ordóñez (TA 20’) (Jonny Uchuari 69’), Christian Lara (Adolfo Muñoz 66’), Alejandro Villalva; Víctor Corozo
Goles: Villalva 85’

Calificaciones Barcelona:
Banguera 7
Valencia 6
Arreaga 8
Torres 7
B Caicedo 6
Marques 6
Oyola 6
Esterilla 7
Díaz 8
M Caicedo 6
Dinenneo 5
Nahuelpán 5
Betancourt –
Velasco –

Calificaciones Nacional:
Padilla 6
Montaño 5
Batalla 4
Segovia 5
Fuertes 5
Garcés 7
Chalá 6
Ordóñez 5
Lara 6
Villalva 6
Corozo 4
Angulo 3
Muñoz 5
Uchuari 5

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
barcelona vs liga

¡Liga se Toma la Punta!

Liga Deportiva Universitaria derrotó 1-0 a Barcelona en duelo disputado por la fecha 12 del torneo ecuatoriano de fútbol en el Monumental de Guayaquil el 4 de mayo.

Tras el partido de la fecha pasada favorable a los albos, esta “revancha” se configuraba aún más interesante, pues estaba en juego la gran oportunidad de los albos de tomarse la punta en la pelea por la etapa, mientras que obviamente el interés de los amarillos por ganarla se basaba en el deseo de alargar la distancia. Barcelona alineó a Minda en lugar del lesionado Oyola, mientras que Salaberry en Liga ocupaba el lugar del suspendido Ordóñez.

Barcelona buscó el protagonismo del juego en los minutos iniciales presionando en propia área a su rival, además, la tempranera salida de Barcos por lesión aparentemente iba a condicionar al equipo quiteño. La propuesta de los universitarios era mayormente de corte de las opciones ofensivas del cuadro canario y evitarle sobresaltos a Gabbarini. De todas formas cuando Liga recuperaba el balón lo perdía con facilidad.

Con el correr del primer tiempo se jugaba más en área de la visita dominada por los jugadores del Ídolo, sin que eso constituya en un riesgo para el elenco de la casona y de hecho era un partido más bien friccionado con repartición de faltas de lado y lado, con esa sensación del miedo a perder más que de buscar el arco contrario. Barcelona también usaba la media distancia sin que sea mayor complicación para Gabbarini. Al arribar la media hora de juego, Barcelona había hecho algunos remates al arco.

Cuando se acercaba el fin de la primera mitad del encuentro se abrió desde el punto de vista que se jugaba en un terreno más amplio, pero las marcas seguían siendo cerradas por parte de ambos planteles. Barcelona lucía errático para hilvanar el juego en el área rival, mientras que Liga estaba muy lejos del gol. La igualdad sin tantos al descanso parecía justa salvo la gran oportunidad de anotar perdida por Castillo.

Un juego más agradable se vio al inicio del segundo tiempo con mayor presencia en ambas áreas, usando los 2 equipos su juego por los costados, siendo el izquierdo de Barcelona o derecho de Liga el más abierto. El conjunto de Guayaquil puso en cancha a Díaz para buscar mejor manejo para las ideas de ataque, mientras el partido se iba calentando y las discusiones proliferaban en la cancha.

En una de las pocas incursiones de los albos, Juan Luis Anangonó (61 min.) pudo abrir el marcador tras una serie de rebotes originados de un córner. Luego del tanto, Barcelona se empeñó en las variantes ofensivas para intentar primero empatar mientras caía tempraneramente en desesperación. No era una noche acertada para ninguno de los ofensivos canarios.

Hacia el final del juego el elenco quiteño supo aprovechar la ansiedad que se instalaba en el Monumental cerrando todo circuito posible de juego del local contando incluso con algo de fortuna, pero mayormente con la buena intervención de portero y defensas albos. Este triunfo permitió a Liga ubicarse en la cima de la tabla de posiciones

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco (TA 51’), Darío Aimar, Luis Caicedo M. (TA 58’), Mario Pineida (TA 20’); Gabriel Marques, Oswaldo Minda (Ariel Nahuelpán 67’); Ely Esterilla (Jonathan Betancourt 62’), Erick Castillo, Marcos Caicedo (Damián Díaz 54’); Juan I. Dinenno
LDU: Adrián Gabbarini (TA 83’); José Quintero, Franklin Guerra, Horacio Salaberry, Cristian Cruz; Edison Vega (TA 20’), Jefferson Orejuela; Anderson Julio, Johan Julio (TA 29’) (Jonathan Borja 73’), Fernando Guerrero (TA 76’); Hernán Barcos (Juan L. Anangonó 9’) (TA 58’)
Goles: Anangonó 61’

Calificaciones Barcelona:
Banguera 6
Velasco 5
Aimar 6
Caicedo 6
Pineida 5
Marques 6
Minda 5
Esterilla 4
E Castillo 5
M Caicedo 4
Dinenno 4
Díaz 4
Betancourt 3
Nahuelpán 4

Calificaciones Liga:
Gabbarini 7
Quintero 7
Guerra 7
Salaberry 6
Cruz 7
Vega 6
Orejuela 7
A Julio 6
J Julio 7
Guerrero 6
Barcos –
Anangonó 6
Borja –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc vs emelec

El Primer Clásico 2018 fue Claramente Amarillo

Barcelona derrotó 3-1 a Emelec en el primer Clásico del Astillero del año, celebrado por la fecha 8 del torneo ecuatoriano de fútbol en el Estadio Monumental de Guayaquil.

El primer Clásico del Astillero del año se configuraba con cierto favoritismo hacia el cuadro canario, pues arribaba invicto a la disputa del tradicional encuentro a nivel local con actuaciones contundentes, en tanto que al bombillo lo antecedía una pequeña racha de derrotas en los frentes nacional e internacional. Arias prefirió confiar en Dixon Arroyo y Silva para su once titular, mientras que Arroyo ocupaba el lugar de Esterilla como las mayores novedades del juego.

Grato fue ver un inicio del partido con ambos planteles buscando el arco contrario. La presión por parte de los eléctricos era mejor en los minutos iniciales y esto hizo que Brayan Angulo quede en un par de oportunidades bien perfilado para buscar el tanto. A Barcelona le empezó a costar llegar al área rival, mientras que la fórmula favorita de los azules para hacer daño era los balones profundos que eran bien interceptados por la zaga amarilla.

Cuando Arroyo y Marcos Caicedo empezaron a explotar su velocidad hicieron daño a los azules y fue así que este último entró al área para asistir a Juan Ignacio Dinenno (16 min.) quien con el taco definió magníficamente esa jugada. Tras el gol, Barcelona ganó confianza sobretodo a la hora de cortar el juego del rival y con mucha efectividad arribó el segundo gol canario cuando Erick Castillo (24 min.) cabeceó un córner en complicidad con la mala salida del portero Dreer. Con los 2 goles de ventaja el local lució más tranquilo para el traslado del balón.

La posesión de pelota del bombillo tenía poco peso, pues con ella hacían poco daño a sus rivales que esperaban con inteligencia y cuando quitaban el balón respondían vértigo. El panorama lucía desalentador para Emelec, sin embargo, Brayan Angulo (41 min.) anotó el descuento tras gran corrida y pase de Preciado. El final del primer tiempo tuvo mucha emoción y juego de área a área. En términos generales el primer tiempo fue muy agradable al espectáculo.

Varios cambios se ensayaron en ambos equipos en los minutos iniciales de la parte complementaria, todas ellas orientadas a refrescar las líneas ofensivas, sin embargo, el partido se había vuelto un poco más cortado y menos vistoso. Se habían apretado las marcas luego de una primera mitad bastante más agradable de ver. Se configuraba una batalla más bien táctica.

Barcelona pudo aumentar cifras tras una falta penal con polémica, pues bien puede argumentarse que la infracción aconteció en el borde del área. Al cobro fue Michael Arroyo (69 min.) quien acertó y estiró las cifras. Con ello el Ídolo volvió a jugar con comodidad administrando ya el ritmo del juego de una forma ya no tan vertiginosa que buscaba cuidar a sus figuras que habían brillado en el juego. A Emelec por otro lado, no le habían salido para nada las variantes.

En los últimos minutos Barcelona se dedicó a deleitar a su público haciendo circular el balón con parsimonia y dejando espacios para que Erick Castillo divierta a su parcialidad con la gran actuación que tuvo en este clásico. Mientras los amarillos paseaban el balón, el bombillo dejó de tener una respuesta y esperó hasta que termine el juego. Con este resultado Barcelona continúa como líder e invicto del torneo 2018.

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco (TA 44’), Darío Aimar, Luis Caicedo M., Mario Pineida; Gabriel Marques, Matías Oyola (Oswaldo Minda 65’); Michael Arroyo (TA 71’), Erick Castillo, Marcos Caicedo (Damián Díaz 57’); Juan I. Dinenno (Ariel Nahuelpán 77’)
Goles: Dinenno 16’, E. Castillo 24’, Arroyo 69’ (P)
EME: Esteban Dreer; Juan C. Paredes, Jorge Guagua (TA 67’), Francisco Silva, Oscar Bagüí; Dixon Arroyo (Pedro Quiñónez 79’), Robert Burbano C.; Fernando Luna (TA 28’) (Carlos Orejuela 45’), Marcos Mondaini (TA 50’) (Joao J. Rojas 60’), Ayrton Preciado; Brayan Angulo
Goles: Angulo 41’

Calificaciones Barcelona:
Banguera 6
Velasco 6
Aimar 7
L Caicedo 6
Pineida 6
Marques 7
Oyola 5
M Caicedo 5
Arroyo 7
E Castillo 8
Dinenno 7
Díaz 7
Minda 6
Nahuelpán –

Calificaciones Emelec:
Dreer 5
Paredes 5
Guagua 5
Silva 4
Bagüí 5
Arroyo 6
Burbano 5
Luna 5
Mondaini 5
Preciado 6
Angulo 5
Orejuela 4
Rojas 4
Quiñónez –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
barcelona nacional

Barcelona con una Gran Efectividad

Barcelona derrotó 5-1 a El Nacional en juego disputado por la quinta fecha del torneo ecuatoriano disputado en el Monumental de Guayaquil.

 Partido que tenía previas distintas para ambos planteles. En el caso de los amarillos, el tratar de al menos por un día alcanzar la punta del torneo, mientras que para los rojos era el sacudirse de una dura derrota como local en el último minuto. El cuadro canario no pudo contar con su portero titular Banguera, mientras que los criollos optaron por construir un 1-4-1-4-1 que pretendía poblar más el medio sector.

 Apenas iniciado el juego llegó un pase profundo entre los centrales rojos que dejó a Marcos Caicedo (1 min.) listo para llevarse al portero Padilla y abrir el marcador. Poco después, Ely Esterilla (5 min.) aumentó cifras tras una gran conexión de pases que inició por izquierda y mareó a la desprolija defensa militar. Tras el golpe inicial, el conjunto quiteño trató de tener el balón y así evitar el embate del local que lucía contundente y peligroso.

 A partir del minuto 20 se estableció un ida y vuelta con la diferencia que los ataques de Barcelona causaban mucho más daño que los de la visita, teniendo al portero Padilla bastante atento salvando a una defensa que era notablemente superada. La velocidad de Erick Castillo era muy difícil de controlar para el rival y por los costados generalmente el elenco amarillo encontraba muchos espacios para maniobrar.

 Pasada la media hora Barcelona tenía mayormente el balón jugando con menos vértigo e insistía con el ataque por las bandas y el pase hacia atrás. De esta manera llegó el tercer tanto cuando Juan I. Dinenno (38 min.) convirtió tras pase de Esterilla. Hacia el final del primer tiempo había la sensación de que cada ataque canario podía terminar en las redes, el fin del primer tiempo sonó a alivio para la escuadra criolla.

 Para el segundo tiempo Nacional varió su módulo táctico al incluir un segundo delantero como Angulo y ello pareció dar frutos tras el tanto de descuento de Miguel Parrales (51 min.) al tomar un rebote de un tiro de esquina. Almada vio que el ataque de los rojos empezaba a desbordar a su equipo por lo que ingreso a Minda para reforzar su medio sector y de nuevo tornó el encuentro en un agradable ida y vuelta.

A pesar de las variantes en el medio sector, Barcelona no recuperaba la pelota y Nacional lo atacó por varios frentes, pero se encontró con una zaga un tanto más concentrada que lo que los mismos criollos ofrecieron en el primer tiempo. La búsqueda del descuento había hecho que la visita suba mucho sus líneas, lo que disponía al Ídolo del Astillero de escasas pero peligrosas contras bien conjuradas por Padilla.

Barcelona pudo estirar el marcador con tanto de Damián Díaz (78 min.) tras gran acarreada y pase de Byron Castillo y con ello retornó la tranquilidad a un Monumental que se había preocupado un poco en el segundo tiempo. Después Ariel Nahuelpán (82 min.) tras nuevo pase de Erick Castillo, quien sin duda fue la gran figura del partido , completó el holgado score. Barcelona demostró que tiene un equipo con varias opciones, Nacional en cambio que su defensa está muy complicada.

 

BAR: Víctor Mendoza; Byron Castillo, Xavier Arreaga (TA 49’), Luis Caicedo M., Mario Pineida; Gabriel Marques, Matías Oyola (Oswaldo Minda 54’) (TA 85’); Ely Esterilla, Erick Castillo, Marcos Caicedo (Damián Díaz 67’) (TA 88’); Juan I. Dinenno (Ariel Nahuelpán 77’)
Goles: M Caicedo 1’, Esterilla 5’, Dinenno 38’, Díaz 78’, Nahuelpán 82’
NAC: Johan Padilla; Marco Montaño, Javier Quiñónez, Luis Segovia, Edder Fuertes; Roberto Garcés; Manuel Balda, Jonny Uchuari (Jorge Ordóñez 75’), Alejandro Villalva, Ángel Gracia (Daniel Angulo 45’); Miguel Parrales (Daniel Samaniego 84’)
Goles: Parrales 51’

Calificaciones Barcelona:
Mendoza 6
B Castillo 7
Arreaga 5
L Caicedo 7
Pineida 5
Marques 6
Oyola 5
Esterilla 7
E Castillo 8
M Caicedo 7
Dinenno 6
Minda 6
Díaz 6
Nahuelpán –

Calificaciones Nacional

Padilla 6
Montaño 3
Quiñónez 3
Segovia 4
Fuertes 5
Garcés 5
Balda 4
Uchuari 5
Villalva 5
Gracia 4
Parrales 6
Angulo 5
Ordóñez –
Samaniego –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
barcelona emelec

Un Tercer Clásico Interesante Aunque Sin Goles

Barcelona y Emelec igualaron 0-0 en juego que había sido postergado por Campeonato Ecuatoriano de Fútbol en el Estadio Monumental de Guayaquil.

El tercer clásico del año tenía mucha tensión a su alrededor, pues tras sufrir aplazamientos, se acordó a jugarlo en un momento en el que los eléctricos pelean su opción de llegar a la final de la temporada, mientras que Barcelona busca hacerse de un lugar en la Libertadores 2018. Ambos equipos prácticamente con sus mejores armas.

El comienzo de las acciones fue favorable a los azules, quienes con la conducción de Luna y Preciado, presionaban a la zaga amarilla causando apremio en el área de su rival, estando cerca incluso de abrir el marcador. Pasado el minuto 10, el local reaccionó y al menos se veía un ida y vuelta en el que de todas formas los azules lucían más peligrosos. El juego tenía mucha intensidad, lo que se reflejaba tanto en la velocidad con la que se jugaba, como en las constantes fricciones que detenían el juego sin que deje de ser emocionante.

Seguían corriendo los minutos y era evidente que la zaga central de Barcelona no la pasaba bien, sobretodo cuando la atravesaban balones en profundidad, parecía cercano el gol de Emelec, sin embargo Banguera tenía una gran noche. Del mismo modo, Barcelona no tenía un buen manejo de mediocampo y si lograba atacar, prefería hacerlo por los costados, donde lucía Marcos Caicedo. El local pudo poner al partido en una trámite más parejo sobre el final del primer tiempo.

El inicio del segundo tiempo tuvo a un más animado Barcelona que de todas maneras prefería atacar por las líneas, ya que no era el mejor partido de Díaz. José Ayoví y Velasco por derecha trataban de causar estragos mientras el mediocampo seguía siendo azul ya que el local erraba bastante en el pase en ese sector, del mismo modo, era difícil que algún balón le llegue a Álvez, pero pasado el minuto 60 ya la pelota era mayoritariamente del Ídolo.

Llegaron los mejores minutos del Ídolo. Oyola mejoró su nivel y subió unos metros para colaborar con el ataque. La presión parecía surtir efecto, pues los balones rozaban el arco de Dreer que milagrosamente se salvaba hasta aproximadamente el minuto 80, cuando Emelec se desprendió del acoso amarillo y buscó con los desbordes de Preciado y Romario Caicedo vulnerar una zaga amarilla que no se veía tan segura como si lo fue la azul en la mayor parte del juego. Finalmente el Clásico se cerró sin goles aunque no careció de emociones.

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Xavier Arreaga (TA 50’), Jefferson Mena, Beder Caicedo; Gabriel Marques, Matías Oyola (TA 14’); José Ayoví (Washington Vera 73’) (Richard Calderón 90’), Damián Díaz (Ariel Nahuelpán 84’), Marcos Caicedo; Jonatan Álvez
EME: Esteban Dreer (TA 70’); Juan C. Paredes, Jorge Guagua (TA 21’), Marlon Mejía (TA 89’), Oscar Bagüí; Fernando Gaibor, Osbaldo Lastra; Fernando Luna (Romario Caicedo 72’), Marcos Mondaini (Marlon De Jesús 81’), Ayrton Preciado (TA 30’); Brayan Angulo

Calificaciones Barcelona:
Banguera 8
Velasco 6
Arreaga 5
Mena 5
B Caicedo 6
Marques 5
Oyola 6
Ayoví 5
Díaz 5
M Caicedo 7
Álvez 5
Vera –
Nahuelpán –
Calderón –

Calificaciones Emelec:
Dreer 6
Paredes 6
Guagua 7
Mejía 6
Bagüí 6
Gaibor 7
Lastra 6
Luna 7
Mondaini 6
Preciado 6
Angulo 6
Caicedo –
De Jesús –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol