Entradas

fecha 27

Play-Offs a la Vista

Después del prolongado receso que para fortuna del calendario coincidió con los desafortunados problemas sociales del Ecuador, se viene la recta final de la primera temporada de la Liga Pro 2019 en una modalidad que sigue pareciendo experimental. Los esperados play-offs ya tienen casi todos sus participantes confirmados.

Macará ya tenía asegurado su lugar en post temporada hace tiempo y a falta de 3 fechas ha conseguido 6 puntos sobre su perseguidor (Barcelona) y 7 al tercero (Católica). Su objetivo sería asegurar su presencia en Copa Libertadores. Su victoria como visitante ante Independiente por 2-0 fue un impresionante golpe sobre la mesa, al que sucedieron un empate 1-1 con Delfín de local y 0-0 con Aucas en su visita al Gonzalo Pozo, los cuales tal vez insinuaron relajamiento por parte del conjunto ambateño mientras Michael Estrada va afinando aún más su puntería y Moisés Corozo consolida su imagen de defensa imprescindible.

Barcelona encadenó 3 victorias seguidas y lo llevó al segundo lugar de la tabla con 52 puntos. El 2-1 de visita ante Delfín, 2-1 como local ante Aucas y 2-0 con Guayaquil City tiene entre otros artífices la regulación en la media de Sebastián Pérez, más la dinámica y precisión de Fidel Martínez, Marcos Caicedo y Billy Arce, este último con un lamentable problema legal que probablemente le impida cerrar la temporada. El repunte en el rendimiento del emblemático Damián Díaz también ha sido vital para la conducción y repunte de los amarillos. Es necesario recordar

Universidad Católica sin duda sintió la ausencia de su goleador, Luis Amarilla y sufrió un inexplicable traspié 2-1 ante Guayaquil City se enmendaron con victoria 2-0 ante Deportivo Cuenca y empate 1-1 con Mushuc Runa. El cuadro camaratta ya se anotó en los play-offs con 51 puntos, 32 de los cuales los obtuvo en condición de local, siendo el cuadro con mejores números en dicho aspecto. Ahora tendrá una interesante lucha con Macará y Barcelona para llegar a disputar la Libertadores, que en el caso de los santos sería tras 40 años.

Tras presentaciones opacas con derrota como local ante Barcelona y empate de visitante con Macará, Delfín volvió a sus luces asestando un 4-2 a Técnico Universitario que también le ha dado su puesto en post-temporada y un cupo a torneos internacionales. Quien ha brillado sin embargo en estos momentos en el elenco manabita es el ofensivo Sergio López, quien con goles y asistencias sostuvo la campaña. Se verá si su campaña da para aspirar a algo más dentro de los premios de la temporada.

Increíblemente Independiente del Valle no anotó en sus últimos partidos, con 2 derrotas como local. Tal vez se bajó de la pelea por asegurar Libertadores, a pesar que ya está seguro en play-offs y hasta cierto punto es justificable ya que se concentró en su campaña por Sudamericana. De todas formas le resta jugar el partido postergado con Olmedo. Aucas cierra por lo pronto la lista de los elegidos para disputar el título con 46 unidades, aunque en las últimas fechas solo destacó su 3-0 ante América. Se podría creer que fue otro equipo que ya bajó las revoluciones y Edson Montaño en el ataque destaca.

Liga marcha en franca escalada y si bien aún no concreta su clasificación, con 45 puntos está casi lista y aspirando a finalizar la temporada regular en un mejor lugar. Su agónico empate 1-1 con Emelec, más el triunfo 4-0 contra Mushuc Runa y la victoria 1-0 con Independiente han echado para atrás cierta desconfianza en el club. Ha vuelto la pareja campeona de centrales: Franklin Guerra y Anderson Ordóñez, quienes junto al portero Adrián Gabbarini han vuelto infranqueable la defensa, más la regulación de Jefferson Orejuela en la media y un implacable Rodrigo Aguirre que hizo póquer de goles ante Mushuc. Emelec cierra de momento el bloque de equipos clasificados con el despertar de Daniel Angulo y Joao J. Rojas en excelso nivel que les han llevado a victorias trascendetales ante Olmedo y América.

Nacional echó a perder su gran posibilidad de acceder a la pos temporada perdiendo como local ante equipos que luchan por no descender como América y Técnico Universitario, con 3 puntos por debajo de Emelec se le complican las cosas. Deportivo Cuenca se aferra al talento goleador de Raúl Becerra, con lo que ha ganado sus partidos de local, pero podría no ser suficiente. Guayaquil City también ha mostrado una estrella como Gonzalo Mastriani, pero ya está a 8 puntos de Emelec y casi fuera de combate. Lo mismo que Mushuc Runa, equipo que con 30 unidades casi se ha despedido del play-offs aunque ya salvó la categoría.

La campaña de Olmedo lastimosamente se cayó en pedazos y llevan varias fechas sin ganar. Al menos ya aseguró su presencia en la próxima temporada. Técnico al momento le saca un punto de ventaja a América (20 a 19) y la lucha por la permanencia entre el rodillo y el cebollita estará por lo menos interesante. Fuerza Amarilla, con apenas 6 unidades ya ha perdido la categoría y a su DT Tatángelo. Las últimas fechas su reemplazo será el ex futbolista Luis Miguel Garcés.

 

 

A falta de 3 fechas los play-offs se jugarían así:

 

Macará vs Emelec

Barcelona vs Liga Deportiva Universitaria

Universidad Católica vs Aucas

Delfín vs Independiente del Valle

 

Equipo ideal al momento:

 Adrián Gabbarini; Franklin Guerra, Anderson Ordóñez, Moisés Corozo; Jefferson Orejuela, Sebastián Pérez, Sergio López, Damián Díaz, Billy Arce; Joao Rojas, Rodrigo Aguirre

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
serie a 24

Play-Offs Casi Listos

A falta de 6 fechas y antes de la para por fecha FIFA, en el torneo ecuatoriano de Primera División parece aclararse bastante el panorama. Ya hay un equipo seguro en play-offs, pero parecería ser que 7 de los 8 tendrían su lugar, restando por saber en qué puesto accederían a la fase final.

Macará es el primer clasificado a post-temporada. El conjunto ambateño obtuvo 2 victorias importantes ante Católica 3-1 como visitante y Emelec 2-1 de local, además de un empate 1-1 frente a Mushuc Runa. Es momento en el que Michael Estrada ha anotado goles clave y con gran técnica, lo que ha ameritado su convocatoria a selección y su liderato en la tabla de goleadores, contando con su mejor aliado en fútbol ofensivo a Janner Corozo. Ha llegado a los 53 puntos todavía siendo por lejos el mejor equipo defensivo con 14 goles encajados. Un gran momento para Moisés Corozo y Leonel Quiñónez.

Independiente del Valle prácticamente ha conseguido su lugar en play-offs. Los de Sangolquí consiguieron importantísimas victorias como visitantes ante Emelec 3-1 y con Católica 1-0, además del 2-0 como local frente a Fuerza Amarilla. Cristian Dájome y Jhon Sánchez en el ataque viven un gran nivel, mientras que la media entre Cristian Pellerano y Alan Franco respaldan el juego defensivo. Con 48 puntos han alcanzado el segundo lugar y con ello podrían estar mirando una clasificación ante Copa Libertadores.

Universidad Católica tuvo un resbalón y pasó de cerca de adueñarse de la punta a caer al tercer lugar pues perdió siendo local frente a los otros equipos con los que se peleaba el liderato y pudo conseguir un 1-0 ante El Nacional donde en teoría oficiaba de visitante. De todas maneras sigue siendo el mejor local del campeonato habiendo sumado 29 puntos. Son semanas en las que el cuadro camaratta ha resentido bastante la ausencia por lesión del goleador Luis Amarilla. Sus 47 puntos los tienen cerca de post temporada.

Delfín a pesar que su campaña ha sido irregular en las últimas semanas, mantienen la cuarta posición aprovechando su buen arranque principalmente. Cayó 2-0 ante Mushuc Runa, venció 2-0 a Deportivo Cuenca e igualó 2-2 con Olmedo. Carlos Garcés y Roberto Ordóñez continúan siendo el baluarte del ataque, mientras que trasciende por el costado derecho la figura de Pedro Pablo Perlaza. Suman 44 puntos nada despreciables y el objetivo sería quedarse en los puestos que les den ventaja en los play-offs en los que están prácticamente adentro.

Barcelona ha tenido un segundo semestre para el olvido y si bien, prácticamente está asegurado su puesto en post temporada, su irregularidad preocupa y dentro de la misma su resultado más alentador fue el 4-0 ante América. Sus 43 puntos son distantes 13 más que el equipo que va noveno. Aucas se volvió a anotar 2 victorias en el último minuto, 2-1 ante Cuenca y 1-0 frente a Olmedo, lo que les da un cómodo sexto lugar y 42 puntos. Se diría que los orientales de los pies de Víctor Figueroa están cerca de los play-offs.

Quienes tuvieron semanas felices fueron los de Liga Deportiva Universitaria. 3 victorias seguidas por 2-0 ante Barcelona, Técnico y Nacional que hicieron notar un gran trabajo sobretodo defensivo con la pareja de centrales de Anderson Ordóñez y Franklin Guerra más un consolidado Adrián Gabbarini en el arco y Jefferson Orejuela en el medio es la clave para la inutilización de sus rivales. El Nacional sufrió 2 duras derrotas ante Católica y Liga, sin embargo, su buen segundo semestre lo mantiene en zona de play-offs y tal vez el octavo lugar es el único en duda frente a un potencial rival como Emelec.

Hablando de Emelec, sus caídas ante Independiente y Macará parecieron dejar seriamente herido al bombillo, pero el agónico triunfo con Guayaquil City los devuelve a la vida. Tienen los mismos 30 puntos que el Deportivo Cuenca que pelea más con sus problemas insitucionales que con sus rivales en cancha en sí, pero aún anhelan post temporada. Guayaquil City tiene un juego interesante y propositivo, pero a veces parece que no le pueda alcanzar para la pelea mientras su delantero Gonzalo Mastriani sigue destacando. Tanto los ciudadanos como Olmedo cuentan con 27 puntos, pero al conjunto riobambeño se lo ha visto cuesta abajo la rodada solo logrando uno de sus últimos 9 puntos disputados.

Mushuc Runa tendría una remota posibilidad de alcanzar un puesto en play-offs con sus 26 puntos, pero su rendimiento como local (6 derrotas) hace difícil creer en esto. Peleando por el descenso está Técnico Universitario que apenas sumó 1 punto en estos días y no pudo vencer a sus rivales directos enfrentados en estos días. América más bien pudo apuntarse 2 victorias claves que le tienen a 3 puntos del rodillo y Fuerza Amarilla por ahí no hace malos partidos, pero sus 6 puntos, un total restado por sanciones lo estarían condenando ya al descenso.

A falta de 6 fechas, los play-offs se jugarían así:

Macará vs El Nacional

Independiente del Valle vs Liga Deportiva Universitaria

Universidad Católica vs Aucas

Delfín vs Barcelona SC

Macará e Independiente del Valle jugarían Copa Libertadores desde las fases 2 y 1 respectivamente, mientras que América y Fuerza Amarilla descenderían.

Equipo ideal del momento:

Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza, Franklin Guerra, Anderson Ordóñez, Leonel Quiñónez; Alan Franco, Jefferson Orejuela; Janner Corozo, Víctor Figueroa, Cristian Dájome; Michael Estrada

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga 2018

Un Análisis del Campeón 2018

Liga Deportiva Universitaria arrancaba la temporada 2018 con una importante reforma en su plantel. Veteranos como Norberto Araujo o Daniel Viteri dejaban el equipo y daban paso a la llegada de nuevos valores que se sumaban a la base que había conformado Pablo Repetto en la temporada anterior.

De tal manera, algunas de las numerosas incorporaciones fueron: Adrián Gabbarini, Anderson Ordoñez, Franklin Guerra, Hernán Pellerano, Christian Cruz, Jefferson Orejuela, Jonathan Borja, Gastón Rodríguez, más el regreso de Fernando Guerrero.

La sola revisión de los nombres de los refuerzos daba a indicar que la mayor preocupación del Cuerpo Técnico y la dirigencia estaba en el sistema defensivo; concepto que evidenciaría inmediatamente en el funcionamiento del equipo, que desde las primeras fechas supo encontrar en su arquero y defensa la mayor fortaleza, que se mantuvo durante todo el año.

La consigna desde el principio era clara: a Liga iba a ser muy difícil anotarle goles. Guerra y Ordoñez inmediatamente se mostraron como una pareja complementaria que brindaba mucha solidez al equipo y además eran muy útiles en la salida del balón, apartado trascendental en el fútbol actual. Adicionalmente, Adrián Gabbarini se mostró como un líder natural desde la retaguardia, una magnífica prestancia en momentos definitivos, y por si fuera poco, un talento innato para atajar penales; el primer triángulo de un equipo exitoso había sido forjado con acierto.

Pese al gran rendimiento de los mencionados jugadores, la defensa lejos estaría de ser un problema durante el curso, en primer lugar la lesión de Ordoñez traspasaría la titularidad a Horacio Salaberry, quien rápidamente seguiría la misma suerte que su compañero y resultando lesionado por el resto de la temporada, recayendo entonces la responsabilidad de acompañar a Guerra en Hernán Pellerano, refuerzo argentino quien tuvo un difícil inicio, entendible por su prolongada inactividad, pero que con el paso de los partidos se terminó por asentar.

Tales fueron las contingencias que se debieron enfrentar en defensa que en la final ante Emelec, los dos zagueros (Guerra y Pellerano) salieron lesionados en los primeros 25 minutos, quedando encargados de cubrir sus posiciones el lateral reconvertido en central Edison Realpe y el joven Kevin Minda, cumpliendo ambos actuaciones sobresalientes, a la altura de tamaño reto; quedaba claro que más que un tema de nombres, la solvencia defensiva de Liga venía desde el sistema, en otras palabras, del entrenador.

Los laterales titulares durante prácticamente toda la temporada fueron José “choclo” Quintero y Cristian “chavo” Cruz; quienes fueron muy importantes tanto en defensa como en sus responsabilidades ofensivas; generando interesantes sociedades con los hermanos Julio (Anderson principalmente) y Fernando Guerrero, quienes usualmente los acompañaron por las bandas. No está por demás destacar su aporte en las pelotas paradas, tanto en el cobro de tiros libres o de esquina, como en su rol en juego aéreo, especialmente Quinteros.

En el mediocampo Liga sufrió la baja a inicios de temporada de sus dos organizadores: José Cevallos y Sherman Cárdenas. La respuesta de Repetto fue el encargar la generación de jugadas ofensivas a varios de sus mediocampistas, especialmente a los que jugaban en la primera línea (Orejuela Intriago y Vega) y a Fernando Guerrero quien arrancaba casi siempre en izquierda y desde ahí organizaba las operaciones.

Continuando hacia adelante, la ofensiva de Liga puede ser explicada en dos momentos, el primero con Hernán Barcos en el equipo, y el segundo sin él. La primera parte del año tuvo al delantero argentino como la principal referencia de juego albo. La solidez defensiva era aprovechada por el equipo al tener un futbolista de la categoría de Barcos, quien necesitaba de muy poco para generar serio peligro a cualquier rival. Ante tal faro, los hermanos Julio, Gastón Rodríguez y el propio Fernando Guerrero se vieron beneficiados pues la calidad del argentino siempre resultó un comodín para las aspiraciones del equipo.

Luego de ganar la primera etapa Hernán Barcos se fue a Cruzeiro, siendo este un momento crítico de la temporada. Más allá de la contratación del delantero colombiano Martínez Borja, se evidenció que el DT uruguayo iba a aplicar la misma estrategia de anteriores bajas; que sea el equipo, con sus automatismos y recursos, el que subsane la salida de en este caso, su mejor jugador.

Especial atención merece el accionar de Juan Luis Anangonó, quien en la primera parte del año había sido muy importante como recurso ofensivo de minutos finales. A partir de la salida del capitán, el delantero ecuatoriano adquirió una preponderancia indiscutible; siendo ahora no solo un recurso sino casi que el sistema, anotando goles importantes, pero principalmente oficiando como un auténtico piloto de ataque, abarcando con sus desmarques y apoyos todo el ancho de la cancha, generando superioridades contra casi todas las defensas y asociándose siempre con criterio; los hermanos Julio rápidamente se adaptaron al juego de su nuevo compañero de ataque, la convivencia fue a la postre decisiva.

Como recurso fue importante Gastón Rodríguez, uruguayo de difícil relación con gran parte de la hinchada, quien en cualquier caso tuvo puntuales aportes cuando salía desde el banco, desequilibrando partidos que se planteaban complicados y que Liga no los había podido resolver; la misma función tuvo Jonathan Borja, con mucho menor suceso, lejos de su excelente versión mostrada en 2017 en Nacional.

Queda nada más por mencionar a, quizás, los nombres propios de la onceava corona universitaria, Johan y Anderson Julio; jóvenes valores que desde hace un par de temporadas venían alternando en el primer equipo y que pese a los malos momentos de dichos planteles mostraron condiciones interesantes; las cuales se ratificaron completamente en la temporada que acaba de terminar.

Johan y Anderson fueron importantes todo el año aun cuando gran parte de los hinchas opinábamos que quizás tenían demasiados minutos en cancha; jugadores rápidos, polifuncionales en las posiciones de ataque, de buena técnica, hábiles y sacrificados en el robo de balón, y quizás lo mejor es que han demostrado mejora en su nivel de manera progresiva hasta llegar a ser dos de las principales figuras en las finales del campeonato; en fin, jugadores “modernos” que Liga logró posicionar desde la cantera y que ya tienen una vuelta olímpica en la vitrina, no es poco.

 La temporada fue complicada, hubo varias lesiones, suspensiones, se padeció la doble competencia en cierto momento, se enfrentó la salida del mejor jugador del equipo, y ante cada contratiempo Liga no decayó; la solidez defensiva no se comprometió ante ninguna eventualidad y poco a poco apareció un fondo de juego muy importante.

Gradualmente fueron haciéndose más importantes en el juego los mediocampistas; cabe nada más revisar la actuación de Orejuela e Intriago en los partidos de Emelec para encontrar el fruto del trabajo de toda la temporada; la labor de Pablo Repetto y su cuerpo técnico ha sido excelente, no solo en la dirección técnica de los partidos, sino en el manejo del grupo, al que se vio totalmente comprometido hasta el final.

Liga Deportiva Universitaria fue el mejor equipo del año 2018, su décimo primera corona es merecida, salud a sus directivos, jugadores e hinchada.

Foto principal tomada de MetroEcuador

copa havoline 18

La “U” Aparece Como el Gran Candidato

Cuando faltan 4 fechas pareciera que los universitarios tienen una buena ventaja en el primer lugar y aparecen como claros favoritos para llevarse la etapa. Todavía hay torneo por jugarse, pero se vería como inusual que los de camiseta blanca se dejen alcanzar.

Liga Deportiva Universitaria lleva 41 puntos a estas alturas y una cómoda ventaja de 6 puntos. Las razones pueden observarse a través de los números, por ejemplo: es el único equipo que se mantiene invicto como local y tiene una de las mejores defensas del torneo habiendo encajado 15 goles. Si bien los últimos juegos de los albos se han visto accidentados, ha podido sacar los puntos necesarios. Seguir aplaudiendo a Franklin Guerra y Anderson Ordóñez en la zaga y cuando el juego lucía complicado, salió de la banca la respuesta con Gastón Rodríguez o Juan Luis Anangonó.

A Barcelona le ha costado mucho mantener la persecución a Liga y de hecho, hasta se le ha alejado un poco. Pudo obtener puntos en sus visitas en la altura, más no pudo confirmar como local. Han sido fechas en las que al ídolo le ha costado hacer goles, por lo que ha tenido resultados estrechos, estando su delantera en un bajo momento. Habrá que destacar la conversión de Ely Esterilla a volante central, puesto que le ha sentado bastante bien y al menos ha dado organización a los amarillos que aún siguen siendo de los mejores visitantes con 18 puntos en dicha condición. Tampoco han desentonado los zagueros Xavier Arreaga y Félix Torres.

Universidad Católica no ha podido dar el paso decisivo a la caza del puntero, mas sigue sumando puntos y esperando alguna novedad. Es impresionante la actuación de John Cifuente que con sus 20 goles es el máximo anotador del torneo y ha roto un record consiguiéndolos en 18 fechas. Católica tiene 32 tantos a favor y es el equipo con el mejor ataque del torneo y considerado de los que mejor juega cuando intervienen sus valores como Facundo Martínez, Jeison Chalá y últimamente han aparecido en el rol estelar Luis Escalada y Kevin Mercado.

Emelec tras la llegada del DT Mariano Soso replanteó un poco su juego y a primera vista luce más vistoso y sobretodo esperanzador para sus filas, dándole mayor oportunidad por ejemplo a Jefferson Montero, quien se empieza a hacer cargo de las asistencias a sus delanteros. Tal vez en el último juego tuvieron un traspié con Católica y es que en defensa todavía falta ajustarse, esto de cara a la próxima etapa ya que esta se ve tremendamente complicado que la gane.

Delfín ha subido bastante su nivel y desde que se ocupa solo del torneo local ha logrado mayor concentración. El volante Andrés Chicaiza es uno de los grandes valores del torneo y Carlos Garcés está volviendo a ser el notable goleador de la temporada pasada. Sus 28 puntos son interesantes. Independiente del Valle en la última jornada se pudo desprender de una fatal racha sin poder conseguir triunfos por 7 fechas y que lo alejó definitivamente del pelotón puntero. Lo han afectado la excesiva rotación y lesiones.

El Nacional tras una interesante racha invicta bajó un poco las revoluciones y ahora está en séptimo lugar con 23 puntos. Le afectaron las dolencias de jugadores como Balda y Parrales dentro de un plantel que es joven e interesante, pero corto. Macará se recuperó de su bajón y consiguió un triunfo en Quito y otro en el clásico ambateño que por lo pronto le libra de angustias. Aucas no logra ser buen local y en el Gonzalo Pozo ha cedido demasiado. Sigue teniendo una de las porterías menos vencidas, mérito de su portero Luis Fernando Fernández.

Guayaquil City aún se ve perseguido por el fantasma del descenso, pero no perdió en las últimas 3 fechas y se veo un fútbol recompuesto que puede dar pie al optimismo. Deportivo Cuenca cambia de nuevamente de DT porque Sanguinetti se le fue a Colombia y ahora se hará cargo Richard Páez para salvar su crítica situación. A Técnico Universitario definitivamente le falta plantel para poder sumar y parece candidato firme a descender.

Equipo ideal del momento:

Luis Fernández; Xavier Arreaga, Franklin Guerra, Anderson Ordóñez; Ely Esterilla, Facundo Martínez, Jeison Chalá, Andrés Chicaiza, Jefferson Montero; John Cifuente, Carlos Garcés

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc campeón

Un Campeón que no Olvidaremos Jamás

Hay muchos calificativos para describir la campaña realizada por Barcelona Sporting Club durante el año 2016. Espectacular, magnífica, casi perfecta. Desde toda óptica, la gestión de la dirigencia del club encabezada por la ex gloria del club y del fútbol ecuatoriano José Francisco Cevallos, ha rebasado completamente todas las aspiraciones que la mayor parte de hinchas tenían para un año, en el cual, la ex dirigencia dejaba a una institución con más problemas económicos de los que se hubiesen podido imaginar. Jugadores sorpresa, incorporaciones adecuadas, rendimientos tope de algunos jugadores que hace un año tal vez, muchos pedían su salida. El Barcelona de los récords, el viejo club del cual nos hablaban nuestros papás y abuelos y que crecimos viéndolo fracasar, una y otra vez, hasta que en cierto punto llegamos a pensar que ese mito no era más que un manojo de recuerdos que no volverían más. Pero: ¿qué hace a este Barcelona de Almada tan especial? Me gustaría empezar plasmando los números logrados este año.

BSC cierra un año redondo, con números de otro mundo, y con más de un hincha incrédulo de que este sea el mismo equipo que perdió aquel clásico ante Emelec en el Modelo, o ese partido ante Independiente del Valle en Sangolquí. Siendo la segunda mejor campaña de un club ecuatoriano en toda la historia (por porcentaje de rendimiento), creo que es necesario dar un breve repaso por los récords obtenidos este año por Barcelona.

  • Puntos: 99 (Récord anterior de 92, impuesto por CS Emelec).
  • Goles: 93 (Récord anterior de 83, impuesto también por CS Emelec).
  • Partidos ganados: 31 (Récord anterior de 29, impuesto por CD El Nacional).
  • Gol diferencia: +58 (Récord anterior de +51, impuesto por Liga Deportiva Universitaria de Quito
  • Goleadas: 9 de sus 11 rivales sufrieron goleadas ante Barcelona, a lo largo del año.
  • Puntos en una etapa: 52 (Récord anterior de 48, impuesto por BSC en la temporada 2014).
  • Goleadores: Todos los titulares anotaron al menos una vez.
  • Regularidad goleadora: 39 partidos seguidos marcando al menos un gol. (Récord anterior de 31 partidos, impuesto por CS Emelec).
  • Deuda pagada: Casi 8,5 millones de deuda pagados durante este año. (Este dato no tiene precedentes en nuestro fútbol).

Desde donde se lo vea es una campaña absolutamente devastadora, no solo a nivel futbolístico sino también a nivel institucional. La gestión de este equipo de dirigentes durante su primer año es una gran muestra de trabajo minucioso, dedicación, seriedad, y sobre todo responsabilidad al tomar a un club en ruinas, que se mantenía a pie únicamente por la gente que lo sigue domingo a domingo. De no ser Barcelona, este club desaparecía hace muchos años atrás. Al fin podemos decir que Barcelona tiene una directiva de verdad, que tiene al club en buenas manos.

Monumental

Como socio, puedo decir que cuando me acerqué a votar por esta dirigencia, lo hice únicamente cuando vi que Carlos Alejandro Alfaro Moreno formaba parte de este proyecto. Durante años hemos visto como Alfaro ha crecido junto a sus academias de fútbol, que hoy en día sirven a Barcelona en el manejo de sus formativas y están ubicadas en muchos rincones del país. Ver a Alfaro confiando en el proyecto reflejó la confianza que necesitaba para votar por él y no por Nahón (el voto a Noboa totalmente descartado desde un inicio). Creo que a muchos socios les pasó lo mismo que a mí. Mi percepción acerca de Cevallos era incierta, realmente no tenía idea si iba a ser un buen dirigente para el club y si realmente era lo que necesitábamos para los años venideros, pero el tiempo ha demostrado que probablemente es lo que necesita el club para reconstruirse a nivel institucional. El trabajo de este equipo humano se ve que no es para nada improvisado. Gente muy comprometida dentro del club como Juan Alfredo Cuentas, Aquiles Álvarez (su abuelo fue presidente del club, y trajo a jugadores como Juan Manuel Bazurco, Miguel Pérez, Selino Mora, Alberto Spencer), Julio Díaz, José Miguel Pérez, Alfredo Aguilar, Rafael Verduga, entre otros, han sido clave para que el equipo encabezado por José Francisco Cevallos y Alejandro Alfaro Moreno, puedan lograr el objetivo tan anhelado.

dinho kitu

Foto tomada del portal de Bendito Fútbol

Hemos visto como este año se han instaurado prácticas loables en el club, como el reconocimiento a viejas glorias, siendo esta uno de mis cambios favoritos con la nueva dirigencia. La noche amarilla con Ronaldinho como invitado especial, fue un éxito rotundo, dejando una taquilla de más de USD 1’000.000 con más de 40000 boletos pagados e ingresos adicionales por venta de merchandising y eventos donde participó el astro brasileño, campeón del mundo. Esta taquilla únicamente fue superada por la del último clásico del Astillero, que pasó el 1’110.000 de dólares y estuvieron presentes más de 60000 personas. Los éxitos constantes a nivel futbolístico fueron fundamentales para que el hincha en general, no solo el socio y los que asisten siempre, puedan unirse a la fiesta celebrada semana a semana en el Monumental. El apoyo de la gente, la respuesta del equipo, la comunicación de la dirigencia, factores clave para lograr el nivel de ingresos que tuvo Barcelona este año. Rotundos éxitos, todo de la dirigencia. Aciertos indiscutibles que redondean un año inolvidable para la hinchada canaria.

glorias bsc

Ahora, dejando de lado lo institucional, me gustaría hablar un poco del plantel y la hegemonía que se logró en este campeonato. Es mentira cuando hablan que Barcelona empezó el año con una base, un estilo marcado, un plantel armado. No señores, 6 de los 11 titulares se incorporaron este año, Marques jugó algunos partidos de central el año anterior, y Marcos Caicedo se incorporó a mitad de año. Barcelona no tenía un estilo de juego marcado, el año anterior era tan normal ver como Brahian Alemán lanzaba balonazos cada que podía, para que corran los burros y ver si Blanco pescaba algo que pueda convertir en gol. Los centrales eran un desastre, Perlaza y Checa marcaban menos que un cono, nuestro lateral izquierdo pasaba entre Roosevelt Oyola (no levanta nivel desde el 2013) y Jeison Domínguez a perfil cambiado, improvisando. El año pasado no había funcionamiento tomando en cuenta que los centrales jamás salían jugando con los pies, Pedro Velasco no tenía el nivel actual, y en la media no había un volante de la calidad de Marques que pueda complementar en marca y distribución. La calidad ofensiva se vio potenciada este año tremendamente con la inclusión de Álvez, Díaz,  Caicedo, y el rendimiento excepcional de Ely Esterilla. Todo jugó a favor de este equipo, tanto así que es difícil hablar de un punto bajo en el plantel titular. Si tendría que elegir al menos 3 jugadores claves para el resultado de este año, me quedo con Díaz, Marques y Oyola. Pero así también, considero que lo hecho por Pineida y Aimar este año deja muy buenas impresiones. Aimar es un central que promete muchísimo, tiene mucho anticipo, va bien por arriba, es veloz, y creo que si se mantiene en este nivel, no le doy más de dos años en Ecuador. Pineida por otro lado, es un jugador probado, de selección, fue una apuesta segura de la dirigencia al traerlo. Dejo fuera a Álvez de mi top 3 porque su rendimiento bajó estrepitosamente a partir de la segunda etapa, cuando tuvo una primera parte de ensueño.

La plantilla, no, el plantel entero, comprendió la idea que Guillermo Almada intentó plantear desde el año pasado pero no pudo por no tener los elementos idóneos para hacerlo. El juego de pies de Aimar y Ordóñez permiten a los laterales poder proyectarse más al ataque, sabiendo que no tienen que regresar todo el tiempo a apagar incendios en defensa. Marques muchas veces se multiplicaba en la media, y esto le da mucha soltura a Oyola como 8, siendo esta su posición más influyente. Se implementó muchísima presión en la salida del rival; Álvez, Díaz, Wacho Vera cuando le tocaba entrar, e incluso Esterilla, asfixiaban la salida limpia de la defensa contraria y se provocaban muchos errores del rival, de donde nacieron unos cuantos goles. Todos se unieron en marca, nadie fue relevado de marcar al rival, esta solidaridad de la plantilla facilitaba muchísimo la labor de los zagueros. Factores como los antes mencionados son fundamentales en un equipo campeón, como este, que destrozó a casi todos los rivales que se le pusieron enfrente. Como opinión personal, diría que si Barcelona quiere pelear campeonato nacional nuevamente, le alcanza con mantener a la plantilla actual, reforzar con 1 o 2 laterales y delanteros. Si la intención es pelear Copa Libertadores (que considero es muy pronto), debería mantener a la plantilla, tomando en cuenta que Álvez se va, y reforzar al menos con 1 jugador de gran nivel en cada línea además de los antes mencionados, y ver si el funcionamiento se puede mantener y potenciar. Hay detalles a corregir, los goles que le marcaron a Barcelona fueron más por desconcentraciones que por méritos del rival, y eso se debe a la juventud que hay en la zaga. Hay campo para mejorar y eso estoy seguro que el DT ya lo sabe.

Finalizo reiterando mi felicitación al campeón, al “más veces” campeón, por este año fantástico que está por culminar. Felicito también a los jugadores, directiva, cuerpo médico (Gran incorporación del Dr. Gustavo Peralta), utileros, personal administrativo, y a los hinchas que apoyaron al club durante el año. A pesar que se quitaron las mallas en el estadio, el comportamiento estuvo a la altura durante la mayor parte del año y eso hay que destacarlo considerando lo deplorable de nuestra sociedad en cuanto a comportamiento en escenarios deportivos. La vara queda muy alta para el próximo año y la clave para poder trabajar bien, es empezar pronto. Que no se repitan festejos excesivos, y que la planificación se cumpla acorde a lo establecido. La seriedad que han demostrado Cevallos y compañía dan fe de que será así. Una vez más, ¡Viva Barcelona!

 

“Lo más lindo es ponerte el domingo la camiseta que querés, que amás,

que cada domingo hice lo mejor que pude, que le regalé lo mejor de mí a la afición”

Damián “kitu” Díaz

Foto Principal: API

nacional 2015

Un año horrible entre los años horribles

Desconozco cómo se habrá vivido la campaña de El Nacional que condujo al descenso de 1979, pero sin duda esta debe haber sido la más triste y desalentadora para la parcialidad criolla, y eso que quedó mejor ubicado que en el 2012 por ejemplo, pero al menos, la categoría fue salvada épicamente. Lo de este 2015 de Nacional se puede describir con una palabra: deprimente.

El inicio del 2015 llegaba para Nacional con cierta ilusión. Tras la consolidación de la directiva civil que había implicado el no pasar por sustos económicos, un mediocre séptimo puesto pero con espectaculares asistencias, todo hacía suponer que ahora se daría otro paso más adelante. Las contrataciones de Edison Méndez y Cristian Lara, a pesar de la veteranía de ambos, hacían pensar que habría buena pelota jugada y al menos, se convertirían en los imanes de taquilla. Con Eduardo Morante, Anderson Ordóñez y Luis Luna parecía que se podía paliar la problemática defensa y el “francés” Álvarez era la gran incógnita en el ataque, pero su tamaño y la promesa de traer algunos secretos del fútbol europeo, por lo menos permitía ser optimista.

Se ratificó en la dirección técnica a Octavio Zambrano, apuntando a que un posible conocimiento de la institución y continuidad que se vería poco fructífera. Como viene siendo costumbre, Nacional arrancó la temporada con una seguidilla de derrotas y Zambrano se aferraba a su cargo con un par de victorias épicas frente a Barcelona y Aucas en los instantes finales de dichos partidos. Nacional era superado en todos sus juegos, pero al menos, contaba con suerte.

Cuando eran evidentes los pobres resultados de Zambrano, su permanencia en la dirección técnica de Nacional no resistió más. Tras un breve paso de Orlando Narváez por la banca, la directiva resolvió que se necesitaba un DT con prestigio y renombre, contratando al argentino Rubén Darío Insúa, un hombre que sabe lo que es salir campeón en el país e internacionalmente. Absolutamente todos dieron el visto bueno a la llegada del poeta: hinchas, periodistas, perio – hinchas. Parecía que ahora sí llegaban los buenos tiempos para la divisa criolla.

“Milagrosamente” el equipo enderezó, partidos con mucho orden y tal vez marcadores apretados que lo tuvieron a Nacional peleando por Copa Sudamericana y con el mismo puntaje que el líder de la segunda etapa aunque con menor diferencia de goles. Hasta golpe de fecha 7 u 8 de la segunda etapa, se mantenía cierta ilusión y vino la debacle luego del 30 de agosto cuando había vencido a River Ecuador.

Nacional no volvió a triunfar hasta el 29 de noviembre y durante ese trayecto, lo que parecía un club convaleciente pero en vías de recuperación, dejó de ser tal. Derrota tras derrota, algunas de ellas humillantes, como el 5-1 de local frente a un rival tradicional como Liga de Quito, un inédito 5-0 frente al novato River Ecuador… En cada traspié, se hablaba de malestar a la interna, el cual salió a la luz por declaraciones de Insúa, cuando se conoció que no había puntualidad con los pagos del plantel de jugadores. Por ahí se podía explicar esas pobres actuaciones.

El tema político afectó notablemente al rendimiento del club. El Presidente saliente, Dr. Jorge Yunda, se encontraba en pleno proceso de reelección y la lista adversaria estaba presidida por el antiguo Presidente, Gral. Tito Manjarrez. Para inscribir candidaturas, hacía falta que tengan el respaldo en firmas de un mínimo de socios que en primera instancia no fue alcanzado por ninguna de las candidaturas, lo que derivó una ampliación del plazo para la presentación de dichas firmas, requerimiento que únicamente cumplió la lista de Manjarrez.

Del lado de Yunda, una vez que se conoció que no calificaba su lista para elecciones, presentó su renuncia argumentando que prefería facilitarle la sucesión a Manjarrez. Sin embargo, preferentemente a través de redes sociales, Yunda supo manifestar que sintió que no era bienvenida su presencia en el club (demás está recordar que fue el primer Presidente civil en un club que siempre fue dirigido por militares). La decisión fue duramente criticada por ciertos sectores de la prensa e hinchada, puesto a que en el momento en que pasaba toda esta inestabilidad electoral, la crisis financiera y de resultados se iba ahondando.

Volviendo a lo futbolístico, Insúa salió del club luego del catastrófico juego con River Ecuador, su reemplazo, que se suponía, era hasta el final del torneo, fue el desconocido DT local Quenry Valencia, con muy malos resultados, con lo que para las últimas fechas se lo trajo al uruguayo Eduardo Favaro, quien consiguió 2 triunfos y 3 derrotas. ¡El Nacional tuvo 5 directores técnicos en la temporada! Algo que normalmente pasa en equipos que descienden o pasaba en los años más caóticos de Barcelona S.C. por ejemplo.

De regreso a la novela dirigencial. Yunda había renunciado un 29 de octubre, pero las elecciones no se celebraron sino hasta el 28 de noviembre, asumiendo la presidencia del club recién el 18 de diciembre. Aparente acefalia en el club, que había quedado en manos del Vicepresidente de Yunda, Gustavo Cabrera. En todo ese tiempo, sumado a cada amargura que daba el cuadro criollo a su hinchada y a los problemas económicos, estuvo la pugna entre Yunda y Manjarrez. El uno le decía que mejor asuma de una vez la presidencia, el otro, que por qué salió del cargo antes de tiempo y que asumirá cuando inicie legalmente su periodo.

Mientras Yunda y Manjarrez se pasaban la pelotita, El Nacional acababa su campaña con la resta de un punto por la no presentación de roles de pago de los jugadores. Volvió a saberse este tipo de problemas que se daban antes de 2013 y que parecía, se habían solucionado, volvieron a aparecer, sumado a que desde este año, hay un reglamento que penaliza eso. Una vergüenza más a la campaña 2015.

Yunda manifiesta que varias deudas claves del club (IESS; SRI) fueron saneadas durante su gestión, además de varias deudas de antes de su mandato, que incluían a sus mismos empleados y antiguo plantel de jugadores y tuvieron al cuadro criollo en una situación sumamente crítica previo a su periodo. El tema de la deuda al actual plantel se argumentó que fue causado porque no se pudo hacer uso del dinero que se descuenta a los socios militares.

El panorama es desolador. De este 2015 prácticamente no hay como rescatar nada a nivel futbolístico. Las contrataciones fueron decepcionantes. La defensa encajó 58 goles, con rendimientos paupérrimos de Caicedo, Morante, Luna, Ordóñez más el peor año del portero Adrián Bone desde que está en la institución militar. Un valor como Franklin Guerra pasó mucho tiempo ausente por lesión o suspensión. Edison Méndez enfrentado al DT Zambrano y también su condición física conspiró para que su aporte sea a cuenta gotas, Daniel Samaniego recién alineó cerca del final del torneo. El ataque criollo fue uno de los peores del torneo con sólo 45 goles conseguidos. Ni Miguel Álvarez ni Edison Preciado ni Marquez (y del resto es difícil acordarse siquiera) fueron una solución real para el rojo. Eso más, muchos de los jugadores de este año terminan sus contratos y uno a uno han empezado a irse, mientras la actual dirigencia no anuncia contrataciones y todos los equipos con los que luchará por la categoría, van sumando gente.

El Nacional sigue en problemas económicos, lo que Manjarrez no deja de “recordar” en medios de comunicación, y con las escasas relaciones con grupos económicamente poderosos de la actual directiva, se ve difícil que pueda arreglarse dicho problema en el corto plazo. Se dice que se echará mano de las formativas para salvar al club, pero actualmente evidencias resultados poco alentadores, además si vemos el ejemplo de Deportivo Quito, cuando empezó a ubicar mucho producto de su cantera, comenzó el desastre. Para ganar partidos hará falta un jugador que marque la diferencia y está lejos de que se pueda contratar alguno. Cuadros como Fuerza Amarilla o Mushuc Runa hoy por hoy le ganan fácilmente la pulseada a los criollos a la hora de llamar a alguien a sus filas.

El Nacional tiene un número importante de hinchas, bastante menor al de los otros 3 grandes, pero significativo. Sin embargo, al apático hincha criollo hay que estimularlo continuamente y en eso la labor del Dr. Yunda fue espectacular al promocionar al club a través de los medios del Grupo Canela del que él es la cabeza. Manjarrez estará muy lejos de contar con ese respaldo y las taquillas sufrirán sensiblemente. Además de que si quiere pautar, le tocará sacar del calamitoso erario criollo.

La situación financiera aún es incierta con un informe económico aún no aprobado. La situación se supone que es mala, pero es bastante menos mala que lo que pasaba en 2013 según la versión y gestión de Yunda. Lo cierto es que para corregir los males urgentes del equipo de fútbol, los recursos monetarios son cortos y lo que puede esperar el hincha de El Nacional en el 2016 es otro año mediocre en el que máximo se salve la categoría. Llegar por ejemplo a una Copa Sudamericana, sería prácticamente un milagro. La evaluación financiera de la gestión Yunda aún queda en veremos, pero la futbolística, que es más fácil de analizar, es decididamente mala. Sumado a sus reacciones dignas del hincha más termocéfalo (de cabeza caliente, para quienes no están familiarizados con el término rioplatense) que derivaban en actuaciones y declaraciones lamentables que solo propiciaban inestabilidad en el plantel e incertidumbre en la hinchada.

El Nacional, como nunca, es candidato de peso para descender. Mientras el hincha criollo ve con frustración cómo los ostentosos números de su otrora glorioso club son superados: ya Emelec logró un tricampeonato y ha participado más veces en Copa Libertadores que Nacional. Tiene 2 clubes con poca historia pero con solvencia económica que lo sobrepasan en mano a mano histórico, aunque cierto es que son clubes jóvenes: River Ecuador e Independiente. Este año lo más probable es que Liga de Quito lo supere en dicho mano histórico y en puntos conseguidos en Copa. Emelec podría hacer un tetra y superarlo en estrellas.

Con 23 derrotas, prácticamente Nacional le debe la categoría al señor “Palmira” Salazar y su demanda que ocasionó la pérdida de 6 puntos a Deportivo Quito, así como a los errores dirigenciales del señor Villavicencio en Loja. ¿Podría ser que esta vez no haya quién lo salve? Si desciende, ¿Qué tan rápido se recuperará? ¿o esa grandeza era solo una ilusión? Hasta la paranoia invade a la fanaticada criolla, que seguramente este año engordó mucho las billeteras de terapeutas y psiquiatras. Este fue un año horrible entre los horribles y como viene el panorama, pareciera que no fuera el peor. Espero con todo el corazón equivocarme.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga nacional

Empate con dientes apretados en Ponciano

Liga Deportiva Universitaria y El Nacional igualaron 1-1 en juego disputado por la fecha 11 del torneo ecuatoriano de Primera División, segunda etapa.

Liga, debido a su próximo partido en Copa Sudamericana, decidió guardar a varios de sus titulares y puso una alineación mixta donde tuvieron su oportunidad para iniciar el juego gente como Reasco, Michael J. Quiñónez, Mendoza o Cavallaro. Nacional propuso varios cambios de posición, con Guerra de líbero, Cordero de lateral izquierda y Mosquera junto a Montaño en línea de volantes.

En los primeros minutos, el encuentro se planteó parejo con un repartido dominio de pelota, sin embargo, era Liga quien lucía más prolija conduciendo el esférico. Pasaban los minutos y Nacional cerraba filas a los hábiles Alvez y Cavallaro y una vez tomados el pulso, la rápida recuperación genreaba interesantes contras hacia el arco de Domínguez. La defensa de Liga no parecía muy aplicada.

Anderson Ordóñez (14 min.) de cabeza bañó a Domínguez y abrió el marcador sorpresivamente para la expectativa que tenía el partido. A partir del tanto, los criollos se animaron a buscar repetidamente el arco albo. La defensa de los rojos era muy correcta y desde ahí se armaban los contragolpes que dejaban a Muñoz y Preciado poniendo peligro en el área universitaria regularmente. Hasta el minuto 35, Nacional pudo incluso, ampliar la ventaja.

Después, se vino la recuperación de Liga. Los albos tenían el balón, aunque dependían mucho de la calidad individual de Quiñónez, Alvez y Cavallaro, para buscar romper líneas, consiguieron un par de tiros libres que no revistieron mayor peligro y hacia el final del primer tiempo, la ventaja de los militares parecía justa.

Para el segundo tiempo, Liga ingresó a Congo para tener mayor peso en el área. No fue ese el mejor cambio, pues, el Rojo seguía impecable defendiendo en su área, pero en cambio, por derecha Quinteros empezaba a ganarle el duelo a Cordero y generaba peligrosos centros. Uno de ellos llegó perfecto a la cabeza de Jonatan Alvez (56 min.) quien con certero cabezazo igualó el compromiso.

Poco después, Cordero, que pegó constantemente en el juego, fue expulsado, lo que determinó que la propuesta de Nacional, que ya era defensiva, se cierre todavía más. En Liga, la entrada de Morales y Cevallos buscaba abrir las férreas líneas de su rival con pases y desequilibrio, por momentos lo lograron, pero remataban poco al arco.

En los últimos minutos, Liga probó con remates de media distancia ante lo difícil que se hacía entrar al área con balón dominado. Se jugó exclusivamente en las inmediaciones del arco que defendían los criollos que tuvieron en Franklin Guerra un bastión para al menos rescatar un punto de Casablanca. Cosa que se ha hecho difícil en los últimos años para los ahora dirigidos por Insúa.

LDU: Alexander Domínguez (TA 67′); Néicer Reasco (Luis Congo 45′), Norberto Araujo, Andrés Mendoza, Pervis Estupiñán; Fernando Hidalgo, Jéfferson Intriago (José Cevallos 70′); José Quinteros, Juan I. Cavallaro (Diego Morales 65′), Michael J. Quiñónez; Jonatan Alvez (TA 61′)
goles: Alvez 56′
NAC: Adrián Bone; Giovanny Caicedo (TA 49′), Franklin Guerra, Anderson Ordóñez (TA 35′); Jorge Valencia (TA 61′), Marco Mosquera, Marco Montaño, Cristian Cordero (TA 31′) (TR 66′); Adolfo Muñoz (José Pabón 59′), Edison Preciado (Alejandro Villalva 72′), Cristian Lara (Aníbal Chalá 68′)
goles: Ordóñez 14′

Figura: Franklin Guerra

Calificaciones LDU:

Domínguez 6
Reasco 5
Araujo 6
Mendoza 6
Estupiñán 5
Hidalgo 6
Intriago 6
Quinteros 7
Cavallaro 5
MJ Quiñónez 6
Alvez 7
Congo 5
Morales 6
Cevallos 6

Calificaciones Nacional:

Bone 6
Caicedo 6
Guerra 7
Ordóñez 6
Valencia 6
Mosquera 7
Montaño 6
Cordero 4
Lara 5
Muñoz 6
Preciado 5
Pabón 5
Chalá 6
Villalva 4

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol