madrid clubwc

Otro Título a la Colección

Terminó el último torneo internacional del año con un desenlace poco novedoso. Real Madrid nuevamente se coronó Campeón Mundial de Clubes sin sufrir mayormente y a pesar que el mal semestre de los merengues hacía presagiar algún batacazo.

El torneo arrancó con el característico juego entre el representante de Oceanía y el anfitrión. Gran era la sorpresa pues el 3-0 que Team Wellington propinaba a Al Ain en un tiempo no era un resultado concebible. Los emiratíes pudieron igualarlo tras la entrada de Marcus Berg, con sus goles y asistencias alcanzaron el 3-3 y forzar a una tanda de penales en la que saldrían vencedores por 4-3. El dueño de casa seguía en competición.

 Chivas llegó al torneo con alguna expectativa que parecía cumplirse cuando tempranamente se ponían en ventaja con tanto de Ángel Zaldívar ante Kashima Antlers, más el segundo tiempo fue completamente del conjunto japonés llegando a ponerse en ventaja 3-1 con tantos de Nagaki, Serginho e Hiroki Abe, el descuento de Leo Silva poco sirvió y con un triunfo 3-2 Kashima Antlers pasó a semifinales. En la otra llave de caurtos de final, Al Ain mostró una cara distinta y superó nítidamente por 3-0 a Espérance de Tunis con gran actuación de Hussein El Shahat. Los 2 elencos asiáticos siguieron en camino. Por el quinto puesto se enfrentaron Espérance y Chivas igualando 1-1 en tiempo reglamentario, lo que forzó a penales en los que vencieron lso africanos por 6-5.

El último encuentro a disputarse en Al Ain llevó al dueño de casa enfrentarse a River Plate y los argentinos se verían rápidamente sorprendidos con tanto de Marcos Berg, más el orden parecía restablecerse cuando el millonario dio vuelta al marcador con 2 tantos de Rafael Santos Borré. En el inicio del segundo tiempo Caio, con una gran maniobra personal, anotó el empate 2-2 que los sudamericanos no pudieron romper por lo que nuevamente se vería definición vía penales en la que el elenco de los Emiratos se alzó otra vez con el triunfo tras atajada de Khalid Eisa sobre Enzo Pérez y un 5-4 final.

La otra semifinal se jugó en Abu Dabi y luego de una notable resistencia de los japoneses, llegó el festival de Gareth Bale con el Real Madrid, quien se despachó con un hat trick en menos de 15 minutos descontando el intervalo del descanso, Kashima Antlers llegaría al descuento minutos más tarde, pero quedaba escrito el 3-1 para que el Madrid sin mayores sustos acceda a la final. River se sacudió de lo que bien pudo ser el efecto de la Libertadores recientemente ganada y pudo superar 4-0 a Kashima Antlers en el juego por el tercer puesto con goles de Bruno Zuculini, Santos Borré y Gonzalo Martínez por partida doble.

En la gran final. Madrid se paró con calma ante el anfitrión, Al Ain. De hecho alcanzó la ventaja antes del primer cuarto de hora con soberbio zurdazo de Luka Modric y con ello se distendió aún más. En el complemento llegaron los tantos del joven Marcos Llorente y de Sergio Ramos más un autogol de Yahia Nader. Del lado anfitrión descontó Tsukasa Shiotani. Un 4-1 con el que cómodamente el elenco madrileño alcanzó el título.

Real Madrid así es el máximo ganador de títulos mundiales, pues sus 4 Mundiales de Clubes (2014, 2016, 2017, 2018) se adicionan a las 3 Copas Intercontinentales (1960, 1998, 2002) conquistadas cuando existía este formato.

Foto Prinicpal tomada de El Comercio – Perú.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 × = cuarenta ocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>