finalchampions

Real Madrid Rey Indiscutible De Europa

La final disputada en Milán nos regaló un empate 1-1 entre el Real y Atlético en los 90 reglamentarios, más una delirante definición por penales. Fue la final 61 de Champions y reeditó la jugada en Lisboa donde el Real también se levantó con la corona, solo que en la temporada 2013-2014 el partido se resolvió en el tiempo suplementario.
Fue un partido soñado, 30 minutos extras, tanda de penales, un gol marcado en offside, un penal errado en el tiempo reglamentario y continua alternabilidad en el dominador de las acciones.

La brega inició con el Real proponiendo micro-sociedades entre Casemiro, Kroos, Modric y Bale. Los colchoneros sintieron el peso del buen juego merengue y lucieron desorientados, sin embargo, su solidez defensiva evitaba la caída de la meta. Oblak dijo presente al minuto 6 ahogando un claro chance en los pies de Casemiro. En los siguientes minutos los rojiblancos se valieron de la amplitud ofensiva para destruir el juego asociado. Las acciones empezaron a equipararse y los dirigidos por Zidane buscaron una nueva alternativa para acercarse a meta rival. La pelota parada fue su aliada y así llegó la ventaja; al minuto 15 Kroos levantó un centro que Bale anticipó y peinó, producto de ello el balón cayó frente a Oblak que no atinó a detener por la centellante aparición de Ramos que hizo sombra. Era el 1-0 y se instaló la polémica pues Ramos se encontraba en offside, fue imperceptible el fuera de juego pero las repeticiones de tv así lo confirmaron. Incluso las repeticiones televisivas muestran que Ramos finalmente terminó por no topar siquiera el centro de Kroos, de todas formas el gol se lo acreditaron al zaguero.

Luego del tanto blanco hubo una tibia reacción en el rival. Pero ni Torres ni Griezmann estaban enchufados. La posesión se tornó favorable al Atlético pero faltaba sagacidad en los delanteros para finalizar las jugadas. Recién al minuto 34 Griezmann remató tibiamente a las manos de Navas. Gabi y luego el francés mejoraron la presencia colchonera en área rival. Keylor tuvo más trabajo sobre los minutos finales pero las incursiones nunca fueron realmente peligrosas.

Al iniciar el complemento el creciente despliegue colchonero dio sus frutos y la presión forzó un mano a mano entre Pepe y Torres, el choque se cerró con una falta penal que Griezmann ejecutaría. La definición del tiro penal estremeció el horizontal y el Atlético perdió un inmejorable chance de empatar. Como era de esperarse la moral blanca creció, pero no surtió el efecto esperado. Con Cristiano mermado físicamente y Benzema desenchufado, las jugadas ofensivas no tenían una buena finalización.

Era constante el martilleo y daba la impresión que los blancos estaban perdonando a su rival. Bale asumió el peso de ser el manija durante todo el cotejo pero recién al 70 consiguió que su comunión con Modric alimente al francés; este encaró a Oblak pero su remate reventó en el pecho del guardameta. Esta jugada puntual cambió drásticamente el temperamento del juego y el protagonismo se fue a la orilla rojiblanca. Gabi y Torres empezaron a probar de media distancia pero sin precisión. Zidane eligió en ese momento el contraataque como su mejor aliada. Ingresó a Isco y Vázquez para ganar en velocidad. Isco, Bale y Ronaldo probaron a Oblak pero el meta Esloveno siempre resolvió. De echo, luego de contener un intento del galés, la salida desde el fondo terminó en el ansiado empate colchonero. El recién ingresado Carrasco definió un centro levantado por Juanfran desde derecha. Era el minuto 79 y aproximadamente hasta el minuto 85 el gol del 1-1 mantuvo el animo del Atlético por todo lo alto. Pero en los minutos finales y debido al liderazgo de Bale el Real engendró nuevas acciones ofensivas que desafortunadamente para los merengues no se materializaron en goles.

El tiempo suplementario fue inevitable y fue un apéndice de los 90 reglamentarios pues las acciones fueron favorables a ambas escuadras de manera alternada. Unos minutos para el Real, otros minutos para el Atlético. Eso sí fueron poco certeros los intentos y los alargues nunca alcanzaron buen ritmo debido a que el rigor físico comenzó a cobrar víctimas en amabas escuadras. Koke y Luis se lesionaron, Pepe, Gabi y Ramos se refugiaron en el césped para ganar oxígeno y continuar jugando.

Finalmente llegaron los penales, fueron ejecutados con gran calidad y maestría. Los metas estuvieron lejos de atajarlos y el único fallo, por parte de Juanfran, fue porque su esquinado y violento cobro se fue al poste. Fue la decimo primera Champions ganada por el Real y mientras esta se convirtió en la tercera perdida por los colchoneros, la segunda que pierden frente a su acérrimo rival.

RMA: Keylor Navas; Daniel Carvajal (TA 11’) (Danilo 52’) (TA 92’), Pepe (TA 110’), Sergio Ramos (TA 92+’), Marcelo; Luka Modric, Casemiro (TA 78’), Toni Kroos (Isco 71’); Gareth Bale, Karim Benzema (Lucas Vásquez 76’), Cristiano Ronaldo
Goles: Ramos 14’ Penales. Convirtieron: Vásquez, Marcelo, Bale, Ramos, Ronaldo
ATM: Juan Oblak, Juanfran, Stefan Savic, Diego Godín, Filípe Luis (Lucas Hernández 108’); Saúl Ñiguez, Gabi (TA 92+’), Augusto Fernández (Yannick Carrasco 45’), Koke (Thomas Partey 116’); Antoine Griezmann, Fernando Torres (TA 60’)
Goles: Yannick 79’ Penales. Convirtieron: Griezmann, Gabi, Saúl. Al poste: Juanfran

0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ cinco = 10

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>