8 diciembre

Un Día Para el Rock Clásico

Aniversarios varios para el género que se los puede considerar hitos importantes. El primero sin duda es uno de los que generó mayor conmoción en la historia del rock: el asesinato de John Lennon.

El ex Beatle había publicado el álbum “Double Fantasy”, su primer disco tras 5 años de silencio y con el que había logrado resultados ampliamente satisfactorios en lo personal y artístico para la estrella de la música, aunque la crítica no lo aceptaría inicialmente con tanto agrado por la idealización que parecía manifestar sobre la relación entre Lennon y Yoko Ono. Luego, incluso ganaría el Grammy de “álbum del año” en 1982. El renovado deseo de componer de John había venido de una experiencia navegando  en el mar que rodea la isla de Bermuda en la cual, una tormenta sitió a su nave por horas.

Un 8 de diciembre de 1980, John Lennon firmaría en una copia del Double Fantasy, el que sería el último autógrafo de su vida. Lo hizo para un fanático suyo y de “The Beatles”, un tal Mark Chapman que horas después acabaría con su vida propinándole varios disparos a las afueras de su hogar en New York. La inesperada muerte de Lennon, aparte de producir shock en sus fanáticos y los melómanos en general, dio un giro en la crítica y en lo comercial a Double Fantasy. Uno de los temas extraídos del mismo es la sobrecogedora “Woman”.

James Douglas Morrison nació un 8 de diciembre de 1943 en el Estado de Florida. Hijo de un reconocido Almirante de la Armada de los Estados Unidos, desarrollaría el gusto por la poesía y la filosofía en su juventud marcada por continuas mudanzas motivadas por el oficio de su padre. La oscuridad de autores como Rimbaud y Baudelaire, más el tratamiento sobre el comportamiento moral de la obra de Nietzche modelarían la estética del “Rey Lagarto”, dándole su sitial y sello inconfundible a “The Doors” en la historia de la música.

La banda toma su nombre del libro “Las Puertas de la Percepción” de Aldous Huxley en el que se trata básicamente de experiencias con drogas alucinógenas. Eso más o menos trataban de hacer los Doors con su música: una experiencia que comprometa y junte lo sensorial y su placer con lo extra sensorial y su conexión espiritual. El concepto, la poderosa voz de “Jim” Morrison, el enloquecedor teclado de Ray Manzarek, la intrigante guitarra de Krieger y la punzante batería de Densmore harían una revolución de rock y psicodelia muy adelantados a su época y de corta duración, pues fue truncada por la muerte de Jim a escasos 27 años en 1971.

“Hotel California” fue el quinto álbum de estudio de la banda estadounidense “The Eagles”, fue publicado un 8 de diciembre de 1976 y constituyó un gran éxito comercial con alrededor de 30 millones de copias vendidas, cosechando lo que venía siendo una trepidante carrera hacia la cima desde que esta agrupación se formó a inicios de los años 70. A aquellas alturas, los excesos también habían podido con sus integrantes.

Se decía que el tema “Hotel California” hablaba de drogas e incluso se le buscó un vínculo con adoración satánica, pero la verdad, es que tanto el tema como el disco en general tratan de la decadencia de los grandes del “show business”, sobretodo cuando se llega a esa cima de popularidad y éxito comercial. Aquel alejamiento de la primigenia furiosa del rock que pocos años después sería tan criticada y dejada de lado por la juventud y cuyo desencanto se manifestaría a través del surgimiento del punk y demás corrientes.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
3 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete + 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>