Entradas

emelec 2010s

Emelec: 2010 – 2019 y lo Que se Viene

Recae sobre mi escribir unas líneas sobre la década 2010 – 2019 del Club Sport Emelec, previo a una nueva temporada que empieza con pretemporada en Europa, renovación de jugadores importantes y contratación de figuras que en el papel ilusionan a la fanaticada azul. Puedo decir que estos diez años pasados, consolidaron al CS Emelec como el equipo más relevante a nivel nacional del campeonato ecuatoriano de fútbol, demostrando una regularidad pocas veces vista en este torneo. El equipo le fue entregado por completo al Sr. Nassib Neme en el año 2011 como presidente de la institución, siendo sin duda el dirigente más ganador de la historia del club.

En estos años, Emelec consigue quedarse con la corona en 4 de los 10 torneos disputados, y vicecampeón en otras 5 ocasiones, cayendo en la temporada 2019 al octavo lugar, sitial muy diferente a lo que tenía acostumbrado a su hinchada y hasta a sus rivales lo cual que marcó sin duda el final de su mejor década, y también la necesidad de reinventarse para afrontar lo venidero.

Emelec inicia el 2010 habiendo obtenido el tercer lugar en el campeonato pasado, afronta el campeonato contratando a varios jugadores, entre ellos llevándose al repatriado Pedro Quiñónez, sin embargo un pobre inicio en la Libertadores lo deja afuera en segunda fase. Asegura su pase a la final en junio de ese año ganando la etapa, y obteniendo los cupos a Libertadores y Copa Sudamericana del año siguiente, y logra un reconocimiento de la IFFHS, la cual designa al equipo azul como el mejor del mundo en ese mes de la mano de Jorge Sampaoli, quien posteriormente dirigiría a la selección albiceleste. En el segundo semestre busca competir en Copa Sudamericana y descuida para tal efecto el torneo local, siendo eliminado en octavos de final en la Copa y perdiendo la final del torneo frente a Liga de Quito en una final en la cual Miller Bolaños, quien en ese momento vestía la camiseta azucena, anota en dos ocasiones en la ida en Quito, siendo incapaz el cuadro millonario de revertir este resultado de local.

GUAYAQUIL 23 DE NOVIEMBRE DEL 2011. EL CLUB SPORT EMELEC RECIBIO AL NACIONAL.  CAMILO PAREJA/API

GUAYAQUIL 23 DE NOVIEMBRE DEL 2011. EL CLUB SPORT EMELEC RECIBIO AL NACIONAL.
CAMILO PAREJA/API

El año 2011, tras la partida de Elizaga se encomienda el arco a Wilmer Zumba, arquero más bien regular en sus actuaciones, y aunque es reforzado con jugadores de la talla de Edison Méndez y Agustín Delgado, es eliminado en fase de grupos de la Copa Libertadores, llegando a la final del torneo ecuatoriano, la cual pierde de manera categórica ante el Deportivo Quito (hoy casi desaparecido) con un Elizaga en el arco contrario.

Para el 2012 Emelec empieza a cosechar lo que había sembrado en las temporadas pasadas, con la incorporación de Esteban Dreer, Marcos Mondaini y un recordado Luciano Figueroa, pero principalmente la llegada a mediados de temporada del estratega argentino Gustavo Quinteros. Tras clasificar de la fase de grupos de la Copa Libertadores en un partido que se mantiene grabadas en las retinas de los hinchas de Emelec, Flamengo y Olimpia, es eliminado en octavos de final. Posteriormente, sufre una de las derrotas más dolorosas, perdiendo cinco a cero contra su rival de barrio (quien a la postre se llevaría el campeonato), por lo que de todas partes se pedía a Neme la cabeza del recién contratado Quinteros, sin embargo, el tiempo le daría la razón. Emelec termina ese año como vicecampeón, esta vez sin jugar una final.

En el año 2013, Emelec empieza el año con una telenovela: Pablo Zeballos, jugador paraguayo que llegó con muchas expectativas pero que al final no sumó nada en lo futbolístico, siendo su mayor aporte el manejo de su cuenta de twitter. Vuelve a ser eliminado en octavos de final de la Copa Libertadores, pero con la cuota goleadora de Dennis Straqualursi y Enner Valencia, logra llevarse el primer título en muchos años, sin ser necesario disputar una final, y empieza de esta forma el que sería el clímax futbolístico del equipo.

Sobra decir que la Libertadores le fue esquiva a Emelec en el 2014, con apenas dos victorias y 4 derrotas no pudo superar la fase de grupos siquiera, sin embargo logra ganar la primera etapa del torneo, lo cual lo pone en la final de diciembre, misma que disfrutaría contra su máximo rival, empatando en la ida y vapuleando en la vuelta con un categórico 3 a 0, en el clásico más importante disputado.

Para el 2015 Emelec aprovecha el envión del año anterior en la Copa Libertadores manteniendo en gran parte a su equipo, sin embargo, el éxito de Gustavo Quinteros al mando de los azules lo hizo merecedor a ser designado como técnico de la selección, llegando en su reemplazo Omar de Felippe no le es suficiente y cae ante Tigres en cuartos de Final de Copa Libertadores en una reñida serie que se define en los últimos 10 minutos, sin embargo, logra imponerse como campeón del futbol ecuatoriano frente a LDU, en una final apretada, y dando la vuelta en Casa Blanca.

En el 2016, Emelec se convierte en el primer equipo ecuatoriano auspiciado por Adidas, sin embargo, en la parte futbolística el no contar con el estadio Capwell para disputar sus partidos pesó para ser eliminado en la primera fase de la Copa Libertadores, y no poder llegar al tetracampeonato. A mediados de ese año ODF deja el banco azul para darle paso a la llegada de Alfredo Arias, quien comandaría al equipo hasta el año 2018.

El 2017 bajo la batuta de Arias deja a un Emelec campeón en una final a doble partido contra el Delfín de Manta, aunque había transferido a varias de sus figuras, entre ellos Ángel Mena y Gabriel Achillier. En Copa Libertadores logra clasificar a Octavos de Final, siendo eliminado por San Lorenzo de Almagro en penales. Se reinagura el Estadio Capwell ese año con Andrea Pirlo y David Villa como figuras invitadas, con lo cual este recinto deportivo se convierte en uno de los más modernos del país.

emelec 2017

En el 2018 se ratifica a Nassib Neme como Presidente del club, así como a Alfredo Arias como entrenador, sin embargo a mediados de ese año la situación de Arias se vuelve insostenible al ser uno de los peores equipos de la Copa Libertadores de ese año consiguiendo apenas un punto en la fase de grupos, por lo que da el paso al costado y se materializa la llegada de Mariano Soso, entrenador joven que logró clasificar de manera agónica al club a una nueva final, misma que perdió contra Liga de Quito. Un año para el olvido.

Y el ciclo y la década se cierran en el 2019, año en que el Club Sport Emelec contrata a Ismael Rescalvo a mitad de la temporada, quien logra que el equipo recupere un poco el norte en la parte futbolística, clasificando a Octavos de Final de la Copa Libertadores y cayendo en penales contra el Flamengo (equipo que a la postre sería campeón del certamen), y clasificando al play off en la recién inaugurada Liga Pro. Sin embargo, al clasificar en octavo lugar tuvo que enfrentarse contra el primero del año, Macará de Ambato, equipo fuerte y aguerrido que eliminó al bombillo, dejándolo en la octavo posición del torneo, lo cual a su vez impide que el Club Sport Emelec clasifique a Copa Libertadores, sino solo a Copa Sudamericana, torneo que había disputado previamente de los años 2010 a 2016, en los cuales cayó sin pena ni gloria ante equipos como la Guaira (2016 en segunda fase), Santa Fe (2015 en octavos de final), Sao Paulo de Kaká (2014 en cuartos de final siendo su mejor participación), Universidad Católica de Chile (2013 en segunda fase) , Universidad de Chile (2012 en octavos de final), y previamente en octavos de final del 2010 y 2011 contra el Avaí de Brasil y Olimpia respectivamente.

Una alineación de la década sería sin lugar a dudas con Esteban Dreer en el arco (quien dejó el equipo el año 2019); John Narvaez, Gabriel Achillier, Leandro Vega y Oscar Bagui en defensa; un mediocampo conformado por Osbaldo Lastra, Pedro Quiñónez, Fernando Gaibor y Fernando Giménez; y en la delantera Miller Bolaños y Ángel Mena.

Mención especial merecen sin lugar a duda jugadores que aportaron mucho en el club como el Tano Nasuti, Luciano Figueroa, Enner Valencia, Eduardo Morante (quien llegó a un gran nivel en Emelec), entre otros.

Aun tras haber sido el equipo mas competitivo en la década pasada y haber conseguido una gran cantidad de títulos locales, la remodelación del estadio, auspicios importantes y en un momento un juego colectivo admirado por propios y extraños, queda el desazón para la fanaticada azul de nunca haber llegado a instancias decisivas a nivel continental, ni siquiera cuando el equipo alcanzó el tope de rendimiento con una base consolidada de jugadores. Esa es la asignatura pendiente para la década futbolística que inicia.

La ampliación del Estadio Geroge Capwell llevó al escenario del cuadro millonario a la altura de su historia

La ampliación del Estadio Geroge Capwell llevó al escenario del cuadro millonario a la altura de su historia

Y la década inicia con un Ismael Rescalvo confiado de sus dirigidos, con una pretemporada en España y jugadores como José Francisco Cevallos Jr., Alexis Zapata, Sebastián Rodríguez y Facundo Barceló como nuevas incorporaciones en ofensiva, la seguridad que han brindado en defensa Leandro Vega y Aníbal Leguizamón, la consolidación de un Joao Rojas que se espera sea una de las figuras del equipo y lo que puedan aportar jugadores jóvenes como Bryan Carabalí que terminó jugando el 2019 o un Robert Burbano que regresa al equipo y trae consigo al nuevo cancerbero Pedro Ortiz y al delantero Roberto “La Tuka”, campeones con el Delfín de Manta el año pasado que refuerzan al equipo azul para este 2020.

El ballet azul disputará tres torneos: La liga Pro, Copa Ecuador y Copa Sudamericana, las expectativas son altas en los tres torneos, sin embargo, solo el tiempo dirá si estas logran cristalizarse en logros.

copa america

Convocados de Ecuador para Brasil 2019

Fue develada la lista de jugadores que integrarán la Selección Ecuatoriana que participará en la Copa América de Brasil 2019. Se ha hecho a un lado a históricos como Cristian Noboa, Juan Carlos Paredes, Felipe Caicedo o Jefferson Montero y se cuestionó ausencias como las del portero Esteban Dreer o el ofensivo Fidel Martínez, ambos con destacadas participaciones en el torneo local. De todas formas aquí está la nómina dispuesta por el técnico Hernán Darío Gómez:

 

Arqueros:

Máximo Banguera – Barcelona SC
Alexander Domínguez – CA Vélez Sársfield
Pedro Ortiz – Delfín SC

Defensas:

Gabriel Achilier – Monarcas Morelia
Robert Arboleda – Sao Paulo FC
Xavier Arreaga – Barcelona SC
Beder Caicedo – Barcelona SC
Arturo Mina – Yeni Malatyaspor
José Quintero – LDU Quito
Cristian Ramírez – FC Krasnodar
Pedro Velasco – Barcelona SC

Volantes:

Andrés Chicaiza – LDU Quito
Carlos Gruezo – FC Dallas
Renato Ibarra – CF América
Romario Ibarra – Minnesota United FC
Jéfferson Intriago – LDU Quito
Jhegson S. Méndez – Orlando City SC
Jefferson Orejuela – LDU Quito
Ayrton Preciado – Santos Laguna
Antonio Valencia – Manchester United FC

Delanteros:

Carlos Garcés – Delfín SC
Ángel Mena – León FC
Enner Valencia – CF Tigres

 

Previa a la competición continental, la selección ecuatoriana disputará amistosos ante las selecciones de Venezuela y México. Recordando que sus rivales en Brasil serán Chile, Uruguay y Japón.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
emelec 2016

El 2016 de Emelec: ¿Bueno?, ¿Malo? Complicado

Se terminó el 2016 para Emelec y creo que es momento de analizar los diversos acontecimiento y situaciones que vivimos durante este año, que nos deja el mal sabor de no haber cumplido con el objetivo inicial, el que todos queríamos y soñábamos que era el Tetracampeonato.

Iniciamos el año apuntando a 2 frentes (Torneo Local y Copa Libertadores) como lo hemos hecho desde que Nassib Neme es presidente de este club y como debemos hacerlo siempre, como equipo grande. En torneo local tuvimos un buen arranque y algunos partidos postergados que nos permitieron de alguna forma manejar la situación y poder darle prioridad al Torneo Internacional. Nos tocó un grupo difícil (Pumas de México, Olimpia de Paraguay y Deportivo Táchira de Venezuela) donde claramente no estuvimos a la altura. El equipo ganó 1 solo partido, recibió muchos goles, perdió todo de visita. En fin, una campaña para el olvido.

La eliminación fue dura, principalmente porque teníamos la ilusión de mejorar o al menos igualar lo hecho la edición anterior donde llegamos a Cuartos de Final (2015) pero al mismo tiempo sabíamos que nos quedaba el otro objetivo y no podíamos decaer, éramos grandes favoritos para ganar la primera etapa y asegurar la final. A eso apostamos hasta que sucedió el que tal vez fue el golpe más duro que recibió Emelec en este año: se fue De Felippe.

El DT Omar De Felippe dejó el club por problemas personales y algo cambió, algo se rompió. Empezamos a perder (o regalar) puntos, jugábamos mal, perdíamos partidos imposibles y parecía que el nuevo DT Arias no era el indicado para llegar a Emelec. Esa transición nos costó la etapa, una etapa en la que estuvimos primeros a 4 puntos del segundo y con 1 partido menos. Otro golpe duro para nosotros.

En el segundo semestre del año empezamos siendo un equipo muy irregular. Nos costó encontrar la forma de juego. Volver al Estadio Capwell nos ayudó mucho en lo anímico y le dio un impulso al equipo. Justo en el momento que parecía que encontrábamos el rumbo llegó el otro golpe: Deportivo La Guaira de Venezuela nos eliminaba de la Copa Sudamericana en segunda fase. Una serie increíble donde erramos mucho, el rival aprovechó sus chances y como se dice normalmente cuando juegas un torneo internacional: “si te equivocas te vas a tu casa”. Nosotros en esa llave cometimos todos los errores posibles.

El equipo se levantó, como se ha levantado siempre, porque tenemos grandes jugadores con la jerarquía suficiente para reponerse ante las adversidades  y concentró todas sus energías en pelear la segunda etapa para forzar la final. Logramos una gran racha de triunfos consecutivos que nos daban la ilusión de ganar la etapa. Hasta que llegó el Clásico en el Capwell, otro golpe duro para todos. Perdimos el partido que no teníamos que perder. Y todo se complicó más aún.

El sueño de todos se nos escapó, la oportunidad de un tetracampeonato único e histórico desapareció porque hubo un rival que fue mejor que nosotros y esa es la realidad.

En lo numérico este equipo tuvo un destacable rendimiento. Obtuvo 88 puntos en la tabla acumulada, la misma cantidad de puntos que tuvo en 2013, 2014 y 2015 que le alcanzaron para obtener el tricampeonato. Se hizo fuerte de local con un porcentaje alto de rendimiento (74.24%) y de visitante un 59.09%. Anotó 81 goles en 44 fechas que da un promedio muy bueno de 1.84 goles por partido. Ganó 27 partidos, empató 7 y perdió 10.

 Si hablamos de rendimientos individuales destacan: Esteban Dreer, el mejor portero del país y titular fijo en la selección. Cristian Guanca goleador del equipo (23 goles en todas las competencias). Ángel Mena, el dueño del equipo que se puso el equipo al hombro cuando más se lo necesitaba. Mención especial para Carlos Moreno que gracias a su buen nivel supo ganarse el puesto de titular en el equipo.

Un escalón más abajo, en el grupo de jugadores que tuvieron rendimientos aceptables podemos ubicar a Achilier, Baguí, Giménez, Pedro Quiñonez, Gaibor, Jaime, Lastra y Byron Mina. Creo que estos futbolistas mantuvieron una regularidad que ya conocemos, con partidos más buenos que malos.

Luego tenemos el grupo de los jóvenes, esos que aparecieron, dejaron buenas impresiones y que pueden rendir mucho más con continuidad y la experiencia que vayan obteniendo con el pasar de los partidos. Estos son Bryan Angulo, Segundo Portocarrero y Abel Araujo. El futuro del club.

Ahora los que quedan debiendo. Acá se vienen a la mente 4 nombres. Primero: Robert Burbano. Un jugador que tiene un techo muy alto pero por diversas situaciones no ha podido ganarse el puesto en el equipo. Este debía ser su año y jugó muy poco. Es un jugador joven y se espera que en 2017 vuelva a ser ese jugador que vimos en 2014. Segundo: Denis Stracqualursi. Muchos esperábamos al salvador que vino en 2013 y que con sus goles nos hizo ganar un campeonato luego de 11 años pero estuvo lejos de ese nivel. Tercero: Fernando Pinillo. Jugó muy poco, habló más de lo que jugó. Pienso que es un gran jugador con mucho futuro pero debe aprender muchas cosas aún, ojalá mejore. Cuarto: Hólger Matamoros. Llegó siendo titular de un equipo que fue finalista, tuvo chispazos de buen futbol pero se esperaba más de él.

Fue un año complicado. Bueno para algunos, malo para otros pero en el que competimos de buena manera y donde no hay mucho que reprochar. No hay equipo en el mundo que salga campeón todos los años y lo que pasó este 2016 debe darnos fuerza para afrontar el año que viene de mejor manera.

Me quedo con las cosas positivas, el 3-0 a Liga de Quito en el Nuevo Capwell, el triunfo ante El Nacional en el Atahualpa, el clásico 2-1 en el Modelo,  los 2 triunfos ante Independiente del Valle en Sangolquí, el triunfazo en el último clásico del año en el Monumental donde le arruinamos la fiesta al rival. Los goles de Mena, las atajadas de Dreer, los inicios de jóvenes como Portocarrero, Araujo y Angulo y alguna que otra cosa más que seguramente luego me acordaré.

Terminó el 2016, se viene el 2017. A prepararnos para este nuevo campeonato, se viene otra participación en Libertadores. Llegarán nuevos jugadores, se irán otros. Los objetivos son muchos y hay que ir por todos. Las ganas no pueden faltar nunca y el aliento tampoco. Gracias por este 2016 Emelec. Vamos a seguir peleando en 2017, de eso que no queden dudas.

Foto principal tomada de: www.azulyplomo.com

peru-ecuador

Ecuador Mete Miedo

El combinado tricolor cayó de visitante ante Perú por 2-1. Cueva inauguró el marcador al minuto 19 cuando desde los once pasos ejecutó un penal producto de una inexplicable mano cometida por Gabriel Achilier, el propio Achilier puso de cabeza el empate transitorio al 31, finalmente Tapia sentenció el cotejo tras usufructuar una espantosa salida del meta Domínguez al minuto 77.

Fue un partido con mucha dinámica pero que casi siempre tuvo como dominador a los de la banda sangre. La ausencia de hormiga Paredes hizo que Valencia fuera un seguro en defensa pero que al mismo tiempo restara poder ofensivo al once ecuatoriano. Adicionalmente la mala noche de algunos elementos como Domínguez, Achilier, Gruezo, Quiñónez, Bolaños, Enner Valencia, Arroyo y en fin, de casi todo el conjunto, conspiró para que Ecuador caiga ante un combinado que lejos de estar en su mejor momento se encuentra más bien en formación.

La derrota fue inapelable y llena de dudas a los aficionados ecuatorianos que ven con temor cómo se empieza a desmoronar una campaña que arrancó con puntaje perfecto. En las cuatro primeras fechas el miedo lo infundía Ecuador a sus rivales; pero luego del más reciente “combo” de partidos el miedo se pasó al lado de sus seguidores y prensa deportiva. Muchos son los factores que se pueden mencionar como detonantes del amargo momento que vive el equipo de Quinteros. Hay jugadores con malas rachas, hay opciones y recambios que no se han probado en el once titular y sobre todo hay un ambiente negativo en torno al seleccionado nacional, puesto que desde los micrófonos y redacciones existe un cuestionamiento frontal y directo hacia las alineaciones que plantea el dt argentino.

Si bien es cierto en el panorama futbolero ecuatoriano han surgido llamativas promesas (en defensa por ejemplo: Aimar, Caicedo, Pineida), no es menos cierto que con el equipo base que acostumbra alinear Quinteros Ecuador disfrutó del mejor arranque que haya tenido en eliminatorias. Ganó cuatro de cuatro partidos posibles, dos de ellos de visitante y uno de ellos nada más que ante Argentina. Y aunque de ese grandioso envión quedó poco rastro en las actuales presentaciones del combinado ecuatoriano, no parece que sea la mejor opción cuestionar cada decisión que toma el seleccionador a la hora de alinear el equipo, ya que en materia de táctica y estilos de jugadores cada periodista o hincha tendrá su gusto predilecto.

Jugadas la fecha 7 y 8 Ecuador queda en zona de repechaje y gracias a lo apretada de la tabla de ubicaciones a tres puntos del puntero. Los próximos juegos de eliminatorias se apuran en octubre y noviembre y no parece que exista tiempo suficiente como para si quiera pensar en la posibilidad de cambiar de seleccionador y menos de idea táctica o estilo de juego. Tal vez los “recambios” que se exigen en ciertas posiciones caigan por su propio peso y ante las necesidades, ya que por el ejemplo el tan malmirado Achilier no estará para el siguiente partido por acumulación de tarjetas, Arroyo no será de los siguientes juegos por la tan absurda roja directa que se ganó en los poquísimos minutos que ingresó ya cuando el partido se extinguía. Por lo que habrá oportunidad para otros elementos que deberán ganarse su puesto demostrando en juegos oficiales que están a la altura de sacarnos de este bache.

PER: Pedro Gallese (TA 27’); Aldo Corzo (Renzo Revoredo 48’), Christian Ramos, Luis Abram (Miguel Araujo 17’), Miguel Trauco (TA 38’); Yoshimar Yotún, Renato Tapia; Edison Flores, Cristian Benavente (Raúl Ruídiaz 73’), Christian Cueva; Paolo Guerrero
Goles: Cueva 19’ (P), Tapia 77’
ECU: Alexander Domínguez; Antonio Valencia, Gabriel Achilier (TA 76’), Arturo Mina (TA 58’), Walter Ayoví; Pedro Quiñónez (Carlos Gruezo 48’) (TA 65’), Cristian Noboa; Enner Valencia, Miller Bolaños (Renato Ibarra 61’), Jefferson Montero (Michael Arroyo 86’) (TR 92+’); Felipe Caicedo
Goles: Achilier 31’

Calificaciones Ecuador:
Domínguez 3
Antonio Valencia 6
Achilier 4
Mina 5
Ayoví 5
Quiñónez 3
Noboa 5
Enner Valencia 4
Bolaños 3
Montero 5
Caicedo 4
Gruezo 3
Ibarra 4
Arroyo 2

eliminatorias-banner

Resumen – Eliminatorias CONMEBOL – Fecha 8

Las fechas 7 y 8 dejan a los grandes de Sudamérica contentos. Uruguay recupera terreno y vuelve a lo más alto de la tabla. Brasil y Argentina confirman su buen momento y se encaraman en zona de clasificación directa. Sorprendente lo de Chile que apenas obtuvo 1 de 6 posibles y decepcionante lo de Ecuador que de 6 no ganó un solo punto. Venezuela está virtualmente eliminado y hasta la fecha no gana un partido, mientras Bolivia y Perú sueñan que podrán recuperar terreno. Colombia y Paraguay no pierden de vista a los punteros y están a poco de remontarles.

Uruguay 4 (Edinson Cavani 18′, 54′; Cristian Rodríguez 42′; Luis Suárez 45’+1′ PK) Paraguay 0
Montevideo
Aplastante presentación de la celeste que con esta victoria vuelve a la punta. La figura fue Suárez, pero el trabajo impecable de la defensa no es un detalle menor. Las pocas incursiones ofensivas de los paraguas no crearon real peligro sobre la meta de Muslera gracias al gran anticipo de Godín, Sánchez y compañía. Cavani, Suárez y Rodríguez fueron incontenibles y aunque parezca exagerado decirlo, a pesar de que los tres marcaron su gol bien pudieron marcar uno más cada uno.

Venezuela 2 (Juan Añor 34’, Josef Martínez 52’ ) Argentina 2 (Lucas Pratto 58’, Nicolás Otamendi 83’)
Mérida
Emocionante cotejo que mereció tener un ganador. Venezuela probablemente sea quien más méritos hizo ya que hasta los últimos minutos tuvo serías chances de aumentar cifras. El poste y la mala puntería amargaron a los vino-tinto que seguramente sienten como derrota el resultado obtenido. Argentina atacó poco y fue constantemente vulnerable en la retaguardia. La ausencia de Messi se sintió como era lógico y el volumen creativo se vio seriamente mermado. No obstante, el punto es valioso ya que se obtuvo ante un rival que no tenía nada que perder y que luchó cada balón como el último.

Chile 0 Bolivia 0
Santiago
El empate es vital para el visitante pues los pone expectantes luego de la gran victoria que obtuvieron como locales ante Perú en la fecha pasada. El gran artífice del punto que ganaron los bolivianos fue el meta Lampe. Fue importante el volumen ofensivo de los locales pero cada embestida se estrellaba con un guardameta exultante en sus intervenciones. Fue poco, muy poco lo que mostraron en materia ofensiva los del altiplano pero al fin y al cabo su intención fue sacar el punto a como dé lugar.

Brasil 2 (Miranda 2’, Neymar 74’) Colombia (Marquinhos 36’ AG)
Manaos
Desde el primer minuto Brasil salió con el cuchillo en los dientes. Se pusieron pronto en ventaja y doblegaron las resistencias del visitante con claridad. Durante los primeros 30 minutos pudieron ampliar el marcador pero le perdonaron la vida a Colombia. Finalmente pagaron cara tanta indulgencia puesto que el empate no se hizo esperar y debieron bregar hasta la etapa de complemento para ponerse nuevamente en ventaja. Digno de destacar el esquicito toque que mostraron los dirigidos por Tite. Incluso en algunos pasajes del partido los tacos y amagues hicieron emocionar a los espectadores.

Perú 2 (Christian Cueva 19’, Renato Tapia 78’) Ecuador 1 (Gabriel Achilier 31’)
Lima
Durante la mayoría del match el dominio local fue evidente. Probablemente la pobre propuesta ofensiva que mostró Ecuador fue el detonante del dominio blanco. Laterales y volantes peruanos se incorporaban constantemente al ataque, presionando a que Ecuador cometa errores en la retaguardia. Y lo consiguieron, errores puntuales en el meta Domínguez y el zaguero Achilier concedieron dos chances de gol que los peruanos no dejaron escapar. El resultado aviva la esperanza peruana y condena el conformista rendimiento ecuatoriano que va en picada.

13883729_10157274174790182_1189061450_n

Los Juegos de Ida de la Sudamericana Fueron Así

Sorpresas positivas y negativas para los ecuatorianos en estos primeros partidos de Copa Sudamericana. Se podría decir que Emelec tiene prácticamente la clasificación en el bolsillo, mientras que para los demás, las llaves permanecen abiertas.

Universitario 0 – Emelec 3 (Achilier 52’; Stracqualursi 62’, 80’)

Un gran inicio del cuadro eléctrico, presionando y sometiendo al local, pronto generó valiosas ocasiones de gol que fueron desperdiciadas, para pasar a disminuir ese dominio y con ello, permitió que los cremas también busquen el arco de Dreer, también perdiendo opciones de abrir el marcador y determinando un parejo fin de la primera etapa. En el complemento, el asedio del bombillo dio pronto resultado con 2 goles que condicionaron el resto del juego en el que los millonarios lo controlaron a placer y con parsimonia.

UNI: Carlos Cáceda; Rodrigo Cuba, Brayner García, Adán Balbín (Emmanuel Paucar 92+’), Miguel Trauco; Alexi Gómez (TA 15’) (Roberto Siucho 45’), Ángel Romero, Juan P Pino (Giordano Mendoza 45’); Andy Polo, Hernán Rengifo, Diego Guastavino
EME: Esteban Dreer; Byron Mina, Gabriel Achilier (TA 75’), Jordan Jaime, Oscar Bagüí; Pedro Quiñónez, Fernando Gaibor (TA 85’) (Hólger Matamoros 90’); Ángel Mena, Cristian Guanca (Marcos Mondaini 87’), Fernando Giménez; Denis Stracqualursi (Bryan Angulo 87’)
Goles: Achilier 52’, Stracqualursi 62’, 80’

Barcelona SC 1 (Vera 53′) – Zamora 1 (Soteldo 82′ -p-)

El primer tiempo fue muy difícil para el Ídolo del Astillero, puesto que los venezolanos se plantaron recios y sólidos en todas sus líneas, generando unos primeros minutos cortados y poco vistosos. Poco a poco el partido se fue abriendo y Barcelona controlaba el balón sin causar mayor daño y más bien, las contras del visitante eran peligrosas. El fin del primer tiempo daba la sensación que de pronto Zamora mereció algo más. Iniciado el complemento, una espectacular chilena de Vera abrió el marcador y dio un envión anímico que duró muy poco, pues de nuevo Zamora pudo controlar el juego y en los minutos finales alcanzó la igualdad que por el trámite del juego, parece justa.

BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Darío Aimar, Anderson Ordóñez, Roosevelt Oyola (TA 80’) (Tito Valencia 83’) (TA 86’); Gabriel Marques (TA 20’), Matías Oyola; Ely Esterilla (Erick Castilloo 79’), Damián Díaz, Washington Vera (TA 43’) (Marcos Caicedo 71’); Jonatan Alvez
Goles: Vera 53’
ZAM: Carlos Salazar; Ángel Faría, Edwin Peraza (TA 17’), Yordan Osorio, Luis Ovalle; Óscar Hernández, Luis Vargas; Yeferson Soteldo (TA 82’), Pedro Ramírez (Ynmer González 86’), Ricardo Clarke (César Martínez 90’); Richard Blanco (Sebastián Contreras 68’)
Goles: Soteldo 82’ (P)

Independiente Medellín 1 (Castro 21′) – U Católica 1 (Lucas 77′)

El juego era relativamente parejo, aunque siempre el elenco colombiano era el que se quedaba con el dominio del balón, hasta que abrió el marcador al minuto 21. Pasado esto, fue notorio el control del local que con buen trato de la pelota imponía sus condiciones en el primer tiempo. En la parte complementaria parecía que las cosas seguían favorables a los de Medellín, pero la Católica con el ingreso de Lucas fue igualando el trámite en cuanto a ataques y posesión de balón. Finalmente, pudo conseguir un valioso empate que mantiene a los santos con buenas opciones de clasificar a la siguiente fase.

DIM: David González; Marlon Piedrahita, Andrés Mosquera, Hernán Pertuz, Luis Tipton; John Hernández (Mauricio Molina 76’), Didier Moreno, Christian Marrugo, Luis Arias (Fabio Burbano 88’); David Castro (Hernán Hechalar 68’), Juan F. Caicedo
Goles: Castro 21’
UCA: Hernán Galíndez; Andrés López (TA 65’), Gabriel Espinosa, Robert Arbolea, Wilmer Meneses (TA 66’); Horacio Orzán, Haminto Prado, Elvis Patta, Romario Ibarra (Juan C. Anangonó 88’); Luis Escalada (John Cifuentes 92+’), Jordy Caicedo (Jonathan Lucas 66’)
Goles: Lucas 77’

Aucas 2 (Villacrés 35′, Rojas 37′) – Real Garcilaso 1 (Cosme 19′)

Los ecuatorianos iniciaron con mucho brío este partido, pero descuidando mucho la marca, lo que originó que la visita se adelante en el marcador y que por varios minutos posteriores al mismo, se vieran arrinconados. Aucas pudo sacudirse de su asedio y con balones largos por la izquierda hizo lucir muy mal a los peruanos, pudiendo dar vuelta al marcador. La etapa complementaria en cambio, cayó radicalmente en intensidad y emociones, sobretodo del lado de Garcilaso que prácticamente renunció al ataque, mientras los orientales generaron pocas ideas ofensivas.

AUC: Sebastián Blázquez; Byron Castillo, Jefferson Hurtado, Martín Bonjour (TA 31’), Edison Carcelén (Darwin Suárez 79’); Alex Bolaños (TA 41’), Jonathan De La Cruz (Santiago Mallitasig 45’), Ayrton Preciado, Joao Rojas (TA 66’); Juan Villacrés, Esteban Solari (Maximiliano Callorda 61’)
Goles: Villacrés 35’, Rojas 37’
RGA: Fernando Martinuzzi;  Jhoel Herrera, Nicolás Ayr, Juan Lojas, Juan Santillán; Sebastián Gallegos (TA 48’), Marcio Valverde, Paulo Albarracín, Retamoso (TA 50’); Wilberto  Cosme (TA 41’), Joao Villamarín (Gianfranco Labarthe 76’)
Goles: Cosme 19’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
campeón 2015 emelec

¡Salud Tricampeón!

En las siguientes líneas me propongo analizar desde varios ángulos el rendimiento 2015 de la campaña del actual Tricampeón del Ecuador, el Club Sport Emelec. De antemano le pido disculpas al lector si a ratos me disperso un poco, sin embargo quiero abarcar algunos puntos que muchas veces son obviados en los análisis técnico-tácticos, de los fanáticos, económicos y demás, pues esto es Futbol y Asociados y acá se habla de pelota y todo lo demás.

Emelec llegaba pisando fuerte para este 2015, bicampeón de un torneo que por un amplio sector de los medios y por algunos hinchas, había sido mediocre (justo hasta octubre cuando Barcelona S.C. empezó a despuntar y de pronto pasó a ser el mejor torneo del mundo –desde el 2012 claro-). Los mismos medios apuntaban que este era el año en que por un lado Emelec debía apuntar al torneo internacional, pero por otro, había equipos que venían a ser grandes animadores del torneo local, como Liga de Quito, que apostaba con la continuidad de su técnico, un proceso con juveniles que se iban consolidando y la contratación de figuras de buen cartel. El Independiente del Valle (“Los campeones del futuro”) una vez más prendía las alarmas manteniendo el proceso, un Barcelona que venía de ser el vicecampeón y apuntaba a mantener a su cuerpo técnico y a su delantero estrella, repatriando a más de uno y contratando “al nuevo Kitu Díaz” (Brahian Alemán -?-), entre las principales novedades.

El C.S. Emelec empezó el año con la acostumbrada pretemporada en Argentina, la cual sin duda ha dado resultados, pues en los últimos años pese al alto ritmo de competencia y la cantidad de partidos disputados, los azules han llegado a las instancias finales aún con fuerzas. Sin embargo, un balde de agua fría cayó en las huestes azules en el primer mes del año: Gustavo Quinteros era anunciado como el nuevo Director Técnico de la Selección del Ecuador, dejando huérfanos a los eléctricos, quienes tuvieron que de inmediato buscar una sustituto y Omar de Felippe (ODF) llegó al club a buscar mantener la hegemonía que había sostenido en los últimos dos años. Vaya que lo consiguió.

ODF venía con el cartel de ser un ex combatiente argentino, con ardua disciplina, que defendía bien y trabajaba mucho a pelota parada, estas dos últimas quizás eran las deudas que tenía Quinteros con el club, pues en los últimos años Emelec no se había caracterizado por ser peligroso en esa vía, y la forma de juego de Quinteros priorizaba la tenencia y la presión alta, mas cuando se veía atacado el equipo sufría mucho.

Para el hincha fue difícil esta transición: Emelec mostraba un juego asociado efectivo que ganaba y gustaba. Decir que ODF, como era obvio, no vino a romper ese estilo de juego, pero poco a poco fue incorporando sus ideas al equipo: no tenía tanto la pelota como antes y eso provocaba cierta ansiedad e imprecisión en los pases, lo cual tenía como claro resultado que al equipo se lo ataque más, sin embargo, no recibía muchos goles, pero los recibía en momentos claves, lo que costó la eliminación de las dos Copas Internacionales, deuda que todavía mantiene el club con la hinchada y consigo mismo.

Otro problema para la escuadra y el aficionado azul fue la localía del equipo. Emelec prácticamente no jugó nunca de local, pues el mítico Capwell está siendo sometido a una remodelación, razón por la cual el equipo tuvo que actuar de local en diversas canchas, siendo las principales: Milagro, Manta y Portoviejo, con trayectos largos y muchas veces por tierra, lo cual perjudicaba el trabajo y desgastaba a los jugadores.

Ahora, es necesario hablar de los verdaderos artífices del tri: Los jugadores pudieron sobreponerse a los viajes, lesiones y principalmente a la presión para alcanzar este nuevo título. Procedo a hacer un corto análisis de los jugadores, línea por línea.

En el arco Esteban Dreer fue sin duda un baluarte, su superlativo nivel incluso derivó en su convocatoria a la selección de mayores, debutando con un triunfo ante Venezuela. Su experiencia, seguridad y don de mando fueron claves para el triunfo de los azules.

En la defensa, Jorge Guagua demostró que es uno de los mejores defensas de la historia del país, asumiendo con responsabilidad los partidos, marcando goles claves de pelota quieta y en movimiento. Gabriel Achillier, quien tuvo una gran temporada con convocatorias a selección incluidas fue el acompañante ideal para Guagua, aunque el Gabo debe trabajar en su impulsividad que ha traído más de un problema al dejar al equipo con menos hombres en momentos decisivos. Por las bandas, John Narváez demostró que pese a las críticas es el dueño de la línea derecha, reconociendo que no son su fuerte los centros pero que en defensa, tiene la velocidad y la inteligencia necesaria para marcar a cualquier jugador, aun cuando en ocasiones ha tenido desconcentraciones importantes; y por el otro lado Oscar Bagüí, jugador cumplidor que se ha ganado el corazón de la fanaticada gracias a sus regulares actuaciones. Los suplentes usualmente fueron Byron Mina, José Luis Quiñónez y Pinillo, quienes con categoría estuvieron a la altura de las circunstancias cuando fueron requeridos por el entrenador.

En el medio campo fue donde más luchas se tuvo: Pedro Quiñónez, el capitán y símbolo de este equipo demostró todo el año que es un verdadero luchador, sin dar bola por perdida, lo cual de nuevo lo llevó a ser considerado para la selección del país. Junto a PQ jugaron varios, Osbaldo Lastra fue el más regular en el primer semestre del año, jugador con muchas limitaciones al momento de pasar, pero con más de un acierto al momento de marcar y ubicarse en la cancha hicieron que Quinteros lo convoque a la selección siendo un inamovible en su sistema. ODF también le dio minutos hasta que tuvo la lesión que lo ha marginado los últimos meses. Tras la lesión de Lastra, ese puesto era ocupado por Burbano, Giménez, Noboa, Corozo, sin embargo los últimos partidos el “10” del equipo, Fernando Gaibor, fue quien se encargó de mover al equipo, marcando incansablemente (aunque no siempre de la mejor manera, considerando que no es su puesto natural), y conquistando goles claves para las aspiraciones eléctricas. Por las bandas, el paraguayo Giménez sin duda fue el más regular, apoyando en la marca a Bagüí y en labores ofensivas a los delanteros. Por la otra banda Burbano con su velocidad se transforma en una figura clave apoyando a Narváez y siendo un escape para las salidas rápidas con los delanteros.

Finalmente, la delantera tiene dos rostros: La magia de las 3M y las malas participaciones de los extranjeros. Miller, Mena y Mondaini fueron quienes se pusieron el equipo al hombro en diversos instantes del campeonato, cuando alguno fallaba estaba otro para subsanar cualquier error y sacar adelante al equipo, sin duda Miller con sus 25 goles es el jugador del año, no obstante, Mena cuando más se lo necesitaba y Mondaini en menor medida, estuvieron siempre para asistir al Killer y llevar al equipo al campeonato. Fernández, Rolón, Escalada y Herrera fueron por otro lado, las decepciones del equipo: pifiados en muchas ocasiones, si bien convirtieron algunos goles los dos últimos y fueron muy útiles en el planteamiento, terminan el 2015 en números rojos, con un club que sin duda esperaba más de ellos y estoy casi seguro, y así lo dijo Herrera en las entrevistas después de la final, que hubiese querido tener más minutos y ser más regular.

La figura excluyente de este Emelec 2015 fue Miller Bolaños, quien ya ha anunciado que muy seguramente no seguirá en el equipo el próximo año, pues ha cumplido su ciclo y considero normal que busque nuevos aires y crecimiento profesional. Eso nos lleva a la pregunta ¿A qué aspira el C.S. Emelec en el año 2016? La respuesta de la dirigencia es a una copa internacional y ese es el anhelo de la hinchada, pero: ¿puede realmente el equipo azul levantar una copa internacional el próximo año?

El equipo llega maduro al 2016, sin embargo, esa madurez también se va a ver reflejada en algunos de sus jugadores que ya pasan los 30 años, la salida de Miller Bolaños que como dije, cumple su ciclo en el club y a priori no tiene reemplazo en el medio (los tres delanteros de la selección son Miller, Enner Valencia que juega en Inglaterra y Felipe Caicedo que no se cansa de hacer goles en España. No hay más) y lastimosamente Emelec no ha acertado con la contratación de delanteros extranjeros de nivel exorbitante desde hace ya varios años. Hoy por hoy, Emelec demostró que puede vencer a un gran demonio que era Liga de Quito, en la altura que no es poco, con un equipo que se ha acostumbrado a instancias importantes, sin embargo creo que para aspirar a un torneo internacional es necesario que llegue una nueva figura con la magia y frescura que le falta a este experimentado equipo.

A la institución como he dicho le falta la copa internacional, y considero que también debe trabajar en dos objetivos puntuales: Primero, la cantera para formar el recambio, pues los juveniles que actuaron todo el año no estuvieron a la altura, y la eliminación de la regla de poner un juvenil en cancha fue sin duda una ayuda para los intereses azules; el segundo punto es el manejo institucional respecto a los socios y entradas, pues un club de esta categoría no puede seguir maltratando a sus hinchas por una entrada y obligándolos a adquirir reventas o hacer colas de varias horas. Ojalá con la remodelación del estadio se haga un cambio en este particular.

Esta es la breve reseña del mejor Emelec de la historia, equipo que ha disputado desde hace más de cinco años los primeros lugares, con una dirigencia seria y responsable financieramente, con estabilidad, sin problemas de pagos a los jugadores que tantos puntos le costaron a otros equipos, gestionando auspicios importantes que incluyen el convenio con Adidas para el 2016, con una hinchada que no ha abandonado pese a los continuos traslados, con jugadores que son la base de una selección nacional invicta en las eliminatorias tras las dos primeras fechas, con un carácter formado que le permite jugar finales de manera inteligente sin amilanarse ante nada, con un equipo que fue campeón sin jugar final, bicampeón llevando a pasear a su compañero de patio, y tricampeón con el equipo que lo había superado ya en dos ocasiones en esta instancia. Inmejorable.

El 2015 es un año que deja muchos hitos históricos en el balompié nacional: Emelec tricampeón (logro que hasta el día 20 de diciembre solo lo ostentaba El Nacional, plantel en vías de extinción), el descenso del Deportivo Quito y la que seguramente será su extinción también, y la vuelta olímpica de un visitante en Casa Blanca, hasta la fecha inexpugnable reducto albo donde hay equipos que ni siquiera han podido ganar un partido, Emelec pudo cobrarse lo suscitado en el 2010 cuando los universitarios se tomaron el Capwell, y es lo hermoso del fútbol, que siempre te da revanchas. ¡Salud, Tricampeón!

emelec liga 2015

Una final poco predecible

Llegamos a la parte final del año futbolero ecuatoriano para contemplar una justa final, pues Emelec y Liga Deportiva Universitaria han sido los mejores equipos de este tormentoso 2015 para el balompié local. Incluso estos buenos planteles tuvieron errores de escándalo, pero aún así fueron los más regulares. Emelec tendrá que ser local en Portoviejo y Liga en su cancha de Ponciano.

Liga con 89 puntos y Emelec con 88 exhibieron un notable dominio por sobre el resto de planteles del torneo (independiente que es tercero hizo 76, Barcelona que es cuarto quedó en 62 y tal vez menos). En 44 partidos, los eléctricos sufrieron apenas 6 derrotas, mientras que los albos 7. Liga fue el mejor local del año, pues hizo 52 puntos en su cancha y otras en las que tuvo que oficiar de local, mientras que Emelec terminó siendo el mejor visitante cosechando 39 puntos en estadios ajenos.

En este año, la campaña de Emelec se ha basado en su fenomenal poder goleador, son 83 tantos que han marcado los azules, 25 de ellos, de su estrella Miller Bolaños. El ataque eléctrico fue el mejor del país en este 2015 y su defensa tampoco anduvo tan mal, habiendo recibido 38 anotaciones, la segunda mejor del torneo con una gran temporada en el arco de Esteban Dreer, lo que lo llevó a ser convocado a la selección ecuatoriana, incluso atajando su primer juego oficial con la tricolor.

Liga no pesó mucho en el ataque. Con 70 goles, es ampliamente superado por Emelec (83 goles) e Independiente (80 goles). De todas formas, no es una cifra despreciable. Lo mejor de los albos en el año fue la zaga, que con 36 goles recibidos, es la mejor del torneo, con soberbias actuaciones de Domínguez y encontrando nuevos aires en el veterano líder de la zaga universitaria, Norberto Araujo.

¿Cuáles son las mayores ventajas de Emelec? Pues debido a suspensiones, lesiones y demás, llega con jugadores fundamentales bastante descansados como: Gabriel Achilier, Jorge Guagua, Miller Bolaños

¿Ventajas para Liga? Primero la campaña 2015 en la que tiene 3 victorias y una derrota. Uno de los 3 triunfos fue en la provincia de Manabí. Además de elementos que poco tienen que ver con la actual campaña como el hecho de nunca haber perdido una final y cerrar esta llave final en su cancha que es particularmente complicada.

El once probable de Emelec sería con: Dreer; Narváez, Achilier, Guagua, Bagüí; P. Quiñónez, Gaibor; Mena, Bolaños, Burbano; Mondaini. Con la duda en el puesto de Burbano donde podría estar Rolón o Escalada. Se podría decir que hay plantel completo y el tema sería que características dar al ataque. Si Omar De Felippe busca mayor dinámica tal vez escoja a Burbano, mientras que con Rolón podría tener mayor presencia física. Personalmente, para poder superar la recia marca de línea, elegiría la capacidad de Burbano para asociarse con Mena y Bolaños, quienes se han cansado de elaborar jugadas de gol a partir de su buen manejo y entendimiento para pasar el balón.

En defensa no hay mucho que decir, están los 4 de siempre, para alivio de la parcialidad azul, vuelven Achilier y Guagua a la zaga central. El año de Achilier ha sido particularmente bueno y es el punto fuerte del bloque millonario, mientras que Narváez y Bagüí son cumplidores con sus limitaciones. En mediocampo desde que está Gaibor, Emelec ha ganado en manejo pero perdido en marca, mientras que Pedro Quiñónez es su líder a la hora de iniciar el ataque y cortar a su rival en lo que ha sido un buen año. En los últimos juegos ha salido con Mondaini como delantero, aunque no es precisamente un hombre en punta, siendo muy versátiles las ubicaciones desde las que los ofensivos azules inician su ataque.

El once de Liga iba a ser con: Domínguez; Madrid, Araujo, Romero, Estupiñán; Hidalgo Cevallos; Quintero, Morales, Matamoros; Alvez. Finalmente “el choclo” no alcanza a recuperarse y es una de las sensibles bajas que al menos la “U” afronta para la ida junto con la de Intriago que estaba desempeñándose bien como volante central. Zubeldía entonces tendría algunas opciones: poner un volante más como Cavallaro que ha aparecido a cuenta gotas en la temporada o sumar un delantero como Mina o Miller Castillo, lo que le ha dado pocos resultados al técnico argentino.

La defensa es inamovible, la pareja Araujo – Romero en la zaga central ha tenido un rendimiento espectacular, Estupiñán debe ser de los juveniles más útiles del año, mientras que tal vez Madrid es el punto débil, pero siempre tuvo el relevo y la ayuda del “choclo” en este año, por lo que podría pasarla mal en la primera final. Hidalgo ha tenido un año decente y con Intriago ofreció más garantías que con Cevallos, que en cambio ha conducido mejor el balón y cuando se ha asociado con Morales y Matamoros se ha visto lo mejor del fútbol ofensivo de la escuadra blanca. Adelante Alvez viene siendo la mejor opción. La única ocasión que a Liga le funcionó los 2 delanteros fue el segundo tiempo contra River Plate.

No había caso en hablar de los porteros, hoy por hoy, Domínguez y Dreer son los mejores del país y son fuerzas parejas. Si cotejamos defensas, ambas son muy sólidas y con tal vez, ciertos problemas por los costados, se han manejado bien en la líneas de volantes y tal vez, la pequeña ventaja para los azules es que Mena y Bolaños lucen más recursivos de lo que puedan ser Morales, Cevallos y Matamoros. En esta final dependerá de cuál sea el equipo con la figura más resuelta e inspirada, cual sea quien cometa menos o ningún error notable de tipo expulsiones, quien tenga con mejor arresto físico a sus futbolistas y algo más de cavilaciones que puedan hacer los directores técnicos en cuanto a posicionamiento y estrategia. Siendo muy difícil de decidirse por un favorito, les invito a argumentar quien pueda tenerlo en esta muy justa llave final del torneo ecuatoriano 2015.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
serie a

Copa Pílsener – Fecha 17 – Segunda Etapa – Resumen

La fecha 17 puso aún más candela a la definición del torneo ecuatoriano. Emelec, Católica e Independiente no aflojan en la búsqueda por forzar a una final al campeonato, mientras Liga aún tiene la posibilidad de coronar sin juegos extras. En el lado del descenso parece todo sentenciado para Deportivo Quito y Liga de Loja, aunque Nacional mira de reojo las acciones. Cuenca, River y Aucas se pelean por ese último cupo a sudamericana. A continuación, el torneo se detendrá por dos semanas por los juegos de la selección ecuatoriana y la fecha FIFA.

CS Emelec 6 ( Mondaini 17’, 63’; Bolaños 20’, 55’; Achilier 30’; Solari 89’ -AG- ) – CD Cuenca 0

Una impresionante goleada asestó el cuadro eléctrico al Expreso Austral con un planteamiento arrollador y ofensivo que dio frutos temprano en el marcador y dejó a su rival con pocas opciones de reacción. En el primer tiempo el dominio azul fue abrumador y total, mientras que para la etapa complementaria prefirieron administrar el balón y por momentos cederlo al rival para asestar mortales contragolpes que siguieron incrementando la cuenta ante una presentación más que lamentable de la zaga morlaca.

Independiente DV 4 (José Angulo 21’, 81’, 88’; Caballero 46+’) – Mushuc Runa 1 (Gudiño 85’)

Gran presentación del cuadro del Valle, que superó de inicio a fin a un rival desconectado en todas sus líneas. Pese a la notable superioridad de los de Sangolquí, el marcador al término del primer tiempo “tan solo” señalaba una ventaja de 2 goles. En el segundo tiempo llegó el “show” del recientemente convocado a la selección, José Angulo, quien en esta jornada se despachó con un “hat trick” que mantiene en la pelea por la final a Independiente.

CD  El Nacional 0 – U Católica 2 (Patta 26’, Vides 74’)

Merecido triunfo camaratta que superó sin despeinarse a un cuadro militar que lucía carente de motivación alguna para jugar. Interesante partido de Martínez, Patta y Nieto, quienes incesantemente buscaron el arco, además de la constante presencia de Bruno Vides en el marcador, para mantener a los camarattas en la pelea por el título. Las escuadra criolla estuvo muy floja en todas sus líneas y al final, sus jugadores salieron de la cancha seriamente recriminados por su parcialidad.

River EC 1 (Luna 86’) – Barcelona SC 1 (E. Caicedo 75’ –AG-)

Resultado estéril para ambos cuadros guayaquileños. El juego pintaba para ser memorable, había ambiente futbolero matizado por el gentío que el cuadro ídolo llevó hasta el Estadio Chucho Benítez, además en los primeros minutos las dos oncenas salieron decididas a buscar los tres puntos. Barcelona demostraba su clara intención de terminar con el invicto que el cuadro de River mantiene frente a ellos, pero con el pasar de los minutos el cotejo se tornó lento e impreciso. Adicionalmente las lesiones desdibujaron a los equipos y el partido se cerró con un pálido empate. El gol de Barcelona llegó de manera fortuita; un rechazo de la zaga local impactó en Caicedo y derivó en propia meta. El empate para River llegó en una jugada un tanto artera también, luego de apilar rivales Luna remató con tal fortuna que su tiro se desvió en un defensa amarillo y terminó siendo inalcanzable para Banguera.

LDU Loja 2 (Caffa 26’ –p-; 33’) – LDU Quito 3 (Cevallos 57’, Cavallaro 64’, Alvez 93+’)

Emocionante de inicio a fin, aunque no fue precisamente bien jugado. Este encuentro tuvo atentos a los pocos espectadores que fueron al Reina del Cisne. El primer gol fue al minuto 21 mediante pena máxima, Caffa la picó con clase. Luego el mismo delantero argentino puso la segunda para los locales al 34 de la primera etapa. Los lojanos se mostraban efectivos y ampliamente dominadores mientras la presentación de la U quiteña decepcionaba y no se veían posibilidades de remontar. Sin embargo al minuto 57, Cevallos que era el más impetuoso de los jugadores visitantes, encontró premio a sus esfuerzos. Luego del descuento la visita se emocionó y creció en juego ofensivo. Al minuto 64 en una contra veloz el recién ingresado Cavallaro puso el empate. De ahí en más, todo fue de los capitalinos que martillaron y martillaron obteniendo recompensa al último minuto de juego, era el minuto 92, pase largo y gran corrida de Alves que define, gol y la punta del torneo para los de Ponciano

SD Aucas 2 (Preciado 23’, Rojas 88’) – SD Quito 2 (Calderón 21’, Bonjour 38’)

Un emocionante encuentro tuvimos en el Sur de Quito con dos cuadros que si bien no son un derroche de calidad, pusieron mucha entrega y voluntad para buscar el triunfo. EL Quito estuvo más claro para ponerse en ventaja en dos ocasiones, pero su defensa ofreció muchos espacios y e uno de ellos, llegó el primer empate transitorio de Aucas. El cuadro oriental en el segundo tiempo se fue quedando sin ideas ofensivas y cuando parecía que los chullas conseguían un valioso triunfo, una jugada individual de Rojas terminó con el balón en las redes, poniendo cada vez más cuesta arriba la permanencia del Quito en primera división.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
emelec cuenca

Paliza Azul en el Jocay de Manta

Emelec derrotó 6-0 a Deportivo Cuenca en el Estadio Jocay de Manta abriendo la jornada 17 del torneo ecuatoriano de fútbol de primera división.

Los azules buscaron abrir el marcador desde el comienzo del juego y fácilmente inclinaron el mismo a su favor. Si bien, los morlacos se defendían con orden, les costaba mucho pasar de media cancha y era notable la superioridad del bombillo a la hora de manejar el esférico, rotándolo por toda la cancha y buscando abrir un frente claro de ataque. Así llegó el gol de Marcos Mondaini (17 min.) quién remató rasante al recibir un balón de una sucesión de pases cerca del área rival.

Con el primer gol, Emelec jugó más suelto y la circulación de pases se hacía más dinámica y vistosa. Miller Bolaños (20 min.) cerró la pinza para aumentar el marcador luego de buena corrida y pase de Mondaini. A pesar de la temprana ventaja, los millonarios siguieron presionando en portería rival, perdiendo varias oportunidades de gol hasta que Gabriel Achilier (29 min.) empujó el balón tras córner anotando una prematura goleada.

En los minutos finales del primer tiempo, Emelec desaceleró un poco, sin embargo, cada aproximación al área rival era una pesadilla para los zagueros morlacos, a los cuales, les costaba mucho la marca del movedizo Bolaños y de un Mondaini particularmente inspirado. Al final de la primera mitad, la ventaja de 3 goles incluso parecía corta para el abrumador dominio que ejercían los millonarios.

El segundo tiempo tenía una dinámica distinta por lo que Emelec había permitido aproximarse a su arco al cuadro cuencano, dando un juego de ida y vuelta que se rompió con el cuarto gol azul, nuevamente obra de Miller Bolaños (55 min.) quien definió con un sombrero que venció al portero Piedra. Luego del cuarto gol, los azules prefirieron ceder la iniciativa al Cuenca para después contragolpear y así nació el quinto tanto, que Marcos Mondaini (63 min.) realizó al finalizar una serie de pases realizados por Mena, Gaibor y Burbano.

Pasado el quinto gol, el partido se distendió y pasó a ser casi un entrenamiento para Emelec, frente a un rival que tuvo una presentación decididamente mala en todas sus líneas, tanto así que su goleador, Esteban Solari (89 min.) anotó en puerta propia para finalizar con un escalofriante 6-0 una jornada implacable para los eléctricos que buscan un sitio en la final del torneo en diciembre.

EME: Esteban Dreer; John Narváez, Jorge Guagua, Gabriel Achilier, Oscar Bagüí (Fernando Giménez 37’); Pedro Quiñónez, Fernando Gaibor; Ángel Mena, Miller Bolaños (Emmanuel Herrera 82’), Robert Burbano C.; Marcos Mondaini (Leonardo Rolón 74’)
Goles: Mondaini 17’, 63’; Bolaños 20’, 55’; Achilier 30’; Solari 89’ (AG)
DCU: Hamilton Piedra; Moisés Corozo, Nicolás Ayr, Koob Hurtado (Jesús Solís 57’); Andrés López, Walter Zea, Miguel Bravo, Bryan Carabalí; Bryan Oña, Carlos Feraud (Freddy Araujo 45’); Esteban Solari
Figura: Marcos Mondaini

Calificaciones Emelec:
Dreer 7
Narváez 7
Guagua 6
Achilier 7
Bagüí 6
P Quiñónez 7
Gaibor 8
Mena 8
Bolaños 8
Burbano 7
Mondaini 8
Giménez 6
Rolón –
Herrera –

Calificaciones D. Cuenca:
Piedra 4
M Corozo 3
Ayr 4
Hurtado 2
López 3
Zea 4
Bravo 3
Carabalí 4
Feraud 2
B Oña 4
Solari 3
Araujo 4
Solís 4

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol