Entradas

final libertadores

¡Palmeiras Campeón de América!

Palmeiras derrotó 1-0 a Santos en la Final de Copa Libertadores 2020 disputada en el Maracanã de Río de Janeiro.

El comienzo del juego fue típico de una final, sin un dominador claro y algo tenso y friccionado. Pronto empezarían las tarjetas y la intensidad en la disputa de la pelota incrementaba, más era prácticamente inexistente el contacto de los futbolistas con las áreas. Cuando transcurrían los primeros 20 minutos, tal vez Santos había hecho un mejor partido, sin que se traduzca en oportunidades manifiestas de gol.

El primer tiempo avanzaba y el peixe comenzó a mostrarse dominador, mientras que los de casaca verde lucían más pasivos. Dicho dominio no progresó demasiado y de nuevo las faltas fueron la acción recurrente de un encuentro del que se esperaba tal vez mayor espectáculo. En la primera mitad hubo un excesivo miedo a perder y el 0-0 era el fiel reflejo de lo que había sucedido en la cancha.

Palmeiras repetía el libreto a comienzos del segundo tiempo, esforzándose en las marcas a los habilidosos santistas como Soteldo, minimizando su contacto con la pelota. La escuadra verde se iba alejando un poco de su área y en escasas contras generadas con pases largos iba tímidamente incursionando en territorio adverso, mas la tónica de las fricciones no cesaba. Santos parecía empezar a cansarse y a escasearle las ideas.

El ritmo letárgico del partido se fue desperezando en el cuarto de hora final, pues se soltaron las marcas y el calor había atenuado en Río de Janeiro. De todas maneras el entusiasmo se fue apagando y nuevo se posó en el Maracanã el miedo a perder. Las modificaciones poco pudieron hacer para mejorar un pobre espectáculo. Se había decretado 8 minutos de adición y había aroma a alargues a decir por la actitud con la que se arribaba al minuto 90, las tensiones se habían exacerbado y empezaron los conatos de incidentes. Prácticamente en el último suspiro, un centro largo de Rony llegó perfecto a Breno Lopes (98+’ min.) quien de cabeza bañó al portero John, quien dudó en su salida.

Así fue como Palmeiras alcanzó la segunda Copa Libertadores en su historia y accedió a jugar el Mundial de Clubes próximo a celebrarse en Qatar.

 

PAL: Weverton ; Marcos Rocha, Gustavo Gómez (TA 35’), Luan, Matías Viña (TA 57’); Danilo, Gabriel Menino (Breno Lopes 84’), Zé Rafael (Patrick De Paula 77’), Raphael Veiga (Alan Empereur 100+’); Rony (Felipe Melo 100+’), Luiz Adriano
Goles: Breno 98+’
SAN: John; Pará (Bruno Henrique 100+’), Lucas Verissimo (TA 9’), Luan, Felipe Jonatan (Wellington DE Assis 92+’); Alison (TA 103+’), Diego Pituca (TA 69’); Sandry (Lucas Braga 72’), Yeferson Soteldo (TA 95+’), Marinho; Kaio Jorge (Madson Ferreira 92+’)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final sudamericana

¡La Tarde del Halcón!

Defensa y Justicia derrotó 3-0 a Lanús en la final de la Copa Sudamericana 2020 disputada en el Estadio Mario Alberto Kempes de la ciudad de Córdoba, Argentina.

El partido comenzó siendo dominado por el conjunto de Florencio Varela que antes de los primeros 10 minutos ya había generado opciones valiosas de gol, en tanto que una vez más la estrategia del conjunto granate se basaba en esperar el desgaste de su rival y buscarle algún punto débil para la réplica. De hecho el juego se desarrollaba con poco vértigo, pues el calor que se sentía en la ciudad de Córdoba mermaba el rendimiento de los futbolistas en un juego que arrancó con radiante sol en pleno verano austral.

El halcón seguía siendo más persistente en arco contrario y es así que en uno de sus continuos ataques, la pelota quedó picando en una combinación conjunta y Bou la cedió hacia atrás para que Adonis Frías (33 min.) abra el marcador para Defensa con remate seco y rasante. Lanús dejó de jugar tan retrasado en sus líneas y fue esbozando algunas respuestas al dominio de su rival. Hacia el final del primer tiempo, la ventaja del Halcón de Varela lucía justa.

Desde el comienzo de la etapa complementaria, Lanús fue dejando el planteo conservador par tratar de al menos igualar la pizarra. Mientras las acciones eran más parejas, Braian Romero (60 min.) aprovecha un mal despeje de Pérez y definió por encima del portero para estirar cifras. El segundo tanto fue sentido por el granate que tuvo que hacer ciertos cambios en la media buscando regular un juego que se le iba de las manos.

Con el trajín del juego encima y con un rival que se había mostrado superior en casi todo el partido, Lanús no parecía lucir con suficientes argumentos para lograr el descuento. Parecía cuestión de esperar al pitazo final, pero antes, Washington Camacho (92+’ min.) decretó la goelada luego de gran jugada y pase de Delgado. Así llegó el título del halcón.

Defensa y Justicia es campeón por primera vez de la Copa Sudamericana. Curiosamente alcanzó el título continental antes que uno de Primera División de su país.

 

LAN: Lautaro Morales; Brian Aguirre, Guillermo Burdisso (TA 80’), Alexis Pérez (TA 72’), Alexander Bernabei (TA 47’) (Lucas Besozzi 81’); Pedro De La Vega (Franco Orozco 58’), Tomás Belmonte, Facundo Quignón (Facundo Pérez 68’); Lucas Vera (Fernando Belluschi 68’) (TA 69’), Nicolás Orsini, José Sand
DYJ: Ezequiel Unsain; Franco Paredes, Adonis Frías (Wahington Camacho 75’), Héctor Martínez, Francisco Pizzini; Enzo Fernández (TA 77’); Valentín Larralde (Marcelo Benítez 83’), Eugenio Isnaldo, Rafael Delgado; Walter Bou (Miguel Merentiel 60’), Braian Romero (TA 61’) (Emanuel Brítez 75’)
Goles: Frías 33’, Romero 60’, Camacho 92+’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
ldu vs bsc

¡Barcelona Campeón 2020!

Liga Deportiva Universitaria y Barcelona igualaron 0-0 en el duelo de vuelta por la final del torneo ecuatoriano de Primera División. Dicho resultado forzó al lanzamiento de penales en el cual Barcelona venció por 3-1.

Los nervios de un duelo importante se hacían sentir, pues no solo se jugaba el título, sino un invicto y ese tipo de detalles que trascienden a la historia de un partido. Los entrenadores no parecían variar las oncenas titulares que en el juego que terminó 1-1 en Guayaquil, pero de último momento saltó Franklin Guerra en lugar de Luis Caicedo lesionado en calentamiento. Una extraña final sin público, aunque la hinchada se hizo presente en las calles la víspera a pesar de las restricciones sanitarias.

El inicio del partido era cerrado aunque intenso. Nuevamente el balón pasaba por más pies del lado canario que del albo. Eso sí, cuando el local atacaba era más directo y peligroso. En pocos minutos, Liga se adueñó de las acciones cuando en la media Villarruel estaba atento a cortar y surtir de pelotas hacia el lado de Perlaza quien jugaba muy adelantado para buscar generar ataques desde la derecha. Después la “U” alternó frentes de ataque y los primeros remates al arco los puso un no programado como Quinteros.

Llegando al minuto 20 Barcelona seguía pasando apuros, pues Liga llegaba con muchos hombres a su cancha. Se sumaban Sornoza, y Cruz con sucesiones de toques rápidos que eran conjurados en extremo por una defensa que por momentos parecía nerviosa, pero hacía lo posible para no permitir el remate al arco juntando hombres en las 18 yardas y sin poder salir a la réplica. Liga incluso vio como un aparente gol terminó invalidado por posición adelantada de Julio, pero eso hacía notar la incesante presión del elenco quiteño que parecía merecer ya ponerse en ventaja.

Barcelona se iba acomodando en labor defensiva cuando arribaban los últimos minutos del primer tiempo. Pineida jugaba un partido aparte con Perlaza para evitar sus incursiones y los universitarios tenían que variar el frente mientras Julio se sumaba desde la izquierda hacia el centro. Los ofensivos de Barcelona casi no aparecían y si lo hacían era en campo propio sumándose a la contención con Martínez ayudando en su izquierda o Díaz defendiendo pelotas detenidas. El problema para los amarillos era que perdían fácilmente la pelota, pero parecían cumplir el objetivo de sacar el cero en su arco antes del descanso.

No hubo variantes en los planteles titulares para el inicio del segundo tiempo. Liga Continuó con el libreto de la presión, aunque ya Barcelona sabía como responder con un Riveros que fue creciendo a la hora de los despejes y coberturas. En Barcelona apareció Molina para cortar y generar ataque, volvieron a aparecer Martínez y Díaz llevando por fin algo de peligro al área universitaria. Se probó desde la media distancia a Gabbarini pero el portero de Liga estuvo siempre muy atento. El primer cuarto de hora de la etapa complementaria había sido hasta el momento lo más equilibrado del partido.

Pareció que el envión amarillo duró poco, pues Liga nuevamente pasó a controlar en gran parte el trámite del encuentro. En esta ocasión buscaron el cambio rápido de frente, pues si el tándem Quintero – Perlaza no estaba disponible, atacaban desde la izquierda con Cruz y Julio, mientras Villarruel y Sornoza proyectaban al equipo desde el centro. Barcelona tuvo que sacar a un Martínez extenuado y un Molina poco participativo. Entraron Oyola y Vallecilla para reforzar el mediocampo, con intención clara de conservar el cero en arco propio.

Perlaza también había sufrido el trajín del juego y fue reemplazado por Arce. Las variantes surtieron su efecto en el cuadro canario, pues no solo controlaron el continuo embate de su rival, sino que incluso se animó a buscar el gol del triunfo con elementos sorpresivos como el defensa Aimar, de buen partido, quien subió unos metros. El partido terminó con muchos nervios que conducía a una tanda de penales que se preveía épica.

Ya en los lanzamientos desde los once pasos, Javier Burrai se erigió en figura al atajar penales a Guerra y Martínez, mientras Piovi estrelló el suyo en el horizontal. Del lado de Barcelona todos convirtieron el suyo, lo que desembocó en el título 16 de la institución amarilla

 Barcelona campeón: 1960, 1963, 1966, 1970, 1971, 1980, 1981, 1985, 1987, 1989, 1991, 1995, 1997, 2012, 2016, 2020

 

LDU: Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza (Billy Arce 79’), Franklin Guerra (TA 43’) , Moisés Corozo, Cristian Cruz; Jordy Alcívar, Lucas Villarruel (Ezequiel Piovi 89’); José Quintero, Junior Sornoza, Jhojan Julio (TA 63’) (Marcos Caicedo 91+’); Cristian Martínez B.
BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco (TA 85’) (Cristian Colmán 85’), Darío Aimar, Williams Riveros, Mario Pineida (TA 75’); Nixon Molina (Gustavo Vallecilla 74’), Bruno Piñatares; Byron Castillo (TA 92+’), Damián Díaz, Emmanuel Martínez (Matías Oyola 74’); Jonatan Álvez
Penales
LDU: convirtieron: Alcívar. Atajados: Guerra, Martínez. Desviados: Piovi
BAR: convirtieron: Álvez, Oyola, Díaz

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Perlaza 7
Guerra 6
Corozo 6
Cruz 6
Alcívar 7
Villarruel 8
Quintero 6
Sornoza 6
Julio 6
Martínez B 4
Arce –
Piovi –
M Caicedo –

Calificaciones Barcelona:
Burrai 8
Velasco 5
Riveros 7
Aimar 7
Pineida 7
Molina 4
Piñatares 6
Castillo 5
Díaz 6
Martínez 6
Alvez 4
Vallecilla –
Oyola –
Colmán –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
bsc vs ldu

Tenso Empate en la Final de Ida

Barcelona y Liga Deportiva Universitaria igualaron 1-1 en el juego de ida celebrado por la final del Torneo Ecuatoriano de Primera División 2020.

La final esperada, pero sobretodo, la merecida. Llegaban los 2 mejores equipos del torneo en momentos tal vez distintos. Por un lado, los dirigidos por Repetto enfrentaban algunas ausencias sin poder aún salir de ese lastre por el que pasaron en el remate del año, y es así como Luis Caicedo en defensa y Jordy Alcívar en la media eran los alternantes que saltaban hacia la titular. Los dirigidos por Bustos en cambio llegaban completos y con el envión anímico de recién clasificar a la final el fin de semana pasado. Se repetía el duelo final entre estos técnicos, así como fue en el 2019.

Los amarillos tomaron la iniciativa en los primeros minutos, copando todos los frentes de ataque mientras los albos se acomodaban para defender y se les hacía muy difícil responder cuando recuperaban la pelota. Liga pudo salir de la presión a partir del minuto 10 y comenzó a vulnerar al local sobretodo desde su costado derecho desembocando en un juego más vertiginoso y abierto, pero mientras los ataques de Liga eran más directos, los de Barcelona pasaban por más pies.

El partido se desarrollaba con tónica agradable para el espectador neutral. De pronto el esquema de la escuadra capitalina lucía más cauto, pero al tomar la pelota originaban vértigo por los costados: Perlaza y Quintero por la derecha, Julio y Cruz por izquierda. De a poco su estilo de fuerte marca de Liga fue alejando a los ofensivos amarillos de su área. Ya no llegaba la pelota a Martínez y Díaz con comodidad y cerca del círculo central el juego se tornaba áspero. Cuando el partido alcanzaba la media hora de juego se jugaba como querían los universitarios, que dificultaban el armado de Barcelona y atacaban con mayor peligrosidad.

La defensa canaria a veces tenía ataques de nervios siendo no tan precisos en la marca y apresurados en la salida. Del otro lado, Liga tenía más criterio para trasladar la pelota usando sus herramientas de explosión y toque de primera. De hecho, un poste de Sornoza y un mal remate de Martínez habían causado zozobra en las huestes porteñas. Barcelona trató de rotar posiciones para refrescar ideas en ataque, más no surtía efecto, pues sus jugadores perdían la pelota fácilmente. Antes del descanso, Jhojan Julio (48+’ min.) anotó definiendo cruzado tras gran corrida y pase de Perlaza. La ventaja para la U en el primer tiempo era justificada.

El comienzo del complemento fue ideal para el ídolo, pues pronto alcanzaron el empate con jugada prefabricada en la que Díaz cedió el balón del tiro libre para que Jonatan Álvez (49 min.) anote sin marca. La igualdad dio nuevos bríos a Barcelona y algo más de tensión al juego, en el que comenzaron a exhibirse las amarillas , en tanto que el local adelantaba líneas con Molina y se habría reencontrado Martínez con su juego. Pronto saldría Molina por el desgaste del compromiso.

Bustos varió el módulo táctico para buscar la ventaja, pues con la entrada de Colmán agregaba un delantero. Básicamente el juego volvió a abrirse. Barcelona con Díaz y Martínez más sacrificados armaba las jugadas ofensivas, pero Liga desde el sector derecha era peligroso y aprovechaba que en el centro Riveros no tenía su mejor partido. Cuando el partido superó el minuto 70 el encuentro había ganado notablemente en aspereza y era evidente la tensión a la que se agregaba las pausas por deliberaciones de VAR.

La suma de atacantes no dio resultados a Bustos, pues Liga continuó agrupándose en área propia dificultando cualquier elaboración de ataque. El final del partido fue la parte menos lucida con Liga defendiendo un empate que le sabía a buen negocio, en tanto que los amarillos desesperaban buscando el triunfo, por ahí una chilena de Colmán bien conjurada por Gabbarini fue lo mejor del remate de juego.

El duelo de vuelta será el 30 de diciembre en el Rodrigo Paz de Quito.

BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco (Cristian Colmán 60’), Darío Aimar, Williams Riveros, Mario Pineida (TA 67’); Nixon Molina (Matías Oyola 60’), Bruno Piñatares (TA 72’); Byron Castillo, Damián Díaz, Emmanuel Martínez (Adonis Preciado 83’); Jonatan Álvez (José Angulo 89’)
Goles: Álvez 49’
LDU: Adrián Gabbarini; Pedro Perlaza, Luis Caicedo M., Moisés Corozo, Cristian Cruz; Jordy Alcívar (TA 52’), Lucas Villarruel (Ezequiel Piovi 81’); José Quintero (Billy Arce 89’), Junior Sornoza (TA 55’) (Franklin Guerra 89’), Jhojan Julio; Cristian Martínez B (TA 95+’)
Goles: Julio 48+’

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Perlaza 7
Caicedo M 6
Corozo 6
Cruz 7
Alcívar 6
Villarruel 6
Quintero 6
Sornoza 6
Julio 8
Martínez 6
Piovi –
Arce –
Guerra –

Calificaciones Barcelona:
Burrai 6
Velasco 6
Riveros 5
Aimar 6
Pineida 6
Molina 6
Piñatares 6
Castillo 5
Díaz 5
Martínez 4
Álvez 6
Oyola 5
Colmán 6
Preciado –
Angulo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final final

¡Delfín es el Campeón!

Delfín y Liga Deportiva Universitaria igualaron 0-0 en duelo disputado por la final de vuelta del torneo ecuatoriano de Primera División. Dicho resultado forzó a los lanzamientos penales donde los manabitas vencieron por 2-1.

El juego definitivo del torneo ecuatoriano tenía a un equipo manabita motivado tras el empate conseguido en Quito y sin mover el 11 presentado en el Rodrigo Paz. Liga por su lado tuvo que ingresar a Luis Caicedo como única variante y tal vez el resultado del choque de ida no pintaba ideal, mas la confianza radicaba en la jerarquía de su plantel y peso de su camiseta.

El juego tuvo un comienzo menos calculado que el primer duelo. Delfín buscaba espacios dejando que Liga se estire en la cancha para buscar sorprender usando balonazos profundos. El local era protagonista, sin embargo resolvía con poca precisión en los últimos metros. Liga trataba de provocar fallas en la zaga central rival también siendo desprolijos en definición.

Tras el ánimo inicial y arribando al minuto 20, el juego pasó a ser más táctico mientras los equipos cerraban espacios. Normalmente Liga trataba mejor la pelota pero la marca de los manabitas era fuerte, el único jugador capaz de romper líneas era Antonio Valencia aunque no había sintonía completa entre lo que creaba y el desarrollo de sus compañeros. Antes del minuto 30 Liga lucía relativamente mejor que el dueño de casa.

En la aproximación al fin del primer tiempo se veía a Liga más segura con su juego que progresivamente arrinconaba a los mantenses. Delfín estaba normalmente lejos del arco de Gabbarini pero en la pelea por el control de mediocampo salía bastante airoso. El primer tiempo fue poco virtuoso en líneas generales.

El complemento arrancó con más bríos del cetáceo sobretodo desde que Perlaza y Burbano se animaron a atacar más por el costado derecho, aunque la consecuencia de este juego era lanzar centros que no llegaban con claridad a sus delanteros. En Liga Anderson Julio tuvo que salir por una lesión y lo reemplazó Ayoví.

La voluntad de Delfín permitió que abran más espacios por los que Liga pudo hacer daño. Después del minuto 70 el juego llegó a un mejor momento en el que tanto quiteños como manabitas insistían con velocidad y balones. De todas formas Liga siempre conducía la pelota con claridad mientras Delfín metafóricamente con uñas y dientes buscaban que su arco quede en cero.

A la recta final del juego Liga llegaba con mejores arrestos físicos y psicológicos y Delfín nunca bajaba la voluntad a pesar de atacar atropelladamente. Empezaba a tener aroma a penales la serie y el sol abrazador de Manta conspiró para que haya más voluntad que fútbol. Con un tempranero fin de tiempo reglamentario se pasó a un momento histórico para el fútbol ecuatoriano.

Por primera vez, un campeón del fútbol local se definía por lanzamientos desde el punto penal y curiosamente casi todos los disparos fueron errados. Ortiz tuvo la tarde de su vida al atajar los penales a Valencia, Ayoví y Martínez.

Delfín por primera vez se ha consagrado campeón del fútbol ecuatoriano y quiebra la hegemonía Quito – Guayaquil desde el 2004.

IMG_20191215_180307

DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno; Edison Caicedo (TA 79’) (David Noboa 83’), Bruno Piñatares, Robert Burbano C. (Francisco Mera 75’), Sergio López (TA 51’); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez
LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Luis Caicedo M., Luis Ayala; Edison Vega (TA 81’) (Jordy Alcívar 85’), Jefferson Orejuela; José Quintero (TA 60’) (Julio Angulo 89’), Jhojan Julio, Anderson Julio (José Ayoví 58’); Cristian Martínez B. (TA 88’)
Penales:
DEL: convirtieron: López, Cangá. Atajados: Piñatares, Garcés. Desviados: Noboa
LDU: convirtieron: Alcívar. Atajados: Valencia, Ayoví, Martínez. Desviados: Caicedo

Calificaciones Delfín:
Ortiz 8
Perlaza 5
Riveros 6
Cangá 6
Nazareno 7
Caicedo 6
Piñatares 6
Burbano 5
López 4
Garcés 4
Ordóñez 5
Mera –
Noboa –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 7
Valencia 6
Guerra 7
Caicedo 6
Ayala 5
Vega 6
Orejuela 7
Quintero 6
J Julio 6
A Julio 5
Martínez B 5
Ayoví 4
Alcívar –
Angulo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final ida

Sonrisa Ligera Para El Cetáceo

Liga Deportiva Universitaria igualó 0-0 con Delfín en juego disputado por la final del torneo ecuatoriano de Primera División en el Estadio Rodrigo Paz de Quito.

La final de ida del fútbol ecuatoriano se configuró con 2 planteles en el mejor momento de la temporada y dando una sensación de clasificar al último duelo con total merecimiento. Tanto albos como manabitas presentaron lo mejor de sus planteles para un enfrentamiento que si bien el elenco de Quito aparecía como favorito por su historia y jugadores experimentados, los de Manta habían expuesto un planteo complicado de descifrar en todo el año.

En el comienzo del partido la iniciativa fue de los de camiseta blanca. Las incursiones principalmente se hacían de derecha hacia el centro donde el tándem entre Valencia y Quintero buscaba penetrar la recia zaga cetácea. Delfín resistió y pronto respondió cuando se juntaron los arietes Garcés y Ordóñez. Liga tenía a Vega y Orejuela evitando la salida de su rival así como proyectándose al ataque, lo que hacía dar la impresión de posesión de balón mayoritaria para la “U”. Antes del primer cuarto de hora Rodríguez tuvo que salir lesionado en Liga.

Liga era notoriamente el dueño de las acciones cuando Valencia rotaba por varios frentes mientras los hermanos Julio relevaban el mismo cambio posicional y así complicaban al labor defensiva de Delfín que multiplicaba esfuerzos vía Edison Caicedo, quien jugó condicionado desde el comienzo. Al aproximarse la media hora de juego Liga había elaborado varias opciones de gol aunque ninguna requirió mayormente el esfuerzo del portero Ortiz.

Delfín pareció cómodo alejado del protagonismo, los embates de Liga persistían, pero los zagueros centrales de Delfín estaban atentos para aliviar rápidamente cualquier noción de peligro. Liga fue sumando más gente en cancha rival sin embargo no era la mejor vía para vulnerar a la visita, más bien cuando el elenco manabita se animaba a gestar algún ataque Liga respondía con algo más de sorpresa. En el primer tiempo se podía decir que los cetáceos cumplieron el plan.

Un inicio de complemento más abierto se pudo observar. Delfín adelantó un par de metros y permitió la aparición de López, además Piñatares tenía bloqueada la zona central por lo que Liga volvió a insistir desde los costados intentando vía centros pescar alguna desconcentración. Liga puso a Ayoví en lugar de Vega para que Valencia por el centro pueda destruir el cerrojo planteado por Bustos. Seguía siendo Liga más peligroso replicando las cada vez más numerosas incursiones de los manabitas.

El complicado duelo táctico de aproximadamente una hora se fue abriendo y la idas y respuestas se tomaron las acciones del partido. La entrada de Ayoví aportó mayor vértigo a los contragolpes universitarios que dieron más de un dolor de cabeza a su rival que había ganado confianza y se plantaba metros más adelante. Liga al ver todos los frentes con obstáculos empezó a buscar los remates de media distancia mientras Delfín permanecía sin cambios en el once inicial.

Liga era el más urgido por convertir un gol y entonces intentó una variante de estilo ubicando a Chicaiza en lugar de Jhojan Julio mas el 10 de Liga pronto saldría expulsado tras no medirse en su comportamiento. Liga arrinconó a Delfín en los últimos minutos y los manabitas no cedieron ante la presión. El 0-0 puede sonar agradable para quienes hoy hicieron de visitante. Más siempre será un resultado abierto.

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez (Luis Caicedo M. 15’), Luis Ayala; Edison Vega (José Ayoví 55’), Jefferson Orejuela; José Quintero, Jhojan Julio (Andrés Chicaiza 79’) (TA 82’) (TR 90’), Anderson Julio; Cristian Martínez B.
DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Luis Cangá, Giovanny Nazareno (TA 68’); Edison Caicedo (TA 18’), Bruno Piñatares (TA 42’), Sergio López (Francisco Mera 76’), Robert Burbano C. (Diego Corozo 82’); Carlos Garcés, Roberto Ordóñez (David Noboa 93+’)

Calificaciones Liga:

Gabbarini 6
Valencia 7
Guerra 6
Rodríguez –
Ayala 7
Vega 6
Orejuela 7
Quintero 5
J Julio 4
A Julio 5
Martínez B 4
Caicedo 6
Ayoví 6
Chicaiza 1

Calificaciones Delfín

Ortiz 8
Perlaza 4
Riveros 8
Cangá 6
Nazareno 6
Caicedo 6
Piñatares 7
López 5
Burbano 5
Garcés 4
Ordóñez 5
Mera –
Corozo –
Noboa –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final libertadores

¡Flamengo Campéon de América!

Flamengo derrotó 2-1 a River Plate en juego disputado por la final de la Copa Libertadores 2019 en el Estadio Monumental de Lima, Perú.

Como es característico en una final, el inicio estuvo cargado de tensión y River no podía construir su juego elaborado, en tanto que lo brasileños tampoco les salía su vértigo. La imprecisión costaría caro a Flamengo, pues Ignacio Fernández puso un pase hacia atrás desde el fondo y aprovechando errores en despeje, llegó a los pies de Rafael Santos Borré (14 min.) quien abrió el marcador con remate rasante. Con la ventaja, River estuvo más a sus anchas incomodando todas las posibles salidas de su rival.

El dominio de balón de Flamengo se tornaba infructuoso, pues su traslado no podía trasladar la pelota con limpieza y en las pocas ocasiones que se acercaba al área millonaria, las mismas no revestían mayor peligro gracias al buen trabajo de Martínez Quarta, Pinola y el portero Armani. Lo poco que River incursionaba en territorio brasileño en cambio revestía mucho peligro.

Flamengo en el segundo tiempo tuvo un efímero envión de cuyos espacios River salió a tomar ventaja, pero de hecho el juego fue abriéndose. Flamengo lució un poco más aplomado entonces y River se fue alejando del área que defendía Alves. De todas formas en defensa los argentinos tenían controlado el espacio tiempo y con ello el trabajo de Armani era bastante simplificado. Faltando 20 minutos el panorama no era esperanzador para el mengão.

El ingreso de Diego en el conjunto carioca fue de decisiva inyección de vitalidad. Para el último cuarto de hora, Flamengo pisaba el área millonaria con más hombres y actitud aunque descuidando aún más la parte de atrás. Parecía desesperar el rubro negro, mas se iluminó la tarde para Bruno Henrique que gestó una gran jugada hacia los pies de Gabriel Barbosa (88 min.) quien no tuvo más que empujar el balón a las redes y establecer el empate. El tanto fue el empuje que necesitaba el Fla y nuevamente Gabriel (91+’) pero recibiendo un pase profundo anotó e increíblemente daba vuelta al marcador en tiempos de descuento.

Flamengo se consagró Campeón de América en la primera final a partido único de la historia de Copa Libertadores tras 38 años de espera (desde 1981).

 

FLA: Diego Alves; Rafinha (TA 79’), Caio, Pablo Marí, (TA 54’) Filipe Luis; Willian Arão (Vitinho 85’), Gerson (Diego 65’); Everton Ribeiro, Giorgian De Arrascaeta, Bruno Henrique; Gabriel Barbosa (TA 92+’) (TR 95+’)
Goles: Gabriel 88’, 91+’
RIV: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Q., Javier Pinola, Milton Casco (TA 29’) (Paulo Díaz 76’); Enzo Pérez (TA 70’), Exequiel Palacios (TR 95+’), Ignacio Fernández (Julián Álvarez 68’), Nicolás De La Cruz; Rafael Santos Borré (Luacs Pratto 75’), Matías Suárez (TA 46+’)
Goles: Santos B. 14’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
copa ecuador vuelta

¡Liga es el Primer Campeón de Copa Ecuador!

Delfín derrotó 3-1 a Liga Deportiva Universitaria en juego de vuelta disputado por la final de Copa Ecuador en el Jocay de Manta. Por gol de visitante, a pesar de la derrota, los albos se proclamaron campeones de la Copa.

Liga partía con la ventaja del 2-0 de la ida y con ello repetía la alineación del juego celebrado en Quito. Por su lado, Delfín incluía desde el comienzo a Roberto Ordóñez para sumar la mayor cantidad de hombres ofensivos y así tener armas para afrontar el escenario cuesta arriba que se planteaba.

Se sabía que Delfín debía buscar el gol lo más temprano posible y por ello los manabitas salieron furiosamente a buscar la ventaja que se dio rápidamente, pues Sergio López (3 min.) remató desde el borde del área y desvió el balón en Valencia para que se anote el tanto cetáceo. El local persistió en la actitud notablemente agresiva. Por lo menos le tomó 10 minutos a Liga sacudirse de la presión manaba y desfogar la pelota por todos sus frentes. A partir de ese momento, fue un atractivo ida y vuelta.

Pasaron los 20 minutos y el juego comenzó a calentarse, en el lado local los roces eran reclamados permanentemente y en fútbol de lleno, Delfín aprovechaba su costado derecho con un Perlaza supersónico causando daño asociándose con López. Liga prefería las contras que curiosamente eran comandadas por el centro delantero Aguirre. Mayormente se jugaba en área alba, donde Rodríguez cumplía un buen trabajo de contención batiéndose sobretodo con Ordóñez.

Volvió la presión manabita y después del minuto 35 ya era tanto Gabbarini como los zagueros universitarios próceres defendiendo una portería que parecía próxima a caer. Cuando se creía que Liga solo quería que termine el primer tiempo, una gran jugada y pase de Chicaiza quedó en los pies de Rodrigo Aguirre (43 min.), quien de primera definió y anotó el empate. El marcador igualado en el descanso tal vez lucía injusto pues el cetáceo había al menos generado más opciones de gol.

Al arrancar la parte complementaria no hubo mayor cambio en cuanto al libreto del juego, con la diferencia que en Delfín ya empezaba a sentirse desesperación por anotar. El elenco manabita hizo una apuesta arriesgada cuando un ofensivo como Villalva entró por Caicedo, los cambios de Liga en cambio fueron puesto por puesto refrescando más bien puestos que se quedaban sin oxígeno.

Liga fue retrocediendo líneas y cediendo aún más iniciativa al rival, sabiendo que el paso de los minutos iba a hacerlos tomar decisiones cada vez menos acertadas. Delfín probaba de media distancia, asociándose en el área, tirando centros y la fortuna no parecía acompañarlo hasta que Carlos Garcés (74 min.) pudo embocar la pelota dentro del arco tras pase de Perlaza. El desequilibrio que daría la esperanza final al cuadro del puerto.

Los minutos finales tuvieron a Delfín bregando por los goles necesarios para llevar la llave a su favor. Liga tenía poco la pelota y la trasladaba parsimoniosamente. La insistencia de los mantenses se vio premiada cuando una mano penal de Rodríguez fue transformada en gol (90 min.)por Carlos Garcés y el final llegó con drama y polémica, pues algunas acciones arbitrales fueron cuestionadas. Liga, golepando en los momentos precisos, alcanzó el título de Copa Ecuador.

DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Williams Riveros, Henry Cangá (TA 24’), Giovanny Nazareno (Juan D. Rojas 84’); Edison Caicedo (Alejandro Villalva 59’), Bruno Piñatares (TA 95+’), Sergio López, Robert Burbano C.; Carlos Garcés, Roberto Ordóñez
Goles: López 2’; Garcés 74’, 90’
LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Carlos Rodríguez (TA 89’), Franklin Guerra, Luis Ayala; Edison Vega, Jefferson Orejuela; José Quintero (José Ayoví 54’), Andrés Chicaiza (TA 22’) (Johan Julio 59’), Anderson Julio (Julio Angulo 85’) (TA 95+’); Rodrigo Aguirre (TA 76’)
Goles: Aguirre 43’

Calificaciones Delfín:
Ortiz 5
Perlaza 8
Riveros 7
Cangá 6
Nazareno 6
Caicedo 5
Piñatares 6
López 7
Burbano 5
Garcés 7
Ordóñez 5
Villalva 5
Rojas –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 7
Valencia 5
Guerra 7
Rodríguez 7
Ayala 4
Vega 5
Orejuela 4
Quintero 5
Chicaiza 5
A Julio 4
Aguirre 6
Ayoví 4
J Julio 4
Angulo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
copa ecuador ida

Los Albos Parten con Ventaja

Liga Deportiva Universitaria derrotó 2-0 a Delfín en juego de ida disputado por la final de la Copa Ecuador en el Rodrigo Paz de Quito.

La final de este torneo de reciente creación está enfrentando a cuadros que en general se han visto regulares en la temporada. Ambas escuadras mostraron sus mejores armas, aunque Liga no podía contar con Johan Julio, mientras que los cetáceos dejaron a “Tuca” Ordóñez en la banca y decidieron atacar con una sola punta.

El comienzo no tuvo un dominador claro, pues ambos equipos salieron a buscar el resultado, aunque tal vez los atacantes de cada escuadra no arrancaron con la mejor puntería. Liga atacaba preferentemente por el costado derecho con Valencia, Quintero y Chicaiza, mientras que Delfín usaba ambos costados con Burbano y Rojas de referentes.

Al pasar el minuto 20 Liga se adueñó de las acciones en lo referente al dominio de balón, sin embargo, y como ha sido su característica, Delfín esperaba con estricto orden en su defensa y terminaba dando poco trabajo a su portero Ortiz. Era muy difícil que el local pueda encontrar libre a Aguirre, mientras que Delfín se había olvidado del área de los universitarios mas no pasaban grandes apuros en la propia.

El juego en cuanto estuvo transitando por la primera media hora cayó en un pequeño pozo, puesto que Liga no encontraba los caminos para hacer daño a los manabitas pese a que sostenía mayormente la pelota. Delfín de media hacia atrás era prácticamente infranqueable. En Liga hacia el final del primer tiempo fue cayendo en desesperación y eso llevó a las primeras amarillas del partido, todas sufridas por parte del equipo blanco.

Liga buscó con mayor decisión abrir el marcador en el complemento y prontamente se encontró con una mano penal de Nazareno que Rodrigo Aguirre (55 min.) transformó en gol. El tanto lejos de desinflar a los manabitas se podría decir que los “embraveció” y también buscaron el arco contrario con mejor actitud. El tanto albo ciertamente calentó el partido.

Delfín necesitaba mayor fuerza en ataque y así fue que ingresó a Roberto Ordóñez para volver a su acostumbrada doble punta. Llegaban los mejores minutos del equipo del puerto con permanentes incursiones de López y Garcés, mas Gabbarini una vez más tenía una tarde impecable. En balón detenido también la visita generaba peligro.

En el mejor momento de Delfín se jugó por derecha una jugada en la que Valencia aguantó marcas y asistió a Andrés Chicaiza (76 min.) quien con remate esquinado aumentó el marcador. Tras el segundo tanto Liga evidentemente se tranquilizó y dominó el partido con el respaldo de la ventaja en tanto que Delfín había casi desaparecido en el último cuarto de cancha. Al final el triunfo luce muy alentador para Liga de cara a la revancha que será el 16 de noviembre en Manta.

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez (Luis Caicedo M. 80’), Luis Ayala; Edison Vega (TA 41’), Jefferson Orejuela (Jordy Alcívar 87’); José Quintero, Andrés Chicaiza (TA 38’), Anderson Julio (José Ayoví 69’); Rodrigo Aguirre (TA 43’)
Goles: Aguirre 55’ (P), Chicaiza 76’
DEL: Pedro Ortiz; Pedro Perlaza (TA 53’), Williams Riveros, Luis Cangá (TA 86’), Giovanny Nazareno; Edison Caicedo, Bruno Piñatares (TA 58’); Robert Burbano C. (Francisco Mera 78’), Sergio López, Juan D. Rojas (Roberto Ordóñez 65’); Carlos Garcés

Calificaciones Liga:
Gabbarini 8
Valencia 7
Guerra 7
Rodríguez 7
Ayala 5
Vega 8
Orejuela 7
Quintero 5
Chicaiza 7
A Julio 4
Aguirre 5
Ayoví 6
Alcívar –
Caicedo –

Calificaciones Delfín:
Ortiz 5
Perlaza 6
Riveros 6
Cangá 5
Nazareno 5
Caicedo 6
Piñatares 6
Burbano 6
López 5
Rojas 6
Garcés 5
Ordóñez 4
Mera –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
idv1

¡Independiente Campeón de la Sudamericana!

Independiente del Valle derrotó 3-1 a Colón de Santa Fe en juego disputado por la final de la Copa Sudamericana en el Estadio General Pablo Rojas de Asunción.

La gran final de Sudamericana constituía la primera vez que para el continente se dispute una Copa a partido único. Ambos equipos sin palmarés tanto local como continental buscaban en Paraguay la gloria con planteles mayormente completos ante un público abrumadoramente favorable al conjunto argentino.

El comienzo planteó dos ideas contrapuestas, por un lado los ecuatorianos poseían mayormente la pelota buscando con paciencia el espacio adecuado mientras el sabalero cerraba dichas opciones y se agrupaba para la feroz contra en la que se sumaba vértigo y hombres con lo que se intentaba sorprender a la concentrada zaga ecuatoriana. Antes del primer cuarto de hora se desató una torrencial lluvia.

Las condiciones atmosféricas dieron lugar a varios errores en la entrega del pase en ambos planteles. Los vallenses lucían más precisos y tranquilos, fue así como abrieron el marcador de un certero cabezazo de Fernando León (25 min.) quien aprovechó el preciso centro de tiro libre de Pellerano. Minutos después el juego tuvo que ser detenido porque la lluvia imposibilitó un óptimo desarrollo del juego. La pausa tomó alrededor de una hora.

Una vez reanudado el compromiso la dinámica no varió demasiado, pues Independiente seguía jugando a un ritmo desesperador, mientras que Colón buscaba desprolijamente el empate. Un espacio por izquierda permitió a Mera habilitar a Jhon Sánchez (41 min.) quien después finalizó su formidable carrera anotando el segundo tanto de los de Sangolquí. Al final del primer tiempo se llevaban una cómoda ventaja con gran autoridad.

Colón siguió buscando el área ecuatoriana con ímpetu en el comienzo del segundo tiempo. Temprano hubo falta penal de Landázuri sobre Morelo, sin embargo, Pinos atajó el cobro a pulga Rodríguez. Tras esta jugada el ferviente ánimo de la inmensa mayoría de hinchada argentina se vio afectado. En tanto que Independiente experimentaba con balones largos para sorprender a su rival que dejaba cada vez más espacios.

Colón fue agotando sus ideas, comenzaron los cambios en el conjunto argentino sin mayores resultados, pues Independiente controlaba sin pasar mayores apuros. De hecho el juego pareció caer en cierto letargo, tal vez esperando un supuesto desenlace inevitable hasta que cayó el tanto de descuento de Emanuel Olivera (89 min.) quien con una extraña pirueta empujó el balón a la red. A partir de ese momento el drama se instaló en Asunción. Cuando El elenco argentino se había volcado por completo a la búsqueda del empate, Independiente se abrió el espacio y en una gran contra con carrera de Cabeza acabó con Cristian Dájome solo y sin arquero para anotar el 3-1 definitivo.

IMG-20191109-WA0072 (1)

Este es el primer título de Independiente del Valle y con ello podrá disputar la Copa Libertadores 2020, la Recopa Sudamericana 2020, la Copa Suruga Bank de ese mismo año y el Mundial de Clubes de 2021.

IDV: Jorge Pinos; Anthony Landázuri (TA 49’), Richard Schunke, Fernando León, Luis Segovia; Alan Franco Cristian Pellerano, Efrén Mera (Roberto Garcés 79’); Cristian Dájome, Gabriel Torres (Washington Corozo 85’), Jhon Sánchez (Alejandro Cabeza 75’)
Goles: León 25’, Sánchez 41’, Dájome 96+’
COL: Leonardo Burián; Alex Vigo (Jorge Ortega 71’), Guillermo Ortiz, Emanuel Olivera, Gonzalo Escobar (Cristian Esparza 69’); Christian Bernardi (Tomás Chancalay 77’), Federico Lértora, Fernando Zuqui, Marcelo Estigarribia; Luis Miguel Rodríguez, Wilson Morelo
Goles: Olivera 88’

Calificaciones IDV:
Pinos 8
Landázuri 5
Schunke 8
León 8
Segovia 6
Pellerano 8
Franco 7
Mera 8
Dájome 8
Torres 6
Sánchez 8
Cabeza –
Garcés –
Corozo –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol