Entradas

final champions

¡El Retorno de los Reds!

Liverpool derrotó 2-0 a Tottenham en la final de la UEFA Champions League disputada en el Wanda Metropolitano de Madrid.

La esperada final inglesa se daba con todos los juguetes, pues mientras los Spurs recuperaron a Harry Kane y a Winks, los Reds ubicaron a todo su tridente ofensivo para encarar el crucial juego. Después el trámite sería otra cosa.

Apenas comenzado el juego hubo una mano penal de Sissoko que Mohamed Salah (2 min.) transformó en gol. Después del tanto el conjunto londinense manejó la pelota, dando la impresión que el rival lo esperaba cerca de su área para defender con atención y buscar el balonazo largo, atacando poco pero muy directamente en tanto que Tottenham le costaba más y el traslado a veces era exagerado.

Promediando la media hora de juego la pelota llegaba muy poco a las áreas, pues mientras los Spurs no podían vulnerar las líneas defensivas del contrincante. Liverpool prefería esperar mientras hacían una gran tarea Fabinho en la media y Van Dijk y Alexander-Arnold metros más atrás clausurando este último su costado. La poca disposición ofensiva de los Reds de todas formas fue siempre de presión.

El juego comenzó a descomprimirse a comienzos del segundo tiempo, cuando en el club de Londres Eriksen despertaba abría un poco más las líneas muy cerradas del rival que pasaba por una presentación poco vistosa y para refrescar líneas Klopp dispuso de la entrada de Origi y Milner. Poco después Pochettino contestó con la entrada de Moura.

Cuando a los Spurs no les resultó circular la pelota, optaron por las maniobras de Son o Moura para abrir individualmente el cerrojo colorado. Dentro del poco peligro que pudieron generar los de Londres, llegaron un par de remates de Son y Moura que fueron muy bien atajados por Alisson que en los últimos minutos se constituyó en la figura de la jornada. A 3 minutos del final, Divock Origi (87 min.) quedó sin marca luego de algunos rebotes y con remate rasante sentenció la final.

Liverpool logró su sexto título europeo, los anteriores: 1977, 1978, 1981, 1984 y 2005.

 

LIV: Alisson Becker; Trent Alexander-Arnold, Joel Matip, Virgil Van Dijk, Andrew Robertson; Jordan Henderson, Fabinho, Georginio Wijnaldum (James Milner 62’); Mohamed Salah, Roberto Firmino (Divock Origi 58’), Sadio Mane
Goles: Salah 2’ (P), Origi 87′
TOT: Hugo Lloris; Kieran Trippier, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen, Danny Rose; Moussa Sissoko (Eric Dier 73’), Harry Winks (Lucas Moura 65’); Dele Alli (Fernando Llorente 82’), Christian Eriksen, Heung Min Son; Harry Kane

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga vs emelec

¡Liga Logró Su Estrella 11 en Ecuador!

Liga Deportiva Universitaria derrotó 1-0 a Emelec en partido de vuelta disputado por la final del torneo ecuatoriano de Primera División en el Rodrigo Paz de Quito. El resultado sumado al 1-1 de la ida proclamó a Liga como campeón del torneo.

Con el aliciente de al menos no haber perdido en Guayaquil, la “U” repitió alineación, pese a que Guerra y Anangonó no habían terminado físicamente bien en dicho duelo. Por el lado de Soso sí hubo cambios. Entró Pedro Quiñónez en la primera línea de volantes, mientras varió el módulo táctico al añadir otro delantero como Byron Palacios.

El partido comenzó con la lógica tensión de estas instancias y prontamente Pellerano salió lesionado tras un fuerte encuentro con Palacios y con ello entró Minda en su reemplazo. Pasado el trance el local comenzó a presionar forzando reiteradamente la salida de la media eléctrica y pronto abrió el marcador con un gran zurdazo de Anderson Julio (9 min.) desde el borde del área. Lejos de “calmarse” tras el gol, los albos sostuvieron el ritmo en busca de aumentar cifras.

Llegó la reacción de Emelec cuando Quiñónez intervino más en los duelos de medio sector y Mejía apoyando metros más atrás para utilizar el pelotazo y la velocidad de Angulo en tanto que Liga apostaba a la contra y de pronto perdía ocasiones claras de anotar mientras se le lesionaba el otro central titular (Guerra) y tendría que enfrentar el resto de la final con un bloque algo improvisado.

A continuación vino la guerra psicológica. Los azules se animaron a sumar hombres en ataque sabiendo los problemas que había tenido la zaga de Liga. Subían Quiñónez y Johnson mientras que Angulo asumía el papel de organizador más que de delantero en tanto que la salida universitaria había hace rato dejado de ser precisa aunque de todas maneras en el ida y vuelta era el local el que más ocasiones de gol había perdido.

Un cambio extraño en filas eléctricas al inicio del segundo tiempo cuando entró Queiroz por Paredes. Había un juego mucho más abierto por el costado derecho azul, mientras que el recién ingresado jugaba unos metros más delante de su posición habitual. A estas alturas el trajín de la temporada, del partido y el calor comenzaban a hacer estragos ya verse errores en el traslado de ambos equipos.

El siguiente cambio del bombillo fue el ingreso de Mondaini para ganar algo más de ideas en ofensiva, pero Liga le iba haciendo retroceder aunque frente al arco los de blanco no estaban en su mejor día y Dreer también estaba bastante concentrado. Después ingresó Marlon De Jesús en la visita y con ello incluir la mayor cantidad de atacantes con peso para vulnerar la zaga del local.

Liga bajó la intensidad en los minutos finales y prefirió sostener el balón además de buscar algún ataque asegurando el pase y con paciencia mientras los azules comenzaban a desesperar. El bombillo con desorden y voluntad empujaba por el empate mientras que los blancos resistían rechazando pelotas muy encerrados en su área. Los últimos instantes se vivieron con drama y al menos del lado capitalino se venían a la mente las claras opciones de gol desperdiciadas hasta que sonó el silbatazo final que proclamó a Liga como campeón 2018.

Los títulos de torneo ecuatoriano de Liga Deportiva Universitaria: 1969, 1974, 1975, 1990, 1998, 1999, 2003, 2005-A, 2007, 2010, 2018

 

LDU: Adrián Gabbarini (TA 89’); José Quintero, Franklin Guerra (Edison Realpe 26’), Hernán Pellerano (Kevin Minda 6’), Cristian Cruz; Jefferson Intriago (TA 77’), Jefferson Orejuela; Anderson Julio, (Edison Vega 81’) Johan Julio, Fernando Guerrero; Juan Luis Anangonó
Goles: A Julio 9’
EME: Esteban Dreer; Juan C Paredes (Nicolás Queiroz 45’), Leandro Vega, Marlon Mejía (TA 77’) (TR 92+’), Ronaldo Johnson; Dixon Arroyo, Pedro Quiñónez (TA 63’) (Marlon De Jesús 70’), Romario Caicedo (TA 45’), Joao Rojas; Brayan Angulo, Byron Palacios (Marcos Mondaini 59’)

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Quintero 6
Guerra 7
Pellerano –
Cruz 5
Intriago 7
Orejuela 7
A Julio 8
J Julio 5
Guerrero 6
Anangonó 5
Minda 7
Realpe 6
Vega –

Calificaciones Emelec:
Dreer 7
Paredes 5
Vega 6
Mejía 6
Johnson 5
Quiñónez 7
Arroyo 5
Caicedo 6
Rojas 5
Angulo 5
Palacios 3
Queiroz 5
Mondaini 4
De Jesús 4

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
sudacup vuelta

El Título se lo Llevó el Furacão

Atlético Paranaense y Junior igualaron 1-1 en juego de vuelta disputado por la final de Copa Sudamericana en la Arena da Baixada de Curitiba. Como en el partido de ida se dio un marcador idéntico este juego se definió en tanda de penales por 4-3 favorable a Paranaense.

Contrario a lo que fue el duelo en Barranquilla y los juegos en general que se ha observado al equipo de Coritiba, esta vez Paranaense dispuso desde los primeros minutos de un dominio agresivo de la pelota y a su rival le costó hilvanar más de 3 pases hasta el minuto 15 desde el que prefirió la explosión por los costados para responder. El partido se fue abriendo, hubo más presencia en ambas áreas y el espectáculo mejoró.

En momentos en los que parecía que había pasado lo peor para los colombianos, llegó el tanto de Pablo Felipe (26 min.) definiendo ante un gran pase profundo. Tras el gol el “furacão” volvió a su conocido libreto de esperar al rival, así fue como el tiburón de Barranquilla se animó a buscar el empate por todos los costados y una vez más, se encontró con una sólida resistencia.

Junior no perdió la paciencia para buscar el empate y crecía en la cancha brasileña, ciertamente la resistencia del local se hacía más complicada, entonces llegó el tanto de la igualdad. Una vez más Teófilo Gutiérrez (58 min.) se hizo presente con certero cabezazo y el drama se instalaba en Curitiba. El parcial obligó a Paranaense a abrir un poco más sus líneas y en el resto del segundo tiempo se vio un partido más reñido y emocionante. La resolución en tiempo reglamentario pudo estar para cualquiera. El 1-1 al final de los 90 minutos llevó al juego a la disputa de alargues.

Ya en tiempos suplementarios la voluntad de ganarlo fue manifiesta y de hecho el triunfo se le escapó claramente al conjunto colombiano cuando Jarlan Barrera erró un tiro penal en el minuto 110. A partir de ese momento fue difícil encontrar fuerzas en la visita, mientras que Paranaense ya esperaba la definición por penales. En la misma, errores en los lanzamientos de Gutiérrez y Fuentes dejaron fuera de combate a los barranquilleros. Solo Lodi falló en el lado brasileño y gracias a la dramática definición que quedó en 4-3, Atlético Paranaense se proclamó campeón de la Sudamericana y con ello clasificó a Libertadores 2019.

PAR: Santos; Jonathan (TA 38’), Thiago Heleno, Léo Pereira, Renan Lodi; Lucho González (Wellington 73’) (TA 110’), Bruno Guimarães; Marcelo Cirino (Roni 45’), Raphael Veiga, Nikão (Marcinho 98’); Pablo Felipe (Bergson 98’)
Goles: Pablo 26’
JUN: Sebastián Viera; Marlon Piedrahita (TA 101’), Jeferson Gómez (TA 90’) (Jonathan Ávila 105’), Rafael Pérez, Gabriel Fuentes; Luis Narváez (TA 77’), Víctor Cantillo; James Sánchez (Yony González 73’) (TA 76’), Jarlan Barrera (Daniel Moreno 115’), Luis Díaz; Teófilo Gutiérrez
Goles: Gutiérrez 58’
Penales PAR. Convirtieron: Bergson, Jonathan, Raphael Veiga, Thaigo Heleno. Desviado: Renan Lodi
Penales JUN. Convirtieron: Narváez, Pérez, Viera. Desviados: Gutiérrez, Fuentes

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
emelec ldu

Igualado el Primer Round

Emelec y Liga Deportiva Universitaria empataron 1-1 en juego de ida disputado por la final del torneo ecuatoriano en el George Capwell de Guayaquil.

Los 2 mejores equipos del año arribaron a la gran final con algo de incertidumbre y polémica, esta última generada en los escritorios por diferencias en establecer el horario del juego de vuelta. En cuanto a oncenos titulares, prácticamente ambos planteles jugaron con lo mejor. Del lado eléctrico no se podía contar con Matamoros, mientras que los albo iniciaban con Vega en el banco y Gastón Rodríguez separado del plantel.

Liga fue el equipo que tomó posesión del esférico aunque no se veía una disposición claramente ofensiva y más bien Emelec develaba que apostaba a la sorpresa en la contra, presionando y buscando el error de los albos en cancha propia. Justamente se vio momentos de nervios en los jugadores del equipo quiteño, los que se fueron aplacando pasado el minuto 10 disponiendo correctamente de sus espacio, mas siendo muy poco claros para atacar.

Se jugaba con intensidad. A la altura del minuto 20 ya se había rematado a portería aunque con poca puntería y la batalla en mediocampo era ardua, siendo Guerrero y los Julio más colaboradores en la marca para hacer superioridad numérica a Queiroz y Arroyo. El bombillo prefería el pase largo para la explosión de Rojas y Angulo, cuyas intervenciones eran bien conjuradas por Gabbarini. La presión eléctrica forzaba al error en la salida de la visita, pero Emelec elaboraba poco en ofensiva.

Emelec se iba adueñando del balón pasada la media hora de juego manteniendo presión y velocidad en su último cuarto de cancha haciendo cada vez más difícil la labor de Guerra y Pellerano. En los minutos finales del primer tiempo Emelec ya había ganado la batalla del medio sector y se animaba a ubicar más gente en disposición de ataque. El embate finalmente fue insoportable para la “U” y Brayan Angulo (45 min.) abrió el marcador luego de recibir un gran pase de Caicedo.

En el comienzo del segundo tiempo entró Minda por Guerra quien presentó una lesión y así debía soportar el intenso embate azul, entendiendo los millonarios que era el momento de aumentar el marcador. Pasado el susto, Liga volvió a recuperar el control de la media y se mostró algo más agresiva que en el primer tiempo con los Julio pisando más área contraria y con Anangonó interviniendo más. El empate llegó tras cabezazo de Anderson Julio (58 min.) aprovechando un mal despeje de Dreer.

El trajinar del partido y la temporada se hacía sentir, pues empezaban las lesiones y contratiempos físicos que forzaron a variantes en ambas escuadras. Después del minuto 60 se vio un importante envión anímico en Liga para buscar un tanto más y no se hacía esperar la réplica millonaria. Se abrió entonces el partido pero daba la impresión que el control estaba con los albos, mientras se le acababan las ideas al bombillo.

En los minutos finales Liga supo manejar la desesperación del local, jugando con mayor pausa mientras que el bombillo desesperaba y sus caminos hacia el gol lucían truncados, además que el final del juego se desarrolló con muchas pausas producto de faltas que parecían ayudar más al propósito del equipo capitalino que podría interpretar esta igualdad como un buen resultado.

El duelo de revancha se jugará el 16 de diciembre a las 12:00 ecuatorianas.

EME: Esteban Dreer; Juan C. Paredes, Leandro Vega (Jorge Guagua 64’), Marlon Mejía (TA 43’), Ronaldo Johnson; Dixon Arroyo (TA 76’), Nicolás Queiroz (Pedro Quiñónez 78’); Romario Caicedo, Joel López (Fernando Luna 57’), Joao J. Rojas; Brayan Angulo (TA 77’)
Goles: Angulo 45’
LDU: Adrián Gabbarini; José Quintero (TA 86’), Franklin Guerra (Kevin Minda 47’), Hernán Pellerano, Cristian Cruz; Jefferson Intriago (TA 92+’), Jefferson Orejuela; Anderson Julio, Johan Julio (Edison Vega 74’), Fernando Guerrero; Juan Luis Anangonó (Cristian Martínez B. 80’) / Edison Realpe (TA 87’)
Goles: A. Julio 58’

Calificaciones Emelec:
Dreer 5
Paredes 6
Vega 6
Mejía 6
Johnson 5
Arroyo 6
Queiroz 5
Caicedo 6
López 7
Rojas 6
Angulo 6
Luna 5
Guagua 6
Quiñónez –

Calificaciones Liga:
Gabbarini 6
Quintero 5
Guerra 6
Pellerano 6
Cruz 5
Intriago 7
Orejuela 7
A Julio 7
J Julio 6
Guerrero 6
Anangonó 5
Minda 6
Vega –
Martínez B –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
river vs boca

¡River Campeón en Madrid!

La final de ida no pudo ser disputada en su fecha original por situaciones climáticas. Se pospuso un día a la final esperada y había que esperar que el regreso se desarrolle con normalidad. Gran error.

En el camino al Estadio Monumental de River Plate, el autobús que conducía a la delegación de Boca sufrió un ataque con piedras y objetos contundentes, por los vidrios rotos se filtró gas lacrimógeno lanzado por la policía y con ello los xeneizes argumentaron no estar en condiciones físicas para enfrentar un juego de semejante envergadura. El partido pactado para el sábado 24 de noviembre se postergó para el día siguiente. Del lado de Boca se argumentó que no era un plazo suficiente y se suspendió indefinidamente.

Después se decidió sacar la definición de Argentina, se habló de Paraguay, de Brasil, de Estados Unidos y lo que parecía descabellado empezó a tomar fuerza: trasladar a la gran final fuera del continente. Se habló de Qatar y finalmente se la fijó en el Santiago Bernabéu de Madrid, España. Del lado de Boca hubo intención de buscar por legalmente la posibilidad de darles por ganadores debido a que ellos sufrieron el ataque. Del lado de River no se consideró justo que nunca hayan podido disputar esta definición en su estadio.

Y después de todos estos lamentables dimes y diretes, se llegó al 9 de diciembre en el que River Plate derrotó 3-1 a Boca Juniors en la final de vuelta de Copa Libertadores disputada en el Santiago Bernabéu de Madrid

Como se podía esperar, el arranque del partido fue sumamente tenso, jugado con vehemencia mas lealtad. No era precisamente la mejor exhibición de fútbol vista en el legendario estadio, lo visible eran los nervios. Al pasar los primeros 10 minutos se veía mejor plantado a los azul y oro que cuando tuvieron la pelota no tenían mayores ideas, pero cuando la cedieron, tuvieron a su rival sin poder causarle mayor daño y lejos de su área.

Las faltas eran continúas en el juego, especialmente provocadas por los jugadores de “la banda”, lo que revestía mayor peligro a sus filas. Después del minuto 25 el conjunto xeneize lucía mejor futbolística y anímicamente mientras su rival defendía evidenciando nervios. Antes de la primera media hora ya River había pasado un par de apuros.

El juego continuó siendo de un tono timorato, sobretodo del lado millonario, pues eran demasiados los errores de fundamentos en entrega de balón, lo que provocaba no sólo nulo peligro en arco rival, sino algunos apuros a la hora de defender. Casi al final del primer tiempo el partido se abrió más por errores en las zagas y en un pase larguísimo filtrado por Nández se gestó el gol que Darío Benedetto (43 min.) consiguió tras sortear magistralmente la salida de defensa y arquero.

En el segundo tiempo pareció River dejar los nervios atrás y al menos logró emparejar el juego en cuanto a posesión de pelota y oportunidades de gol. Pronto llegarían los cambios. Quintero en River y Ábila en Boca apuntaron a una intención ofensiva. El partido en general lucía más prolijo y limpio, claro está, eran minutos en los que ya el millonario sentía la presión del marcador en contra.

Boca parecía cómodamente instalado esperando el error del rival para gestar la contra, pero los de la banda iban encontrando la precisión y calma que en el primer tiempo les hizo falta. Así llegó el empate marcado por Lucas Pratto (67 min.) quien finalizó una gran combinación de pases en el borde del área azul y oro. Sin duda el tanto fue de gran ayuda anímica para River. Al ingresar el último cuarto de hora era Boca ligeramente más impreciso con la pelota.

River en los últimos minutos del tiempo reglamentario lucía mejor fundamentalmente en el aspecto físico, lo que influía en su oportuno traslado de la pelota, aunque le hacía falta fuerza en el último cuarto de cancha donde todavía lo de Boca era acertado teniendo al joven Nández como un bastión ante el embate blanco y rojo. Los 90 minutos finalizaron con una sensación de menos a más en cuanto a espectáculo.

De entrada al inicio del primer tiempo suplementario Boca se vería condicionado por la expulsión Barrios así que tuvo que especular un poco más en su juego, mientras que en River se veía mayor disposición de evitar los penales. Continuaban los problemas físicos en el club de la rivera y entonces fue cuando llegó el tanto de Juan Fernando Quintero (110 min.) con un gran zurdazo en el borde del área. A partir de ese gol el partido se abrió totalmente, descuidándose formas y táctica, minutos finales jugados con el corazón para que en el la última jugada Gonzalo Martínez (121+’) de contra y tras no tener rivales al frente, selle el marcador.

River Plate ha conseguido su cuarta Copa Libertadores de la historia (1986, 1996, 2015, 2018) y su pase al Mundial de Clubes de Emiratos Árabes.

 

RIV: Franco Armani; Gonzalo Montiel (Camilo Mayada 73’), Jonathan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco (TA 120’); Leonardo Ponzio (TA 27’) (Juan F. Quintero 58’); Ignacio Fernández (TA 80’) (Bruno Zuculini 110’), Enzo Pérez, Exequiel Palacios (Julián Álvarez 97’), Gonzalo Martínez; Lucas Pratto
Goles: Pratto 67’, Quintero 108’, Martínez 121+’
BOC: Esteban Andrada; Julio Buffarini (Carlos Tévez 110’) (TA 120’), Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Nahitan Nández, Wilmar Barrios (TA 86’) (TR 92’), Pablo Pérez (TA 42’) (Fernando Gago 89’); Sebastián Villa (Leonardo Jara 95’), Darío Benedetto (Ramón Ábila 60’), Cristian Pavón
Goles: Benedetto 43’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final sudacup ida

Orden y Empate que Favorece a Paranaense

Junior y Atlético Paranaense igualaron 1-1 en duelo de ida jugado por la final de la Copa Sudamericana en el Metropolitano de Barranquilla.

Una vez más el conjunto brasileño utilizó su firme disposición táctica para anular al rival, lo que dejó al equipo barranquillero muy lejos del área de su oponente y ciertamente aquello hizo que el partido no sea muy vistoso pero con una situación favorable a los intereses de los visitantes. Paranaense cedió el balón y llenó de jugadores los sectores centrales de la cancha, dejando los costados a los colombianos quienes no podían utilizarlos con prolijidad, sobretodo porque los centros terminaban en despejes rivales.

El juego parecía controlado para el furaçao pues el local elaboraba poco peligro. Sin embargo no fue sino hasta pasado el minuto 30 que intentó aproximarse al área de Junior con un juego visto durante toda la copa en el que se valían del contragolpe como su mejor arma. Cuando se aproximaba el primer tiempo el partido se abrió y se volvió más largo, sin que ello ayude al local a abrir el marcador.

Con poco de iniciado el complemento llegó el tanto brasileño por intermedio de Pablo (51 min.) quien aprovechó una gran contra y pase de Nikão. Enseguida la reacción del “Tiburón” con Yony González (53 min.) finalizando una serie de rebotes. Sin duda los goles espabilaron a los actores y se presenció un partido más agradable.

Un momento clave fue una sanción penal favorable al local que Rafael Pérez desperdició y el ánimo del equipo decayó, costándole reponerse y cerca de los minutos finales recién pudo someter a su rival sacando algunos disparos a arco y provocando faltas, pero no fue suficiente y el marcador quedó igualado de cara a la revancha en Curitiba.

 

JUN: Sebastián Viera; Marlon Piedrahita, Jeferson Gómez, Rafael Pérez (TA 68’), Germán Gutiérrez; James Sánchez, Luis Narváez (Sebastián Hernández 83’), Víctor Cantillo; Jarlan Barrera, Luis Díaz; Yony González (Luis Ruiz 66’)
Goles: González 53’
ATP: Santos; Jonathan, Thiago Heleno (TA 93+’), Léo Pereira (TA 56’), Renan Lodi; Lucho González (Marcinho 86’), Bruno Guimarães; Marcelo Cirino, Raphael Veiga (Wellington 78’), Nikão; Pablo Felipe (Roni 60’)
Goles: Pablo 51’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
final ida

A La Altura y Quizás Más de la Expectativa

Boca Juniors y River Plate igualaron 2-2 en el juego de ida de la final de Copa Libertadores 2018 disputado en La Bombonera en Buenos Aires.

El clásico más importante del fútbol argentino coincidió con ser el juego con el que la Copa Libertadores despida su tradición de jugar las finales a ida y vuelta. Si estos ingredientes dan un aire de “juego definitivo” a esta llave, tuvo además al factor climático como un motivo de tensión y el partido que había sido programado para el 10 de noviembre tuvo que aplazarse por las intensas lluvias que ese día cayeron en Buenos Aires. Sumado eso a la tensión del visitante por no poder contar en su banco al DT Marcelo Gallardo daban como resultado un panorama infartante.

Como era des esperarse, el juego tuvo un comienzo vehemente y con toma de iniciativa por parte del local, pero su ímpetu fue correctamente controlado por la línea de 3 dispuesta por Gallardo y en realidad era el cuadro de la banda quien conducía la pelota con mayor calma pese a tenerla menos. Boca buscaba preferentemente romper líneas con Ábila como puntal de ataque, mientras que los centros del millonario eran peligrosos en el arco contrario.

Después del primer cuarto de hora River se asentaba en el campo de juego y manejaba la pelota casi en todos los sectores del campo con armonía mientras Boca desesperaba con arremetidas individuales de sus figuras. Después Boca sufriría la lesión de Pavón quien de todas maneras no estaba en una buena tarde y el cambio había calmado las aguas. De todas formas River no se salía del libreto ni perdía la calma.

No la pasaba bien el local, mas bastó un buen balón a Ramón Ábila (33 min.) quien a doble remate, pues tomó un rebote, abrió el marcador. Enseguida llegó la reacción del millonario, pues Lucas Pratto (35 min.) tomó un pase profundo y remató cruzado. Con los goles el juego ganó mucho en intensidad y descuidarse era mortal para jugadores y espectadores. En general River lucía más ordenado, pero sobre el final del primer tiempo Darío Benedetto (45 min.) de cabeza tras tiro libre anotó para mandar al descanso al xeneize en ventaja.

El inicio del segundo tiempo para River fue algo desprolijo y le costaba encontrar precisión y espacios para hacer el daño que en la primera etapa mientras Boca esperaba. El cuadro de la banda tenía cada vez más problemas en el último cuarto de cancha, en tanto que Boca atacaba muy poco, pero aprovechaba ciertos nervios que se podía ver en el rival. La igualdad nuevamente llegó tras un desvío de Izquierdoz (60 min.) con la cabeza tras tiro libre de Pity Martínez.

Tras el empate River se tranquilizó y buscó administrar tiempo y pelota descargando la angustia al local y para ello la entrada de Fernández había sido clave. Boca en tanto buscó refrescar la ofensiva con la entrada de Tévez y así descifrar con nuevas ideas el cada vez más cerrado esquema millonario. River hacía cambios en la mitad de la cancha.

En los últimos minuto River cedió la iniciativa del juego y se refugió mayormente en su campo aplicándose aún más en la marca sabiendo que Boca contaba con gente fresca en ofensiva y por esta ventaja física podrían hacer daño. El desenlace fue algo dramático y al final el juego acabó igualado dejando incógnitas para la revancha.

 

BOC: Agustín Rossi; Leonardo Jara (TA 36’) (Julio Buffarini 82’), Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Pablo Pérez, Wilmar Barrios, Nahitan Nández; Sebastián Villa (TA 43’) (Carlos Tévez 72’) (TA 94+’), Ramón Ábila (TA 47’), Cristian Pavón (Darío Benedetto 26’)
Goles: Ábila 33’, Benedetto 45’
RIV: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Lucas Martínez Q. (Ignacio Fernández 57’), Javier Pinola, Milton Casco (TA 67’); Enzo Pérez (Bruno Zuculini 75’), Exequiel Palacios, Gonzalo Martínez (Juan Fernando Quintero 76’); Rafael Santos Borré (TA 75’), Lucas Pratto
Goles: Pratto 35’, Izquierdoz (AG) 60’

Calificaciones Boca:
Rossi 5
Jara 4
Izquierdoz 5
Magallán 6
Olaza 4
Pérez 5
Barrios 5
Nández 5
Villa 5
Ábila 6
Pavón –
Benedetto 6
Tévez –
Buffarini –

Calificaciones River:
Armani 6
Montiel 6
Maidana 6
Martínez Q 5
Pinola 7
Casco 6
Pérez 6
Palacios 6
Martínez 6
Santos B 5
Pratto 6
Fernández 6
Quintero –
Zuculini –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
francia vs croacia

¡Francia es el Campeón!

Francia derrotó 4-2 a Croacia en el juego final del Mundial de Rusia 2018 celebrado en el Luzhniki de Moscú.

La gran final enfrentaba 2 equipos disímiles en cuanto a edad pues mientras Croacia llegaba en el punto ideal de su experiencia, Francia brillaba por la juventud de algunos de sus máximos valores, ambas selecciones con sus mejores elementos en búsqueda de la gloria y la historia.

Fue notable la actitud de los croatas quienes salieron dispuestos a presionar desde el minuto inicial, a Francia le tomó un par de minutos para cerrar los caminos ofensivos de su rival y así dejó de pasar tantos apuros. Antes del primer cuarto de hora el partido se concentraba en el medio sector sin nadie dispuesto a ceder un centímetro formando el duelo táctico que dominaría el resto del encuentro.

A pesar de que a Francia le costaba llegar al arco rival, llegó su gol tras una falta que cobró Griezmann y su tiro libre fue ligeramente desviado por la cabeza de Mandzukic (19 min.) Sin embargo el tanto no bajó los ánimos de los cuadriculados que salieron a buscar el empate, el cual cayó con un gran zurdazo de Ivan Perisic (29 min.) quien se acomodó y remató luego de tomar el balón que había rebotado varias veces tras una jugada de balón detenido. Así el gran juego se configuraba como muy interesante.

Seguían Croacia con la posesión de la pelota, sin embargo, tras un córner hubo una mano de Perisic en su área que con ayuda del VAR se sanciono como penal y Antoine Griezmann (38 min.) lo transformó en el segundo gol francés. Lo que daba cierto aire de injusticia con respecto a lo que sucedía en el campo de juego. El tanto dejaba de todas maneras abierto para lo que pudiera pasar en el segundo tiempo.

La etapa complementaria arrancaba con mucho brío pues Croacia comenzaba a desesperar buscando el empate mientras los galos sabían que no debían limitarse a esperar a su rival y Griezmann se ponía el equipo al hombro para alejar al rival de su área. Después entró Nzonzi a reemplazar a Kante quien no tenía el mejor de sus juegos. Paul Pogba (59 min.) anotó el tercer tanto luego de una jugada que el mismo originó, dando tranquilidad al conjunto francés.

Decididamente los galos tomaron el control del juego, tras gran ensamble colectivo, Kylian Mbappé (64 min.) remató desde 20 metros y anotaba para tratar de sentenciar el juego, sin embargo, un error de Lloris permitió descontar a Mario Mandzukic (68 min.) y así volvió la emoción de un resultado que ya parecía escrito. Se esperaba un desenlace electrizante.

Mientras se aproximaba el término del juego Croacia seguía insistiendo para buscar el descuento y la sorpresa, les era difícil rematar con claridad al arco rival, pero ofreció pelea y espectáculo hasta el final, los galos esperaban el final con su característico orden que fue gestado a lo largo de este mundial lograron el objetivo de llevarse el trofeo a casa.

Francia se proclamó Campeón del Mundo por segunda ocasión. La anterior fue en 1998.

El premio a mejor jugador del torneo se lo llevó Luka Modric

Se proclamó mejor jugador joven a Kylian Mbappé

El mejor portero fue Thibaut Courtois de Bélgica.

El premio Fair Play fue para España.

FRA: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernandez (TA 40’); Paul Pogba, N’golo Kante (TA 27’) (Steven Nzonzi 54’); Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Blaise Matuidi (Corentin Tolisso 72’); Olivier Giroud (Nabil Fekir 81’)
Goles: Mandzukic 19’ (ag), Griezmann 38’ (p), Pogba 59’, Mbappé 64’
CRO: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko (TA 92+’), Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (Marko Pjaca 81’); Ivan Rakitic, Marcelo Brozovic; Ante Rebic (Andrej Kramaric 71’), Luka Modric, Ivan Perisic; Mario Mandzukic
Goles: Perisic 29’, Mandzukic 68’

Calificaciones Francia:
Lloris 5
Pavard 5
Varane 6
Umtiti 6
Hernandez 6
Kante 5
Pogba 7
Mbappé 6
Griezmann 7
Umtiti 5
Giroud 5
Nzonzi 7
Tolisso –
Fekir –

Calificaciones Croacia:
Subasic 5
Vrsaljko 6
Lovren 5
Vida 5
Strinic 5
Rakitic 7
Brozovic 5
Rebic 4
Modric 5
Perisic 7
Mandzukic 6
Kramaric –
Pjaca –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
flamengo independiente

El Retorno del Rey

Flamengo e Independiente igualaron 1-1 en duelo de vuelta jugado por la final de la Copa Sudamericana 2017 en el Maracaná de Río de Janeiro. Este resultado determinó que el cuadro argentino se proclame campeón de la competición, pues había vencido 2-1 en su casa en el partido de ida.

Con la tensión del ambiente previo con sus buenas y malas consecuencias, el juego comenzó con una intensidad enorme, aunque el club local tenía algo más el balón y en los primeros 15 minutos gestaron algún par de oportunidades notables de gol, en tanto que los Avellaneda elaboraban con buen toque el contraataque. Mientras Flamengo era más vértigo y empuje, Independiente más pausa y elaboración en el juego que no dejaba de ser vistoso.

Mientras el elenco argentino iba desarrollando su juego y volviéndolo a su favor, llegó el gol brasileño cuando Lucas Paquetá (30 min.) pescó un balón en el área chica generado en un tiro libre. Por momentos el tanto animó emocionalmente al mengão que presionó un par de minutos a la visita, pero después se equilibró el trámite y hubo una falta penal que Ezequiel Barco (40 min.) ejecutó para igualdad del rojo. El fin del primer tiempo llegó en medio de la tensión.

Intenso fue el comienzo del segundo tiempo, con un cuadro local que hizo cambios ofensivos para buscar desequilibrar el juego, aunque en mediocampo eran algo erráticos y de eso se aprovechaba la buena elaboración del rojo que llegaba con más prolijidad al arco rival, perdiendo ocasiones inmejorables incluso de ponerse al frente en el marcador. Flamengo generaba varias jugadas de balón detenido normalmente fracasando en su consecución.

En el último cuarto de hora el encuentro adquirió la característica fricción de estas instancias en los torneos sudamericanos. La escuadra carioca comenzó a desesperar y sus elementos creativos no encontraban el camino para vulnerar el área de los de Avellaneda. Independiente prefirió replegar un poco para esperar el pitazo final, jugando a los contragolpes gestados en los pies de Barco y Gigliotti, mientras los atacantes brasileños perdían notoriamente lucidez.

FLA: César; Pará, Réver, Juan (TA 90’), Miguel Trauco (Vinicius Jr. 55’) (TA 77’); Willian Arao, Gustavo Cuéllar (Everton Ribeiro 78’); Lucas Paquetá (Lincoln 85’), Diego, Everton (TA 73’); Felipe Vizeu
Goles: Paquetá 30’
IND: Martín Campaña (TA 79’); Fabricio Bustos (Gastón Silva 86’) , Alan Franco, Fernando Amorebieta, Nicolás Tagliafico; Nicolás Domingo, Diego Rodríguez; Martín Benítez (Lucas Albertengo 34’) (TA 72’), Maximiliano Meza (TA77’) (Juan Sánchez Miño 83’), Ezequiel Barco (TA 87’); Emanuel Gigliotti
Goles: Barco 40’ (P)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
emelec vs delfín

Primer Round Para el Bombillo

Emelec derrotó 4-2 a Delfín en juego de ida disputado por la final del torneo ecuatoriano 2017 en el George Capwell de Guayaquil.

El primer episodio de la gran final se configuraba con un favorito e histórico como el cuadro eléctrico enfrentando a un club pequeño, con poca historia, pero que con una campaña espectacular logró el paso inédito hacia la final y la Copa Libertadores del próximo año. Ambos equipos presentaron lo mejor de sus planteles salvo quizás, la ausencia de Mondaini en el cuadro azul.

El cuadro local arrancó con todo buscando por todos los frentes acabar con la resistencia manabita y en un inicio probaron a Ortiz con remates del borde del área bien conjurados por el portero. Ciertamente se veía de nuevo a la recia defensa cetácea que a inicios de año daba tanto que hablar y le permitió ganar aquella instancia, pero tenía pocas ideas para atacar. La presión azul surtió efecto cuando Jorge Guagua (9 min.) con una media tijera empujó el balón tras algunos rebotes.

El cuadro manabita trataba de librarse de la presión, mas cada que perdía el balón sufría con el vértigo del ataque azul. La contención en la media fallaba, los centrales en Delfín no se encontraban prolijos y el portero evitaba que el marcador se amplíe. Emelec también comenzó a cargar su juego ofensivo por su izquierda, ya que no era por lejos el mejor juego de Cangá. Lastra en el quite del mediocampo lucía impecable, mientras que cada incursión de Angulo y Preciado causaban zozobra en las huestes mantenses.

Pasado la media hora Delfín fue quitándose los nervios con la voluntad de Sierra para llevar la pelota a área rival buscando la presencia de Ordóñez quien estaba fuertemente vigilado. Cuando parecía haberse equilibrado el juego y pasado el vendaval, llegó una falta penal de Duffard sobre Luna que ejecutó Fernando Gaibor (44 min.) anotando tras previamente estrellar el cobro en el poste. La ventaja era justa hacia el final del primer tiempo, pues era notoriamente superior el bombillo en el campo de juego.

En el segundo tiempo entró Patta por Duffard para aplomar su juego ofensivo y dio algo de resultado en el inicio, pues podía responderle más al local y poner más presencia en su área, aunque de todas formas cuando Emelec quitaba la pelota causaba varios estragos. En la media Delfín seguía errando pases y le costaba llegar con balón dominado y más bien apelaban a la individualidad para causar algún problema a Emelec.

Cuando el juego arribaba al minuto 60 se comenzó a observar una disminución en la presión alta del bombillo, lo que generó ceder la iniciativa al equipo de Manta. No parecía ser preocupante para los locales el tema hasta que Luis Luna (69 min.) anotó el descuento tras jugada posterior a un tiro libre, pero la alegría duró poco en el lado manabita, pues Ayrton Preciado (70 min.) de cabeza anotó sin marca el tercero de los eléctricos.

Delfín se animaba pero dejaba demasiadas facilidades al bombillo. Brayan Angulo (78 min.) pudo anotar solo tras un contragolpe originado en un mal cobro de tiro libre de su rival. La suerte parecía echada y Emelec se distendió esperando el final del juego, pero en una última jugada, Luis Luna (93+’ min.) anotó un nuevo descuento y dio algo de incertidumbre al juego de vuelta que será a las 12 horas del 17 de diciembre en el Estadio Jocay de Manta.

En el duelo de repechaje por Sudamericana, Liga Deportiva Universitaria venció 2-1 a Técnico Universitario en el Bellavista de Ambato. Hernán Barcos y Horacio Salaberry anotar para los albos, mientras que Diego Armas había adelantado a los ambateños.

EME: Esteban Dreer; Juan C. Paredes, Jorge Guagua (TA 20’), Christian Ramos, Oscar Bagüí (TA 92+’); Osbaldo Lastra (TA 92+’), Fernando Gaibor; Fernando Luna (Pedro Quiñónez 81’), Ayrton Preciado, Robert Burbano C.; Brayan Angulo (Bruno Vides 87’)
Goles: Guagua 9’, Gaibor 44’, Preciado 70’, Angulo 78’
DEL: Pedro Ortiz; Marcos Cangá, Francisco Silva, Jhon Chancellor (TA 82’), Giovanny Nazareno; Matías Duffard (TA 8’) (Henry Patta 45’), Luis Luna (TA 54’), Jordan Sierra, Jacob Murillo (Brayan Oña 85’); Roberto Ordóñez, Carlos Garcés (Joao Paredes 82’)
Goles: Luna 69’, 93+’

Calificaciones Emelec:
Dreer 6
Paredes 6
Guagua 7
Ramos 6
Bagüí 5
Lastra 7
Gaibor 6
Luna 6
Preciado 7
Burbano 6
Angulo 7
Quiñónez –
Vides –
Mejía –

Calificaciones Delfín:
Ortiz 6
M Cangá 4
Silva 5
Chancellor 4
Nazareno 5
Duffard 4
Luna 6
Sierra 4
Murillo 4
Garcés 4
Ordóñez 5
Patta 6
Paredes –
Oña –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol