tigres inter

Tigres llega a su primera final de América

Tigres derrotó 3-1 a Internacional de Porto Alegre en el Estadio Universitario de Monterrey por semifinales de Copa Libertadores, cotejo de vuelta.

El partido comenzó de ida y vuelta sin mayor precisión en las áreas, aunque el vaivén era interesante. El local tardó para tomar las riendas del juego, usando principalmente los costados. Justamente, del lado derecho llegó el centro para que André Gignac (18 min.) en el área chica cabecee inaugurando el marcador y anote así, su primer gol desde que está en México.

El gol fue duro de asimilar para el cuadro brasileño que aparte de no poder salir del asedio del local, lucía errático en el traslado del balón. Mientras el equipo regiomontano tendía un buen despliegue con la sucesión de toques y jugadas elaboradas de Aquino y Damm, buscando a Sobis para causar daño en área rival.

El vendaval parecía calmarse para el cuadro brasileño y de vez en cuando, llegaban a incursionar cerca del área mexicana, especialmente por medio de Valdívia, sin embargo, en un pase cruzado sin mayor trascendencia, Geferson (40 min.) por intentar anticiparse, anotó en portería propia, con lo que ampliaba el marcador a favor del local. El final del primer tiempo fue todo desconcierto para la escuadra gaúcha.

Para el segundo tiempo, la concentración no volvió hacia el lado colorado, concediendo un penal que fue atajado por su portero Alisson, pero no dio mayor vida a los brasileños, pues Egidio Arévalo Ríos (55 min.) con palomita y luego de una gran jugada y centro de Damm, estableció la goleada.

Inter trató de buscar el descuento y partir del minuto 70, se adueñó de las acciones, sin hacer mayor daño al equipo de Monterrey. Se buscó del lado colorado sumar atacantes con la entrada de Moura y Sasha, siendo igualmente poco productivo y por momentos, varios de sus jugadores lucían resignados ante el amplio resultado. El local, tocaba tranquilo cuando había la oportunidad.

Los minutos finales pasaban con reslativa tranquilidad hasta que Lisandro López (89 min.) puso el tanto del descuento y el drama en Monterrey. De todas formas, la reacción fue muy tardía y desprolija. El equipo regiomontano accedió por primera vez en su historia, a la final de Copa Libertadores.

River Plate y Tigres dipsutarán la Final de Copa Libertadores, el 29 de julio en Monterrey y el 5 de agosto en Buenos Aires

TIG: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez, Juninho, José Rivas, José Torres (TA 36’); Egidio Arévalo Ríos, Guido Pizarro, Jurgen Damm (Edgar Lugo 83’), Javier Aquino (Damián Álvarez 74’); Rafael Sobis, André Gignac
Goles: Gignac 18’, Geferson (AG) 40’, Arévalo R. 55’
INT: Alisson; William (Rafael Moura 78’), Ernando, Juan dos Santos, Geferson; Charles Aránguiz, Rodrigo Dourado (TA 53’), Andrés D’Alessandro, Valdívia (Alex Meschini 74’); Nilmar (Eduardo Sasha 58’), Lisandro López
Goles: López 89′

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
guarani river

¡River de vuelta en una final de América!

Guaraní y River Plate igualaron 1-1 en duelo de vuelta disputado por las semifinales de Copa Libertadores 2015. Juego de vuelta celebrado en el Defensores del Chaco de Asunción.

Se entendía que tras un 2-0 en contra, el cuadro paraguayo tendría que ser lo más ofensivo posible y arrancó el juego prácticamente con un 3-4-3 River prefirió alinear desde el inicio a Lucho González y Pity Martínez, que le dieron buenos resultados en el segundo tiempo en el Monumental.

El cuadro argentino comenzó presionando al local en los primeros 5 minutos, transcurridos los mismos, lentamente fueron los paraguayos tratando de quitar el balón hasta emparejar las incidencias. Guaraní tenía más el balón, pero las ocasiones de gol de “la banda” eran mejores, de la mano nuevamente de Mora, quien al igual que en la ida, hacía de las suyas por el costado derecho.

Pasaban los minutos y la ofensiva paraguaya se iba diluyendo con una superioridad que ejercían Martínez, Sánchez y Kranevitter sobre la media paraguaya carente de ideas y que tenía un rendimiento notablemente inferior al que mostraron en Buenos Aires y lo poco que generaban eran esfuerzos individuales de Benítez y Santander fácilmente controlados por defensa y arquero millonarios.

En los últimos minutos del primer tiempo hubo algo de reacción de los aurinegros, llegando con remates de media distancia y algunos centros generalmente controlados por los zagueros centrales de River. Dicho empeño de los locales no logró vulnerar mayormente a su rival y al final del primer tiempo, el 0-0 pareció algo justo.

El inicio del segundo tiempo tuvo también a River dominando el juego, pero de una forma más pausada. En un ataque que no parecía tener mayor incidencia en el juego, el local pegó un balón en el poste y tras algunos rebotes, Fernando Fernández (61 min.) anotó el tanto de Guaraní disparando a quemarropa.

El gol paraguayo fue un fuerte golpe para los millonarios, animando a los aurinegros a arrinconar a su rival y en los siguientes minutos, generó varias opciones claras de gol frente a una defensa desorientada de River, que atinaba a salvar su arco con más ganas que fútbol. Recién pasado el minuto 72, River volvió a aproximarse al arco local. La entrada de Viudez y Cavenagi pareció recomponer a River, que tuvo más criterio para al menos alejar a Guaraní de su portería, cuando no, buscar el empate, el cual llegó a pase precisamente de Viudez, quien dejó sólo a Lucas Alario (78 min.) para que defina por arriba del portero y con mucha calidad.

Tras la igualdad, River jugó relajadamente, armando muy buenas contras que eran conjuradas por el portero Aguilar, evitando que la “banda” se ponga en ventaja, el rendimiento del uruguayo Viudez en la conducción del elenco millonario, era notable. “La banda” administró los minutos finales hasta lograr el empate que lo clasifica a Copa Libertadores. Espera por rival entre Tigres e Internacional.

GUA: Alfredo Aguilar; Juan Patiño (Alberto Contrera 82’), Julio C. Cáceres, Rubén Maldonado (TA 22’); Luis De La Cruz, Tomás Bartomeus (Iván González 63’), Marcelo Palau, Jorge Mendoza; Julián Benítez, Fernando Fernández (Claudio Correa 82’), Federico Santander
Goles: Fernández 61’
RIV: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado (TA 7’), Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez (TA 70’), Matías Kranevitter, Luis González (Camilo Mayada 63’) (TA 87’), Gonzalo Martínez (Tabaré Viudez 68’); Rodrigo Mora (Fernando Cavenaghi 74’), Lucas Alario
goles: Alario 78′

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
iker xavi

Una nueva era

En cada apartado, la vida nos depara ciclos, y el fútbol no está exento de estos. Cada ciclo tiene un inicio y un final, pero siempre, lo más recordado de estos ciclos son los personajes. Este último año se ha cerrado un ciclo en la vida futbolística global, esto marcado con el retiro, o cambio de equipo, tras muchos años de jugadores que han formado su leyenda, y que son, o fueron parte hasta hace poco, historia viva de sus instituciones.

No se recuerda en tiempos cercanos, que tantos grandes iconos de los clubes se hayan retirado de sus equipos en un solo año calendario. Xavi, Gerrard, Cech, Casillas, Zanetti, Schweinsteiger. Cada uno de estos iconos tiene un palmarés que cualquier club profesional envidiaría. Estos ídolos marcaron una época, y si practicaran otros deportes seguramente sus dorsales no volverían a ser usados en sus clubes, pero esto es fútbol y no ocurrirá, sino más bien dejará abierta la puerta a una nueva era, en donde se forjaran nuevos mitos y leyendas. Donde los jugadores marquen la historia de sus clubes.

Pero este tema, estaría flotando si no nombráramos al menos una pequeña sinopsis de lo que fueron estos grandes ídolos para sus equipos que ahora abandonan, así que aquí vamos:

Xavi

Xavi Hernández: 18 de agosto de 1998 es la fecha que quedo marcada como el día de su debut con la camiseta del F. C. Barcelona, y desde ese día, la historia del equipo culé cambio para siempre. 17 temporadas, 495 partidos, 83 goles, 8 Ligas de España, 3 Copas del Rey, 6 Supercopas Españolas, 4 Champions League, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de clubes es lo que deja en las vitrinas del club que tanto ama y al que defendió convirtiéndose en uno de sus mayores iconos. Se retiró de su club como solo un grande puede hacer, levantando su cuarta copa de Europa y con todo el cariño que una afición agradecida pueda tener.

Gerrard

Steven Gerrard: Anfield anda en horas bajas, pero jugadores como Jamie Carragher y Gerrard han mantenido la escencia de este equipo y lo llevaron a lo más alto de la gloria europea. Este periplo profesional del emblema de los “Reds” empezó el 29 de noviembre de 1998, y luego de 704 partidos en 17 temporadas, dejo llenando las vitrinas del viejo Anfield con 1 Champions, 1 Copa de la UEFA, 2 Supercopas europeas, 2 copas FA, 2 copas de la Liga, 1 Carling Cup y 1 Community Shield, todo esto acompañado de 185 goles y un liderazgo visto muy rara vez en los campos de fútbol.

Cech

Petr Cech: En tan solo 10 temporadas en el arco del equipo del oeste de Londres, consiguió 4 de sus 5 Premier League, 4 de 7 FA cups 2 de las 4 Community Shield y 3 de las 5 Copas de la Liga, además de su única Liga de Campeones y su única Copa de la UEFA. El paso del portero Checo por Chelsea reformó al club y lo colocó en sitiales que los blues hace poco más de una década apenas soñaban conseguir.

Zanetti

Javier Zanetti: el pupi, 857 partidos con la Nerazzurri marcaron su leyenda. 5 Ligas, 4 Copas y 4 Supercopas Italianas levantó este gigante argentino, acompañado de 1 Copa de la UEFA, 1 Champions League y 1 Mundial de Clubes, el número 4 nunca será visto de la misma manera en el Giuseppe Meazza, después de 19 temporadas, Il Capitano ya no correrá sin cansancio por la banda de su querido Inter.

LONDON, ENGLAND - MAY 25:  Bastian Schweinsteiger of Bayern Muenchen in action during the UEFA Champions League final match between Borussia Dortmund and FC Bayern Muenchen at Wembley Stadium on May 25, 2013 in London, United Kingdom.  (Photo by Alex Grimm/Getty Images)

LONDON, ENGLAND – MAY 25: Bastian Schweinsteiger of Bayern Muenchen in action during the UEFA Champions League final match between Borussia Dortmund and FC Bayern Muenchen at Wembley Stadium on May 25, 2013 in London, United Kingdom. (Photo by Alex Grimm/Getty Images)

Bastian Schweinsteiger: el más joven de la lista, pero aún así vistió la blusa del gigante de Bavaria por 13 temporadas, acumulando 495 partidos y 66 goles, para conseguir 8 Bundesliga, 7 Copas de Alemania y 4 Supercopas de Alemania, además de 1 Champions League, 1 Supercopa Europea y 1 Mundial de Clubes. Vital también para la consecución de la cuarta copa del mundo de la selección alemana.

iker

Iker Casillas: con 725 partidos disputados con el Real Madrid, se convirtió en un símbolo del arco del equipo merengue, con el que ganó 5 títulos de Liga, 2 Copas del Rey y 4 supercopas. Consiguió además 3 Champions League y 2 títulos intercontinentales. También es el estandarte de la selección española que, atravesando por sus mejor momento histórico, consiguió un título mundial y 2 europeos con su cuidado bajo los 3 palos. Inexplicablemente, su salida del club madrileño fue demasiado discreta.

inter tigres

La ventaja es corta para el Inter

Internacional venció 2-1 a Tigres en duelo de ida disputado por la semifinal de Copa Libertadores en el Estadio Beira Rio de Porto Alegre.

Extrañamente los mexicanos salieron muy cautos a la cancha y la primera distracción defensiva les costó cara cuando un mal retroceso cayó en los pies de Andrés D’Alessandro (4 min.) quien anotó rematando desde el borde del área. El golpe del gol fue sentido en la zaga de Tigres que no pudo contener el embate de los “colorados” y Valdívia (9 min.) puso el segundo tanto para el local, con un remate cruzado que desvió el zaguero Ayala y bañó al portero Guzmán.

Con el 2-0 en el bolsillo, los brasileños dejaron de presionar tan fuerte, cediendo algo posesión de balón al rival, sin embargo, cada réplica de Inter era muy sentida en la zaga de los regiomontanos que de todas formas llegaron al descuento. Hugo Ayala (23 min.) con la cabeza tras centro por izquierda de Sobis, anoto el gol mexicano.

Tras el descuento, Tigres aseguró las marcas en el medio campo y evitó que se junten D’Alessandro con Valdívia, mientras Pizarro conducía el ataque buscando a Sobis y Gignac. Pasando la media hora, los de Monterrey ya dominaban las acciones, lastimando al local con pases largos o centros por los costados. Alisson pasaba una gran noche evitando el empate de la visita, aunque sin mucha ayuda de su distraída zaga.

En los primeros minutos del segundo tiempo, el partido se planteaba parejo con ambos equipos muy abiertos, buscando la anotación y con problemas defensivos en las dos áreas, el zaguero Ayala fue expulsado en el cuadro mexicano e inicialmente afectó poco al trámite del partido, ya que los colorados no tomaban ventaja del hombre más.

Tigres comenzó a sentir el rigor del partido en el minuto 70, Aránguiz y Dourado se sumaban al ataque y junto al talento de Valdívia, generaban opciones de gol, aunque las contras visitantes no dejaban de ser peligrosas. Los siguientes minutos tuvieron un notable decrecimiento de ritmo de juego.

Los minutos finales vieron a un equipo gaúcho desesperado por lograr un tanto que le de tranquilidad para el juego de vuelta, siendo el mejor momento para la contención regiomontana, ayudada por la entrada de Briseño. El juego de vuelta será el 22 de julio en Monterrey

 INT: Alisson; William, Erando, Alan Costa, Geferson (TA 37’); Charles Aránguiz, Rodrigo Dourado (TA 80’), Andrés D’Alessandro, Valdivia (Rafael Moura 86’); Nilmar (Eduardo Sasha 63’), Lisandro López
Goles: D’Alessandro 4’, Valdívia 9’
TIG: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez (TA 20′), Juninho (TA 91+’), Hugo Ayala (TA 40’) (TR 57’), José Torres; Javier Aquino, Egidio Arévalo R., Guido Pizarro (TA 45’), Jurgen Damm (Antonio Briseño 60’); Rafael Sobis (Edgar Lugo 86’), Andre Gignac (Manuel Viniegra 91+’)
Goles: Ayala 23’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
river guarani

River saca una buena ventaja en la semifinal

River Plate derrotó 2-0 a Guaraní en duelo de ida disputado por las semifinales de Copa Libertadores 2015 en el Estadio Antonio V. Liberti de Buenos Aires.

El cuadro paraguayo sorprendió en los primeros minutos con su salida por derecha con De La Cruz y su llegada a las inmediaciones del área millonaria usando buen toque y  paredes, incursionando con gente como Palau, Mendoza y Bartomeus. Sin embargo, su costado izquierdo tenía problemas en la marca. “La banda” empezó a buscar centros por el lado derecho, donde Rodrigo Mora causaba daño con sus centros. La presión paraguaya era notable en los primeros minutos.

Llegando al minuto 20, la presión de Guaraní continuaba, era elogiable la labor de Bartomeus y Palau, pero llegaba el balón con dificultad a sus atacantes, en River, Sánchez y Mercado insistían en atacar por su derecha sin mostrar más ideas. Cuando González y Kranevitter buscaron hacer rodar el balón, finalmente los “millonarios” pudieron hacer replegar algo al visitante.

En los minutos finales del primer tiempo, Guaraní prefirió esperar, para jugar al contragolpe aprovechando la desprolija contención en medio campo e incluso en el borde del área por parte del cuadro argentino, causando zozobra en el Monumental, retirándose los locales al descanso con reproches y preocupación.

En el segundo tiempo, la entrada de “Pity” Martínez buscaba darle más dinámica al mediocampo de River, sin embargo, su participación en los primeros minutos fue escasa, pero pudo abrir el marcador con tanto de Gabriel Mercado (59 min.) quien fusiló al portero Aguilar cuando un balón le quedó servido cerca del área chica tras un córner y pivoteo de Alario.

El gol desordenó al equipo paraguayo y en los siguientes minutos, River lo atacó por todos lados, la desubicación le costó caro a Guaraní, pues cuando buscaba el empate quedó desprotegido y Rodrigo Mora (72 min.) anotó el segundo tanto con un bonito “sombrero”, quedando solo a pase largo de Alario.

Guaraní trató de componer líneas defensivas con los cambios, pero los dos goles arriba dieron ese impulso que permitió al cuadro millonario mantener una presión que hacía lucir cercana y posible la goleada. Cerca del final, Guaraní buscó caóticamente el descuento sin hacer mucho daño en el área de “la banda”. El juego de vuelta será el 21 de julio en Asunción.

RIV: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana (TA 36’), Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio (TA 83’) (Camilo Mayada 86’), Luis González (Gonzalo Martínez 45’); Rodrigo Mora, Lucas Alario (Javier Saviola 84’)
Goles: Mercado 59’, Mora 72′
GUA: Alfredo Aguilar; Juan Patiño (Fernando Fernández 77’), Luis Cabral, Rubén Maldonado (TA 76’); Luis De La Cruz (TA 61’), Jorge Mendoza, Marcelo Palau, Juan Aguilar (Alberto Contrera 67’), Tomás Bartomeus; Julián Benítez, Federico Santander (TA 73’)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
Chile campeón

¡Chile Campeón de América!

Chile consiguió su primera Copa América en esta edición disputada en su país. La final terminó en tiempo reglamentario más alargues 0-0 en el juego contra Argentina disputado en el Nacional de Santiago. La igualdad llevó al encuentro a definirse en penales, en los que la selección de camiseta roja venció 4-1

Un comienzo tenso, sin claro dominador tuvo el juego que inició con la impresionante carga emocional de la ceremonia de himnos. Cerca del minuto 10, el local imponía su presencia subiendo en bloque, tanto los laterales Isla y Beausejour, como Aránguiz y Díaz, buscando conexión con los delanteros y dando algo de trabajo al portero argentino Romero.

La presión chilena del primer cuarto de hora hacía difícil que el mediocampo albiceleste se ordene. Era buena la labor de Demichelis y Otamendi para evitar que Sánchez y Vargas queden frente al arco. Promediando el minuto 20, Messi pudo tener más tiempo el balón para juntarse con Agüero y liberar la presión inicial de la roja.

En el minuto 28, Agüero cabeceando solo, perdió la oportunidad de marcar ante una brillante atajada de Bravo. Chile tenía el balón, pero la marcación en el borde de área argentino era muy eficiente. Chile se empezó a desordenar en medio campo y Mascherano con Messi, que bajaba unos metros, superaban en presencia a Aránguiz y Díaz, con lo que Argentina pudo avanzar más de cara al arco.

Los últimos minutos del primer tiempo fueron muy recios, bastante pierna fuerte, en especial del lado argentino y mucho nervios en un primer tiempo dominado por las ganas, el orden táctico y la tensión, aunque también por qué no decirlo, de buen fútbol.

Chile volvió a presionar a fondo en el inicio del segundo tiempo. Lucieron Valdivia y Aránguiz más solidarios con la marca y del lado argentino, era cada vez más improductiva la labor de Agüero mientras intentaban la contra, pues la escuadra araucana lo iba llevando más a su área. Otamendi mantuvo un gran nivel anticipando las jugadas de ataque del anfitrión.

Argentina tenía problemas en la media cancha, Isla superaba constantemente en la banda a Rojo y Biglia tenía una participación pobre. Del lado local, Vidal no tenía su mejor partido y el ataque se concentraba en los laterales buscando a Alexis que tenía que retroceder bastante, mientras Vargas entraba poco en acción.

Argentina trató de volver al control de medio sector con Banega y el juego se puso más cortado, siendo los minutos finales, lo mejor de Argentina incluyendo llegadas de Higuaín, quien entró en el ataque para sumar fuerza en el área y cerca del final del tiempo reglamentario, perdió una clara opción de gol casi frente al arco, tras pase de Lavezzi.

Argentina lució más sobrio en el primer suplementario, con posesión de balón especialmente. Ya se evidenciaban estragos físicos en buena parte del seleccionado chileno y en Lavezzi por parte de Argentina. Sánchez perdió solo cerca del final de este tramo, la posibilidad de anotar el tanto del triunfo.

En el segundo suplementario el rigor del juego pasó factura a Messi, Mascherano y Aránguiz. Se jugó un ida y vuelta comprensiblemente desprolijo por el desgaste físico, lo que eso sí, le daba más nervio al partido. Se fue entonces, el juego a la tanda de penales.

Alexis penal

Ya en la ronda de lanzamientos penales, Higuaín y Banega perdieron su oportunidad, mientras que todos las ejecuciones chilenas fueron acertadas, llevándose el título de América

CHI: Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel (TA 33’), Francisco Silva (TA 23’), Jean Beausejour; Charles Aránguiz (TA 86’), Marcelo Díaz (TA 43’), Arturo Vidal; Jorge Valdivia (Matías Fernández 74’); Alexis Sánchez, Eduardo Vargas (Angelo Henríquez 94´)
ARG: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo (TA 54’); Lucas Biglia, Javier Mascherano (TA 55’), Javier Pastore (Ever Banega 80’) (TA 91’); Lionel Messi, Sergio Agüero (Gonzalo Higuaín 74’), Ángel Di María (Ezequiel Lavezzi 28’)

Penales Chile.- Convirtieron: Fernández, Vidal, Aránguiz, Sánchez
Penales Argentina.- Convirtió: Messi. Desviado: Higuaín. Atajado: Banega

Calificaciones Chile:
Bravo 8
Isla 8
Medel 7
Silva 7
Beausejour 6
Aránguiz 7
Díaz 7
Vidal 5
Valdivia 6
Sánchez 6
Vargas 5
Fernández 6
Henríquez –

Calificaciones Argentina:

Romero 7
Zabaleta 7
Demichelis 7
Otamendi 8
Rojo 5
Biglia 5
Mascherano 7
Pastore 7
Messi 6
Agüero 5
Di María –
Lavezzi 6
Higuaín 5
Banega 6

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
CA55. CONCEPCIÓN (CHILE), 03/07/2015.- El delantero peruano André Carrillo (c) celebra con sus compañeros, el gol marcado ante Paraguay, el primero del equipo, durante el partido Perú-Paraguay, por el tercer y cuarto puesto de la Copa América de Chile 2015, en el Estadio Municipal Alcaldesa Ester Roa Rebolledo de Concepción, Chile, hoy 3 de julio de 2015. EFE/Javier Valdés

Perú “alcanzó el bronce” en Copa América

Perú derrotó 2-0 a Paraguay en juego disputado en Concepción por el tercer puesto de la Copa América 2015.

Un partido que arrancó con poco ritmo, siempre con el cuadro peruano manejando mejor el balón e intentando con remates de media distancia, llegar al arco guaraní. De todas formas los primeros 20 minutos no tuvieron emociones mayormente relevantes.

Mientras tanto, Paraguay buscaba hacer daño con las subidas de Samudio por izquierda aunque en verdad, estuvo lejos de causar preocupación en el arco peruano. Yordi Reyna y Cueva buscaban juntarse con Carrillo y Guerrero, mas normalmente, se encontraron con una defensa rival bien ubicada. No fue un primer tiempo con mucho espectáculo

Apenas iniciado el segundo tiempo. Perú abrió el marcador con un remate rasante de André Carrillo (47 min.) quien aprovechó el desconcierto generado en área paraguaya por una serie de rebotes fruto de un córner. El gol asentó al cuadro de Gareca y puso mayor peligro en el área de la “albirroja”.

Ramón Díaz advirtió la arremetida peruana e hizo varios cambios en el mediocampo que surtieron efecto y pasado el minuto 65, el juego se volvió de ida y vuelta. De hecho, un par de minutos después, eran los guaraníes quienes arrinconaban a su rival en el área, procurando el empate. Las salidas de Perú eran escasas hasta el minuto 80.

Perú en los minutos finales se fue haciendo más peligroso y llegó el segundo tanto cuando Paolo Guerrero (88 min.) anotó luego de gran corrida y pase de Carrillo. La selección peruana consiguió el tercer puesto de la competición, al igual que la edición de 2011.

tomada de www.rpp.com.pe

tomada de www.rpp.com.pe

PAR: Justo Villar; Marcos Cáceres, Paulo Da Silva, Pablo Aguilar, Miguel Samudio (TA 37’); Víctor Cáceres (Lorenazo Aranda 58’), Osvaldo Martínez (Edgar Benítez 56’), Néstor Ortigoza (Richard Ortiz 63’), Raúl Bobadilla; Lucas Barrios, Oscar Romero
PER: Pedro Gallese; Luis Advíncula; Carlos Ascues, Cristian Ramos, Juan Vargas; Carlos Lobatón (Yoshimar Yotún 57’) (TA 84’), Josepmir Ballón, Cristian Cueva, Yordi Reyna (Joel Sánchez 83’) (TA 87’); Paolo Guerrero, André Carrillo (Paolo Hurtado 89’)
Goles: Carrillo 47’ Guerrero 88’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
brasil 1982

Érase una vez…

Érase una vez una potencia, llena de magia e ilusión, capaz de atraer multitudes alrededor del mundo por más de medio siglo, en donde los mejores showman de la historia se juntaban para alegrar a miles de niños, adultos y ancianos.

Esta maquinita de sonrisas fabricó recuerdos imborrables a través de las décadas, empezó a dejar su nombre inscrito en los libros en las canchas de Suecia, con unos pibes inigualables, los mismos que crecían y traían su alegría a tierras sudamericanas en Chile, y en la plenitud de su esplendor, empezó a forjar la leyenda de un monumento que vio al mejor equipo y al mejor jugador de la historia de los mundiales (en citas distintas). El “jogo bonito” deleitó a millones y siguió ganando corazones, cuando no eran posibles los títulos.

Pasó el tiempo y cambio el estilo, el juego cambió y la magia cada vez era más difícil de encontrar alrededor del planeta, pero siempre esa tierra, ese Brasil de siempre (por si no saben aún de quien se trata esto), nos regalaba esa dosis de sueños, nunca nos defraudaba, la tierra donde nunca se terminaba la diversión y la imaginación.

Hasta ahora… Ahora esa tierra está en crisis, una crisis forjada por un sinnúmero de razones añejadas por ya bastante tiempo. Los fracasos en el Mundial organizado en casa, y en esta pasada Copa América no dejan intranquilidad por los resultados, sino debido a la pobreza del juego, la falta de esa magia que a través de los años siempre se veía.

Los principales acusados son la dirigencia de la Confederación Brasileña de Fútbol y el entorno globalizado del fútbol moderno, ambos responsables directos e indirectos en el resto de factores, entre los que podemos notar, bajo la CBF, la falta de preparación de Directores Técnicos que refleja un alejamiento directo de las raíces de la identidad futbolística brasileña, nulo refuerzo de esta identidad y estilo de practicar el fútbol, y un trabajo deficiente en las divisiones formativas. Esto, sumado a la salida de jugadores al exterior a muy temprana edad, la infinidad de excesos a los que están expuestos los jugadores a alto nivel, la exigencia de resultados por encima del juego a casi todo nivel de competición en el mundo, un profesionalismo centrado en el funcionamiento táctico que deja un minúsculo espacio a la imaginación y a la inventiva por parte de un jugador individual.

Más de uno en todo el mundo opina lo mismo

Todos estos problemas se ven reflejados en la selección brasileña de la actualidad, es una camada nueva, casi sin experiencia, que no supo reemplazar a estrellas del calibre de Kaká, Ronaldinho, Ronaldo, etc. Un salto generacional que no supo hacerse progresivamente, haciendo que las jóvenes promesas se vuelvan grandes figuras emulando, en el mismísimo campo de juego, lo que sus predecesores inculcaban.

El futuro para el “Scratch” no pinta para nada bien, falta liderazgo, falta talento, falta magia y falta organización, y a menos de que haya un golpe de timón en el futuro cercano, a los fans de esa gloriosa camiseta, solo nos quedará esperar a que las favelas y las playas de ese hermoso país nos regalen otro mago, que tome esto que tenemos y agite su varita y nos permita soñar de nuevo, enseñando que el fútbol no es una ciencia fija como se plantea hoy, sino una ventana a un mundo de sueños, pasión e imaginación. De Jogo Bonito.

IMG_20150630_211655

Argentina finalista con el brillo de sus estrellas

Argentina derrotó 6-1 a Paraguay por las semifinales de Copa América 2015. Partido disputado en Concepción.

La albirroja comenzó con una asfixiante presión que no permitía a los argentinos llegar más allá de tres cuartos de cancha y a los 5 minutos ya puso a Santacruz frente al arco de Romero, sin definir bien. Este escenario fue cambiando ligeramente cuando la albiceleste buscó avanzar especialmente por los costados con Zabaleta y Rojo.

Precisamente Marcos Rojo (14 min.), inauguró el marcador al encontrar frente al arco el balón luego de un tiro libre por izquierda y rematar presuroso. Pasado el gol, Argentina apeló a la contra, dejaba que Paraguay conduzca el balón y cuando recuperaba, sus jugadores hábiles ponían peligro con sus recursos técnicos.

Messi apareció para causar estragos con su magia. “No contento” con el centro para el gol de Rojo, se abrió camino y filtró un certero pase profundo para que Javier Pastore (27 min.) defina y amplíe el marcador. De todas formas, los guaraníes no renunciaban a adelantar líneas, en adición a eso, González y Santacruz salieron lesionados. Lucas Barrios (42 min.) pusó el descuento encontrándose casi frente al arco tras una mala salida de la zaga gaucha.

Arrancó el segundo tiempo y Ángel Di María (47 min.) concluyó con gol una maravillosa jugada que incluyó pases de Messi, Mascherano y una gran habilitación final de Pastore. Continuó el brillo argentino y un nuevo tanto de Di María (52 min.) establecía una goleada, después de tomar un rebote. La jugada previa fue de Messi y el remate rebotado, de Pastore.

IMG-20150630-WA0024

¡Qué LÍO que armaste!

Pasado el cuarto gol, Argentina se hizo dueño del balón y jugó más cómodo, llegando a área rival con autoridad aunque sin apuro. Sergio Agüero (80 min.) con la cabeza hizo el quinto gol aprovechando un centro de Di María. Gonzalo Higuaín (82 min.) que había entrado al cambio, puso se hizo presente en el marcador.

Martino hizo algunos cambios para preservar su mejor onceno de cara a la final y las grandes figuras albicelestes se dedicaron a lucirse con tranquilidad, cediendo a veces el balón al rival y esperando con calma el fin del juego. Brillaron Messi, Pastore, Di María y por fin se vio la albiceleste contundente que se esperaba antes del torneo.

La gran final se disputará el 4 de julio en el EStadio Nacional de Santiago entre Chile y Argentina. Desde las 15:00 ecuatorianas.

 ARG: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo (TA 11’); Lucas Biglia (TA 15’), Javier Mascherano (Fernando Gago 76’), Javier Pastore (Ever Banega 72′); Lionel Messi, Sergio Agüero (Gonzalo Higuaín 80′), Di María
Goles: Rojo 14’, Pastore 27’, Di María 47’, 52’; Agüero 80’ Higuaín 82’
PAR: Justo Villar; Bruno Valdez, Paulo Da Silva (TA 29’), Pablo Aguilar, Iván Piris; Víctor Cáceres (TA 15’), Richard Ortiz (TA 59’), Derlis González (Raúl Bobadilla 25’), Édgar Benítez; Nelson Haedo V., Roque Santa Cruz (Lucas Barrios 30’)
Goles: Barrios 42′

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
Tomada de CNN en Español

Chile vuelve a una final de América tras 28 años

Chile derrotó 2-1 a Perú en juego disputado en Santiago por semifinales de la Copa América 2015

El juego tuvo un dinámico inicio con ambos equipos buscando el arco rival. Perú sorprendió en los primeros minutos con un cabezazo de Farfán que pegó en un poste y el local tenía un traslado un poco más nervioso que se reflejaba en cierta imprecisión al enlazar el mediocampo con el ataque, mientras la ofensiva “bicolor” era más punzante.

Perú fue asentándose pasado el minuto 15, impidiendo desde el mediocampo, cualquier esbozo de ataque de “la roja”, mientras que cada ataque causaba escalofrío en el público presente en el Estadio Nacional. Sin embargo, la expulsión del zaguero peruano Zambrano al minuto 20, condicionó a los blanquirrojos. Gareca sacrificó al buen volante Cueva para rearmar la zaga con Ramos.

La superioridad numérica araucana era notable alrededor del minuto 35 y su presencia en campo rival era constante cuando por fin pudieron Valdivia, Aránguiz y Vidal, juntarse con los delanteros Vargas y Sánchez, aunque seguía destacando la defensa del cuadro inca. Eduardo Vargas (41’ min.) anotó con drama, al haber capturado el rebote de un disparo de Alexis.

tomada de CNN en Español

tomada de CNN en Español

En el segundo tiempo, Chile presionaba para el segundo tanto y la zaga peruana resistía con un orden que se iba resquebrajando, aunque cuando se creía vencida su resistencia, llegó el empate con un autogol de Gary Medel (59 min.) quien envió el balón a su propia portería al intentar cortar un centro de Advíncula.

La igualdad no duró mucho pues, Eduardo Vargas (64 min.) sacó un formidable remate de 25 metros para devolver la ventaja al anfitrión. Tras este tanto, Chile siguió con posesión mayoritaria de balón, aunque los contragolpes peruanos eran buenos cuando recuperaban, especialmente por el costado derecho. Promediando el minuto 70, el espectáculo era bueno, pues se jugaba en ambos lados de la cancha.

Los últimos minutos fueron dramáticos, los chilenos perdieron ocasiones claras de liquidar el partido y a la vez, sufrían cuando el cuadro inca buscaba por los costados, elaborar jugadas de ataque y finalmente, fueron quedando sin combustible.

Chile vuelve a una final desde 1987, edición en la que perdió frente a Uruguay. Espera este 4 de julio a Argentina o Paraguay.

CHI: Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, José Rojas, Miiko Albornoz (Eugenio Mena 45’); Marcelo Dïaz (David Pizarro 45’), Charles Aránguiz, Jorge Valdivia (Felipe Gutiérrez 85’), Arturo Vidal; Eduardo Vargas, Alexis Sánchez
Goles: Vargas 41’, 64’
PER: Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano (TA 6’) (TR 20’), Carlos Ascues, Juan Vargas; Carlos Lobatón (Yoshimar Yotún 72’), Josepmir Ballón, Jéfferson Farfán, Cristian Cueva (Cristian Ramos 26’); Paolo Guerrero, André Carrillo (Claudio Pizarro 72’)
Goles: Medel (AG) 59’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol