Entradas

ldu 2019

Un Vistazo a Liga de Quito 2019

El campeón nacional presentó su plantilla el pasado 2 de febrero con un partido que tuvo un interesante ritmo contra Independiente de Santa Fe.

Manteniendo a prácticamente todo el plantel campeón 2018, las incorporaciones son muy interesantes de analizar puesto que se supone responden a necesidades específicas de potenciar ciertos aspectos el juego más que a suplir deficiencias, pues, como plasmó el resultado final de la temporada pasada, el equipo de Pablo Repetto parece tener una estructura definida con pocas falencias para competir en el plano local.

Evidentemente el gran reto de la temporada es la Copa Libertadores de América, así que el armado del plantel definitivamente está condicionado por la necesidad del equipo blanco de competir en el torneo internacional.

La renovación de Adrián Gabbarini es una excelente noticia, Nazareno y Viveros dieron muestras de estar a la altura del reto si se les requiere, el arco parece cubierto.

Las primeras incorporaciones importantes las encontramos en defensa, con la llegada de dos back centrales que vienen a suplir las distintas contingencias que han aquejado a los defensores albos en la temporada pasada, de la cual varios siguen recuperándose, por lo que cabe haber mención a la participación del uruguayo Carlos Rodríguez como primer back central y del argentino Nicolás Freire como segundo.

Los zagueros demostraron no tener problema con sacar la pelota jugada por abajo hasta zona de medios, como acostumbra Repetto, parece evidente que son fuertes en el juego aéreo y que la mayor incógnita será su reacción a la velocidad de los futbolistas ofensivos de nuestro campeonato. La adaptación a las condiciones climáticas será un condicionante para evaluar su progreso en el rubro; empero, la competencia apremia y deberán empezar a rendir exámenes serios en poco tiempo más; huelga decir que las sensaciones fueron positivas, más aún pensando en que alguno de los dos zagueros nuevos pueda complementarse con Franklin Guerra, por perfil pareciera que Freire parte con ventaja. Queda presto a sumarse Kevin Minda quien ya demostró su valía en etapas cruciales.

En los laterales no hubo movimientos, José Quintero y Cristian Cruz parten con ventaja sobre Realpe y Chalá, que parecen ser relevos de garantía, al menos para el medio local; en Libertadores se verá, lo que es definitivo es que el juego de Repetto se respalda mucho en los laterales, quienes son aporte constante al andamiaje ofensivo, trasladando, ofreciendo descarga a los medios e inclusive llegando a gol; será clave que el nivel sea el mismo afuera como lo fue dentro de casa en la temporada anterior.

En la medular la principal novedad es que Jefferson Orejuela renovó su vínculo y se mantiene como el volante central del campeón, el pasado sábado su acompañante fue Édison Vega, quien además de sus funciones como asistente de Orejuela en la medular, asumió durante gran parte del partido varias de las competencias que otrora le correspondían a Fernando Guerrero, la generación del fútbol pasó a ser casi responsabilidad absoluta del enano, quien además debía ofrecerse como alternativa por el sector zurdo cuando Orejuela o los laterales se desprendían; queda claro que su perfil se lo permite y que Repetto planea utilizarlo en aquellos menesteres, sigue en el plantel Jefferson Intriago, de quien se sabe está atravesando sus últimos partidos en el club; y Roberto Garcés, interesante volante que jugó en el Nacional y tiene condiciones similares a “Palula”.

En ofensiva la baja de Guerrero se notó, por la ya comentada entrega de batuta a Vega y adicionalmente, con la dificultad que tuvieron los hermanos Julio de entrar en juego; el lugar, posicionalmente hablando de “Chiqui” lo ocupó Adolfo Muñoz, quien participó muy poco de la circulación, ya sea por timidez o por poco concurso de sus compañeros, pero estuvo lejos de ser una alternativa real en la generación de las jugadas o en el desequilibrio ofensivo; ergo, Johan y Anderson debían asumir algunas de las otras funciones de su antiguo socio y ahora rival, y además cumplir con sus labores habituales, en lo cual se los vio muy atinados, los hermanos están ante una Copa Libertadores que supone una chance crucial para sus carreras, veamos como la afrontan.

Adelante jugó Juan Luis Anangonó que ofreció su repertorio habitual: desmarques, apoyos a los hermanos Julio, muchísima intimidación y juego aéreo, eso si, la novedad es que le llegó competencia en forma de Rodrigo Aguirre, delantero uruguayo de importantes condiciones que, en los pocos minutos que estuvo en cancha, se le alcanzaron a advertir tendencias de delantero que se tira atrás, intenta involucrarse en la elaboración de la jugada y acompañarla hasta la finalización. Los dos nombres, viéndolo nada más en teoría, no parecen excluyentes y bien podríamos acostumbrarnos a verlos juntos en cancha, especialmente en situaciones de urgencia de anotar.

En delantera también están Christian Martínez Borja y Djorkaeff Reasco, ambos con complicadas posibilidades de sumar minutos.

La noticia en cualquier caso fue Andrés Chicaiza. El volante ofensivo que en la última fecha del torneo pasado jugó con Delfín un partido en Casa Blanca que a más de uno de los que estuvimos presentes nos causó un verdadero impacto. Conocer que Liga lo había incorporado evidentemente generó gran expectativa, y en el partido del sábado se pudo percibir la ansiedad de varios aficionados por no verlo en la cancha entre los titulares y ni siquiera como uno de los primeros cambios

Su entrada cumplió con creces la expectativa, se hizo inmediato de la batuta del equipo y regaló jugadas para el aplauso, más allá de la anécdota de su gol en el partido amistoso, queda claro que Chicaiza puede ser el jugador que remplace a Fernando Guerrero, al menos en sus competencias creativas. El cambio eso sí será de nombres y posicional, puesto que el nuevo 10 albo juega por el centro, ahí donde Johan Julio ha encontrado su lugar y en el mismo lugar donde Gastón Rodríguez no pudo sentar nunca al menor de los hermanos.

La alternativa evidente es que Johan Julio pase a ocupar el flanco izquierdo, lo cual desembocaría en una cambio en la figura del esquema pues Johan es mucho más ofensivo que Fernando, su altura en la cancha será otra y sus funciones distintas, con la adicional diferencia de perfil. Otro nombre que entra en la discusión es el de José Ayoví, quien prácticamente es un extremo que puede jugar por los dos perfiles, adicionalmente aparece Julio Angulo como alternativa por el extremo diestro, jugador que goza de la confianza del DT.

¿Será titular Chicaiza? Por lo visto en su carrera hasta el momento parece una obviedad que si, debería serlo, sin embargo no está mal recordar que al más alto nivel futbolístico es cada día más importante contar con relevos de nivel importante, capaces de cambiar el rumbo de un partido o eliminatoria y casos abundan: la últimas finales de los torneos de clubes más importantes del mundo se definieron por el acierto de los relevos: el Real Madrid en Champions con Gareth Bale y River Plate en la Libertadores con Juan Fernando Quintero. En cualquier caso, como sistema o recurso parece que las condiciones están dadas para que Andrés Chicaiza tenga un paso importante por Liga de Quito.

Las informaciones no han confirmado si Liga hará alguna incorporación adicional, pareciera que el flanco izquierdo de la medular es el sitio donde se puede sumar alguien más. Aún así, a las puertas de la competición oficial, el campeón presenta un equipo a la altura de su historia, la pelota decidirá el resto.

bsc 2017

Año de Reposicionamiento Internacional y Frustración Interna

No es habitual cuando se hace un resumen de una temporada encontrar sensaciones tan disímiles como el 2017 de Barcelona Sporting Club. El fabuloso andar por la Copa Libertadores de América, en el que el club llegó hasta semifinales por primera vez en 19 años, no puede ocultar el sinsabor de un exiguo quinto lugar en el campeonato nacional que le impedirá volver a estar presente el próximo año en el máximo torneo continental.

Luego de un título 2016 inolvidable y lleno de récords, el proyecto continuó en manos de Guillermo Almada y con, básicamente, el mismo plantel que logró el campeonato del torneo anterior. Se sumaron como refuerzos principales a Ariel Nahuelpán, quien retornó al club luego de cuatro años, y a Jefferson Mena para reemplazar la vacante dejada por Anderson Ordóñez. El reto del 2017 era claro con la doble competencia: llegar lo más lejos posible en la Libertadores, tal como era una de las promesas de campaña de José Francisco Cevallos (“volver a ser un coloso de América”), y revalidar el título nacional con un bicampeonato que no se obtiene desde 1981.

Desde el sorteo de la Copa Libertadores quedó claro que el andar internacional no iba a ser un camino sencillo: la fase de grupos dejó al Ídolo en una llave complicada junto al campeón vigente Atlético Nacional, al argentino Estudiantes de La Plata y al brasileño Botafogo. Sin embargo desde el debut se vio claramente que Barcelona iba a ser un protagonista importante de esta edición del torneo continental: una brillante victoria sobre Atlético Nacional y dos triunfos  de visitante en La Plata y Río de Janeiro le dieron la clasificación a octavos de final con dos partidos de anticipación y practicando un juego muy intenso, veloz y con la identidad que lo marcó el año anterior.

En la siguiente fase el cuadro torero se encontró con otro obstáculo complicado: el campeón brasileño Palmeiras. Una vez más Barcelona volvió a brillar con dos muy buenos partidos en una llave que se terminó decidiendo desde los tiros penales en donde emergió la figura de Máximo Banguera, uno de los valores individuales más destacados del plantel en el año. Los cuartos de final traerían un nuevo rival paulista: Santos. Tras un trabajoso empate rescatado por el oportunismo de Jonatan Alvez, la gran figura de la temporada, llegó el momento cumbre del curso: la victoria en Vila Belmiro, con una presentación nítida y sólida de la escuadra canaria que debió ganar con una mayor diferencia que la que dejó el solitario gol de Alvez. Las semifinales trajeron al tercer rival brasileño consecutivo, el Gremio de Porto Alegre, que se llevó un incontestable triunfo de visita en el Monumental y el fin de la ilusión copera barcelonista.

El paso del Ídolo en la Libertadores llenó de orgullo a toda su afición, que volvió a ver a su equipo como protagonista en un torneo en el que era una de las grandes referencias sudamericanas hasta finales del siglo pasado. Barcelona se convirtió en el primer equipo de la historia que consiguió 3 victorias como visitante en Brasil y su goleador Jonatan Alvez se convirtió en el segundo jugador del club que anotó 6 goles en una misma edición de la Copa, además que entró en la consideración para mejor jugador del torneo. Una participación indudablemente histórica y valiosa.

A nivel local el trajín de la Copa terminó afectando el rendimiento del equipo en el campeonato en donde partía como favorito para el título, sumado a otros factores externos que afectaron al club como: la suspensión del Monumental en el primer partido como local ante Macará por los disturbios ocasionados por la barra que dejaron al menos 45 heridos y la pérdida de 6 puntos dictaminada por la FIFA por una deuda mantenida con Boca Juniors que a la larga incidió para que Barcelona no clasificara a la Libertadores del próximo año. No obstante, la Primera Etapa del campeonato del Ídolo fue bastante buena, llegando a pelear la posibilidad de ganarla hasta que perdió con Delfín de local en el Monumental en un encuentro en el que el cuadro torero fue superior en gran parte del mismo pero no pudo conseguir el triunfo debido a su mayor falencia de este año: la falta de concreción de goles en comparación con la cantidad de oportunidades generadas. Esta falencia fue mucho más notoria en la Segunda Etapa en la que encadenó ocho partidos consecutivos sin ganar a pesar de merecer el triunfo en la mayoría de ellos y que fue clave para el séptimo lugar alcanzado en dicha fase.

Este último punto es importante resaltar porque, a diferencia del torneo pasado, hubo varios valores individuales que disminuyeron o fueron inconstantes en su nivel. Ely Esterilla, Marcos Caicedo, Washington Vera, Pedro Velasco, Mario Pineida y hasta el mismo Damián Díaz, no rindieron en diferentes momentos de la temporada al igual que el 2016, y eso se vio reflejado en las cifras goleadoras del equipo. Jonatan Alvez anotó el 35% de los goles del plantel, 20 en campeonato y 6 en Libertadores, cuando el año pasado representó solo el 21% de las anotaciones.

Es de resaltar la aparición y consolidación de jóvenes valores como la dupla de defensas centrales conformada por Darío Aimar y Xavier Arreaga que mantuvieron la titularidad a pesar de la llegada del colombiano Mena y de Luis Caicedo. El aporte de emergentes como Erick Castillo, José Ayoví y Tito Valencia (hasta su fea lesión de fractura de peroné), y la incansable labor del capitán Matías Oyola y de Gabriel Marques en la media cancha, como elementos destacados de la temporada aparte de los ya mencionados Alvez y Banguera. Gran mérito en esto es de Guillermo Almada, de quien se debe destacar que cumplió su segundo año completo al frente del plantel, algo que no ocurría en mucho tiempo en el club.

El 2018 queda marcado como un año en el que Barcelona deberá enrumbar su rendimiento en el torneo local, en el que seguramente una vez más partirá como uno de los favoritos para hacerse con el título a sabiendas de que el plantel se mantendrá en su gran mayoría de acuerdo a lo expresado por la dirigencia canaria y en el que se intentará volver a la Copa Libertadores luego de su gran participación en este año. A nivel internacional queda realizar una actuación similar en la Copa Sudamericana donde se enfrentará en primera fase al paraguayo General Díaz.

Foto principal tomada de Metro Ecuador

fecha 14

¿Será Posible el Milagro Cetáceo?

Estamos cerca del final de la primera etapa y contra todo pronóstico, Delfín mantiene el liderato y una ilusión creciente para el pueblo manabita. En estas semanas restantes, el club mantense tendrá que soportar la presión del silencioso pero efectivo Independiente y de los poderosos Barcelona y Emelec, quienes tienen también que cumplir juegos diferidos.

El gran punto fuerte de Delfín sigue siendo su defensa que apenas ha recibido 10 tantos en 18 fechas, con Francisco Silva como el alma de la zona y el equipo: capitán, eficiente e incluso goleador cuando se requiere. Complementado por su compañero de centro de zaga, John Chancellor y la seriedad de Pedro Ortiz en el arco hace muy difícil que al equipo del puerto le hagan un gol. Matías Duffard y Luis Luna son guerreros del mediocampo y cada vez se ha sentido más el poder goleador de Roberto Ordóñez y Carlos Garcés, a la vez que Jacob Murillo viene haciendo una gran labor por la banda izquierda. Los resultados de último minuto han sido la especialidad de los manabitas y con 38 puntos e invictos asombran a todos. Estos son sus partidos restantes y un pronóstico al azar:

Católica (L)
Barcelona (V)
Liga (L)
River (V)

Pronóstico: suma 7 puntos

Independiente ha realizado una campaña silenciosa pero eficiente, aunque su gran punto débil ha sido perder sus 3 juegos ante Barcelona y Delfín, potenciales rivales. El punto fuerte del equipo de Sangolquí es la línea de avanzada conformada por Janner Corozo, Efrén Mera y Billy Arce, con ese frente no importa mucho quien sea el delantero en punto, si Jacson Pita o Michael Estrada, los negri azules siempre llegan al gol. En el bloque posterior, la experiencia de Cristian Núñez por el costado drecho y Juan P. Segovia en el centro garantizan seguridad. Sigue siendo un magnífico visitante, situación en la que han conseguido 4 triunfos.  Con 35 puntos y al acecho del puntero, Independiente tiene este calendario:

Emelec (V)
River (L)
Cuenca (V)
Nacional (L)

Pronóstico: suma 7 puntos

Barcelona tiene algunos partidos pendientes, pero en las últimas jornadas mostró un espeluznante poder goleador que ya lo sitúa como el equipo con más anotaciones del torneo (27) y a su delantero Jonatan Alvez como el máximo artillero del torneo con 10 tantos. El uruguayo tiene como grandes socios a Marcos Caicedo, Cristian Alemán, Erick Castillo o José Ayoví por los costados e interior, en tanto que Damián Díaz regula el vértigo impreso. Gran trabajo en el medio sector de Richard Calderón evidenciando que el cuadro amarillo tiene un notable plantel para el recambio, siendo menos susceptibles a lesiones y suspensiones. Máximo Banguera en el arco también está pasando por un momento notable que le ha valido el retorno a la selección ecuatoriana. El ídolo llega al remate de la etapa con 31 puntos y estos son los juegos que le restan:

Nacional (V)
Liga (V)
Delfín (L)
Emelec (L)
Macará (V)
Cuenca (L)

Pronóstico: suma 12 puntos

Emelec es el equipo que más compromisos tiene pendientes y tal vez sus números no sea la mejor forma de analizarlo. Lo que sí vale señalar que el “peculiar” esquema de Alfredo Arias, una especie de 3-4-2-1 es interesante y da resultados. Por los costados Romario Caicedo y Ayrton Preciado le dan una interesante dinámica al cuadro eléctrico que tiene el grato y revitalizado aporte de Marcos Mondaini, el poder goleador de Brayan Angulo y un buen año regulando el mediocampo de Pedro Quiñónez y Fernando Gaibor. Los azules hasta la fecha han sumado 31 puntos y estos son sus cotejos restantes:

Clan Juvenil (V)
Independiente (L)
Macará (V)
Liga (V)
River (L)
Barcelona (V)
Católica (V)

Pronóstico: suma 13 puntos

Estos pronósticos darían a Delfín 45 puntos, Emelec 44, Barcelona 43 e Independiente 42. Claro, se puede hacer ese ejercicio con una mentalidad más optimista o pesimista dependiendo del aficionado o especialista. Es momento de hablar del resto de equipos.

Deportivo Cuenca tuvo un pequeño bajón anímico luego de su eliminación en sudamericana, pero es destacable el momento de su atacante Juan Dinenno quien está en lo alto de la tabla de goleadores y junto a Jonny Uchuari hacen un tándem interesante para mantener un quinto lugar con 25 unidades. Macará perdió viada con 3 derrotas, las últimas frente a Delfín y Nacional algo inverosímiles, pasó al sexto lugar con 22 puntos, uno más que River Ecuador, equipo que experimentó una notable recuperación de los pies de su gran atacante uruguayo Martín Alaniz y un respetable orden defensivo que le ha mantenido sin derrotas en los últimos juegos. Terrible bajón de Universidad Católica aquejado por las lesiones, suspensiones, convocatorias a selección e incluso juegos postergados que lo han hecho caer al octavo lugar en espera de rematar la temporada con un plantel más o menos completo.

El Nacional obtuvo victorias salvadoras ante el Clan y Macará, sin embargo evidencia muchos problemas en defensa, siendo una de las peores del torneo. Fuerza Amarilla suele hacer partidos interesantes, pero no le alcanza aún para sumar en una forma que le libre de la preocupación del descenso. Liga Deportiva Universitaria va penúltima con 10 puntos aunque más juegos pendientes que sus rivales en la lucha por la permanencia, sigue sin ganar por torneo local perdiendo puntos que parecían ganados y buscando permanentemente un once y módulo táctico que los saque de la situación crítica. En Clan Juvenil se contrató a Julio Asad en la dirección técnica reemplazando a Carlos Sevilla a la espera de revertir sus números que en casi todo aspecto son los peores, siendo firme candidato a descender.

Equipo ideal del momento: Pedro Ortiz; Francisco Silva, John Chancellor, Juan P. Segovia; Fernando Gaibor, Richard Calderón; José Ayoví, Billy Arce, Ayrton Preciado; Jonatan Alvez, Juan Dinenno

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
libertadores 6

El Astillero ya Pensando en Octavos

Ha concluido la fase de Grupos de la Copa Libertadores 2017 y los resultados son bastante halagadores para los clubes ecuatorianos que han ubicado a 2 de sus representantes en los octavos de final. Así remataron la fase los equipos del Astillero.

25 de mayo

Emelec 3 (Orejuela 27’, Quiñónez 49’, Angulo 78’) – Melgar 0
Guayaquil

Al cuadro millonario le bastó un par de minutos para hacerse del total dominio del encuentro mientras que el equipo peruano apenas podía esbozar alguna contra que no hacía mayor daño. Poco a poco el trabajo por los costados de Emelec desbordó a su rival y se fue perdiendo opciones muy claras de gol hasta que Carlos Orejuela (27 min.) con la cabeza abrió el marcador tras centro de Caicedo. Hacia el final del primer tiempo prácticamente se jugó el partido en cancha visitante y la impresión al descanso era que el bombillo merecía una ventaja más amplia.

En la etapa complementaria el bombillo rápido amplió cifras con un disparo rasante de Pedro Quiñónez (49 min.) y después fue quitando el pie del acelerador ante un club peruano que no ofrecía mayor resistencia, por lo que se jugó bastante relajado, dándole al equipo ecuatoriano aire y tiempo suficiente para ensayar algunos cambios. De todas formas Bryan Angulo (78 min.) pudo anotar su tanto luego de un pase profundo. El resultado clasificó a los azules a octavos de final pese a que Independiente Medellín vencía como visitante a River.

EME: Esteban Dreer; Christian Ramos, Fernando Pinillo, Oscar Bagüí; Romario Caicedo, Pedro Quiñónez, Fernando Gaibor (Osbaldo Lastra 81’), Ayrton Preciado (Hólger Matamoros 72’); Marcos Mondaini, Carlos Orejuela (Yorman Valencia 85’); Bryan Angulo
Goles: Orejuela 27’, Quiñónez 49’, Angulo 78’
MEL: Diego Penny; Jair Toledo, Edgar Villamarín, Minzún Quina, Pedro Requena; Jean Barrientos (TA 52’), Víctor Cedrón, Daniel Chávez (Dhawlin Leudo 75’), Luis García (TA 72’); Wilmer Aguirre (Omar Fernández 63’), Gustavo Torres (TA 14’) (Emmanuel Herrera 45’)

25 de mayo

At. Nacional 3 (Moreno 18’ –p-, Arreaga 27’ –AG-, Aimar 67- -AG-) – Barcelona 1 (Ayoví 3’)
Medellín

El cuadro canario sorprendió al local cuando José Ayoví (3 min.) le quitó el balón a un desatento portero Armani y abrió el marcador. Después, la posesión y el ritmo de juego era del conjunto ecuatoriano, sin embargo tuvo problemas en defensa, especialmente el zaguero Arreaga que cometió una falta penal cobrada por Dayro Moreno (18 min.) y poco después intentando despejar introdujo el balón en propia portería (27 min.) Después un Barcelona algo nervioso trató de buscar el empate con poca fortuna, más bien las contras de los paisas eran más peligrosas.

En el segundo tiempo Barcelona buscó aplomarse para intentar el tanto del empate, pero sus jugadores emblemáticos como Díaz u Oyola no estaban en una buena noche, sus cambios tenían la intención de mejorar las ideas ofensivas, mas un nuevo autogol, esta vez de Darío Aimar (67 min.) descolocó a Banguera y los minutos finales más bien fueron de manejo del partido de parte del elenco paisa, que de todas maneras quedó eliminado de competiciones continentales con este resultado, ya que Estudiantes ganó y se llevó el cupo a Sudamericana.

ATN: Franco Armani; Darío Bocanegra (TA 32’), Carlos Cuesta, Francisco Nájera (TA 53’), Edwin Velasco (TA 29’); Elkin Blanco, Aldo Leao Ramírez (Juan P. Ramírez 86’), Macnelly Torres (Diego Arias 72’), Juan Pablo Nieto; Andrés Ibargüen, Dayro Moreno (Arley Rodríguez 78’)
Goles: Moreno 18’ (P), Arreaga 27’ (AG), Aimar 67’ (AG)
BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Darío Aimar, Xavier Arreaga (TA 18’), Mario Pineida (Tito Valencia 23’) (TA 59’); Gabriel Marques, Matías Oyola (Richard Calderón 54’); José Ayoví, Damián Díaz (Christian Alemán 69’), Marcos Caicedo; Jonatan Alvez
Goles: Ayoví 3’

El sorteo de las llaves de octavos de final será el 14 de junio.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
libertadores 4

Barcelona Clasificado, Emelec con Esperanza

El cuarto juego de los clubes ecuatorianos en Copa Libertadores arrojaron resultados satisfactorios pues se trajeron puntos de canchas extranjeras. Para Barcelona una impresionante clasificación a octavos de final, mientras que para Emelec la esperanza de seguir esa senda.

2 de mayo
Río de Janeiro – Nilton Santos

Botafogo 0 – Barcelona SC 2 (Ayoví 6’, Álvez 23’)

Barcelona sorprendió a su rival con una propuesta completamente desfachatada y ofensiva que encontró mal parada a la zaga local. Tanto así que tempranamente el ídolo se puso en ventaja con tanto de José Ayoví (6 min.) tras pase de Alemán. Este tándem daría mucho que hablar en el primer tiempo, conduciendo el ataque canario y causando zozobra en la afición presente en el Nilton Santos. Botafogo apenas sí podía quitarse de encima de la presión de los ecuatorianos solo para encontrar una zaga concentrada y un portero lúcido. Jonatan Álvez (23 min.) tras anticiparse a la salida de defensa y portero, anotó la segunda solo contra el arco. El primer tiempo de los amarillos tuvo momentos de gran calidad y soltura.

El comienzo del segundo tiempo era de una superioridad abrumadora del conjunto guayaquileño que se adueñó holgadamente del balón y lo hacía circular criteriosamente en tanto que los brasileños desesperaban. Entre los minutos 60 y 75 Botafogo buscó el descuento buscando el pelotazo largo y el error de un Banguera que estaba impecable. Los intentos del “Fogão” fueron infructuosos y de a poco perdieron su fuerza, mientras los amarillos bajaban el ritmo del partido y cada tanto buscaron un contragolpe que aumente cifas, pero el 2-0 fue suficiente para una victoria histórica y clasificación.

BOT: Roberto Fernández; Emerson Santos, Emerson Silva (Marcelo 45’) (TA 53’), Joel Carli, Víctor Luis; Airton (TA 4’) (Fernandes 80’), Joao Paulo, Guilherme, Camilo (Roger 45’); Rodrigo Pimpão (TA 59’), Sassá
BAR: Máximo Banguera; Pedro Velasco (TA 83’), Darío Aimar, Xavier Arreaga,Mario Pineida (TA 55’); Gabriel Marques, Richard Calderón (TA 9’) (Segundo Castillo 80’); Tito Valencia (Erick Castillo 72’), Cristian Alemán (Ariel Nahuelpán 68’), José Ayoví; Jonatan Alvez
Goles: Ayoví 6’, Álvez 23’

10 de mayo
Buenos Aires – Estadio Monumental

River Plate 1 (Mora 68’ –p-) – Emelec 1 (Preciado 59’)

Emelec plantó la cara a un cuadro argentino que ciertamente no puso a su plantel estelar para enfrentar este compromiso. La presión azul fue muy fuerte y de pronto dejó muchos espacios para el local que apostaba más bien al contragolpe dando un espectáculo generoso de ida y vuelta hasta el primer cuarto de hora, para pasar a mediados del primer tiempo a un trámite algo más cortado en el que “la banda” incluso utilizó la pierna fuerte. Los últimos minutos de la primera mitad fueron bastante auspiciosos para el cuadro azul que encerró a su rival.

Emelec no claudicaba en su afán de conseguir puntos, fue entonces cuando Ayrton Preciado (59 min.) aprovechó una confusión de defensa y portero locales para conseguir el tanto azul a partir del cual, el elenco argentino reaccionó e ingresó a sus delanteros titulares para intentar buscar la igualdad que en pocos minutos se dio mediante cobro de penal de Rodrigo Mora (68 min.) Con el impulso del empate, River pasó a arrinconar al club guayaquileño que tardó unos minutos en deshacerse del acoso y plantear un ida y vuelta con el que se consumieron los minutos finales del partido.

RIV: Augusto Batalla; Camilo Mayada (TA 44’), Lucas Martínez Q., Luciano Lollo, Luis Olivera (Arturo Mina 45’); Joaquín Arzura (TA 72’), Nicolás Domingo (Sebastián Driussi 67’); Iván Rossi, Rodrigo Mora, Carlos Auzqui (TA 43’); Marcelo Larrondo (Lucas Alario 67’)
Goles: Mora 68’ (P)
EME: Esteban Dreer; Carlos Moreno (Byron Mina 89’), Jordan Jaime (TA 26’), Fernando Pinillo, Oscar Bagüí; Pedro Quiñónez (Hólger Matamoros 89’), Fernando Gaibor, Marcos Mondaini, Ayrton Preciado; Bruno Vides, Bryan Angulo (Robert Burbano C. 85’)
Goles: Preciado 59’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol