Entradas

media temporada 2020

Análisis de Media Temporada – Liga Pro 2020

Finalizó la Primera Etapa del Torneo Ecuatoriano con un calendario vertiginoso para intentar igualar lo establecido antes de la pandemia. Liga de Quito, con una campaña sólida, ganó esta parte inicial del torneo y con ello, su paso a la final del Campeonato Ecuatoriano, además de asegurar cupo en Copa Libertadores 2021.

Liga Deportiva Universitaria se adueñó de la primera etapa basado especialmente en un gran funcionamiento defensivo, avalado por ser uno de los arcos menos batidos del país (13 tantos en contra), encontrando en gran forma a su portero Adrián Gabbarini, salvador de goles cantados en varias ocasiones, más la confianza en el bloque defensivo: Pedro Perlaza, Franklin Guerra, Moisés Corozo y Cristian Cruz. En el caso de los centrales, incluso con gol. Así mismo, respaldados por una impecable línea de volantes con Lucas Villarruel y Ezequiel Piovi aportando movilidad y seguridad. Adolfo Muñoz junto a Jhojan Julio fueron creciendo en generación ofensiva, mientras el delantero Cristian Martínez Borja se disputa codo a codo el cetro de máximo anotador del torneo.

Figura: Adrián Gabbarini

Independiente del Valle sumó 32 puntos, 3 menos que el líder. Su fútbol ha deleitado no solo al país, sino incluso al continente con un planteamiento generoso y ofensivo. Los de Sangolquí, que han jugado en Quito como locales durante este año, cuentan con el mejor ataque del torneo: 36 goles a favor, mas su defensa ha sido su gran flaqueza y de hecho es de las peores de la temporada. Jóvenes valores como el lateral Ángelo Preciado y el volante Moisés Caicedo hicieron los méritos suficientes para ser llamados a la selección. La media se sostiene con los extranjeros Lorenzo Faravelli  y Cristian Pellerano, mientras Gabriel Torres es uno de los goleadores del certamen, alimentado por generadores como Fernando Guerrero, Efrén Mera, Jhon Sánchez o Jacob Murillo. Curioso que como visitante permanece invicto y es el mejor del campeonato sumando 19 puntos fuera de su patio.

Figura: Gabriel Torres

Universidad Católica también propone un juego agradable y se traduce en una nada despreciable cifra de 32 tantos a favor y es uno de los mejores locales de la temporada sumando 19 puntos en el Atahualpa (va invicto en su estadio). Es una gran temporada para el argentino Juan Manuel Tévez y cuando es necesario, Bruno Vides también cumple con la cuota goleadora. La revelación camaratta ha sido el extremo José Carabalí quien incluso fue llamado a la selección y junto a Jeison Chalá ponen el dinamismo, mientras que turnándose Andrés Chicaiza y Diego Armas, son los llamados a la pausa. Otra buen año para Hernán Galíndez que en su calidad de nacionalizado residente fue llamado a la selección ecuatoriana. Con 31 puntos finalizó tercero.

Figura: José Carabalí

Barcelona se ubicó cuarto con 29 puntos. A pesar de un rendimiento bastante bueno, la campaña del Ídolo deja algún sinsabor por inconsistencias y puntos inverosímiles que se dejaron arrebatar. Para la casaca amarilla, que está invicta en su estadio, es grato saber que todavía pueden contar con Damián Díaz en la conducción del equipo y el llamado a la creación ofensiva es Emmanuel Martínez ya que Fidel marchó a la China. La capacidad ofensiva del cuadro canario ha estado algo afectada, pero tiene de las mejores retaguardias del torneo (13 tantos en contra) con buenas actuaciones del portero Javier Burrai, quien pudo en pandemia recuperarse de su terrible fractura sufrida en Copa, Williams Riveros en la zaga y el lateral “revelación”  Byron Castillo.

Figura: Byron Castillo

Macará acabó con 24 puntos la Primera Parte y si bien permaneció invicto en el Bellavista, los 3 empates que cedió como local lo rezagaron en la pelea por la etapa. A pesar de contar con uno de los goleadores del torneo como el colombiano Juan Sebastián Herrera, al cuadro celeste le ha costado mucho vulnerar la portería rival. Una de sus revelaciones es el atacante Jhon Santacruz, mientras que Leonel Quiñónez por el costado izquerdo continúa siendo un bastión. El portero Agustín Silva es bastante bueno y se ha constituido en un excelente reemplazo de Burrai.

Figura: Juan Sebastián Herrera

Aucas ha tenido jornadas muy interesantes. Es impactante como se convirtió en el mejor local del torneo con 21 puntos sumados en el Gonzalo Pozo, pero del mismo modo es uno de los peores visitantes con solo 2 puntos sumados fuera de su patio. Volviendo a su localía, desde ahí ha desarrollado un fútbol ofensivo y elegante con un tridente creativo que no tiene nada que envidiar a los más pintados del torneo: Sergio López, Víctor Figueroa y Alexander Alvarado (quien al parecer, migrará a la MLS). Tendrá que ajustarse en defensa si piensa buscar la tan ansiada participación en Copa Libertadores.

Figura: Víctor Figueroa

Se podría hablar de Técnico Universitario como la más grata revelación del torneo, ya que a principios de año se lo tomaba más en cuenta como candidato al descenso y hoy pelea por entrar en torneos internacionales. Tenía la mejor defensa del torneo hasta sufrir el desastroso 5-0 como local ante Liga de Quito, mas es altamente seguible el bloque: Cristhian Romero, Eddie Guevara, Alexis Santacruz y Christopher Tutalchá, apoyados en el gran volante colombiano Stiven Tapiero. Orlen Quintero en ataque se ha mostrado incisivo y letal. Veremos si al rodillo rojo le dura la viada en el resto de la competición.

Figura: Stiven Tapiero

Delfín sin duda ha resentido su juego tras la salida de buena parte del plantel campeón 2019 y cuerpo técnico incluído. Ya no es el temible local, su poder goleador se ha visto severamente reducido (solo 17 tantos a favor) y su defensa no presenta las garantías de antes. El volante Junior Benítez cuando ha podido ha mostrado su categoría, en tanto que Janner Corozo por los costados suele ser su arma ofensiva más peligrosa. Tendrá que luchar duro para mantenerse en puesto de competiciones internacionales, de las cuales, ciertamente con algo de fortuna, todavía no se encuentra eliminado.

Figura: Janner Corozo

Por momentos, Guayaquil City se mostró como un equipo  ordenado y complicado de vulnerar, además de ser un hueso duro de roer para los aspirantes a títulos y torneos internacionales. Del mismo modo que complicó a los más grandes, también dejó escapar puntos increíbles, su ataque no es el más efectivo (17 tantos a favor). Su cuota extranjera, como los volantes Matías Duffard, Bruno Teliz, así como los atacantes: Ariel Chávez, Michael Hoyos y Gonzalo Mastriani han dado el mejor fútbol a los ciudadanos. También Segundo Castillo “reinventado” como zaguero central.

Figura: Gonzalo Mastriani

Mushuc Runa es un equipo al que no le falta ni sobra nada. Estará lejos de preocuparse por descender, pero tal vez le falte plantel para buscar alguno de los premios del torneo. También la cuota foránea es lo mejor del cuadro del “ponchito” con Horacio Orzán en la media, Ignacio Herrera de volante, el atacante Muriel Orlando y el “portero goleador” Iván Brun. Sin duda Orlando es un formidable artillero, pero queda muy solo en la búsqueda del gol que no precisamente abunda en los “Chango Boys”. Sus 18 puntos y el décimo lugar pueden significar por lo pronto una campaña tranquila.

Figura: Muriel Orlando

Olmedo ha tenido problemas dirigenciales y mucho tumulto para manejar su campaña en Serie A, aunque parece que sus 17 puntos por lo pronto lo alejan de zona de descenso. Solo ha sumado 8 puntos en Riobamba, lo que hace de su cancha un concepto muy lejano al fortín de sus mejores épocas y de hecho, algo mejor les ha ido de visitante donde han conseguido 3 victorias (una en la mesa por la suspensión de Deportivo Cuenca). Ene ste año, su cuota foránea 2019 pasó a Mushuc Runa y en la temporada se las han arreglado con un plantel mayormente nacional, pues casi todos los extranjeros contratados en el 2020 se desvincularon en medio de la pandemia y falta de cumplimiento con sus salarios. Ha destacado el volante Willian Cevallos más veteranos Luis Bolaños y Marcos Romero.

Figura: Willian Cevallos

Una de las campañas más decepcionantes de la temporada es la de Emelec. Los azules ocupan el puesto 12 del torneo con solo 16 puntos, 2 de ellos como visitantes, siendo los peores en ese aspecto junto con Aucas. Los eléctricos han visto en varias ocasiones escaparse resultados de sus manos y en general un desconcertante rendimiento en el cual solo destacan el volante Sebastián Rodríguez y la voluntad de Roberto “tuca” Ordóñez. Su  plantel no es precisamente de los más pobres del torneo aunque dista de lo que tuvo hasta hace no mucho.

Figura: Sebastián Rodríguez

El Nacional, con problemas directivos y económicos, apostó por un par de jugadores de experiencia que están ciertamente rindiendo, como Juan Carlos Paredes y Hólger Matamoros. En tanto que lo de Máximo Banguera fue un fiasco, pues nunca pudo ser titular y la intervención del joven Leodán Chalá en el 0-0 frente a Barcelona hace pensar que se contrató al experimentado en vano. Un grupo de jóvenes a los que les falta regularidad más el único convocable a la selección, el portero Johan Padilla, han rescatado puntos para evitar una campaña catastrófica, aunque no se puede ser muy optimista con su futuro.

Figura: Hólger Matamoros

Liga de Portoviejo no ha tenido presentaciones del todo mala, sin embargo en demasiadas ocasiones dejó escapar puntos importantes que lo tuvieran lejos del descenso en el que ahora está comprometido. Tiene una de las peores defensas del torneo, habiendo encajado 30 goles en contra, algo que se supone vino a componer el zaguero Jonathan Ferrari post parón por la pandemia. Eso sí, normalmente ha tenido buenas críticas su delantero Francisco Fydrizewski, quien es uno de los máximos artilleros del torneo y junto a Vinicio Angulo hacen una mancuerna interesante.

Figura: Francisco Fydrizewski

Orense al principio del año había dado la sensación de un equipo serio y complicado para cualquiera. Pero en el camino fue perdiendo demasiados juegos y es uno de los peores locales, pues solo ha ganado un juego en el 9 de mayo de Machala. La llegada de Martín Alaniz buscará fortalecer lo que es el peor ataque de la temporada (15 goles a favor) y juntarse con Jostin Alman y Daniel Angulo serían la esperanza para salir de la zona de descenso en la que actualmente se encuentran.

Figura: Jostin Alman

Deportivo Cuenca ostenta un calamitoso último lugar con 8 puntos y severamente aquejado por el fantasma del descenso. Sus críticos problemas financieros y directivos dan qué hablar todas las semanas y de hecho, por ello ya sufrió una suspensión que le impidió jugar la última fecha ante Olmedo. Los peores locales con solo 3 empates y ningún triunfo en el Serrano Aguilar, así como una de las peores defensas con 30 goles en contra hablan de la peor campaña en muchos años para el Expreso Austral. El último golpe fue la salida del DT Tabaré Silva y la llegada de un conocido como Guillermo Duró.

Figura: Diego Dorregaray

Alineación ideal media temporada:

Adrián Gabbarini; Byron Castillo, Franklin Guerra, Moisés Corozo, Angelo Preciado; Lucas Villarruel, Stiven Tapiero, José Carabalí, Víctor Figueroa; Gabriel Torres, Cristian Martínez B.

DT: Pablo Repetto

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
de todo copas

Semana Surtida en Competiciones Sudamericanas

Suertes y torneos distintos para los equipos ecuatorianos. Dos de ellos (Aucas y El Nacional) han quedado fuera de competiciones continentales. Este es un extracto de esta semana de juegos.

18 de febrero

Aucas 2 (Alvarado 48’, Espinoza 65’) – Vélez Sarsfield 1 (Almada 96+’ –p-)
Quito – Gonzalo Pozo

Fue claro que la disposición del cuadro argentino era ambiciosa. Vélez eran en líneas generales más prolijo con el manejo de balón mientras que Aucas era más voluntad que fútbol. Las cosas se le complicaron a los orientales cuando el zaguero Oneto salió expulsado. Temprano en el segundo tiempo, Alexander Alvarado (48 min.) abrió el marcador luego de una gran corrida por derecha. El tanto dio mayor confianza a los ecuatorianos, lo que desembocó en un juego entretenido y parejo. La derecha fue el lado fuerte de los ex petroleros y una combinación entre Figueroa y John Espinoza permitió a este último (65 min.) definir por las piernas de Domínguez. Vélez no había bajado los brazos aunque evidenciaba cansancio. En el último minuto Arboleda cometió una falta penal a Janson que Thiago Almada (96+ min.) transformó en el gol que le dio la clasificación al fortín a la segunda fase de Sudamericana.

AUC: Damián Frascarelli; John Espinoza (TA 93+’), Tomás Oneto (TA 25’) (TR 37’), Alejandro Manchot, Carlos Cuero (Carlos Arboleda 83’); Alejandro Frezzotti, José Cazares; Enson Rodríguez (Edison Carcelén 68’), Víctor Figueroa, Alexander Alvarado (John Pereira 80’); Edson Montaño (TA 69’)
Goles: Alvarado 48’, Espinoza 65’
VEL: Alexander Domínguez; Tomás Guidara, Lautaro Giannetti, Luis Abram (Tobías Zárate 68`), Braian Cufré (TA 71’); Gastón Giménez (TA 26’) (Matías De Los Santos 45’), Mauro Pittón, Lucas Robertone (Lucas Janson 60’); Thiago Almada, Maximiliano Romero, Ricardo Centurión
Goles: Almada 96+’ (P)

19 de febrero

Barcelona SC 1 (F. Martínez 25’) – Cerro Porteño 0
Guayaquil – Estadio Monumental

Una propuesta incómoda y ofensiva presentó el cuadro paraguayo que en contraste se vio afectado por lesiones en los primeros minutos, pero aún así estableció condiciones hasta que llegó el tanto de Fidel Martínez (25 min.) que con un gran tiro libre tranquilizaba a sus compañeros que se vieron siempre apretados por los del “ciclón”. Sobre el fin del primer tiempo Barcelona tomó el control de las acciones. En el segundo tiempo el ciclón se acercó poco al arco amarillo, aunque en sus incursiones exigió a fondo a Burrai, quien estuvo a la altura. A Barcelona se le hizo difícil descifrar el granítico esquema de los paraguayos y las fuerzas fueron agotando, pues de un raudo arranque en el complemento pasaron a errores y distanciamiento con el área de su contrincante. La revancha será el 26 de febrero para buscar el clasificado a la Fase de Grupos de Libertadores.

BAR: Javier Burrai; Pedro Velasco, Darío Aimar (TA 44’), Williams Riveros, Mario Pineida (TA 53’); Gabriel Marques, Bruno Piñatares (TA 43’); Fidel Martínez (Stalin Caicedo 82’), Damian Díaz (TA 83’), Emmanuel Martínez (Byron Castillo 70’); Jonatan Álvez (Ángel Quiñónez 86’)
Goles: F. Martínez 25’
CER: Rodrigo Muñoz; Raúl Cáceres, Marcos Cáceres (Fernando Amorebieta 11’) (Juan Saiz 45’) (TA 49’), Juan Patiño, Santiago Arzamendia (TA 61’); Ángel Cardozo, Víctor Cáceres (TA 83’), Mathías Villasanti; Federico Carrizo, Nelson Haedo (Jorge Benítez 45’) (TA 53’), Óscar Ruiz (TA 49+’)

20 de febrero

Emelec 2 (Cevallos E. 26, Burbano C. 57’) – Blooming 0
Guayaquil – George Capwell

El bombillo se sabía con ventaja del 3-0 conseguido en la ida y si bien proponía, también jugaba relajado y dejaba que su rival muestre sus armas. Con paciencia el bombillo llegó al área y anotó luego que José Cevallos E. (26 min.) desvió hacia el arco un remate de Barceló y tras este tanto los bolivianos comenzaron a descomponerse un poco. En el complemento el tanto de Robert Burbano C. (57 min.) atendiendo un servicio de Cabezas liquidó la serie y el interés en le juego. Emelec clasificó sin sobresaltos a segunda fase de Sudamericana.

EME: Pedro Ortiz; Romario Caicedo, Aníbal Leguizamón, Marlon Mejía, José Hernández (Oscar Bagüí 65’); José Cevallos E. (TA 23’) (Xavier Pineda 73’), Sebastián Rodríguez, Robert Burbano C., Bryan Cabezas; Facundo Barceló (Joao J. Rojas 70’), Roberto Ordóñez
Goles: Cevallos E. 26’, Burbano C. 57’
BLO: José Peñarrieta; Jesús Sagredo, José M Carrasco (Luis Vargas 45’), Walter Rioja, Evanildo Borges; Christian Latorre, Junior Sánchez; Clody Menacho (TA 51’) (Jorge Orozco 77’), Fernando Arismendi, Joselito Vaca; César Menacho (TA 21’)

El Nacional 2 (Matamoros 58’, Mejía 93+’) – Fénix 2 (Franco 21’, Machado 81’)
Quito – Estadio Atahualpa

Nacional dispuso de la pelota en el comienzo de juego, pero su tenencia era muy poco productiva mientras que las contras de los uruguayos eran más incisivas y en una contra Maureen Franco (21 min.) abrió el marcador y así la visita se fue moviendo con comodidad ante el desprolijo juego ecuatoriano. En el complemento Nacional se encontró con un gol de tiro libre de Hólger Matamoros (58 min.) que animó a los criollos a arrinconar en su área al rival que fue descomprimiendo la presión metódicamente ayudados por la expulsión de Peña. Nicolás Machado (81 min.) anotó para la visita a la salida de un tiro libre aniquilando las aspiraciones de los militares que rascaron un empate en el último minuto obra de Felipe Mejía (93+ min.) más la clasificación a segunda ronda de Sudamericana fue para Fénix.

NAC: Johan Padilla; Juan C. Paredes, Jean Peña (TA 25’) (TR 68’), Henry Cangá, Henry Quiñónez; Ronald De Jesús; Tito Valencia (Kevin Peralta 57’), Hólger Matamoros, Jairo Padilla; Luis Congo (Felipe Mejía 56’), Marlon De Jesús (TA 5’) (Darío Pazmiño 87’)
Goles: Matamoros 58’, Mejía 93+’
FEN: Ernesto Hernández; Ignacio Pallas (TA 72’), Leonardo Coelho, Juan Álvez, Nicolás Fernández; Ángel Rodríguez (TA 17’) (Eduard Barboza 45’), Manuel Ugarte, Adrián Argachá (TA 63 min.) (Bryan Olivera 73’) (TA 74’); Agustín Canobbio (TA 92+’), Maureen Franco (Edgardo Schetino 65’), Nicolás Machado
Goles: Franco 21’, Machado 81’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
emelec main

Club Sport Emelec, a Julio de 2016

Todos hemos sido “mandarinas”, y esto ha afectado nuestro trabajo y nuestras relaciones con los amigos y la familia, sin embargo, pocas veces un mandarina había afectado tanto el funcionamiento de un equipo y el sentimiento de una hinchada como Omar de Felippe. El ex DT millonario, dicen fue apremiado por su señora para que vuelva a Argentina, y él al ser un caballero a carta cabal no pudo negarse ante la dueña de su destino, dejando al equipo puntero del campeonato eso sí pero en manos de un nuevo timonel que al momento, no ha podido poner al equipo en fase para la consecución de objetivos.

El primer semestre millonario tenía dos objetivos claros, el primero era avanzar lo más posible en la Copa Libertadores y ganar la primera etapa del campeonato ecuatoriano de fútbol. Ser eliminados en primera fase del torneo internacional y quedar segundos en el local (con el picante adicional que le otorga que el Independiente del Valle haya sido finalista en la Copa y el eterno rival azul sea quien se haya llevado la etapa), nos dejan muy en rojo el saldo de este primer semestre 2016 para los eléctricos.

La Copa Libertadores es un pendiente del CS Emelec, y año tras año se ha venido diciendo que el equipo está madurando, que hay jugadores que llegan en grandes momentos, y este año no era la excepción: Se tenía a un Dreer consolidado en el arco, una defensa madura con Achillier, Guagua y Bagui (siendo la banda derecha donde Narváez dejó un hueco que no se ha podido llenar el problema), con un medio campo liderado por Pedro Quiñónez y con un Gaibor que había al fin superado sus lesiones que prometían generar mucho fútbol, con un Burbano que había dejado de ser una promesa juvenil a una realidad, un Giménez que siempre cumple en la banda izquierda, un refuerzo como Straqualursi que ofrecía muchos goles y claro, la figura de Ángel Mena, el goleador del equipo, el jugador diferente; en fin, era un equipo que invitaba a soñar una buena participación en el máximo torneo continental.

La realidad fue distinta al sueño: pese a los 10 goles marcados en los seis partidos, los 12 goles recibidos marcaron la eliminación en primera ronda, en partidos en los que Emelec fue ampliamente superado por los Pumas perdiendo los dos compromisos, arrancando apenas el punto de local contra Olimpia de Paraguay de local y perdiendo de visita, y ganando al Deportivo Táchira de Venezuela de local sin poder doblegarlos en su casa, todo esto provocando la temprana eliminación eléctrica. Es más, en el primer minuto de juego de la Copa Libertadores para los azules se vio venir la catástrofe, encajando un gol en la primera jugada del partido, y esa sería la tónica de todos los encuentros: desconcentraciones defensivas que De Felippe no puedo corregir.

Los problemas iniciaban para Emelec con lesiones de varios jugadores, teniendo que jugar y acoplarse el refuerzo extranjero Cristian Guanca (posiblemente de lo mejor del semestre cuando se enchufó) y el nacional Matamoros que se  ha ido diluyendo de manera estrepitosa partido a partido. Las lesiones de Achillier y de Guagua que obligaban a alternar con José Luis Quiñónez y Fernando Pinillo en defensa, jugadores que no estaban para ligas mayores en ese momento, Henry León que en el medio centro no ha podido lucir y la presencia de Emmanuel Herrera que hace rato, viene sin jugar partidos destacables.

En el campeonato nacional el panorama no pintaba mal, Emelec peleaba siempre arriba, tenía los partidos diferidos de Copa y llegó a estar puntero, con tres partidos menos, hasta que ocurrió lo impensable: Clásico del Astillero en el Estadio Banco Pichincha, en el cual Barcelona propinó una severa goleada a los eléctricos, con un cinco a cero que fue decisorio para ambas escuadras, pues los de Almada a raíz de ese momento se perfilaron como los ganadores de la etapa, y los eléctricos de tumbo en tumbo, no lograron capitalizar los partidos diferidos, recibiendo la estocada al conocerse la salida de Omar de Felippe, quien fue reemplazado por Alfredo Arias.

Arias venía con las credenciales de un técnico trabajador, muy querido por la hinchada del Wanderers de Montevideo y su homónimo de Valparaíso, había realizado sendas campañas con poco material humano. Sin embargo, hasta el momento Arias no ha encontrado el juego millonario, aquel toque y toque de Quinteros o el orden que imprimió de Felippe, y sin un equipo completo pues tras asumir antes del receso de la Copa América, ha tenido siempre bajas que han limitado el estilo de juego que quiere imponer.

Emelec fiel a su costumbre de reforzar poco o nada a mediados de temporada, anunció que no contraría jugadores para el semestre que resta este 2016, habrá que esperar qué pasa con Ángel Mena y si la base del equipo logra mantener el físico, considerando que otra vez será necesario pelear en ambos frentes.

¿Priorizar la Copa Sudamericana o el torneo vernáculo? Esas decisiones las tomarán los jugadores y el técnico.

emelec pumas

Emelec se Despidió de Copa con Derrota

Pumas derrotó 3-2 a Emelec en juego disputado por la sexta fecha del Grupo 7 de Copa Libertadores disputado en el Jocay de Manta.

El bombillo ya eliminado presentó una alineación similar a la que triunfó en Quito en el torneo local con la variante de Matamoros en rol titular. Pumas, clasificado y prácticamente asegurado el primer lugar, paró un once decididamente alternante que de todas formas en el transcurso del juego, puso en bastantes aprietos a los eléctricos.

A pesar de la nómina alternante, era el equipo mexicano el claro dominador,  a Emelec le iba costando salir del asedio y cuando había logrado un trámite más parejo del partido, llegó el tanto de Fidel Martínez (12 min.) quien definió a placer luego de recibir un balón profundo originado en un error en la salida de J. L. Quiñónez. Emelec asimiló rápido el golpe y buscó quitar el balón a la visita para intentar el empate.

Y así se volvió el trámite del primer tiempo al menos: Emelec con control de balón y presionando en el área de Pumas, mientras que los mexicanos preferían esperar, cortar muy cerca de su arco y tratando de sorprender en el contragolpe buscando a Martínez con pases largos. En el equipo eléctrico, Gaibor jugaba bastante adelantado para armar la sociedad con Burbano, Matamoros o Guanca. Era difícil que le llegue un balón limpio a Stracqualursi.

Emelec era 2 equipos pasado la media hora: un entusiasta aunque poco efectivo ataque, pero una muy desconcentrada defensa que era presa fácil de los ataques en velocidad del conjunto mexicano. Uno de ellos terminó en el segundo gol, cuando Luis Quiñones (34 min.) definió con calidad un servicio profundo de Ludueña. Los azules pudieron descontar con tanto de tiro libre de Hólger Matamoros (45 min.)

Los azules buscaban la igualdad con el entusiasmo que ponían Guanca y Stracqualursi, pero sus acciones contaban con poca fortuna y tal como en el primer tiempo, cada respuesta del visitante era seriamente sentida por el bombillo. Nuevamente Fidel Martínez (60 min.) anotó para el club universitario ante una nueva desatención en las marcas de Emelec.

Promediando el minuto 70, el dominio de balón seguía siendo del local, pero con Pumas bastante menos interesado en avanzar al arco contrario, pues con la holgada diferencia prefirió replegar, mientras que las variantes de Emelec apuntaban a nuevas ideas para atacar. En una de ellas, se cometió una falta penal a Angulo que Cristian Guanca (72 min.) la transformó en gol.

Emelec siguió atacando mientras la visita contragolpeaba sin mayor entusiasmo y esperando más bien, el fin del partido. Una nueva falta penal favoreció al cuadro millonario, pero Matamoros estrelló el balón en el vertical y así, fue cerrándose con imprecisiones el partido y la participación del bombillo en Copa Libertadores. Los clasificados a octavos de final del grupo son Pumas y Deportivo Táchira.

EME: Esteban Dreer; Carlos Moreno (TA 89’), José L Quiñónez (TA 65’), Gabriel Achilier, Giovanni Nazareno (Fernando Giménez 62’) (TA 82’); Henry León, Fernando Gaibor (Javier Charcopa 57’); Robert Burbano, Cristian Guanca, Hólger Matamoros (TA 80’); Denis Stracqualursi (Bryan Angulo 64’)
Goles: Matamoros 45’, Guanca 72’ (p)
PUM: Alfredo Saldívar (TA 86’); José Van Rankin, Luis Quintana, Alejandro Castro, Arturo Montero (TA 25’) (Jesús Gallardo 73’); José Ruiz, Luis Quiñones, Daniel Ludueña (José Nieto 83’), David Cabrera; Dante López, Fidel Martínez
Goles: Martínez 12’, 60’; Quiñones 34’

Calificaciones Emelec:

Dreer 5
Moreno 5
JL Quiñónez 4
Achilier 4
Nazareno 3
León 5
Gaibor 6
Burbano 5
Guanca 6
Matamoros 5
Stracqualursi 5
Charcopa 6
Giménez 5
Angulo 5

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
Imagen tomada de Azul y Plomo.com

www.azulyplomo.com

Emelec a Marzo de 2016

Con un campeonato todavía muy verde pero con la mitad de los partidos de la fase de grupos de la Copa Libertadores disputados, me atrevo a lanzar un acercamiento del equipo, tratando de abarcar la mayor cantidad de elementos que puedan influir en el juego azul en estos primeros partidos de la temporada (no será considerada la baja del precio del petróleo en el análisis, por si acaso). No es menester de este artículo profundizar demasiado, sino dar un vistazo a vuelo de pájaro de lo que sucede en el equipo desde mi punto de vista, el cual puede ser compartido con muchos y seguramente, repudiado por más.

Espero que en la sección de comentarios, puedan ayudar a complementar los criterios emitidos y poder alcanzar un debate con gente que ve fútbol, sin importar de que equipo sean, y que no se quede en una discusión azul fuera de los grupos de whatsapp.

  1. BAJAS IMPORTANTES

Sin duda la ausencia de Bolaños (por cierto, FUERZA MILLER), ha sido un factor decisivo, pero de eso poco se puede argumentar en este punto. Emelec necesitaba un refuerzo de jerarquía, y el esfuerzo hecho por la dirigencia para traer al bien recordado Stracqualursi al momento no ha dado los frutos esperados, por la simple razón que “el Traca” no es Miller, de hecho, no hay jugadores como Bolaños, y eso es algo que debe aprender el equipo y la hinchada. Es necesario empezar a jugar diferente, cosa que al parecer le ha costado un poco a Omar de Felippe (ODF).

A criterio personal, si bien la baja de Miller ha influido, es la defensa la que ha dado más problemas. Sin Narváez ni Achillier, con un Bagui también lesionado y que ha venido también sintiendo la falta de fútbol y un Guagua que ya solo le queda “el nombre” de juvenil y cada día parece que se vuelve más lento, los alternantes Mina, Pinillo, Jaime y Nazareno han tenido actuaciones justitas cuando han pisado el campo de juego. Especial preocupación nos produce el costado derecho, en el cual Mina pese a su velocidad no ha sabido saltar la alta barra que dejó “Loco John”.

  1. NO SE ENCUENTRA EL JUEGO.

Un buen amigo que sabe mucho de fútbol me decía que Emelec tenía en Miller Bolaños un jugador diferente, que iniciaba la jugada, por poco el mismo se centraba y hacía gol: Miller era el mágico que te podía resolver partidos con una genialidad, jugador importantísimo en el esquema de juego (“pero es que Mena fue el que hizo los goles en la final y Miller pecheó”: hay que ver todo el movimiento y la marca que arrastra Miller y la generación de las jugadas que dejan libres a otros jugadores, en fin, favor de no arrocear). Mena está jugando el mejor fútbol de su vida, sin embargo muchas veces se encuentra solo, no tiene a su compadre. Ni Stracqualursi y mucho menos Herrera son Bolaños, algo se intenta con Matamoros y Guanca, pero aún falta esa conexión que solo los minutos en la cancha pueden dar.

Emelec a ratos luce roto, con laterales con un bajísimo nivel como Bagui y Mina (este amigo que sabe mucho afirma que lo recomendable hoy por hoy es, al menos de local, jugar con Giménez por izquierda y Burbano por derecha como carrileros para aportar en ofensiva), y que Guanca y Matamoros puedan jugar con Mena para el desarrollo del juego, pues el bombillo ha sido un equipo que ha aparecido cortado, sin traslado en la media cancha y ha terminado jugando al pelotazo.

  1. DESORDEN E INDISCIPLINA (?)

Guardiola le decía “a lo nuestro, al balón… hacer lo que sabéis, con paciencia” nada menos que al mejor equipo del mundo a quien el gol se le había negado en la Supercopa de Europa, y con orden se llegó a obtener el resultado favorable con un tanto casi al finalizar la prórroga. Emelec de pronto tiene al central Pinillo como centro delantero, Pedro Quiñónez como back centro ocupando ese espacio, y “todos al área”. Creo que los equipos de fútbol actuales no pueden darse esos lujos, menos uno con una identidad de “toque y corra” como es el Emelec.

Las desconcentraciones nos han costado caro, se han recibido goles en los primeros minutos de juego o de pelota parada de manera repetida, lo cual sin duda debe ser corregido por el entrenador pero principalmente, por los mismos jugadores, no se pueden regalar más puntos y goles pues de nada vale que adelante se hagan dos cuando atrás nos hacen cuatro.

Por otro lado, y en el ámbito de los rumores (que deben quedarse ahí, eh), la ausencia de Herrera en los últimos partidos por supuestos roces con otros jugadores, lo cual quedó en evidencia cuando en uno de los partidos intenta definir cuando Mena puede que haya tenido mejor perfil con el disgusto y reclamo consiguientes al respecto, que quedaron patentes en la transmisión, puede que influyan en el grupo. ¿Error de ODF? Parcialmente. Los únicos que pueden arreglar el tema son los jugadores, no nos compete a los demás tratar de buscar lo que no se ha perdido, y si bien es cierto no todos pueden ser amigos entre ellos, sí puede haber un ambiente de respeto y camaradería como parecía había antes.

  1. FALTA DE LOCALÍA

A ratos parece que el Emelec es un equipo gitano, jugando de local en Quevedo, Manta, Portoviejo, Milagro, en la cancha sintética del Chucho y ahora finalmente, en el Estadio Modelo de Guayaquil, lo cual sin duda desgasta por los traslados y la falta de conocimiento de cada centímetro del gramado, que sin duda influye. Yo hubiese recomendado jugar en la altura de Quito, por conveniencia geográfica y el pánico que se produce al extranjero subir a 2800 metros en Copa Libertadores (cuyos resultados se pueden preguntar a cierto equipo albo), sin embargo, se espera que el juego colectivo del equipo suba su nivel al tener una cancha fija en Guayaquil. Posiblemente no es un factor tan decisivo en la forma de jugar, pero es necesario recordarlo pues Emelec hizo del Capwell un reducto imbatible los primeros años del tricampeonato y es necesario recuperar esa confianza local.

CONCLUSIÓN

En el último partido jugado de local contra el Delfín de Manta, los azules obtuvieron una victoria en un partido complicado, gracias a un bombazo de larga distancia de Gaibor, sin embargo el funcionamiento colectivo sigue dejando que desear. El siguiente partido con Olimpia en Paraguay, sin los centrales Guagua y Pinillo y la ausencia de Pedro Quiñónez, representará un nuevo desafío para ODF, pues seguramente los paraguayos van a salir a buscar el encuentro.

Hay todavía muchos partidos por delante y la doble competencia seguramente también ha hecho mella (miremos los lugares en los que se encuentran LDU e Independiente que están jugando Copa y no lo están mirando por TV como dice aquel “lanza humo” Alemán). El engranaje que busca ODF con Matamoros, Mena, Guanca apoyados en Tracagol (o Herrera) con el soporte de Pedro y Gaibor, y dos balas por los laterales que por Dios ojalá levanten un centro racional en su vida, necesita tiempo.

Pedir cabezas técnicas o dirigenciales hoy es absurdo, decir que se tuvo suerte ante rivales bravos el año pasado como Liga de Quito en una final histórica y que lo que pasa ahora es la consecuencia lógica de un equipo sin juego, es por decir de menos ilógico (no puedo emitir más adjetivos por las leyes de comunicación vigentes). Hay que darle tiempo al equipo, y entender que el fútbol es un juego donde hay un rival, donde la presión juega un factor importante, donde los actores no siempre pueden desplegar su máximo nivel y sobre todo, el fútbol es un deporte donde no siempre se gana.

Imagen principal del artículo tomada de:

www.azulyplomo.com

seriea2016

Torneo Ecuatoriano de Fútbol – Fecha 4 – Resumen

Una tabla de posiciones sacada del baúl de los recuerdos, encabezada por Barcelona, Emelec y Nacional. Si bien los clubes del Astillero son líderes, su juego no ha terminado de convencer, en tanto que los criollos con ganas superando a sus limitaciones, se mantienen invictos. Lo de Católica parece una vez más, ser un espejismo, mientras que las amenzasa del Doctor Chango de nuevo “estimularon el valor” en Mushuc Runa y preocupa lo del Cuenca.

CD El Nacional 2 (Canosa 19’ –AG-, Balda 82’) – Delfín SC 0

Quito – Estadio Atahualpa

El cuadro criollo fue casi siempre el equipo que tuvo la iniciativa en encuentro ante un equipo cetáceo que volvió a replegarse como visitante. Nacional elaboraba buen juego en el medio sector, pero fallaba mucho en definición, tanto que el gol de apertura del marcador fue un tanto en contra del defensa uruguayo Canosa. Hubo minutos en los que el club manabita se animaba a atacar con pases largos con poca contundencia. En el segundo tiempo Bustos sumó varios delanteros, pero le faltó conducción, mientras que Nacional con paciencia trabajó su segundo tanto que llegó en los pies de Balda para cerrar el marcador.

Mushuc Runa SC 2 (Quintero 6’, Santana 60’) – U Católica 1 (Arboleda 58’)

Ambato – Estadio Bellavista

El equipo del “Ponchito” sorprendió poniéndose en ventaja con un potente tiro libre, pero fue el cuadro camaratta el que buscó más el arco contrario, con poca eficacia, una mala tarde para Vides y Escalada y de hecho, Delgado tuvo que ser cambiado. Tras toda la insistencia que había puesto, el club santo llegó al empate con jugada de balón detenido, sin embargo, poco después fueron de nuevo soprendidos con un tanto del local que a partir del mismo, hizo todo lo posible para mantenerlo en cuanto a defensa, mientras el equipo universitario seguía perdiendo las opciones de al menos empatar.

Barcelona SC 2 (Alvez 81’, Blanco 85’) – Fuerza Amarilla SC 1 (Espínola 67’)

Guayaquil – Estadio Monumental

Como no se podía esperar otra cosa, el equipo canario fue el que se adueñó del balón, sin embargo, no lograban conseguir jugar con fluidez en ataque, sumándose a la disposición defensiva y algo ruda del cuadro orense que se fue llenando de faltas y hacia el final del primer tiempo, ya contaban con un hombre menos en cancha por expulsión. El juego se le iba complicando al “Ídolo del Astillero” cuando incluso de dieron en desventaja tras un golazo de Espínola que le pegó al balón con borde externo. En los 10 últimos minutos llegaron los goles del local producto de vehemencia y atropello. Rescatable la enorme asistencia que tuvo este juego.

CD Cuenca 0 – CS Emelec 1 (Matamoros 71’)

Cuenca – Estadio Serrano Aguilar

Un juego que tuvo mayormente al equipo local buscando el triunfo, pero este no se daba por errores propios en definición o por la gran labor del portero Dreer. Desde la primera media hora hasta el segundo tiempo, el bombillo buscó equilibrar las acciones y una de sus variantes, Matamoros, le dio el gol del triunfo, para que en los últimos minutos los cuencanos desesperen buscando por lo menos rescatar un punto.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
cuenca emelec

Emelec Ganó con una Inspiración

Emelec derrotó 1-0 a Deportivo Cuenca en partido jugado por la fecha 4 del Torneo Ecuatoriano en el Estadio Alejandro Serrano Aguilar de la ciudad de Cuenca.

Deportivo Cuenca modificó un poco su esquema y puso dos atacantes en lugar de un punta, Emelec hizo varios cambios respecto a su once inicial de Libertadores. El equipo azuayo necesitaba comenzar a sumar, puesto que sus primeras presentaciones dejaron mucho que desear, lo que se reflejaba en su puesto en los últimos lugares de la tabla. Para el bombillo, era mejor jugar de una vez, antes que acumular juegos diferidos.

El inicio del cuadro morlaco fue furioso, presionando en área azul y en menos de 10 minutos, haciendo peligrosa presencia en el área y siendo el dominador del juego, cuando se esperaba lo contrario a pesar que el Expreso Austral era el local. Emelec tenía como única arma el desborde por la izquierda, que cuando buscaba pase, se diluía en el área. Poco después, los millonarios se acomodaron en marca.

Una vez que Gaibor y Burbano empezaron a  recuperar y manejar el balón, comenzó el juego de toque característico de los millonarios y con ello, elaborar jugadas ofensivas, aunque la conclusión no era buena por parte de sus delanteros o el último pase no llevaba precisión. Sobre la media hora de juego había un interesante ida y vuelta en el que solo faltó el gol para cualquiera de los bandos.

Se cobró un penal favorable al Cuenca, Saritama lo falló rematándolo al poste, lo que le impidió estar en posición legítima cuando quiso pescar el rebote. Cuenca en los últimos minutos del primer tiempo se animó de nuevo a asediar el arco azul pero la mala fortuna más un Dreer inspirado que impidió que los azules terminen el primer tiempo con marcador en contra.

Para el segundo tiempo, Emelec fue asentando su juego, la entrada de Mena y Matamoros aportó con dinámica al ataque, sin embargo, el Cuenca también de su lado con la entrada de Cheme buscaba resolver el pleito que le venía siendo esquivo desde el primer tiempo. Hólger Matamoros (71 min.) con una brillante jugada individual que terminó en remate desde el borde del área, anotó el único tanto del juego.

A partir del tanto azul, el Cuenca cayó en desesperación y quedándose sin ideas para buscar el empate. El cuadro morlaco sigue sin ganar en el torneo ecuatoriano, generando preocupación en sus parciales. Los eléctricos no han tenido buenas presentaciones en este año sin embargo, con sus individualidades les está alcanzando

DCU: Hamilton Piedra; Armando Gómez (TA 54’), Ezequiel Filipetto, Juan P. Segovia (TA 56’), Ronaldo Johnson; Andrés Oña, Luis Saritama (TA 33’) (Marco Mosquera 68’), Bryan Oña (Angel Cheme 58’), Jacobo Koufatti (Walter Zea 83’); Walter Chalá, Raúl Becerra
EME: Esteban Dreer; Byron Mina, José L Quiñónez, Alexander Pinillo, Geovanny Nazareno; Henry León (TA 52’), Fernando Gaibor (TA 37’) (P. Quiñónez 76’); Robert Burbano C. (Angel Mena 58’), Cristian Guanca (Hólger Matamoros 66’), Fernando Giménez; Emmanuel Herrera
Goles: Matamoros 71’

Calificaciones Cuenca:

Piedra 6
Gómez 5
Filipetto 5
Segovia 5
Johnson 5
A Oña 5
Saritama 4
B Oña 6
Koufatti 5
Chalá 5
Becerra 4
Cheme 5
Mosquera 4
Zea –

Calificaciones Emelec:

Dreer 8
Mina 6
JL Quiñónez 5
Pinillo 5
Nazareno 5
León 5
Gaibor 6
Burbano 6
Guanca 5
Giménez 5
Herrera 5
Mena 7
Matamoros 6
P Quiñónez –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
ldu 2015

El año de Liga

Es difícil no ser injusto con la campaña de un equipo que se quedó a un gol del campeonato, porque Liga estuvo a eso, a un gol, de ser campeón; un gol a Mushuc Runa en la fecha 15 de la segunda etapa, o un par de goles más que en la final; cuando un proyecto como el de Zubeldía se queda tan cerca del objetivo no queda otra que reconocérselo de entrada, solo uno es campeón, pero no todos fracasan.

Liga arrancaba la temporada con la confianza puesta en la continuidad del plantel, en comparación al equipo del 2014, pese a la lamentable la baja de Gerardo Alcoba, se encontró un salto de calidad en algunas posiciones, con la llegada de jugadores como Luis Romero, Narciso Mina o Michael Jackson Quiñónez, un plantel que si bien no tenía las figuras rutilantes de la década pasada, parecía estar bien preparado para afrontar el torneo nacional, puesto que no se había clasificado a Libertadores.

Desde el inicio, Liga se mostró como un equipo principalmente sólido, que se sostenía en el descomunal nivel de su arquero, la experiencia de su capitán, el muy buen estado de forma de Romero, Hidalgo, y la participación cada vez más interesante del joven Intriago; el equipo sabía que tenía gran parte del cero en su valla asegurado, y desde esa confianza acumuló varios triunfos que le permitieron ganar la primera etapa del torneo, aprovechándose también que el campeón defensor acusó el desgaste de la doble competencia.

Si defensivamente el equipo evidenciaba solidez, en ofensiva el tema era mucho más inestable, se mezclaron partidos en que se jugó muy bien, mostrando una interesante circulación de pelota y con gran volumen de llegadas, especialmente de local, con partidos en los que no aparecieron las ideas, y se terminó ganando muchos de ellos “jugando feo” esa afirmación tan vacía, puesto que si se ganaba o no se perdía, era justamente porque el equipo respaldaba esa carencia de ideas ofensivas y mostraba carácter, mucho.

Con la segunda etapa llegaron Jonathan Alvez, un buen delantero uruguayo y Juan Cavallaro, un interesante prospecto argentino, con el fin de mejorar la carencia de la primera etapa, tener un equipo con más recursos ofensivos, lo cual se consiguió, con lo que llegaron los mejores partidos de la era Zubeldía en Liga. El equipo encontró varios momentos de lucidez futbolística que coincidieron con altos rendimientos de Cachete Morales y José Francisco Cevallos, nuestros dos jugadores distintos, que permitieron hilvanar hasta cuatro triunfos seguidos, lo que por primera vez llevaba a pensar que era posible ser campeón sin jugar una final.

Por aquellos días Liga afrontaba la Copa Sudamericana sorteando sin mayor dificultad sus dos primeras fases, encontrándose en octavos de final con el campeón reinante: River Plate, momento de inflexión en la temporada; luego de un partido de ida en el que Liga se vio ampliamente superado por su rival, lo recibió una noche en Casa Blanca y se quedó a un penal desviado de Alvez de poner seriamente en aprietos al ahora subcampeón mundial, en un partido que nos dejó a todos con la idea de que con algo más de suerte se pudo ganar esa eliminatoria; quedaba por rematar la segunda etapa del campeonato, que con el rendimiento de esa noche, a esa altura parecía iba a ser un trámite.

Pero Liga nunca volvió a jugar como esa noche, por una u otra circunstancia se empezó a hacer más difícil ganar, Zubeldía intentó ser más ofensivo en un par de partidos sacando a Intriago para poner más gente adelante y aprovechar los buenos momentos de cada uno, sin tener el mejor de los resultados, llegaron lesiones muy inoportunas como la de cachete Morales, e inclusive el equipo perdió solvencia defensiva; en parte Romero no sostuvo el excelente nivel de la primera etapa, y en parte porque los equipos se empezaron a dar cuenta que la falencia defensiva de Liga estaba en los laterales.

Liga empezó realmente a perder el campeonato la mañana del viernes 9 de octubre, cuando recibió en partido diferido a Liga de Loja con nefastas consecuencias, pese a lo cual, y aprovechando que Católica y Emelec, los más cercanos perseguidores también tropezaban seguido, Liga mantuvo la punta de la segunda etapa durante gran parte de la misma, pero los resultados y, principalmente, el rendimiento, provocaron que la caída sea indisimulable; luego de la inapelable derrota de local en el clásico ante Aucas, el equipo al cerrar la etapa se encontró sin ventaja alguna, en evidente declive futbolístico, y con la perspectiva de cerrar el torneo enfrentándose a sus dos rivales directos, en ambos casos de visitante.

Justamente previo a ese partido a Emelec, el Club y Zubeldía anunciaban que no continuarían con su vínculo la siguiente temporada, primero de manera poco elegante, lo cual fue corregido de inmediato, la conmoción era evidente; el timing del anuncio poco feliz; muy pocos eran optimistas por la visita al bicampeón en Manta.

Y esa tarde de domingo Liga se encontró con el que fue probablemente su mejor partido de la temporada, se derrotó a domicilio a Emelec y se le pudo hacer cuatro goles tranquilamente; otro punto de inflexión en la temporada; un partido que, como veremos más adelante, condicionó mucho a las recientes dos finales.

Liga continuó perdiendo el campeonato en la fecha 21 en la visita a Universidad Católica; en un partido muy incómodo, condicionado por un error de novato de su jugador juvenil, Liga se vio justamente superado por el gran equipo que es la Católica de Célico, en un partido que Liga nunca pudo ganar pero en el que volvió a aparecer el carácter de gran parte del plantel, y la buena estrella de goleador de goles importantes de Pancho Cevallos.

Luego de jugada la última fecha, pese a que Liga hizo sus deberes en un partidazo en Ambato ante Independiente del Valle, Emelec no decayó el paso y forzó al desempate, tercer encuentro definitivo que nos enfrentaba, Liga no pudo cerrar la segunda etapa pese a tener varias oportunidades para hacerlo y debía definir su suerte a dos partidos ante el bicampeón nacional.

A Liga durante toda la temporada se le hizo cómodo jugar contra Emelec, los resultados casi siempre nos favorecieron y justamente en el partido de la segunda etapa en Manta se materializó aquella superioridad; Liga sabía exactamente como hacer daño a su rival, tirando pelotazos a las espaldas de sus laterales, que fueron muy bien aprovechados por Quinteros, Matamoros y Alvez, y con la pelota parada, a Emelec en cambio se le hacía muy difícil hacer daño a Liga.

De Felipe tomó nota de lo anterior, cambió el esquema en las finales, mostró la riqueza de plantel que tiene Emelec, y anuló en mayor parte los recursos que había mostrado Liga en su contra, a nosotros se nos cayeron dos jugadores titulares, y siendo el plantel de Liga corto como es, se acusó demasiado esta carencia en Portoviejo, el rival casi liquidó la serie de no mediar por el enésimo milagro de Domínguez en el año y por la, nuevamente, oportuna aparición de Pancho Cevallos.

La segunda final fue predecible, Zubeldía sabía que era tan importante anotar como mantener el cero, y paró un equipo responsable, Emelec sabía que era muy difícil para Liga crear situaciones cuando está obligado a hacerlo y lo esperó, sufrió poco, fue superior nítidamente a 180 minutos, Liga no pudo aprovechar el gran número de oportunidades que pudo generar a través de la pelota parada por el poco acierto de sus ejecutantes; quedaba la individual pero ni Cachete ni Cevallos aparecieron en la dimensión necesaria para desnivelar la final.

Quienes estuvimos en Ponciano el domingo 20 de diciembre sabemos cómo se sintieron esos últimos cinco minutos; un calvario, de los más tristes que nos han tocado vivir en Casa Blanca, el fútbol es así, te regala alegrías inmensas como aquella tarde de 2010 cuando dábamos la vuelta en el Capwell, y te devuelve con la misma fuerza el golpe cinco años después; el fútbol como la vida siempre da revancha, y a veces hay que sufrirla.

Liga termina un muy buen año de fútbol que lo tuvo nuevamente peleando el torneo, jugando los partidos importantes, como queremos que sean todos los años, porque no se puede ganar siempre pero si intentarlo, y para quien escribe quedó claro que el equipo toda la temporada lo intentó, quedan puntos altos como Domínguez, la figura excluyente del equipo, el Beto Araujo que ojalá pueda tener la revancha de levantar una copa con Liga como capitán, nadie se lo merece más, la pena por Fernando Hidalgo que no pudo culminar uno de los mejores años de su carrera con el título, la expectativa por conocer como continuarán las carreras de Cevallos, Intriago, Estupiñán y Quinteros.

Se marcha Luis Zubeldía y no podemos negar que dejó su huella, un tipo que armó un equipo que peleó el campeonato hasta el final, que lo pudo ganar y que, principalmente, es joven; resaltar siempre el carácter para defender a la institución siempre que lo debió hacer, a veces de manera exagerada, arduo trabajador que entendió las fortalezas y debilidades de su equipo e intentó maximizar en lo posible los recursos con los que contó.

Se le puede reprochar el cambio de esquema post partido versus River, su insistencia con algún jugador, detalles en realidad, si bien alguien podrá decir que son esos detalles los que definen campeonatos, y no le faltará razón.

El nuevo entrenador hereda un equipo subcampeón, que seguramente tendrá bajas, la de Domínguez parece probable puesto que por su nivel es insostenible retenerlo para siempre, pero en general la base es más que interesante para trabajar, pensando en que además el próximo año volvemos a jugar la Copa Libertadores, el torneo que más nos gusta a todos.

Se va el 2015 de Liga, el año de los penales, de la vez que cayó el invicto en finales de local, el año que se recordará principalmente por la tristeza de ayer, pero también es el año en que volvimos a pelear el campeonato y consolidamos un plantel interesante, estuvimos a un gol de la gloria, ni más ni menos, así de cruel puede llegar a ser esto.

La rivalidad con Emelec es linda porque se han dado varios partidos históricos, victorias de ambos lados ahora inclusive en finales, nos devolvieron el golpe de 2010, la hinchada aceptó con resignación y entereza la derrota, porque todos sabemos que Liga siempre vuelve; volveremos.

serie a

Copa Pílsener – Fecha 12 – Segunda Etapa – Resumen

Se consolida Liga en la punta, mientras que en la parte baja van reaccionando Liga de Loja y Deportivo Cuenca. También Católica ya se coló entre los lugares que asignan cupos a Copa Sudamericana, desplazando a El Nacional que cayó aparatosamente goleado.

U Católica 1 (Nieto 81’) – River EC 0

El primer tiempo fue muy poco interesante, pocas ocasiones de gol y dominio por parte del cuadro camaratta,sin que se traduzca en la apertura del marcador, pues el cuadro del Guayas se defendía con solvencia y cada tanto armaba contragolpes poco contundentes. La entrada de Nieto dio la fuerza necesaria en el área del local y el fue el mismo ariete argentino, quien de cabeza dio la victoria a los santos.

Mushuc Runa 1 (Govea 61’) – SD Quito 1 (Ledesma 89’)

Los chullas buscaron imponer condiciones en el Estadio Bellavista y generalmente, dominaron el partido con poca fortuna para concretar alguna anotación. Iniciando el segundo tiempo, el equipo del ponchito incluyó a Pita y Govea para dar mayor claridad a su ataque, lo que dio resultado, pues el segundo puso en ventaja al cuadro local. Este juego fue creciendo en expectativa con jugadas en ambos arcos y cerca del final, los azulgrana igualaron para obtener un empate que podría ser importante en su lucha por no descender.

Independiente DV 1 (Orejuela 92+’) – SD Aucas 1 (Bolaños 14’ –p-)

Los primeros minutos de este juego fueron intensos, tanto porque se jugaba en ambas áreas, como por el juego fuerte y tenso de ambos equipos que derivó en varias tarjetas para los jugadores de ambos planteles. Una mala sanción de penal por una supuesta mano de Caballero, derivo en el gol por esa vía de Alex Bolaños. En el segundo tiempo, el cuadro del Valle jugó  mejor, aprovechando la superioridad numérica por un jugador oriental expulsado y agónicamente consiguió el empate que dejó a los oro y grana sin posibilidad de pelear la punta.

CS Emelec 1 (Herrera 35’) – LDU Loja 1 (Caffa 37’)

El cuadro eléctrico se mostró inmensamente superior en los primeros minutos, desperdiciando varias ocasiones de anotar hasta que llegó el tanto de Herrera. Pero enseguida, los lojanos lo igualaron en la contra. Tras el gol de Caffa, Emelec pareció bajar los brazos. En el segundo tiempo los azules carecieron de ideas frente a una defensa visitante bastante concentrada que incluso, contó con algo de fortuna cuando al final del partido, Gaibor perdió un penal que pudo haber sido el triunfo millonario.

CD Cuenca 3 (Solari 55’; Bolaños 67’, 79’) – Barcelona SC 0

El primer tiempo fue bastante favorable al cuadro amarillo que desperdició varias ocasiones de ponerse en ventaja en el marcador. Lo lamentaría en la segunda etapa, pues el ingreso de Oña y Feraud cambió totalmente al Expreso Austral, volviéndolo una tromba cuando estos jugadores se asociaron con Bolaños, jugador que tuvo una tarde espectacular, no solo por sus goles, sino por el juego desplegado. Mientras tanto, el ídolo se iba despedazando.

CD El Nacional 1 (Caicedo 32’) – LDU Quito 5 (Morales 6’; Mina 36’, 52’; Matamoros 72’ –p-, Palacios 90’ -AG-)

Liga tuvo pocos instantes de ataque constante a su rival y más bien cedió la iniciativa al mismo, lo que fue poco aprovechado por los rojos que no estuvieron acertados frente al arco y estuvieron muy inseguros en defensa, a lo que los albos respondieron con mucha efectividad, evidenciando una notable diferencia técnica entre ambos planteles. Gran partido de gente como Matamoros y Morales.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
nacional liga

Liga goleó con mucha superioridad técnica

Liga Deportiva Universitaria derrotó 5-1 a Nacional en duelo disputado por la fecha 12 del torneo ecuatoriano de primera división en el Estadio Atahualpa.

El juego despertó de un inicio letárgico con una genial media chilena de Diego Morales (6 min.) que abrió el marcador. Tras su tanto, los albos atacaron persistentemente, probando la concentración de los militares que obviamente salvo el gol, estuvieron atentos. Eso sí al rojo se le hacía muy difícil elaborar jugadas de ataque en los primeros minutos.

Pasado el minuto 20, Liga cedió posesión de balón a los de casaca roja, sin embargo, éstos tenían pocos recursos para vulnerar a Araujo y Romero, quienes estaban muy concentrados. Mientras los múltiples ataques militares no significaban mayor peligro, las pocas contras de la “U” causaban zozobra y en varias ocasiones estuvieron cerca de aumentar cifras antes de la primera media hora de juego.

Giovanni Caicedo (32 min.) igualó para el militar con un remate de volea propiciado de un rebote producido en un tiro de esquina, pero poco le duró la alegría al local, pues Narciso Mina (36 min.) estuvo presente para empujar el balón luego de una mala salida de Bone, seguido a una serie de rebotes luego de un tiro libre. Poco después, el mismo Mina falló un tiro penal que pudo haber significado una cómoda  ventaja a los albos. El primer tiempo fue emocionante aunque repleto de errores.

En el segundo tiempo era buena la entrada de Lara en Nacional, juntándose con Preciado y elaborando mejores jugadas de ataque para su club, sin embargo, en un contragolpe, Matamoros dejó solo a Narciso Mina (52 min.) que aumentó cifras aunque el balón le dio en las manos. Liga era muy superior cuando trasladaba la pelota.

Nacional buscaba el descuento con poca prolijidad y lucía partido con un ataque voluntarioso y una defensa muy nerviosa que se desbarataba a cada incursión de Morales y Matamoros. Nuevamente hubo penal y Hólger Matamoros (72 min.) transformó la falta en gol. Tras el mismo, los albos tocaron el balón a placer.

Los últimos minutos del partido fueron controlados con tranquilidad por Liga ya con la goleada establecida, por ahí incluso, contando con fortuna ante la mala definición de su rival al buscar descontar e incluso, estrellar balones en los postes. Finalmente, Pablo Palacios (90 min.) selló el contundente marcador con un gol en contra.

NAC: Adrián Bone; Giovanni Caicedo, Franklin Guerra (TA 67’), Anderson Ordóñez; Jorge Valencia (José Pabón 14’), Marco Mosquera, Marco Montaño, Aníbal Chalá (Alejandro Villalva 58’); Pablo Palacios (TA 49’), Adolfo Muñoz (Cristian Lara 45’); Edison Preciado
Goles: Caicedo 32’
LDU: Alexander Domínguez; José Quinteros, Norberto Araujo, Luis Romero, Pervis Estupiñán; José Cevallos E. (Fernando Hidalgo 75’), Jéfferson Intriago (TA 18’) (Luis Congo 75’); Hólger Matamoros (Jonny Uchuari 81’), Michael J. Quiñónez, Diego Morales; Narciso Mina
Goles: Morales 6’; Mina 36’, 52’; Matamoros 72’ (p), Palacios 90’ (AG)

Calificaciones Nacional:

Bone 3
Caicedo 5
Guerra 4
Ordóñez 3
Valencia –
Mosquera 4
Montaño 4
Chalá 5
Palacios 3
Muñoz 5
Preciado 3
Pabón 5
Lara 5
Villalva 3

Calificaciones Liga:

Domínguez 6
Quinteros 6
Araujo 7
Romero 6
Estupiñán 6
Cevallos 7
Intriago 6
Matamoros 7
MJ Quiñónez 5
Morales 7
Mina 6
Hidalgo –
Congo –
Uchuari –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol