CHrz3R2UMAAK1jg.png large

UNAS FINALES PARA EL RECUERDO

Se van las finales de la NBA y nos dejan consigo una demostración exorbitante de entrega, buenos juegos y excelente baloncesto. Las mismas quedan asentadas en los anales de la historia por su interminable dotación de anécdotas, récords, partidos increíbles y actuaciones memorables.

Con su cuarto título, los Golden State Warriors pasan a compartir el 4to lugar (junto con los San Antonio Spurs) en cuanto a las franquicias más ganadoras de la historia (Por detrás de Celtics, Lakers y Bulls). Dato que sorprende a muchos, ya que tuvieron que transcurrir 39 años para que este equipo regrese a lo más alto del mundo del baloncesto.

LeBron-James-driving-Cleveland-Cavaliers-2015-NBA-Playoffs

Frente a ellos se plantaron unos disminuidos Cleveland Cavaliers, que sin Kevin Love y Kyrie Irving, tuvieron que centrar la totalidad de su ataque en un inmensísimo LeBron James, que hizo unas finales dignas de MVP (incluso tras su derrota 2-4 en la serie). James se cargó todo el juego ofensivo a sus hombros, siendo el único jugador en la historia en liderar en puntos (35,8), rebotes (13,3) y asistencias (8,8). Los Cavaliers tuvieron una remarcable actuación en defensa, dejando mal visto en muchísimas ocasiones a Stephen Curry, MVP de la temporada regular, e imposibilitando siempre a Klay Thompson, compañero de andadas de Curry en el 79-18 con el que los Warriors llegaron a estas finales. Actuaciones superlativas en el lado defensivo de la cancha de jugadores que nadie tenía en presupuesto, como Matthew Dellavedova, mantuvieron a los Cavaliers con vida a lo largo de la serie, pero al final se les agotó el combustible.

Luego de ver esta serie final, uno puede hacer un símil de cualquiera de sus partidos con la serie en general (a excepción del 6to encuentro). Los Cavaliers luchando con locura, maniatando a unos Warriors que se mantenían en pelea durante los primeros tres periodos de juego, para al final, ceder frente a la arremetida final del cansancio y de la eficacia del maravilloso equipo dirigido por Steve Kerr.

Y ahora sí, dirigiendo la mirada a uno de los campeones más vistosos de los últimos tiempos, lo primero que se debe recalcar es un maravilloso equipo construido por Steve Kerr, sacando lo mejor de sus antiguos DT’s, Phil Jackson y Greg Popovich entre ellos, este equipo muy profundo, con jugadores de primer nivel y listos para cada escenario del juego pese a su relativa inexperiencia (ninguno de los miembros de la plantilla había disputado juegos de finales de la NBA hasta este año). Su estandarte siempre en las manos del MVP de la temporada regular, Stephen Curry, y acompañado de una maravillosa actuación de Andre Iguodala, MVP de las finales, junto con Klay Thompson y Draymond Green, cada uno de los cuales se mantuvieron en un nivel remarcable y un resto de plantilla que jamás desentonó y supo acoplarse a lo presentado por los Cavs y su inmenso LeBron James noche a noche, supieron encontrar el camino hacia un anillo que por casi cuatro décadas le fue esquivo a la franquicia del estado dorado.

a680a41cf43cf1e1b6b7525ae9afbb6c

A continuación, les dejamos con las estadísticas del campeón*:

– 83 victorias entre temporada regular y Playoffs, el tercer mejor balance de la historia tras los Chicago Bulls de Michael Jordan: 84 en la 1996-1997 y 87 en la 1997-1998. En los tres equipos estaba Steve Kerr.

– 5ª franquicia de la historia en ganar al menos cuatro títulos. Las otras: San Antonio Spurs (4), Chicago Bulls (6), Los Angeles Lakers (16) y Boston Celtics (17).

– Las 39 temporadas que han pasado entre el último título de los Warriors (1975) y éste es la mayor diferencia entre dos campeonatos de una franquicia NBA.

– Desde los Bulls en la 90-91,los Warriors son el primer equipo que gana la NBA con una plantilla sin ningún jugador que hubiese jugado las Finales anteriormente.

– Los Warriors han anotado 240 triples entre todas las eliminatorias de estos Playoffs y 67 en las Finales. Ambos datos son récord de la NBA.

– Iguodala se convirtió en el primer jugador que gana el MVP de las Finales después de no haber jugado ni un sólo partido de titular durante la temporada regular. Ha promediado 16,3 puntos, 5,8 rebotes y cuatro asistencias. Es el MVP que menos puntos promedia desde Magic Johnson en 1982.

– Steve Kerr es el primer entrenador novato en ganar la NBA desde Pat Riley con los Lakers en 1982.

– Curry es el sexto jugador que logra su primer anillo el mismo curso que es elegido por primera vez MVP de la temporada, después de Shaquille O’Neal (2000), Hakeem Olajuwon (1994), Kareem Abdul-Jabbar (1970-1971), Willis Reed (1969-1970) y Bob Cousy (1956-1957).

– Curry es el jugador que más triples ha anotado en unos Playoffs, 98, superando ampliamente los 58 de Reggie Miller en el 2000.

– Curry es el tercer base en ganar MVP de la temporada y Finales de la NBA, después de Bob Cousy y Magic Johnson.

– Draymond Green se convirtió en el sexto jugador en conseguir un triple-doble en el último partido de las Finales, tras Magic Johnson, Larry Bird, James Worthy, Tim Duncan y LeBron James.

Y LeBron…

– LeBron James es el primer jugador que lidera las Finales en puntos (35,8), rebotes (13,3) y asistencias (8,8).

*Datos tomados del portal as.com

0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 3 = dieciocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>