femebanner

Súperliga Femenina: Un Gran Paso

Siendo este año particularmente histórico para la práctica del fútbol femenino, en Ecuador se marcó un hito con la organización de la “Súperliga Femenina” pues, si bien se trataría de la sexta edición de un campeonato femenino de Primera División en el país, el presente año fue la primera vez que la Federación Ecuatoriana de Fútbol se encargó de su organización del torneo en que ya se podía contar con inscritas a nivel profesional.

Como parte de los requisitos para integrar la licencia de Liga Pro, cada equipo de la Primera División masculina debe contar con su equipo femenino y algunos clubes lograron armar sus equipos con mayor prolijidad que otros, viéndose ciertamente un marcado desequilibrio entre los equipos que pelearon por el título y los que terminaron descendiendo. Entre las versiones femeninas de la Primera División de Liga Pro y los equipos que disputaron torneos pasados se conformó una Primera División de 22 equipos que fue agrupada en 2 series de 11. Los mejores 4 equipos de cada serie disputaron la post temporada.

femeninaec2

El Grupo A contó con equipos de la Costa, centro y sur del país. Deportivo Cuenca contó con la dirección técnica de la multicampeona Wendy Villón y un verdadero equipazo, muchas de ellas del antiguo Unión Española y con experiencia en selección ecuatoriana como: Giannina Lattanzio, Erika Vásquez, Ericka Gracia, Nicole Charcopa o Inés Jhonson, además de la gran goleadora Madelin Riera. Dicha escuadra alcanzó el primer lugar de su grupo con 52 puntos, 17 victorias y escalofriantes 93 goles a favor.

Otro cuadro cuencano, el Carneras UPS, alcanzó el segundo lugar al haberse hecho de 49 puntos con su goleadora extranjera, la venezolana Geismar Cabeza, siendo su principal referente además de Danna Pesántez y Mónica Quinteros. Barcelona logró 14 triunfos y 6 empates, por lo que acabó invicto aunque en tercer lugar con sus goleadoras Alexyar Cañas (venezolana) y Tahis Salazar. Emelec alcanzó el último cupo de su zona con 33 puntos, bastante lejos de los otros 3 clubes, aunque con interesantes 65 tantos a favor.

 El Grupo B contuvo clubes de Pichincha y Santo Domingo. Independiente del Valle (a.k.a. “Dragonas”) cumplió una sensacional campaña en la primera etapa en la que terminaron invictas con 18 juegos ganados y 2 perdidos con figuras como Mayra Olvera, Tamara Angulo, Ginelly Torres y las grandes goleadoras: Martina Aguirre y Karen Flores. 56 puntos y 69 goles a favor se perfilaban entre los cuadros favoritos.

El Nacional apostó por un equipo joven con figuras a futuro como la goleadora Nayely Bolaños, Joselyn Espinales o Lisa Campos. Apenas perdió un partido e hizo 66 goles. Ñañas, equipo fundado como una oportunidad para el desarrollo del fútbol femenino en el que destacan jugadoras como Kerly Corozo, Carina Caicedo, la goleadora venezolana Yosneidy Zambrano y su capitana Fernanda Vásconez. Alcanzó el tercer lugar con 14 triunfos, 3 empates y 3 derrotas. Liga con 38 puntos alcanzó el cuarto lugar tras una dura batalla con Quito FC.

femenina 1

En las llaves de cuartos de final hubo mayoría de victorias contundentes. Deportivo Cuenca derrotó a domicilio a Liga de Quito con doblete de Inés Jhonson por 3-0, mientras que de locales también vencieron por 2-1, goles de Ericka Gracia. Independiente derrotó 2-0 en Guayaquil a Emelec con doblete de Karen Flores, mientras que un tanto de Mayra Olvera bastó para su triunfo 1-0 en Sangolquí. Ñañas había dejado abierta la serie tras su triunfo 1-0 como locales ante Carneras, pero en el juego de vuelta en Cuenca también lograron el triunfo por 2-1 y doblete de Kerly Corozo.

La llave de cuartos entre El Nacional y Barcelona estuvo muy apasionante. En el juego en Guayaquil las toreras abrieron rápidamente el marcador con gol de la colombiana Daniela Ruiz y el empate criollo lo anotó de penal Nayely Bolaños. Virginia Véliz ponía la ventaja para el local, pero nuevamente Bolaños convirtió y dejó 2-2 el marcador de la ida, que daba cierto favoritismo a las de rojo para la vuelta que arrancaron ganando con otro tanto de Bolaños. Más Barcelona igualó leugo de un gol de Ruiz y a poco del final Tahis Salazar anotó el 2-1 con el que el club de Guayaquil avanzó a semifinales.

En semifinales Deportivo Cuenca se deshizo fácilmente de Barcelona propinando un contundente 3-0 en Guayaquil con hat-trick de Madlin Riera, mientras que en el cotejo de vuelta hubo un cómodo 2-0 para el Expreso y los tantos obra de Gracia y Riera. Ñañas y Dragonas habían igualado 0-0 en un cerradísimo duelo en Casa de la Selección. Cosa que parecía repetirse en el complejo del Valle, pero en los últimos minutos destacó Yosneidy Zambrano, quien con 2 goles dio una sensacional victoria al club de rosado y el 2-0 lo instaló en la final.

campeonas

Deportivo Cuenca siguió demostrando su superioridad y en la final derrotó 2-1 a Ñañas en Quito. Giannina Lattanzio y Madelin Riera anotaron para la ventaja morlaca, mientras que el descuento llegó con un tiro penal de Kaira Houser. Finalmente y ante un llenazo en el Serrano Aguilar, Deportivo Cuenca triunfó por 2-0 en el juego definitivo tras otro doblete de Riera, quien se consagró como máxima goleadora del torneo al haber anotado 44 conquistas. Deportivo Cuenca es la primera escuadra campeona del fútbol profesional femenino ecuatoriano y junto a Ñañas representarán a Ecuador en la Libertadores femenina a disputarse en Quito.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
the best

¿Qué tan Conformes Estamos con “The Best”?

 

 

El pasado lunes 23 fueron anunciados los premios “The Best” de FIFA. Gala que premia a los mejores actores y actrices del fútbol mundial. Recalcar en esto último, pues por primera vez a la actividad femenina se la tomó en cuenta más allá de designar mejor jugadora y entrenadora, sino que esta vez sus galardones contaron con “todos los juguetes” de los premios masculinos.

En este año el premio “The Best” recayó en Lionel Messi, siendo la primera vez que “la pulga” lo gana desde que esta ceremonia se escindió de la entrega del Balón de Oro. Hubo muchas voces de desaliento ante esta designación pese al enorme popularidad y sabida genialidad del argentino, puesto que sonaba que dicha distinción recaería en las manos del defensa holandés Virgil Van Dijk, quien ha destacado como líder de la defensa del campeón europeo, el Liverpool inglés.

Ciertamente en esta temporada Lio y compañía (ya sea el Barça o Argentina) no consiguieron un título internacional y de hecho, la participación del crack en la Copa América fue más bien olvidable. Sin embargo, con su club tuvo un rol determinante para la consecución de la Liga española y la Supercopa de España. Con 54 goles (Bota de Oro) y 20 asistencias sus números nuevamente fueron superlativos y la cuenta de Twitter de FC Barcelona lo resalta como el mayor anotador y asistidor de la Liga, más goles de falta (balón detenido) y además, máximo anotador de la pasada Champions League, torneo en que el cuadro catalán fue eliminado en semifinales.

Messi obtuvo 46 puntos por sobre los 38 de Van Dijk y los 36 de Cristiano Ronaldo, completando el podio. El galardón femenino se lo llevó la elocuente capitana de la selección estadounidense, Megan Rapinoe. En segundo lugar estuvo Alex Morgan y en tercero la inglesa Lucy Bronze.

El 11 ideal de la temporada según los premios “The Best” va así:

Alisson; Sergio Ramos, Matthijs de Ligt, Virgil Van Dijk, Marcelo; Eden Hazard, Frenkie de Jong, Luka Modric; Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Kylian Mbappé

IMG_20190923_145451

Para el aficionado al fútbol internacional esta selección no es del todo satisfactoria. Empezando por la elevada cantidad de jugadores del Real Madrid cuando el club español cumplió una campaña por debajo de sus expectativas que fue “salvada” por el Mundial de Clubes. Muy cuestionada la designación de Marcelo, quien incluso no fue llamado a su selección nacional. El Balón de Oro 2018, Luka Modric, no ha tenido precisamente el mejor 2019, igual que su capitán Sergio Ramos. A Eden Hazard tal vez lo ayuda la consecución de la Europa League con el Chelsea.

 Si hablamos de presencias “justas”. Alisson tuvo una temporada que rayó en lo asombroso defendiendo el arco de Liverpool. Kylian Mbappé no paró de hacer goles en la liga francesa con el PSG, Cristiano Ronaldo llegó a revolucionar el fútbol italiano y la Juventus, aunque también es otro personaje al que se le pide más. El esperanzador resurgimiento del Ajax llegó de la mano de los jóvenes Matthijs de Ligt y Frenkie de Jong.

En cuanto a nombres que pueden surgir para un 11 ideal de la temporada, bien podrían venirse a la mente hombres fundamentales para la obtención de la Champions League del Liverpool como: Sadio Mané, Roberto Firmino, Fabinho o Trent Alexander Arnold. Si buscamos altos rendimientos locales, estuvo el del portugués Bernardo Silva en la soberbia campaña del Manchester City en Premier League o Jordi Alba, cuya temporada se opaca en el error de marcación que le costó al Barça la eliminación ante el Liverpool por Champions.

El 11 ideal femenino, por primera vez formado incluyó a jugadoras con participación sobresaliente en el Mundial de Francia. Sin mayores reproches son:

Sari van Veenendaal; Lucy Bronze, Wendie Renard, Nilla Fischer, Kelley O’Hara; Amandine Henry, Julie Ertz, Rose Lavelle; Marta, Alex Morgan, Megan Rapinoe

Jürgen Klopp fue elegido mejor DT del año por su trabajo con el Liverpool, mientras que Jill Ellis, la entrenadora de la selección femenina estadounidense, obtuvo su galardón equivalente. Nos vamos con el ganador del “Premio Puskás” que se lo llevó su compatriota Dániel Zsóri

FyA
france 2019 main

Dare to Shine: El Mundial de la Transformación

Cuando se habla de mundiales de fútbol, siempre llegan a la mente momentos icónicos: las celebraciones de Pelé en 1970, Marco Tardelli en 1982 o Roger Milla en 1990. Equipazos inolvidables que no pudieron ser campeones como Holanda en 1974 o Brasil en 1982 y tal vez más recientemente Bélgica en 2018. Golazos como el de Maradona en 1986, Baggio en 1990 u Owen en 1998. Técnicos legendarios como Menotti, Bilardo, Bearzot, Del Bosque y más. Drama y emoción difundidos por la ventaja tecnológica. En los años 70 fueron las transmisiones en vivo y en directo y a color las que revolucionaron el Mundial de Fútbol, en los 2010 es el Internet y las Redes Sociales quienes han dado su empujoncito al Fútbol Femenino.

El Mundial Femenino de Fútbol Francia 2019 tuvo en total una audiencia cercana a los 1000 millones de espectadores, récord absoluto y cifra impresionante, aunque aún lejos de la audiencia de su par masculino. Francia 2019 sin duda pasa a ser un evento histórico gracias a la mucho mejor promoción de su espectáculo que comenzó con un gran distintivo como el del lanzamiento de su propia línea de camisetas (Inglaterra, Francia, China, Escocia, Japón) Además de haberse editado el clásico álbum de cromos de la empresa Panini para esta competición.

 

Inglaterra

Inglaterra

 

China

China

 

Escocia

Escocia

Francia

Francia

 

La asistencia media fue de algo más de 21 000 espectadores, tal vez menor a la de su antecesor, Canadá 2015, pero con sedes menos tradicionales, salvo Paris, Lyon y Montpellier, que supieron volcar su interés y dejar pocas butacas vacías. Ya dentro de las canchas se percibió un ambiente mayormente amigable, tal vez similar al de eventos interescolares, pero no por ello menos entusiasta. De hecho, mucha y tolerante gente deben suponer buenas noticias para la organización.

 album

Estados Unidos se consagró campeón por cuarta ocasión y retuvo el título conseguido en Canadá 2015. Ha tenido que lidiar con el retiro de figuras históricas como la portera Hope Solo o la delantera Abby Wambach, sin embargo, posee un funcionamiento sólido que por estrategia, técnica y preparación física hizo lucir al elenco norteamericano muy por encima del resto. Algo así como lo que se vivió con Alemania en 2014. Con un 4-3-3 cuya media destacaba la voluntad de Julie Ertz y la habilidad de Rose Lavelle, más un ataque demoledor con la fuerza de Megan Rapinoe y la precisión de Alex Morgan dieron más de un dolor de cabeza a sus rivales.

 usa

Las norteamericanas fueron demoledoras en fase de grupo con un escandaloso 13-0 ante Tailandia que incluyó 5 goles de Morgan, 3-0 a Chile y 2-0 a Suecia. Mientras que en las rondas finales luchó duro ante escuadras europeas que vienen creciendo como España en octavos y Francia en cuartos a las que derrotó por 2-1. Con Inglaterra en semifinales sostuvo un encuentro épico que finalizó 2-1 a su favor en el que algo de polémica hubo por las decisiones del VAR y en la final fueron notablemente superiores a Holanda alcanzando el título con marcador de 2-0.

 Si hablamos de equipos y jugadoras memorables habrá que mencionar a Holanda y su temible delantera con Viviane Miedema y Lieke Martens, destacando siempre su juego colectivo y de circulación de balón con la lúcida Sherida Spitse, líder de asistencias en el torneo y así llegaron a un asombroso subcampeonato en el que también destacó su portera y capitana Sari van Veenendaal, quien ganó el guante de oro. Suecia una vez más llegó al podio de la mano de sus temibles atacantes Kosovare Asllani y Stina Blackstenius, además de una porteraza como Hedvig Lindahl.

 martens

Inglaterra mostró momentos de fútbol atildado con un hermoso despliegue de sus marcapuntas Lucy Bronze y Alex Greenwood, la habilidad de Fran Kirby y el poder goleador de Ellen White, una de las goleadoras del torneo. Francia presentó como su referente a la recia zaguera Wendie Renard, el talento español se tradujo en los goles de Jennifer Hermoso y Alemania aportó con la mejor jugadora joven, la volante Guilia Gwinn que recientemente cumplió 20 años. Italia mostró a su emblemática goleadora, Cristiana Girelli y Australia a Sam Kerr.

 Si hablamos de momentos icónicos y mediáticos, inevitablemente se deben citar celebraciones. La lucha por la bota de oro la protagonizaron Megan Rapinoe, Alex Morgan y Ellen White. Rapinoe acostumbró a la afición con su tradicional voltereta y brazos abiertos.

meg rapinoe

En tanto que uno de los momentos más memorables lo protagonizó Alex Morgan cuando anotó el salvador 2-1 de Estados Unidos ante Inglaterra. Hubo quienes juzgaron al gesto de la tacita de té como provocador.

 alex morgan

Mientras que la inglesa Ellen White nos acostumbró a sus gafas de ojos, incluso en anotaciones que finalmente no fueron válidas.

ellen white

En cuanto a dirección técnica, la norteamericana Jill Ellis entró en la leyenda al ser Técnica bicampeona consecutiva dirigiendo a la selección de Estados Unidos. Brilló Sarina Wiegman de Holanda, la francesa Corinne Diacre y a pesar que esta fue una fiesta de damas, la elegancia de Phil Neville en el banquillo inglés también resaltó.

 diacre

Tal vez este mundial no escribió historias trágicas, aunque el 13 – 0 que recibió Tailandia por parte de Estados Unidos pudo haber sido muy doloroso. Momentos de épica como cuando Argentina vino de un 3-0 abajo para igualar a Escocia y de hecho estuvo a punto de clasificar a octavos. Hablando de las selecciones sudamericanas, hicieron lo que pudieron al no ser el fútbol femenino lo suficientemente desarrollado en la región. Argentina se apuntó también un empate ante un potencia como Japón, mientras que Chile consiguió su primera victoria frente a Tailandia. Brasil, que en la actividad es más avanzado, llegó a octavos de final, donde cayó ante Francia, lo que marcó la despedida de legendarias como Marta, Cristiane o Formiga.

 Marta

Ciertamente en el fútbol femenino se ve menos histrionismo, mayor lealtad y en general un juego más limpio con menos problemas en cancha. Sin embargo, no faltó la polémica como en el juego entre Inglaterra y Camerún, donde los fallos del VAR no agradaron a las africanas quienes amenazaron con no continuar el juego. En la previa del torneo la noruega Ada Hegerberg, considerada la mejor futbolista del momento y estrella del tetracampeón Olympique de Lyon, desistió en participar del torneo en protesta por las desigualdades en los ingresos económicos de futbolistas hombres y mujeres. Dicha polémica ha tenido su circulación con defensores y detractores con sus argumentos. A la lucha política también se sumó Megan Rapinoe con su voz disonante ante autoridades y gobierno de su país.

 Con una organización impecable y con un notable esfuerzo en la visibilización del torneo y la actividad, se podría decir que el Mundial de Fútbol Femenino de Francia 2019 bien puede haber marcado un antes y un después en el fútbol femenino, y obviamente esa diferencia para bien del deporte.

Cerramos con un partido complejo y un golazo de Holanda por parte de Jackie Groenen

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
luka main

Un Balón de Oro con Novedades

En la última entrega del famoso premio que todos los años entrega la especializada revista francesa “France Football”, hubo varios momentos y reconocimientos que tal vez puedan marcar un hito aunque ya el famoso galardón ha tenido varios.

El primero y el más comentado por prensa, opinión especializada y afición es el fin del reinado, al menos en esta ceremonia, de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, quienes se habían repartido este premio desde 2008, siendo el mismo el máximo símbolo de su rivalidad, considerada tal vez la más importante en la historia del fútbol. El último antes del monopolio de La Pulga y CR7 había sido Kaká en 2007 jugando para el Milan. Ahora el honor le correspondió a Luka Modric, quien convenció a los votantes con su magistral conducción del mediocampo del Real Madrid, equipo que una vez más se consagró campeón de Europa, así como su brillante actuación en la Copa del Mundo capitaneando a Croacia y llevando a su selección nacional a disputar su primera final del Mundo.

Modric ganó el premio con 753 puntos que logró a través de los votos de la prensa especializada a la que France Football acude todos los años para realizar su gala. Bastante por encima de los 476 que logró Cristiano Ronaldo y los 414 de Antoine Griezmann. Llamó la atención que Lionel Messi haya quedado fuera del podio en un quinto puesto. Lío fue superado incluso por Kylian Mbappé, quien también inauguró un nuevo premio dentro de la ceremonia que es el “Trophée Kopa”, que a partir de este año se da al mejor jugador menor de 21 años. Otro hito muy importante que desde año se ha fundado es la entrega del “Balón de Oro Femenino” que en su primer año cayó en manos de la delantera noruega Ada Hegerberg, figura del Olympique de Lyon, campeón vigente femenino de Europa.

El Balón de Oro se instituyó en 1956 para premiar al mejor jugador europeo del año y lo ganó el inglés Stanley Matthews. Sin embargo, en 1957 lo ganó el primer americano que fue el argentino a Alfredo Di Stéfano cuando militaba en filas de Real Madrid y ya había adoptado la nacionalidad española y hasta 1961 habían ganado el premio 3 europeos y 3 americanos al ser en este último año entregado el galardón a Omar Sívori, argentino nacionalizado italiano.

A partir de 1995 el Balón de Oro se entregó al mejor jugador que milita en Europa y correspondió al liberiano George Weah. Desde entonces el galardón en varias ocasiones fue a parar en manos de las estrellas brasileñas del momento como Ronaldo, Ronaldinho, Rivaldo o Kaká, así hasta 2009, año del primer balónde Oro de Messi.

Entre el 2010 y 2015 el Balón de Oro se fusionó con los premios FIFA y dejó de considerarse los criterios del periodismo para ser quienes decidan los jugadores y técnicos de todo el mundo. En 2016 se separaron y mientras FIFA organiza el “The Best”, el Balón de Oro volvió a sus raíces.

Los países que han tenido más futbolistas premiados con el Balón de Oro han sido Alemania con 5, Brasil, Inglaterra y Francia con 4. Los clubes más premiados han sido: Real Madrid con 12, FC Barcelona con 11, Juventus y Milan con 8. El único “Súper Balón de Oro” fue otorgado a Alfredo Di Stéfano y el “jugador del siglo” lo otorgaron a Pelé, de quien se considera, debió haber ganado este premio 7 veces si hubiera sido desde un principio abierto a todo el mundo.  Bajo esos criterios, Diego Maradona lo debió haber ganado 2 veces, Garrincha, Romario y Mario Kempes en una.

Foto Principal tomada de: elperiodico.com

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
neymar ouro

Espantando Los Fantasmas del Maracaná

La Medalla de Oro de Brasil en el fútbol olímpico va más allá de sumar el título faltante para “el país del fútbol”. Constituye un exorcismo a los grandes dolores de una historia tan rica y vasta, pero también con enormes decepciones, como todas.

 Brasil tuvo un inicio nada alentador para una afición ansiosa y exigente. Sendos empates sin goles frente a las aparentemente débiles selecciones de Sudáfrica e Irak, causaron la molestia de la torcida, que reprobaba con pifias a su combinado que en su versión absoluta viene pasando los papelones de las últimas Copa América y ni hablar de lo que fue el escalofriante 7-1 en las semifinales del Mundial.

Mientras las decepciones las constituían las eliminaciones en primera fase de Argentina y el último campeón olímpico, México, Brasil recuperaba la confianza derrotando 4-0 a Dinamarca para avanzar a cuartos de final. En dicha instancia, las sorpresas eran Corea del Sur, que finalizó la fase de grupos en primer lugar por encima de Alemania y la Honduras de Jorge Luis Pinto que dejó en el camino a los argentinos.

Cuando Cundía el Pesimismo

Cuando Cundía el Pesimismo

En Brasil se esperaba a su figura. Era sabido que Neymar se “bajó de la Copa América” para dar prioridad al sueño olímpico, pero su figura no venía destacando hasta el juego con Colombia en el que abrió la ruta del triunfo. Con un claro 2-0, la verdeamarela superó a los cafeteros y enrumbaba el camino a la de oro. Del otro lado, Alemania arrasó 4-0 a Portugal y sumado al 10-0 sobre el debutante Fiji, encendía la preocupación en el local. Rondaba al fantasma del 2014. En las otras semifinales, Nigeria con claridad superaba 2-0 a Dinamarca y Honduras daba el golpe derrotando 1-0 a los surcoreanos.

Instalado en el Maracaná, Brasil tenía la obligación de no dejarse sorprender y salió a demoler a su rival. En 15 segundos ya estaba ganando a Honduras con un Neymar muy atento a aprovechar el nerviosismo catracho. El inapelable 6-0 llevó a la canarinha a la disputa del oro, a medirse con el rival esperado y lógico, que era Alemania, la cual se había impuesto 2-0 a Nigeria. Los africanos más tarde ganarían la de bronce.

Era hora de espantar a los fantasmas de 1950, 2014. Tiempo para superar lo hecho en Seúl o Londres. El escenario era perfecto aunque también angustiante. Brasil inició sorprendida por la joven selección alemana que los puso en apuros a los locales y salieron de los mismos gracias al tiro libre del elegido. Neymar justificaba con un golazo, su presencia en Río cuando ya está comenzando las temporadas de fútbol en Europa.

El segundo tiempo fue de nervios y con una disputa de poder a poder. La actual escuela alemana se hizo presente con una serie de toques que culminaron en el tanto del empate de Max Meyer. Después arrancó el drama, los alargues, estados físicos descompuestos y una infartante tanda de penales que se venía ejecutando con precisión milimétrica hasta que Petersen erró. Dando la oportunidad a Neymar de que culmine con heroísmo la serie y derrote a los fantasmas del fútbol brasileño. El oro por fin es del gigante sudamericano.

 En el fútbol femenino si hubo gloria para Alemania, que pudo derrotar al “outsider” de la competición: Suecia. Las nórdicas se llevaron la plata y se dieron el gusto de eliminar a la archi favorita selección de los Estados Unidos, que tenía un ambiente hostil gracias a la “broma” de la portera Hope Solo sobre el virus Zika. También cayeron las brasileñas, que tenían la responsabilidad de ser la “alegría de emergencia”, en caso de que el fútbol masculino vuelva a fallar. No hizo falta, el país del fútbol está feliz porque en su casa mandó la camiseta verde y amarilla, con Neymar como figura.

 

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
women soccer

“Hay que verlo con paciencia”

Me encontraba viendo el juego de fútbol femenino entre Canadá y Ecuador, válido por los Juegos Panamericanos de Toronto. Una nueva goleada sufrieron las muchachas tricolores (5-2 favorable a las anfitrionas), haciendo fuerza porque les vaya bien, aplaudiendo su entrega y sus buenas jugadas, así como lamentándome el sinnúmero de fallas.

Mientras se desarrollaba el partido, el comentarista que transmitía el juego, por la cadena Directv Sports y me parece, de origen chileno, emitió este comentario: “es un fútbol diferente, hay que tener paciencia para verlo”. Dicho comentario creo yo, trato de mezclar una expresión que al periodista le salió “del fondo del alma”, moldeándolo con inteligencia para no despreciar el evento a transmitir y no caer en el hoy por abominable sacrilegio del machismo. De mi parte, la frase me marcó muchísimo.

¿Por qué “hay que verlo con paciencia”? Evidentemente, hay un abismo en cuanto a fundamentos y técnica entre el fútbol masculino y femenino, así como en la mayoría de deportes que cuentan con competencias separadas entre géneros. En el caso del fútbol es lógico, pues muchas naciones, como la nuestra, la práctica profesional de fútbol recién va formándose y en otros lados, es inexistente.

Mucho desorden táctico, pifias terribles al contacto con el balón y dificultades para controlarlo, además de los horrores en fundamentos en el arco que producen varios goles para mandarlos al conteo de los “bloopers” del noticiero, aunque en otras, vemos anotaciones de poema. Por otro lado es elogiable el espíritu del fútbol de chicas en el que hay más ganas de correr tras el balón y casi nada de “sobreactuaciones” que en el fútbol masculino de alta competencia solemos deplorar.

Puede, como varón heterosexual, que te falte paciencia para ver fútbol femenino, pero la misma te llega a caudales cuando ves esto

Alex Morgan

Ciertamente la belleza de algunas futbolistas nos llama la atención. En la final del mundial femenino, disputada la semana pasada, muchos preferimos ver el espectáculo de ver correr a Alex Morgan, la recia defensa de Julie Johnston o las enormes atajadas de Hope Solo, a tratar de disfrutar el lucido toque de balón de la selección japonesa, de quienes se dice, son una especie de “Barça femenino” (y perdonen si para alguien blasfemo). Las chicas asiáticas ganaron el mundial 2011 y en este disputado en Canadá, las americanas lograron su “venganza” al golear 5-2. Cuatro goles de Estados Unidos se concretaron en un cuarto de hora inicial avasallador.

Si hablamos de éxito comercial, el mundial canadiense estuvo muy lejos del fenómeno paralizante que significan los mundiales masculinos de fútbol. Normalmente se vio gradas a menos de la mitad y por lo menos, la final tuvo un estadio prácticamente lleno, recordando también, que Vancouver, donde se escenificó el juego final, queda muy cerca de Estados Unidos. Alguna vez, Sepp Blatter mencionó algo así como que el fútbol femenino necesita de “uniformes más atractivos” con mucha torpeza. En el fondo de nuestros seres, bien que lo quisiéramos, pero el chiste es que mejore el espectáculo primigenio, o sea, el juego.

Finalmente, hay que mencionar los abismos existentes entre distintas federaciones. En este mundial, una víctima de dichas diferencias fue Ecuador, cayendo inmisericordemente goleado por Camerún y Suiza. Ese tipo de resultados abultados, de seis goles o más no son extraños en estas competencias. De nuevo la escasa profesionalización de la actividad juega su rol. La organización y sobretodo, la mediatización y comercialización de los mismos, forzarán a mejoras en varios países, esperemos que uno de ellos sea el nuestro, impulsado porque al menos, la clasificación de la tri femenina al mundial de fútbol fue épica e histórica.

Mientras tanto. Seguiremos intentando “ponerle paciencia” viendo los partidos de los Panamericanos por ejemplo, a mí al menos me resulta refrescante, distinto, a pesar de las desprolijidades.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
2015_FIFA_WWC_Qualified_Teams

¿Qué podemos esperar de la tri femenina en Canadá?

La histórica clasificación de la selección femenina ecuatoriana a su primera Copa del Mundo conlleva a una cierta expectativa al aficionado ecuatoriano. ¿Estarán las dirigidas por Arauz, a la altura de las circunstancias?

El fútbol femenino en Ecuador, si hablamos de estructura, tiene pocos años de vigencia. Con pocos años de establecida una liga profesional (desde 2013) y una organización más vinculada a la práctica amateur, su llegada a la élite mundialista podría ser descrita casi como un milagro en el cual, colaboró la localía pues, el torneo clasificatorio se desarrolló en nuestro país, y también, la entrega de las seleccionadas.IMG_20150607_125931-1

El grupo en el que Ecuador disputará el mundial de Canadá, lo componen las selecciones de Camerún, Suiza y Japón. Los dos primeros rivales son escuadras tan novatas como la tricolor, puesto que tanto africanas como europeas participarán por primera vez en un mundial femenino, mientras que las amplias favoritas son las asiáticas, campeonas mundiales reinantes y con una enorme experiencia en estas competiciones. Digamos que Camerún y Suiza son rivales, cuando menos cotejas.

Ecuador en pocas horas debuta frente a Camerún. El cuadro de las “leonas indomables” (no sé si tomen el apodo de si símil masculina), es actual subcampeón africano de fútbol femenino, lo que le valió para acceder a la cita continental. Como experiencia mundial, tienen el haber participado en los juegos Olímpicos de Londres, donde les fue muy mal perdiendo todos sus partidos. Buena parte de las jugadoras olímpicas, forman parte de la escuadra mundialista.

El siguiente juego de la tricolor femenina será contra Suiza (12 de junio). Cuadro también debutante en mundiales, pero con una experiencia en categorías sub 17 y sub 20 a tomar en cuenta, por lo que tiene una escuadra que va formando un proceso. Sus resultados en dichas competiciones hay que decir, tampoco fueron halagadores, sin haber sumado puntos en los mundiales sub 20 de 2010 y 2012. Muchas jugadoras de dichos eventos, participarán en el mundial absoluto. Clasificaron con relativa holgura en su correspondiente zona europea.

Japón es la escuadra campeona reinante, 15 de las 23 convocadas para este mundial, fueron parte del equipo que ganó el torneo de Alemania en 2011. Demás está decir que son archi favoritas y que si la tricolor quiere avanzar a octavos de final, deberá llegar con los deberes hechos a un juego que, seamos sinceros, lo más probable es que lo pierdan y feo. Este partido será el 16 de junio en Winnipeg. Los otros juegos Ecuador los dipsutará en Vancouver, que es la sede de la final.

No soy el mayor conocedor de fútbol femenino, por lo que observé en la Copa América y los juegos de repechaje, las principales virtudes de las ecuatorianas son el coraje y orden táctico impuesto por la DT Vanessa Arauz, virtudes que hicieron que superen un difícil escollo como Trinidad y Tobago, dado el rigor físico de su rival. La tri femenina no tiene jugadoras novatas, buena parte de ellas, estuvieron en el torneo continental y varias de ellas también, han participado de competiciones como la Copa Libertadores femenina.

Ecuador en materia de fútbol femenino tiene mucho por hacer, auguro una participación decorosa, pero con una buena estrellada a la realidad cuando les toque enfrentar a las potencias como japonesas en fase de grupos, a norteamericanas o nórdicas, si se avanza a siguientes rondas.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol