Entradas

tbbt

The Big Bang Theory y Un Final Ideal

El pasado mayo llegó a su emisión final una de las sitcoms más exitosas de los último tiempos: “The Big Bang Theory”. Con la misma, queda en la cultura popular un sinnúmero de elementos.

Pero más allá de los “Bazinga”, “Soft Kitty” o “knock, knock, knock: Penny”, una serie con más de 10 años de duración supo traer giros y cambios importantes. La historia original tenía una idea interesante: contar la historia de 4 nerds exitosos como profesionales y científicos, pero socialmente inoperantes, aunque cada uno con sus matices, con el condimento de cómo va cambiándoles la vida tener como vecina a una vecina guapa y totalmente apta en cuanto a habilidades interpersonales.

En primer lugar está la evolución de Rajesh Koothrappali (Kunal Nayyar). Un astrofísico de origen hindú y acaudalada familia que al comienzo de la serie sufre de un curioso mutismo selectivo que le impide hablar con mujeres a menos que haya ingerido alcohol, lo que por supuesto le afectó a la hora de conseguir pareja. Su evolución en el transcurso de la serie es hacia un tipo que va superando sus inseguridades y termina pudiendo hablar con damas sin necesidad de alcohol de por medio, además de forjar una imagen más de respeto hacia sí mismo, con la que adquiere otro aspecto personal (en el peinado) y es menos permisivo con el bullying.

15493713518984

Tal vez el personaje con menos cambios, pero importantes al fin es Leonard Hofstadter (John Galecki). Del grupo de 4 nerds, él es el más social, aunque no lo suficientemente exitoso en dicho campo. Tal vez representa el verdadero triunfo de un inadaptado al quedarse con una pareja como Penny, de cuya evolución hablaremos más tarde. Este físico experimental tiene un problema por el que tiende a complacer a todo el mundo, muchas veces a costa de sus propios deseos, lo que en la serie se explica por su relación con una madre exigente y distante, con la que se reconcilia en los capítulos finales, así como lima las incomodidades generadas por la tiránica vecindad de Sheldon. Diríamos que al final vemos un Leonard maduro y reconciliado con sus demonios.

De ahí está Howard Wolowitz (Simon Helberg). el menos preparado del clan, quien “tan solo” posee una ingeniería en el MIT. Al inicio de la historia se presentaba como un perturbador y edípico personaje cuya infantil y morbosa conducta va modificándose a medida que se involucra en su vida Bernardette Rostenkowski (Melissa Rauch), su pareja con quien se casó, formó una familia y tuvo hijos, responsabilidades que lo obligaron a madurar en medida también de la inesperada desaparición de su madre. Bernardette por su lado y tomando en cuenta la aparición del personaje a media serie, pasó de ser una tímida camarera a una poderosa ejecutiva farmacéutica, que le da cierto rol de dominio sobre Howard, una característica de la que él jamás se libró del todo.

Ciertamente las incidencias de la serie giran en torno al personaje de Sheldon Cooper (Jim Parsons), un físico teórico de extraordinaria inteligencia y excéntrico comportamiento, quien a diferencia de sus amigos, no parecía sufrir por sus incompetencias sociales e incluso parecía disfrutarlas. En el último capítulo Sheldon pronuncia un emotivo discurso en el que manifiesta el valor del amor y la amistad y entre otras cosas se disculpa por no haber podido expresar dichos sentimientos de mejor forma. Aunque en la serie no se especifica y los guionistas lo descartan, se especula con que el personaje de Sheldon tenga Síndrome de Asperger, lo que podría explicar su dificultad para comprender normas sociales y su necesidad de apoyarse en pautas específicas para poder seguirlas. Pautas dadas principalmente por sus amigos y entorno íntimo, sobretodo cuando en la serie aparece Amy Farrah Fowler (Mayim Bialik), quien termina siendo su novia y esposa y a su vez pasa de ser una robótica y femenina versión de Sheldon a un personaje que aporta la dulzura y paciencia necesaria para “civilizarlo”.

ADX006. HOLLYWOOD (EE.UU.), 01/05/2019.- El elenco de "The Big Bang Theory" (i-d): el actor estadounidense Johnny Galecki, el actor estadounidense Jim Parsons, la actriz estadounidense Kaley Cuoco, el actor estadounidense Simon Helberg, el actor indio Kunal Nayyar, la actriz estadounidense Mayim Bialik y la actriz estadounidense Melissa Rauch posan tras colocarl sus huellas y firmas en el cemento del Teatro Chino IMAX de TCL en Hollywood, California, EE. UU., el 1 de mayo de 2019. "The Big Bang Theory" es la serie de comedia multi-cámara más larga en la historia de la televisión. EFE / ADAM S DAVIS

ADX006. HOLLYWOOD (EE.UU.), 01/05/2019.- El elenco de “The Big Bang Theory” (i-d): el actor estadounidense Johnny Galecki, el actor estadounidense Jim Parsons, la actriz estadounidense Kaley Cuoco, el actor estadounidense Simon Helberg, el actor indio Kunal Nayyar, la actriz estadounidense Mayim Bialik y la actriz estadounidense Melissa Rauch posan tras colocarl sus huellas y firmas en el cemento del Teatro Chino IMAX de TCL en Hollywood, California, EE. UU., el 1 de mayo de 2019. “The Big Bang Theory” es la serie de comedia multi-cámara más larga en la historia de la televisión. EFE / ADAM S DAVIS

 Finalmente es bueno cerrar con Penny (Kaley Couco), quien en el inicio se planteó como el personaje atractivo y discordante de la serie. El encuentro de 2 mundos, que se puede insinuar entre el mundo “geek” de Sheldon y compañía y el mundo “socialmente apto” de Penny logra lo mejor de cada uno. Por un lado, los chicos se vuelven más sociables y terminan insertados en un mundo adulto más o menos “normal”, mientras que Penny pasa de ser de una chica desordenada a una importante ejecutiva de ventas, a pesar de dejar a un lado su primigenio sueño de ser actriz que la obligó a mudarse de la agrícola Nebraska a la ciudad de Los Ángeles. Penny termina siendo la persona más “adaptada” del mundo al finalmente terminar casada y con un hijo en camino. Cosas que siempre hacía esfuerzo en descartar en cada capítulo en el que intervenía.

La serie tuvo un desenlace de cuento de hadas, donde hasta el extraño tendero de cómics, Stuart, terminó con una pareja. Después de más de 10 años de una comedia que empezó siendo brillante para pasar a ser algo repetitiva con sus chistes, los mensajes fueron bastante positivos, con el valor de la amistad como una base tal vez más sólida hasta que la familia o tal vez, edificar una familia a partir de la misma, con el mensaje de que el encontrarte con gente buena y adecuada puede sacar lo mejor de ti y finalmente lo que dirían las abuelitas: “para cada roto hay un descosido”. La serie acabó cuando debía hacerlo, dejando un legado de interés hacia la cultura pop y la misma ciencia innegables.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
sitcoms nyc

Friends vs HIMYM: ¿cuál gana?

Dos series ambientadas en New York, que relatan la vida de jóvenes adultos y su estrecha relación con sus mejores amigos en lo que podría considerarse como una vida “ideal”. Más allá que dicho estilo de vida se plantea en un escenario tanto o más fantasioso que el de Batman o Ironman, ambas series, de extensa duración (casi una década), son de las más icónicas de los últimos 20 años, ambas tienen casi la misma fanaticada, la cual se pregunta qué serie fue mejor o al menos, más trascendental.

A priori podríamos decir que Friends, simplemente por tema de antigüedad. Esta serie comenzó a ser rodada y emitida en 1994 y atravesó tremendos hitos generacionales como el cambio de milenio o la caída de las Torres Gemelas (que nunca fue directamente abordado de todas formas). How I Met Your Mother comenzó a emitirse un año después del último capítulo de Friends, en 2005, con en teoría un argumento ya antes visto: mejores amigos jugando a ser personas grandes en la ciudad de New York.

Si vamos por calidad de actores, nuevamente la serie noventera es la que tiene ventaja. El elenco de “Friends” es sólido y magnífico con actores que ganaron mucho reconocimiento con la serie, aparte de un montón de dinero. Jennifer Aniston por ejemplo, ganó Emmy y Golden Globe gracias a su papel de “Rachel”. Se podría decir que todos los personajes de la entrañable “Friends” son clásicos para la T.V.: Rachel, Ross, Phoebe, Joey, Monica, Chandler tienen características inconfundibles con las que cualquier televidente pudo reconocerlos e identificarse, yo por ejemplo, me considero un Chandler. Ese rasgo tal vez no es identificable en “How I Met Your Mother” salvo quizás, el personaje “Barney Stinson” de Neil Patrick Harris y un poco, el protagónico “Ted Mosby”.

Ahora, si vamos por el lado del guión y calidad narrativa, “How I Met Your Mother” le hace un paseo a “Friends” y personalmente, hace que la serie termine considerándola entre mis favoritas de todos los tiempos, bastante más que la entrañable “Friends”. “HIMYM” fue diseñada para que a todos nos intrigue su final y que a medida que pasen sus capítulos, cada televidente vaya angustiándose y cavilando con las posibilidades de quién podría ser la madre de los hijos de Ted. Además, los recursos narrativos usados en la serie son magníficos: yuxtaposiciones, flash backs, flash forwards, etc. Narrar una teleserie cómica al más puro estilo de “Run Lola Run” o “Memento” fue atrevido y el resultado genial. En cuanto a cómo contar una simple “sitcom”, “How I Met Your Mother” marcó un hito y una revolución.

La discusión entre ambas series es muy común en que se centre en este punto específico: cómo acabaron ambas series. Por un lado, está “Friends” con el final complaciente y que todos esperaban: que Ross y Rachel se queden juntos y felices por siempre, con el detalle no menor que Rachel renuncia a la vida que siempre soñó: trabajo en París relacionado a la moda. Por otro lado “How I Met Your Mother” tuvo un final impactante: el televidente navegó por 8 temporadas para conocer a una madre a la que recién le empezaba a tomar cariño y resulta que la larga historia que Ted cuenta a sus hijos se motiva en que en ese futuro hipotético en el que la está repasando, la madre ha fallecido. Aunque finalmente es complaciente porque Ted sale a buscar al “verdadero amor de su vida”, que siempre fue la bella Robin Scherbatsky. Personalmente, prefiero el final de HIMYM y el que Ted haya intentado de nuevo con Robin, estuvo demás.

Es así como se ha expuesto los puntos en los que la una serie neoyorkina se impone a la otra y le queda a quien los lea, el afirmarlos o contradecirlos. Como señalé en el primer párrafo, el principal defecto que encuentro es esa vida en la que el grupo de panas vive un junto a otro, son como una familia unida y tienen estilos de vida demasiado cómodos que distan mucho de la plusvalía que tienen las viviendas de la gran manzana y de la disponibilidad de tiempo de cualquier grupo de amigos a medida que se hacen adultos. Bueno, tampoco, es para ponerse amargado o paladín de la realidad socio económica. No deja de ser ficción nada de esto y para lo que está es simplemente para divertir.

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol