Entradas

semis ida

Una Llave Muy Abierta y Otra Casi Cerrada

 

Se jugaron los duelos de ida de semifinales del torneo ecuatoriano y mientras la llave entre quiteños parecería estar encaminada, la de los “novatos” es aún incierta.

30 de noviembre

Aucas 1 (Figueroa 64’) – Liga Deportiva Universitaria 3 (J Julio 20’, A Julio 22’, Martínez B. 38’)
Quito – Gonzalo Pozo

Como se puede esperar en una semifinal, el partido comenzó más bien con cautela y en medio campo. Antes del minuto 10 Liga comenzó a descomprimir desde el costado derecho. La “U” se iba adueñando del manejo de balón, pero los orientales esperaban con mucho orden en su bloque posterior. Liga sumaba hombres en campo rival y venció la resistencia local cuando Johan Julio (20 min.) anotó luego de captar el rebote de un disparo de Martínez. Poco después Anderson Julio (22 min.) tras pase de Martínez amplió el marcador. Luego del segundo tanto se esbozó la reacción de los oro y grana o tal vez era estrategia de repliegue universitario pues en una réplica Cristian Martínez Borja (38 min.) con derechazo desde fuera del área anotó la goleada.

Aucas hizo un par de cambios en el complemento para revertir una situación sumamente desfavorable y por lo menso se vio una mejor actitud en el local, así llegó el descuento con volea de Víctor Figueroa (64 min.) rematando en primera intención. Aucas se empeñaba en acortar cifras y no siempre el buen juego era el recurso. Con pelotazos y ganas, el cuadro ex petrolero empujaba mas la fortuna no lo acompañaba, cosa contraria de su rival que incluso tuvo que recurrir a su arquero suplente por lesión de Gabbarini, igual cumpliendo un gran papel. Los orientales desesperaron y se apuraron demasiado tarde.

AUC: Luis Fernández; Gergori Anangonó (TA 85’), Anthony Bedoya, Luis Romero, Ángel Gracia; Víctor Figueroa, Marco Mosquera (TA 94+’), Carlos Cuero (Bryan Sánchez 59’); Pablo Burzio (Kevin Arroyo 45’), Edson Montaño (TA 20’), Alexander Alvarado (Juan M. Tévez 71’)
Goles: Figueroa 64’
LDU: Adrián Gabbarini (Erick Viveros 45’); Antonio Valencia, Franklin Guerra, Carlos Rodríguez, Luis Ayala; Edison Vega, Jefferson Orejuela (TA 95+’); José Quintero (TA 28’) (José Ayoví 52’), Johan Julio, Anderson Julio (Jacob Murillo 81’); Cristian Martínez B
Goles: J Julio 20’, A Julio 22’, Martínez B 38’

1 de diciembre

Delfín 2 (Garcés 9’ –p-, Piñatares 63’) – Macará 1 (M. Corozo 61′)
Manta – Estadio Jocay

Con un intenso arranque, ambos equipos salieron a abrir el marcador y se dio en los pies de Carlos Garcés (9 min.) con cobro penal tras previa mano de Arce. El tanto a favor tal vez serenó al conjunto manabita y elaboraba su ataque sin mayor apuro, en tanto que los ambateños no tardaron mayormente en asimilar el golpe. Delfín tuvo el protagonismo, mas le era difícil entrar a área celeste. Por otro lado los ambateños tampoco hacían lucir lo mejor de su ataque ya que Riveros y Cangá estaban muy concentrados a neutralizar el tándem Estrada – J. Corozo, que era lo más notable de la visita.

Macará con cambio tácticos desde el camerino y de integrantes en el transcurso del juego pasó a dominar las incidencias, lo que decantó en el empate celeste tras un tiro libre de Moisés Corozo (61 min.) que desvió en la defensa, mas los manabitas rápidamente recuperaron la ventaja pues Bruno Piñatares (63 min.) aprovechó un rebote dejado por Burrai para anotar. Delfín tras su gol recuperó la confianza y bombardeó incesantemente a su rival que apeló al contragolpe, sin embargo la zaga local estuvo normalmente con buenas calificaciones. Hacia el final la batalla táctica fue muy pareja, pero triunfo para al cetáceo.

DEL: Pedro Ortiz, Pedro Perlaza (TA 86’), Williams Riveros, Luis Cangá (TA 68’), Giovanny Nazareno; Bruno Piñatares, David Noboa, Juan D. Rojas (TA 28’) (Francisco Mera 60’), Robert Burbano C.; Roberto Ordóñez (TA 39’), Carlos Garcés (Alejandro Villalva 21’) (Sergio López 80’)
Goles: Garcés 9′ (P), Piñatares 63′
MAC: Javier Burrai (TA 52’), Armando Gómez, Moisés Corozo, César Mercado (TA 21’), Leonel Quiñónez (Carlos Feraud 59’); Mario Rizotto (Darío Mina 74’), Kenner Arce; Janner, Ronald Champang (Jonathan De La Cruz 59’), Carlos Arboleda; Michael Estrada
Goles: M. Corozo 61’

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
cuartos vuelta

Definidas las Semifinales – Liga Pro 2019

Quedan los 4 mejores de un torneo cuya recta final ha estado envuelta en emociones, drama y también polémica.

27 de noviembre

Universidad Católica 0 – Liga Deportiva Universitaria 2 (Guerra 47’, J Julio 57’)
Quito – Estadio Atahualpa

Liga sabía que partía con desventaja, la cual buscó con fuerte presión acortarla con los hermanos Julio desde el inicio y las permanentes incursiones de Valencia. La chatolei esperaba y contraatacaba con alguna peligrosidad, con lo que Gabbarini se iba erigiendo como figura. Pasada la media hora se veía un encuentro más equilibrado aunque tal vez los albos eran los que pasaban más sustos. La transición entre primero y segundo tiempo tuvo un ambiente de calentura y apenas iniciado el complemento Franklin Guerra (47 min.) de cabeza abrió el marcador, vital para su parte anímica pues enseguida Johan Julio (57 min.) aumentó cifras rematando rasante en el área y en el otro lado, Católica iba cayendo en imprecisiones y estuvo lejos de reaccionar ante los demoledores golpes albos. Liga clasificó espectacularmente a semifinales.

Barcelona 0 – Aucas 0
Guayaquil – Estadio Monumental

Barcelona arrancó incómodo su juego al advertir el planteo oriental que replegó muchas líneas y buscó el control de la pelota para desesperar a los del Astillero. Con el pasar de los minutos, el local empezó a descomprimir el cerrojo de los quiteños, aunque la fortuna no estaba de su lado y esporádicamente el cuadro oro y grana dio un par de sustos. Para la parte complementaria el cuadro canario continuaba con posesión infructuosa de pelota y cuando otorgó espacios, su rival lo hizo lucir mal en los pies especialmente de Figueroa , quien condujo el ataque ex petrolero. Con el empate Aucas dio uno de los grandes golpes de la etapa.

28 de noviembre

Delfín 2 (Noboa 7’, Ordóñez 15’) – Independiente del Valle 2 (Torres 19’, 41’)
Manta – Estadio Jocay

Un trepidante arranque del equipo manabita para conseguir un tanto tempranero luego del cabezazo de David Noboa (7 min.) a la salida de un córner. La presión seguía y Delfín lo tenía contra la pared al rival. Roberto Ordóñez (15 min.) tras pase de Nazareno ampliaba cifras y parecía sentenciar la historia. Más Gabriel Torres (19 min.) puso el descuento luego de una confusión en la zaga mantense y dio pie a la lenta pero firme reacción de los del Valle. Casi en el final del primer tiempo, el propio Torres (41 min.) anotó el empate luego de una brillante combinación. El segundo tiempo fue más jugado el ritmo del talento de los de Sangolquí, pero Delfín replicaba con coraje evitando lo que podría ser el tanto de su eliminación. Con nervios y corazón finalizó un encuentro muy atractivo.

Macará 1 (De La Cruz 83’ –p-) – Emelec 2 (Caicedo 44’, Pernía 80’)
Ambato – Estadio Bellavista

El arranque de este encuentro fue parejo y disputado. Emelec gastó muchas energías con una disposición frenética que a veces los dejaba mal parado ante un Macará más cauto pero contundente. El bombillo se fue tomando el protagonismo del juego y generando las mejores opciones de gol que fueron bien conjuradas por Burrai hasta que Romario Caicedo  (44 min.) quedó suelto ante pase de Cabezas y abrió el marcador casi sin ángulo. La ventaja antes del descanso era fundamental para los eléctricos aunque fue evidente el descenso del ritmo de juego en el complemento. Cerca del final, Edwuin Pernía (80 min.) de cabeza tras córner hacía creer posible el milagro eléctrico, pero poco después se sancionó un penal por falta de Vega sobre Estrada que pareció cuando menos discutible. Jonathan De La Cruz (83 min.) lo transformó en gol y permitió al celeste acceder a semifinales por su ventaja deportiva.

Semifinales:

Aucas vs Liga Deportiva Universitaria (30 de noviembre)
Delfín vs Macará (1 de diciembre)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
liga vs nacional

Liga Ganó con Precisión

Liga Deportiva Universitaria derrotó 2-0 a El Nacional en juego disputado por la fecha 24 de la Liga Pro de Primera Divisón de Ecuador en el Rodrigo Paz de Quito.

Este tradicional duelo quiteño tuvo algo de previa polémica por el incidente de la barra alba que hizo inhabilitar una localidad que terminó ausentando obligadamente a la barra visitante. Además de ser la primera vez que Antonio Valencia frente al club con el que debutó profesionalmente. Liga tenía la baja de Cruz por su dura lesión en Argentina, mientras que los criollos no contaron con Juan Lara por suspensión.

El juego tardó en prenderse, pues los equipos prefirieron estudiarse hasta que de lado y lado comenzaron a buscar el arco, los rojos con un juego más elaborado y los universitarios siendo más veloces y directos. En mediocampo el ambiente era friccionado y hubo faltas recurrentes antes del primer cuarto de hora y a pesar de ello, el partido no dejaba de ser interesante hasta esas alturas.

Liga pasó a manejar más la pelota aunque con poca presencia realmente peligrosa en el área rival, siendo su argumento los envíos largos de Cazares y Orejuela normalmente bien conjurados por los defensas rojos. El local veía la oportunidad de sumar más gente al ataque y cuando Valencia y Ayala subían para juntarse con los Julio daban más problemas a su rival. Alrededor de la primera media hora el duelo en la media cancha favorecía ligeramente al equipo universitario.

Nacional pudo encontrar más sueltos a Borja y Ordóñez, con lo que pudo ser bastante más peligroso y generó por fin opciones de gol que no fueron bien resueltas. El juego que había sido bastante calculado comenzó a despejarse cuando arribaba el fin del primer tiempo, pero el local abrió el marcador cuando Johan Julio (40 min.) pudo definir sin marca ante un pase de Orejuela que de hecho fue un poco fortuito. Liga jugó más relajado hasta el cierre del primer tiempo.

Nacional buscó el empate y prontamente al inicio del complemento perdió 2 opciones claras de gol. Liga por momentos pareció esperar y hacer aún más largo el juego a la espera de la sorpresa que pueda aportar los arranques de los hermanos Julio. Las variantes se realizaron en la visita ante la falta de precisión frente al arco y en Liga se buscaba mayor dinámica. Entraron Congo y Muñoz respectivamente.

Liga se “instaló” con la mínima ventaja y su juego se basó en el cierre de espacios a Ordóñez y Borja, por lo que el juego criollo se iba tornando cada vez menos dañino. Del mismo modo, los albos buscaron con Chicaiza alguien con menos vértigo y mayor retención de la pelota. De esa manera Liga alejó aún más de su área a los criollos, mientras que se arreglaban para poner esporádicamente presencia cerca del arco defendido por Padilla, quien cumplía con un buen partido.

Nacional no pudo encontrar nuevas ideas con sus cambios y cualquier intento ofensivo se estrellaba en la perfecta labor de Ordóñez y Guerra en la zaga más Orejuela en la media, quien a su vez también regulaba los bocetos de ataque. Uno de ellos salió de sus pies y así dejó a Muñoz en posición inmejorable para que le entregue el balón del segundo tanto a Cristian Martínez (86 min.) Con el marcador holgado, Liga jugó a placer y bien pudo haber hecho un par más de conquistas.

 

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Franklin Guerra, Anderson Ordóñez, Luis Ayala; José L. Cazares, Jefferson Orejuela; Anderson Julio (TA 82’), Johan Julio (Andrés Chicaiza 67’), José Ayoví (Adolfo Muñoz 59’); Rodrigo Aguirre (Cristian Martínez B. 85’) (TA 88’)
Goles: J Julio 40’, Martínez B. 86’
NAC: Johan Padilla; Jean Peña (TA 65’), Kevin Arias, Pablo Cifuentes, Sixto Mina; Ronal De Jesús, Luis Arce (Edwin Cangá 72’); Jorge Ordóñez (Tito Valencia 80’), Jonathan Borja, Miguel Segura; Miguel Parrales (Luis Congo 59’)

Calificaciones Liga:
Gabbarini 7
Valencia 5
Guerra 8
Ordóñez 8
Ayala 7
Cazares 7
Orejuela 8
A Julio 6
J Julio 5
Aguirre 5
Muñoz 6
Chicaiza 4
Martínez B –

Calificaciones Nacional
Padilla 7
Peña 6
Arias 5
Cifuentes 6
Mina 6
De Jesús 5
Arce 4
Ordóñez 5
Borja 5
Segura 5
Parrales 4
Congo 4
Cangá –
Valencia –

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
octavos ida libertadores

Queda Uno en Cuartos

En octavos de final no puede haber otra dinámica que no sea el drama y así se vivieron los partidos de los equipos ecuatorianos con suertes distintas.

30 de julio

Olimpia 1 (Mendieta 35’) – Liga Deportiva Universitaria 1 (J. Julio 19’)
Asunción – Defensores del Chaco

Con la desventaja de 3-1, era lógico esperar que el conjunto paraguayo protagonice con algo de apremio los primeros minutos del partido y así fue como presionó en área contraria, mientras Liga esperaba y salía con parsimonia, pero con esa misma paciencia aprovechó un mal despeje del portero local y Johan Julio (19 min.) con tranquilidad abrió el marcador para la “U”. El tanto había afectado moralmente a los paraguayos que se mostraron bastante más erráticos para buscar el empate hasta que llegó con William Mendieta (35 min.) pescando a río revuelto en una confusión del área ecuatoriana. El final del primer tiempo tuvo a los albos aguantando recurriendo incluso a faltas.

Parecían suceder una serie de infortunios para Liga cuando salió expulsado Johan Julio por falta y después se cobró un penal en su contra por mano de Orejuela, pero dicho lanzamiento fue desperdiciado por Mendieta. Olimpia tomó completamente el control de las acciones y prácticamente no dejó al rival siquiera pisar más allá de media cancha, mientras Liga agrupaba jugadores para resistir y los pocos tiros al arco recibidos eran bien conjurados por Gabbarini, quien pasó una noche espectacular para concretar el empate que dio a los albos el paso a cuartos de final.

Liga Enfrentará e Boca Juniors en cuartos de final.

OLI: Alfredo Aguilar; Sergio Otálvaro, Antolín Alcaraz, José Leguizamón, Iván Torres (Brian Montenegro 73’); Richard Ortiz (Jorge Ortega 57’), Rodrigo Rojas, Alejandro Silva (TA 95+’), William Mendieta (TA 3’) (Tabaré Viudez 63’); Néstor Camacho, Roque Santa Cruz
Goles: Mendieta 35’
LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia, Luis Caicedo M., Carlos Rodríguez, Cristian Cruz; Edison Vega, Jefferson Orejuela; Anderson Julio (Adolfo Muñoz 70’), Johan Julio (TR 48’), José Ayoví (José Quintero 76’); Rodrigo Aguirre (TA 15’) (Cristian Martínez B. 87’)
Goles: J. Julio 19’

31 de julio

Flamengo 2 (4) (Gabriel 10’ -p-), 18’ – Emelec 0 (2)
Río de Janeiro – Maracaná

Este juego también tuvo la dinámica del local buscando llevarse el juego por delante y dicha presión derivó en una falta penal que Gabriel Barbosa (9 min.) transformó en gol. Emelec trató de apartar rivales de su área, pero nuevamente Gabriel (18 min.) después de un centro pasado y pifia de los zagueros azules, anotaba la igualdad en el global. Los siguientes minutos de la primera mitad se vio un juego largo con ambos equipos buscando anotar y con algo más de distensión para la visita.

El inicio del complemento marcó un mejor desempeño del equipo ecuatoriano que con mayor decisión buscaba el descuento que pongo en aprietos a los de rojo y negro. Bryan Carabalí entró muy bien sobretodo con el planteo ofensivo que buscaba el bombillo, sumado a Angulo que era un permanente dolor de cabeza para la zaga rival, mientras los cariocas buscaban más bien contragolpes que con el transcurrir del tiempo eran más desesperados y la falta de efectividad de lado y lado llevó a la definición por penales.

En los lanzamientos desde los 11 pasos los brasileños estuvieron todos acertados, mientras que en el conjunto eléctrico el penal de Arroyo fue atajado y el envío de Quiroz se estrelló en el horizontal. Flamengo enfrentará a Inter de Porto Alegre.

FLA: Diego Alves; Rafinha, Matheus Thuler, Pablo Marí, Renê; Willian Arão, Guestavo Cuéllar (TA 93+’); Everton Ribeiro (Giorgian de Arrascaeta 58’), Gerson (Orlando Berrío 82’), Bruno Henrique; Gabriel Barbosa (Reiner 70’)
Goles: Gabriel 9’ (P), 18’
Penales: Convirtieron: De Arrascaeta, B. Henrique, Renê, Rafinha
EME: Esteban Dreer; Romario Caicedo, Jordan Jaime (Joel Quintero 40’) (TA 66’), Marlon Mejía (TA 24’), Oscar Bagüí; Dixon Arroyo (TA 34’), Wilmer Godoy (Gabriel Cortez 91+’) (TA 96+’); Bryan Cabezas, Nicolás Queiroz, Fernando Guerrero (Bryan Carabalí 63’); Brayan Angulo
Penales: Convirtieron: Angulo, Cortez. Atajados: Arroyo. Poste: Queiroz

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
octavos ida libertadores

Jornada Dulce para los Ecuatorianos en Copa

El inicio de octavos de final no pudo ser mejor para los equipos ecuatorianos clasificados que consiguieron claras victorias como dueños de casa.

23 de julio

Liga Deportiva Universitaria 3 (Ayoví 11, J. Julio 73’, Aguirr 85’) – Olimpia 1 (Rojas 61’)
Quito – Estadio Rodrigo Paz

El desarrollo del partido se planteó de acuerdo a lo previsto, con el local presionando y tratando de jugar con vértigo, mientras la visita prefería tocar al ras y pausado. A los ecuatorianos su disposición le dio frutos cuando José Ayoví (11 min.) anotó luego de gran jugada y asistencia de Orejuela. Liga dispuso del control del juego en el primer tiempo con un soberbio juego de Cazares y Orejuela en la media. Olimpia tuvo un gol anulado vía VAR por mano previa, pero fue el impulso que le hacía falta para animarse más a causar daño a una defensa lenta de los albos, muy diferente al asfixiante vértigo de su ataque.

Apenas iniciado el segundo tiempo Aguirre anotaba lo que era el segundo tanto local, pero por ligero adelantamiento se anuló por intermedio del VAR. De todas formas los minutos siguientes fueron todos del cuadro universitario que aprovechaba la poca movilidad de la defensa decana. Ciertamente los franjeados no perdían la paciencia y se aproximaron a área rival con buen toque de balón hasta que llegó el empate con un gran disparo cruzado de media distancia de Rodrigo Rojas (61 min.) El equipo paraguayo presentaba 2 caras distintas: un ataque criterioso, pero una zaga defectuosa. Por ahí llegó el tanto de Johan Julio (73 min.) quien cerró un centro de la muerte de Anderson. Rodrigo Aguirre (85 min.) a la salida de un tiro libre selló el marcador.

LDU: Adrián Gabbarini; Antonio Valencia (TA 5’), Luis Caicedo (TA 79’), Carlos Rodríguez, Christian Cruz (Luis Ayala 87’); José L. Cazares, Jefferson Orejuela (Edison Vega 90’); Anderson Julio, Johan Julio, José Ayoví (Andrés Chicaiza 65’); Rodrigo Aguirre
Goles: Ayoví 11’, j Julio 73’, Aguirre 85’
OLI: Librado Azcona; Sergio Otálvaro, Antolin Alcaraz (TA 17’), Jorge Arias, Iván Torres (Hugo Fernández 84’); José Leguizamón, Rodrigo Rojas (TA 94+’), Richard Sánchez, Alejandro Silva; Néstor Camacho (TA 24’) (Maximiliano Olivera 60’), Roque Santa Cruz (Jorge Ortega 87’)
Goles: Rojas 61’

24 de julio

Emelec 2 (Godoy 11’, Caicedo 78’) – Flamengo 0
Guayaquil – Estadio George Capwell

El equipo brasileño no parecía tener un plan especulador y salió al frente a buscar el resultado, pero una buena tejida entre Angulo y Guerrero terminó en los pies de Wilmer Godoy (11 min.) quien abrió el marcador con remate rasante. El tanto dio la confianza para que los ecuatorianos con orden controlen a los talentosos rivales. Emelec fue perdiendo control de la pelota, pero los brasileños no podían franquear la cantidad de gente que Rescalvo había dispuesto para defender, por lo que en la práctica los cariocas quedaban muy lejos de anotar.

En el segundo tiempo se vio incidencias similares, aunque Emelec entró en preocupación con la expulsión de Vega, pero enseguida se recompuso colocando a otro defensa y renunciando algo al ataque. Flamengo fue progresivamente pasando del asedio a la desesperación y con ello una serie de desaciertos a la hora de pisar el área rival que facilitaban el plan del cuadro azul. Fue entonces cuando Emelec en la contra llegó al segundo tanto cuando Romario Caicedo (78 min.) anotó con un raro remate tras brillante asistencia de Guerrero. Los azules sobre el final se envalentonaron y bien pudieron haber hecho más grande la diferencia.

EME: Esteban Dreer; Romario Caicedo, Jordan Jaime, Leandro Vega (TR 54’), Oscar Bagüí; Dixon Arroyo, Wilmer Godoy; Bryan Cabezas (Carlos Orejuela 50’), Nicolás Queiroz (Marlon Mejía 57’), Fernando Guerrero (TA 12’) (Bryan Carabalí 82’); Brayan Angulo
Goles: Godoy 11’, Caicedo 78’
FLA: Diego Alves; Rodinei (Lincoln 57’), Léo Duarte (TA 67’), Rodrigo Caio, Renê; Gerson (TA 62’) (Lucas Silva 65’), Willian Arão (TA 46+’) (Gustavo Cuéllar 65’); Rafinha, Diego, Bruno Henrique (TA 85’); Gabriel Barbosa

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
ldu 2019

Un Vistazo a Liga de Quito 2019

El campeón nacional presentó su plantilla el pasado 2 de febrero con un partido que tuvo un interesante ritmo contra Independiente de Santa Fe.

Manteniendo a prácticamente todo el plantel campeón 2018, las incorporaciones son muy interesantes de analizar puesto que se supone responden a necesidades específicas de potenciar ciertos aspectos el juego más que a suplir deficiencias, pues, como plasmó el resultado final de la temporada pasada, el equipo de Pablo Repetto parece tener una estructura definida con pocas falencias para competir en el plano local.

Evidentemente el gran reto de la temporada es la Copa Libertadores de América, así que el armado del plantel definitivamente está condicionado por la necesidad del equipo blanco de competir en el torneo internacional.

La renovación de Adrián Gabbarini es una excelente noticia, Nazareno y Viveros dieron muestras de estar a la altura del reto si se les requiere, el arco parece cubierto.

Las primeras incorporaciones importantes las encontramos en defensa, con la llegada de dos back centrales que vienen a suplir las distintas contingencias que han aquejado a los defensores albos en la temporada pasada, de la cual varios siguen recuperándose, por lo que cabe haber mención a la participación del uruguayo Carlos Rodríguez como primer back central y del argentino Nicolás Freire como segundo.

Los zagueros demostraron no tener problema con sacar la pelota jugada por abajo hasta zona de medios, como acostumbra Repetto, parece evidente que son fuertes en el juego aéreo y que la mayor incógnita será su reacción a la velocidad de los futbolistas ofensivos de nuestro campeonato. La adaptación a las condiciones climáticas será un condicionante para evaluar su progreso en el rubro; empero, la competencia apremia y deberán empezar a rendir exámenes serios en poco tiempo más; huelga decir que las sensaciones fueron positivas, más aún pensando en que alguno de los dos zagueros nuevos pueda complementarse con Franklin Guerra, por perfil pareciera que Freire parte con ventaja. Queda presto a sumarse Kevin Minda quien ya demostró su valía en etapas cruciales.

En los laterales no hubo movimientos, José Quintero y Cristian Cruz parten con ventaja sobre Realpe y Chalá, que parecen ser relevos de garantía, al menos para el medio local; en Libertadores se verá, lo que es definitivo es que el juego de Repetto se respalda mucho en los laterales, quienes son aporte constante al andamiaje ofensivo, trasladando, ofreciendo descarga a los medios e inclusive llegando a gol; será clave que el nivel sea el mismo afuera como lo fue dentro de casa en la temporada anterior.

En la medular la principal novedad es que Jefferson Orejuela renovó su vínculo y se mantiene como el volante central del campeón, el pasado sábado su acompañante fue Édison Vega, quien además de sus funciones como asistente de Orejuela en la medular, asumió durante gran parte del partido varias de las competencias que otrora le correspondían a Fernando Guerrero, la generación del fútbol pasó a ser casi responsabilidad absoluta del enano, quien además debía ofrecerse como alternativa por el sector zurdo cuando Orejuela o los laterales se desprendían; queda claro que su perfil se lo permite y que Repetto planea utilizarlo en aquellos menesteres, sigue en el plantel Jefferson Intriago, de quien se sabe está atravesando sus últimos partidos en el club; y Roberto Garcés, interesante volante que jugó en el Nacional y tiene condiciones similares a “Palula”.

En ofensiva la baja de Guerrero se notó, por la ya comentada entrega de batuta a Vega y adicionalmente, con la dificultad que tuvieron los hermanos Julio de entrar en juego; el lugar, posicionalmente hablando de “Chiqui” lo ocupó Adolfo Muñoz, quien participó muy poco de la circulación, ya sea por timidez o por poco concurso de sus compañeros, pero estuvo lejos de ser una alternativa real en la generación de las jugadas o en el desequilibrio ofensivo; ergo, Johan y Anderson debían asumir algunas de las otras funciones de su antiguo socio y ahora rival, y además cumplir con sus labores habituales, en lo cual se los vio muy atinados, los hermanos están ante una Copa Libertadores que supone una chance crucial para sus carreras, veamos como la afrontan.

Adelante jugó Juan Luis Anangonó que ofreció su repertorio habitual: desmarques, apoyos a los hermanos Julio, muchísima intimidación y juego aéreo, eso si, la novedad es que le llegó competencia en forma de Rodrigo Aguirre, delantero uruguayo de importantes condiciones que, en los pocos minutos que estuvo en cancha, se le alcanzaron a advertir tendencias de delantero que se tira atrás, intenta involucrarse en la elaboración de la jugada y acompañarla hasta la finalización. Los dos nombres, viéndolo nada más en teoría, no parecen excluyentes y bien podríamos acostumbrarnos a verlos juntos en cancha, especialmente en situaciones de urgencia de anotar.

En delantera también están Christian Martínez Borja y Djorkaeff Reasco, ambos con complicadas posibilidades de sumar minutos.

La noticia en cualquier caso fue Andrés Chicaiza. El volante ofensivo que en la última fecha del torneo pasado jugó con Delfín un partido en Casa Blanca que a más de uno de los que estuvimos presentes nos causó un verdadero impacto. Conocer que Liga lo había incorporado evidentemente generó gran expectativa, y en el partido del sábado se pudo percibir la ansiedad de varios aficionados por no verlo en la cancha entre los titulares y ni siquiera como uno de los primeros cambios

Su entrada cumplió con creces la expectativa, se hizo inmediato de la batuta del equipo y regaló jugadas para el aplauso, más allá de la anécdota de su gol en el partido amistoso, queda claro que Chicaiza puede ser el jugador que remplace a Fernando Guerrero, al menos en sus competencias creativas. El cambio eso sí será de nombres y posicional, puesto que el nuevo 10 albo juega por el centro, ahí donde Johan Julio ha encontrado su lugar y en el mismo lugar donde Gastón Rodríguez no pudo sentar nunca al menor de los hermanos.

La alternativa evidente es que Johan Julio pase a ocupar el flanco izquierdo, lo cual desembocaría en una cambio en la figura del esquema pues Johan es mucho más ofensivo que Fernando, su altura en la cancha será otra y sus funciones distintas, con la adicional diferencia de perfil. Otro nombre que entra en la discusión es el de José Ayoví, quien prácticamente es un extremo que puede jugar por los dos perfiles, adicionalmente aparece Julio Angulo como alternativa por el extremo diestro, jugador que goza de la confianza del DT.

¿Será titular Chicaiza? Por lo visto en su carrera hasta el momento parece una obviedad que si, debería serlo, sin embargo no está mal recordar que al más alto nivel futbolístico es cada día más importante contar con relevos de nivel importante, capaces de cambiar el rumbo de un partido o eliminatoria y casos abundan: la últimas finales de los torneos de clubes más importantes del mundo se definieron por el acierto de los relevos: el Real Madrid en Champions con Gareth Bale y River Plate en la Libertadores con Juan Fernando Quintero. En cualquier caso, como sistema o recurso parece que las condiciones están dadas para que Andrés Chicaiza tenga un paso importante por Liga de Quito.

Las informaciones no han confirmado si Liga hará alguna incorporación adicional, pareciera que el flanco izquierdo de la medular es el sitio donde se puede sumar alguien más. Aún así, a las puertas de la competición oficial, el campeón presenta un equipo a la altura de su historia, la pelota decidirá el resto.

liga 2018

Un Análisis del Campeón 2018

Liga Deportiva Universitaria arrancaba la temporada 2018 con una importante reforma en su plantel. Veteranos como Norberto Araujo o Daniel Viteri dejaban el equipo y daban paso a la llegada de nuevos valores que se sumaban a la base que había conformado Pablo Repetto en la temporada anterior.

De tal manera, algunas de las numerosas incorporaciones fueron: Adrián Gabbarini, Anderson Ordoñez, Franklin Guerra, Hernán Pellerano, Christian Cruz, Jefferson Orejuela, Jonathan Borja, Gastón Rodríguez, más el regreso de Fernando Guerrero.

La sola revisión de los nombres de los refuerzos daba a indicar que la mayor preocupación del Cuerpo Técnico y la dirigencia estaba en el sistema defensivo; concepto que evidenciaría inmediatamente en el funcionamiento del equipo, que desde las primeras fechas supo encontrar en su arquero y defensa la mayor fortaleza, que se mantuvo durante todo el año.

La consigna desde el principio era clara: a Liga iba a ser muy difícil anotarle goles. Guerra y Ordoñez inmediatamente se mostraron como una pareja complementaria que brindaba mucha solidez al equipo y además eran muy útiles en la salida del balón, apartado trascendental en el fútbol actual. Adicionalmente, Adrián Gabbarini se mostró como un líder natural desde la retaguardia, una magnífica prestancia en momentos definitivos, y por si fuera poco, un talento innato para atajar penales; el primer triángulo de un equipo exitoso había sido forjado con acierto.

Pese al gran rendimiento de los mencionados jugadores, la defensa lejos estaría de ser un problema durante el curso, en primer lugar la lesión de Ordoñez traspasaría la titularidad a Horacio Salaberry, quien rápidamente seguiría la misma suerte que su compañero y resultando lesionado por el resto de la temporada, recayendo entonces la responsabilidad de acompañar a Guerra en Hernán Pellerano, refuerzo argentino quien tuvo un difícil inicio, entendible por su prolongada inactividad, pero que con el paso de los partidos se terminó por asentar.

Tales fueron las contingencias que se debieron enfrentar en defensa que en la final ante Emelec, los dos zagueros (Guerra y Pellerano) salieron lesionados en los primeros 25 minutos, quedando encargados de cubrir sus posiciones el lateral reconvertido en central Edison Realpe y el joven Kevin Minda, cumpliendo ambos actuaciones sobresalientes, a la altura de tamaño reto; quedaba claro que más que un tema de nombres, la solvencia defensiva de Liga venía desde el sistema, en otras palabras, del entrenador.

Los laterales titulares durante prácticamente toda la temporada fueron José “choclo” Quintero y Cristian “chavo” Cruz; quienes fueron muy importantes tanto en defensa como en sus responsabilidades ofensivas; generando interesantes sociedades con los hermanos Julio (Anderson principalmente) y Fernando Guerrero, quienes usualmente los acompañaron por las bandas. No está por demás destacar su aporte en las pelotas paradas, tanto en el cobro de tiros libres o de esquina, como en su rol en juego aéreo, especialmente Quinteros.

En el mediocampo Liga sufrió la baja a inicios de temporada de sus dos organizadores: José Cevallos y Sherman Cárdenas. La respuesta de Repetto fue el encargar la generación de jugadas ofensivas a varios de sus mediocampistas, especialmente a los que jugaban en la primera línea (Orejuela Intriago y Vega) y a Fernando Guerrero quien arrancaba casi siempre en izquierda y desde ahí organizaba las operaciones.

Continuando hacia adelante, la ofensiva de Liga puede ser explicada en dos momentos, el primero con Hernán Barcos en el equipo, y el segundo sin él. La primera parte del año tuvo al delantero argentino como la principal referencia de juego albo. La solidez defensiva era aprovechada por el equipo al tener un futbolista de la categoría de Barcos, quien necesitaba de muy poco para generar serio peligro a cualquier rival. Ante tal faro, los hermanos Julio, Gastón Rodríguez y el propio Fernando Guerrero se vieron beneficiados pues la calidad del argentino siempre resultó un comodín para las aspiraciones del equipo.

Luego de ganar la primera etapa Hernán Barcos se fue a Cruzeiro, siendo este un momento crítico de la temporada. Más allá de la contratación del delantero colombiano Martínez Borja, se evidenció que el DT uruguayo iba a aplicar la misma estrategia de anteriores bajas; que sea el equipo, con sus automatismos y recursos, el que subsane la salida de en este caso, su mejor jugador.

Especial atención merece el accionar de Juan Luis Anangonó, quien en la primera parte del año había sido muy importante como recurso ofensivo de minutos finales. A partir de la salida del capitán, el delantero ecuatoriano adquirió una preponderancia indiscutible; siendo ahora no solo un recurso sino casi que el sistema, anotando goles importantes, pero principalmente oficiando como un auténtico piloto de ataque, abarcando con sus desmarques y apoyos todo el ancho de la cancha, generando superioridades contra casi todas las defensas y asociándose siempre con criterio; los hermanos Julio rápidamente se adaptaron al juego de su nuevo compañero de ataque, la convivencia fue a la postre decisiva.

Como recurso fue importante Gastón Rodríguez, uruguayo de difícil relación con gran parte de la hinchada, quien en cualquier caso tuvo puntuales aportes cuando salía desde el banco, desequilibrando partidos que se planteaban complicados y que Liga no los había podido resolver; la misma función tuvo Jonathan Borja, con mucho menor suceso, lejos de su excelente versión mostrada en 2017 en Nacional.

Queda nada más por mencionar a, quizás, los nombres propios de la onceava corona universitaria, Johan y Anderson Julio; jóvenes valores que desde hace un par de temporadas venían alternando en el primer equipo y que pese a los malos momentos de dichos planteles mostraron condiciones interesantes; las cuales se ratificaron completamente en la temporada que acaba de terminar.

Johan y Anderson fueron importantes todo el año aun cuando gran parte de los hinchas opinábamos que quizás tenían demasiados minutos en cancha; jugadores rápidos, polifuncionales en las posiciones de ataque, de buena técnica, hábiles y sacrificados en el robo de balón, y quizás lo mejor es que han demostrado mejora en su nivel de manera progresiva hasta llegar a ser dos de las principales figuras en las finales del campeonato; en fin, jugadores “modernos” que Liga logró posicionar desde la cantera y que ya tienen una vuelta olímpica en la vitrina, no es poco.

 La temporada fue complicada, hubo varias lesiones, suspensiones, se padeció la doble competencia en cierto momento, se enfrentó la salida del mejor jugador del equipo, y ante cada contratiempo Liga no decayó; la solidez defensiva no se comprometió ante ninguna eventualidad y poco a poco apareció un fondo de juego muy importante.

Gradualmente fueron haciéndose más importantes en el juego los mediocampistas; cabe nada más revisar la actuación de Orejuela e Intriago en los partidos de Emelec para encontrar el fruto del trabajo de toda la temporada; la labor de Pablo Repetto y su cuerpo técnico ha sido excelente, no solo en la dirección técnica de los partidos, sino en el manejo del grupo, al que se vio totalmente comprometido hasta el final.

Liga Deportiva Universitaria fue el mejor equipo del año 2018, su décimo primera corona es merecida, salud a sus directivos, jugadores e hinchada.

Foto principal tomada de MetroEcuador

liga vasco

Liga Gana Por la Cabeza de Anangonó

Liga Deportiva Universitaria derrotó 3-1 a Vasco da Gama en juego disputado por la Segunda Fase de Copa Sudamericana en el Rodrigo Paz de Quito.

Liga tuvo una rápida respuesta al juego con un tanto de cabeza de Juan Luis Anangonó (7 min.) tras centro de Johan Julio. El trámite del juego pareció algo relajado para los albos buscando con paciencia aumentar cifras ante un cuadro brasileño que había alineado a algunos suplentes. Johan Julio (20 min.) capitalizando un error de la novata zaga vascaína aumentó cifras. Era muy superior el conjunto ecuatoriano.

Liga después de la primera hora desaceleró un poco y cedió incluso algo de iniciativa a su rival que de todas maneras no era tan prolijo para aprovechar esas oportunidades. Al final del primer tiempo los brasileños se asentaron en defensa y parecía que aplacaban los nervios, más ya la pizarra era muy complicada para ellos cuando se fueron al descanso.

Los cariocas estaban bastante más animados en el segundo tiempo. En una de sus incursiones hubo una falta penal sobre Kelvin que Thiago Galhardo (54 min.) transformó en gol. Vasco se encontraba aplomado para defender, mientras la “U” buscó retomar el protagonismo pero con menor puntería que en el primer tiempo, aunque daba la impresión que en cualquier momento la afinaban.

Mientras Liga arriesgaba y hacía cambios ofensivos, Vasco replegaba y apelaba a la suerte o las buenas intervenciones de su portero Silva. La resistencia del equipo brasileño iba mermando hasta que nuevamente Anangonó (87 min.) con otro certero cabezazo tras un centro por izquierda devolvió la tranquilidad al local y con ella, una buena ventaja para el cotejo de revancha.

La vuelta se disputará el 9 de agosto en Río de Janeiro.

LDU: Adrián Gabbarini; José Quintero, Franklin Guerra, Horacio Salaberry, Aníbal Guerra; Edison Vega (Gastón Rodríguez 75’), Jefferson Orejuela; Anderson Julio, Johan Julio (TA 78’) (Jonathan Borja 90’), Fernando Guerrero (TA 34’); Juan L. Anangonó
Goles: Anangono 7’, 87’; J Julio 20’
VAS: Martín Silva (TA 76’); Luiz Gustavo, Ricardo Graça, Oswaldo Henríquez, Henrique; Bruno Cosendey (Raul 84’), Andrey, Wagner, Kelvin (Paulo Vitor 72’); Giovanni Augusto (Andrés Ríos 45’), Thiago Galhardo
Goles: Galhardo 54’ (p)

Edison Guapaz Zambrano
Guitarras y gol
serie a fecha 15

Liga “no Convence”, Pero se Mantiene Líder

Cuando se han disputado 15 fechas del torneo ecuatoriano de Primera División ya se tiene una idea de quienes podrían estar disputando la etapa.

Liga Deportiva Universitaria ha ampliado su liderato. Pese a que sigue siendo su juego no del todo agradable para su hinchada. No han sido los mejores días de Barcos, pero Ha estado Juan Luis Anangonó para hacer los goles necesarios para que los albos sigan sumando sin aflojar el liderato del torneo. En la defensa es cada vez más notable el trabajo de Franklin Guerra, mientras el mayor motor de ataque es Johan Julio, que cuando su junta con Guerrero y su hermano Anderson causan estragos en las zagas rivales jugando principalmente a esperar y contraatacar con velocidad. A la U es muy complicado vulnerarla en su casa.

Barcelona mantiene el segundo lugar contando con que no han sido buenos los últimos juegos del cuadro amarillo recibiendo 2 derrotas consecutivas en su cancha, aunque de visitante le ha ido por lo pronto bastante mejor. Problemas físicos en jugadores clave y deterioro en el funcionamiento de quienes hicieron al cuadro amarillo puntero por muchas fechas. Futbolistas como Dinenno o Erick Castillo han salvado en los últimos minutos al equipo, mientras que la defensa ha estado en bajo nivel.

Han sido buenas fechas para Universidad Católica. La racha goleadora de John Cifuente se mantiene anotando casi a semana seguida y eso no solo se debe a su particular efectividad, sino también porque es bien asistido por Jeison Chalá, Romario Ibarra y Facundo Martínez. En la media Andrés Oña y Richard Calderón cumplen correctamente con su función de quitar y construir. Tal vez le falta algo de seguridad en la defensa y eso porque las suspensiones y lesiones han impedido que se consolide su bloque, pero en estos momentos es de los equipos que más espectáculo ofrecen.

Tras varios malos resultados en Emelec se anunció el cambio de cuerpo técnico. Sorprendentemente los últimos juegos bajo la conducción de Arias terminaron en triunfo, mientras que Klimowicz sacó un angustioso empate en el clásico. Hay nuevas esperanzas en el joven entrenador argentino Mariano Soso, en tanto que los últimos puntos conseguidos le han permitido volver a la pelea por la etapa a los azules. También ha sufrido permanentemente de problemas con jugadores lesionados y se ha sabido de actos de indisciplina entre algunos.

Delfín de la mano de Bustos obtuvo varios resultados positivos y ya se encuentra quinto en la tabla de posiciones. Por derecha Pedro Perlaza se ha convertido en un referente de su posición, en tanto que otro que destaca es el volante Andrés Chicaiza, guía del ataque cetáceo y Pedro Ortiz ha vuelto a ser el jugador confiable del arco pese a la última goleada encajada. Uno en cambio que ha tenido un muy mal rato es Independiente del Valle, equipo que ha encadenado 5 derrotas consecutivas que lo han bajado hasta el sexto puesto y va quedando lejos de la pelea por la etapa, lo que en un inicio parecía posible.

Gusta en general el juego de Aucas aunque no termina de conseguir los resultados suficientes para estar más arriba en la tabla. Edson Montaño está en un gran momento anotando seguido, mientras que el lateral izquierdo, Diego Palacios está peleando como el jugador joven de la temporada. El Nacional va consolidando su mejor juego y con gran corazón ha conseguido victorias y empates en los últimos minutos. Roberto Garcés vuelve a ser el eje del medio campo criollo. Macará también encadenó una serie de malos resultados que recién se sacudió en la última jornada triunfando ante Guayaquil City.

Técnico Universitario ha mejorado considerablemente, sin embargo no le ha alcanzado para sacar mejores resultados de los deseados. Por lo menos le ha servido para salir de zonas de descenso. Guayaquil City ya pudo ganar 2 juegos y al menos ya no es último, aunque su nivel de juego da poco para esperar. Es muy preocupante en cambio lo que pasa con Deportivo Cuenca que es último con 9 puntos y tiene 3 meses sin ganar. En el Expreso esperan que su nuevo DT, Guillermo Sanguinetti, le cambie la cara.

El equipo ideal de estas últimas fechas sería así:

Pedro Ortiz; Pedro Perlaza, Franklin Guerra, Diego Palacios; Richard Calderón, Roberto Garcés, Jeison Chalá, Andrés Chicaiza, Johan Julio; John Cifuente, Edson Montaño

FyA
liga 2017

Un Año Más…

Un año más en el que Liga transita en el ostracismo, lejos de cualquier pelea por titulos o algo importante. Los hinchas cada vez más se hunden en la desesperación y la nostalgia de los tiempos pasados que tantas alegrías trajeron.

Para iniciar este 2017 Liga ilusionó, primero, con la contratación de Hernán “El Pirata” Barcos, luego, con la contratación de Gustavo Munúa, campeón con Nacional de Uruguay como DT y varios jugadores que invitaban a pensar que se dejaría atrás el recuerdo de un 2016 de Borghi, Alemán, un DT uruguayo que nadie recuerda el nombre y la lucha por el descenso. Sin embargo, el equipo dirigido ahora por Munúa pasó casi toda la primera mitad de año en los últimos lugares, acumulando tan solo una victoria en el torneo local y sumiendo al equipo e hinchada en una profunda depresión.

Tras el fracaso estrepitoso con el técnico charrúa, la dirigencia decidió despedirlo y traer a un conocido del medio local: Pablo Repetto. Con él llegaron unas cuantas victorias y se salió del sofoco del descenso latente que se vivía con Munúa. Se superaron dos etapas de Copa Sudamericana (contra Defensor Sporting De Uruguay y Bolívar de La Paz), sin embargo, nunca se llegó a consolidar el equipo, siempre guiado por un Barcos inconmensurable, que cuando estaba ausente dejaba un grupo de fantasmas del que mucho no se podía esperar. Se alternó en el arco con Daniel Viteri y Leonel Nazareno sin llegar a una esperada seguridad. Las incorporaciones de medio semestre también ayudarían a por le menos evitar rondar los últimos lugares, mas Lucas de Lima no le dio la suficiente velocidad al centro de la zaga que conformó con Horacio Salaberry, Aníbal Chalá estuvo muy lejos de su nivel 2016 con El Nacional, Sherman Cárdenas no tuvo los minutos esperados en la titularidad y su calidad se mostró a cuentagotas, mientras que Jonathan González siempre fue permanentemente criticado por la hinchada. Tal vez la mejor noticia fue el regreso de Juan Luis Anangonó quien junto a Hernán Barcos se encargaron de rescatar varios puntos que parecían perdidos. El “pirata” incluso pudo consagrarse como goleador del torneo local.

En Copa Sudamericana se perdió la llave contra un viejo conocido: Fluminense, por un error infantil en defensa al regalar un tiro de esquina, mientras que en el campeonato local, se ilusionó a la hinchada con una victoria contundente contra Delfín, que terminaría siendo subcampeón, para terminar estrellándose de bruces con unas dolorosísimas derrotas contra El Nacional, Barcelona y Emelec que devolvieron al equipo al lugar donde perteneció este 2017: octavo entre 12, lo cual le llevó a jugar un “repechaje” contra Técnico Universitario para asignar el último cupo para la Copa Sudamericana 2018. Algo para rescatar en Liga fue la pareja de volantes centrales armado con Jefferson Intriago y Edison Vega, así como el año cumplidor sin ser brillante de gente de la casa como José Cevallos Enríquez, Johan y Anderson Julio. José Quintero pasó permanentemente con problemas físicos, lo que también golpeó al plantel de Liga en general durante el 2017.

En aquella última eliminatoria que buscaba un cupo a Sudamericana se puede resumir el año de Liga. En el partido de ida en la ciudad de Ambato se vio superado por los locales, y perdía 1-0 casi al completar los 90 minutos, sin embargo, jugadas geniales de Barcos y Salaberry dieron la victoria agónica a los azucenas. En la vuelta Liga empezó dominando y ganando 3-0 lo cual ilusionó a la hinchada, pero se perdió el rumbo y los ambateños empataron el partido, y Liga terminó pidiendo tiempo para ganarle a un equipo de una categoría inferior.

Este 2017 será un año muy olvidable para la hinchada blanca, donde mucho no se puede sacar, simplemente esperar (nuevamente) que el año entrante se arme un equipo que pueda pelear algo y no deje a los hinchas con un amargo sabor de boca y recordando los 10 años de su momento más feliz.

Foto Principal: API