han solo chewbacca

STAR WARS: La Mentira

Soy de ese escaso porcentaje de personas que nunca ha visto una sola película de Star Wars, no por falta de tiempo, ni de ganas, hasta compré la película pirata alguna vez para verla en casa. Es para mí, una de las películas más sobrevaloradas del cine, casi tanto al nivel sobrevaloración de The Beatles (quiero hacer una pequeña reflexión en este punto: lo mejor que le dieron los Beatles a la música fue Ringo Starr, cuyo máximo logro fue protagonizar la película clásica del cine “El Cavernícola”, la cual rivaliza la miseria de sus efectos especiales con la Star Wars original) en la música: Pasables a duras penas, pero con una horda de fanáticos que no entienden razones.

Se necesita que empiece Star Wars, con las letras en fondo negro y esa canción ridícula para que yo comience a cabecear del sueño, cuando superas el sopor de ese inicio insufrible, salen en la pantalla un fondo hecho en Paint en el cual unas figuras de legos disparan rayos laser que son más falsos que las posaderas de una serrana aniñada, para que luego aparezca en pantalla un actor que representa a un robot afeminado con un disfraz que parece hecho de papel aluminio pintado con esmalte, y una lata de cerveza con esteroides que se comunica en base a pitidos… Si no se quedaron dormidos en esa parte, pueden soportar sin problemas cualquier tortura del mundo, incluida una tesis de Doctorado.

Me quedo corto un poco en mi análisis por el contenido de la película, pues como trato de decir desde hace dos párrafos ya, no he podido verla porque me gana el sueño. Entiendo que es una guerra innecesaria entre “los malos” y “los buenos”, entre los cuales brillan especialmente los que tienen “la fuerza”, que no es más que “un poder metafísico y vinculante, omnipresente” según la Wikia de Star Wars, es decir, la fuerza es diosito. Luego, entiendo que todo empieza a tener un tinte de novela mexicana, bien podía Thalía haber protagonizado la película próxima a estrenarse, les resumo un poco: Había un muchacho bueno que se vuelve malo, que tiene un hijo que queda huérfano y luego pelea contra su padre, mientras su hermana pasa por la vida con un peinado medio ridículo y en lugar de mandar un e-mail cifrado con los planos de una nave espacial, envía la información en un androide, mientras le destruyen su navecita intergaláctica a punta de laser que suena “piuuuu piuuuu”. Una V E R G Ü E N Z A. En algún punto de la película solo faltaba que entre Soraya Montenegro a gritarle “Maldito Lisiado” al muñequito verde ese que tiene la ropa de Splinter de las Tortugas Ninja.

Y eso que no consideramos las mascotas que parecen Pie Grande, las máscaras de lobo, esos Oompa Lumpas peludos y ese montón de muñecos con disfraz blanco que no hacen más que el ridículo con movimientos torpes, pues se esperaría que si tienes la tecnología para construir naves espaciales que viajen a muchos años luz, puedas construir robots que no den pena y lástima. Del mismo modo, sería más fácil matar a los rebeldes con armas biológicas, y destruir las naves con virus de computadora en lugar de jugar con armas láser que al parecer, no pueden perforar gran cosa.

Puede que la mayor inconsistencia de la película sea la presencia de los tales Jedi, que tras analizarla deja a Star Wars como una triste película de Disney: Cuando tuvieron que matar a todos los Jedi, lo hicieron sin mayor problema, pero cuando les quedan los últimos dos, al parecer se convierten en cucarachas, nunca mueren. ¿Alguna explicación? Aunque, pensándolo bien, puede que el mayor error sea que en el espacio no pueden existir explosiones porque no hay oxígeno, o que no puede haber sonido y los láser no pueden sonar “piuuuuu piuuuuu piuuuuuu”.

Claro, existen otros temas que merecen dos centavos de análisis, por ejemplo la relación casi incestuosa entre Leia y su hermano Luke en la cual se besan, cosa que no es muy aceptada socialmente. Por otro lado, la comunicación entre Chewbacca y el protagonista, el cual es el único que puede entender si ese perro erguido tiene hambre de croquetas o quiere venganza contra el lado oscuro. ¿Han Solo Dolittle? Finalmente, la incapacidad de provocar miedo de Darth Vader, un muchacho con “capacidades especiales”, quien en el tiempo que le quedó entre sacar el carnet del CONADIS y tener hijos que dejó botados, trataba de conquistar el universo como si fuese candidato de Alianza País para elecciones 2017.

Star Wars es la película que logró llevar el show más allá, es el “Crepúsculo” de nuestros padres, cuyos progenitores a su vez fueron quienes tuvieron que gastarse la quincena en comprar esos juguetes horrendos, convirtiendo así al cine en lo que es ahora: una gran tienda de productos de exhibición basados en personajes vacíos para gente que se deja impresionar con poco, en un cambio de Hollywood de las películas Western de la época, en una con una trama muy similar, pero con espacios, naves y rayos láser.

8 comentarios
  1. Edison Guapaz Zambrano
    Edison Guapaz Zambrano Dice:

    Star Wars es todo lo que se debe hacer bien para mercadear un producto. Por ejempo, buscando los regalos para mis sobrinos ya advertíq que están vendiendo los muñecos de la nueva zaga. Deben ser los nuevos porque no caché ES ninguno.

    Vale la pena decir que yo creo que sí tiene su nivel de interés la trama, más allá que lo mejor es cuando Anakim se vuelve malo y todos los buenos marchan. Más claro, la última película estrenada (hace como 10 años) fue la que más me gustó. De ahí no soy precisamente un apasionado de la zaga.

    Responder
  2. Gerardo Garnica Dice:

    JAJAJAJAJA por favor este artículo es una oda hater… brutal la elocuencia del autor.

    Ahora, soy de esa masa que tampoco se emociona por Star Wars, de hecho he visto pedazos de algunas partes de la saga pero jamás me he sentado seriamente a ver cada episodio para ver si me llama la atención… y dudo que esta nueva película lo haga.

    Responder
  3. Ajelo Dice:

    Aquí solo aplica lo de “haters gonna hate”… son turros los argumentos de alguien que no ha visto la películas completas…

    Más facil hubiera sido postear el meme diciendo el típico “soy del 0.001 % que nunca ha visto Star Wars”.

    Más fácil hubiera sido que diga, me pareció aburrido una película de un conflicto político mezclado con una aventura del héroe… Ni siquiera es un hate-post gracioso como para reírse de las cosas que pasan desapercibidos por ser fan de la saga.

    Saludos.

    Responder
    • David
      David Dice:

      Ajelo,

      Gracias por comentar. Respecto a la turrez de los argumentos, debo decirte que hice una exhaustiva investigación previa a hacer el artículo, con amigos fans de star wars quienes a su vez, ya me quitaron la amistad pues utilicé sus conocimientos para derramar bilis.

      Temo decirte que varias personas que han leído el post, sí que lo han encontrado medianamente gracioso, lamento no haber tocado esa fibra en ti, pues repito, el post no se centra en el condumio de la película, sino en la enfermedad alrededor de un film que ni siquiera llega a engancharnos en los primeros diez minutos a quienes hemos hecho el honesto intento de verla. Claro, si quisiera hacer un hate-post informado y con todas las fuentes, tendría que ver las películas más de una vez, leer los blogs, comentarios, el universo expandido, las teorías y no dejar de pasar por alto todas esas cosas que los fans creen que están mal, pero vuelvo, no tengo la fuerza de voluntad para soportar martirios de ese nivel, y no creo que estén canonizando al momento por ver 15 horas de miseria intergaláctica absoluta.

      Saludos y espero que disfrutes la película número siete (y sin duda debo decirte que si algo ha tenido siete partes, no es para nada algo bueno, sino una forma en que los productores tratan de sacarle el mayor rédito económico, como pasó con Harry Potter, Rocky, Retroceder Nunca Rendirse Jamás, Fast and the Furious, Pesadilla en la calle Elm, y ese largo etcétera de películas hechas nada más que para enganchar incautos nostálgicos).

      Responder

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + = catorce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>