rogue 1

Rogue One dio al Público lo que Quería

De la franquicia Star Wars se puede decir que es una inagotable máquina de dinero. Pero eso se debe a que son inagotables también, las opciones narrativas para seguir explicando este imaginario pero emocionante universo cuya mitología es sumamente extensa y arraigada en la cultura popular contemporánea. La opción de “Rogue One” para seguidores y entusiastas de Star Wars se planteaba sumamente interesante.

Definida como una especie de “3.5”, la intriga principal de esta parte de la extensa saga era justamente ese enlace entre los clásicos que inician con “A New Hope” y las precuelas que cumplían un ciclo con “Revenge of the Sith”. Rogue One en el mismo título se anuncia como “Una Historia de Star Wars”, con lo que se ubica dentro de las producciones “antología” que continuarán siendo producidas, así como lo serán la trilogía secuelas que arrancó con “El Despertar de La Fuerza”.

Como suele suceder en el universo Star Wars, los escenarios múltiples e interplanetarios dominan la trama, con locaciones dominadas por el imperio y otras por rebeldes cuyo punto novedoso es ver que se encontraban dispersos entre los extremistas liderados por Saw Gerrera y aquellos que tenían mayor organización, cuyo chullita protagonista es Cassian Andor, interpretado por Diego Luna, lo que al menos para una audiencia latinoamericana generaba sus expectativas y se diría que cumplió.

Las intrigas dentro de la formación de la conspiración contra el Imperio construyen la emoción de la película, conspiración que inicia dentro de filas imperiales por sí mismas ya que la mente maestra tras la “estrella de la muerte”, la súper arma con la que el Imperio atemorizó a generaciones aficionadas a la saga, diseñó la falla con la cual fue atacada en la trilogía original. Intriga, inteligencia y contra inteligencia dentro de unos rebeldes no del todo unidos y la fuerza opresora van desenredando el nudo hacia el desenlace esperado por los fanáticos, en tanto que entretenía a “primerizos” dentro de aquel universo.

Un seguidor de Star Wars sabía que los planos de la Estrella de la Muerte tendrían que de alguna u otra forma llegar a la rebelión, quien no seguía atento las peripecias de Cassian y Jyn Erso. Con algo de recursos tecnológicos y narrativos, la tensión llegaba a su punto. Sin embargo, es muy probable que sea el “iniciado” quien disfrute la secuencia final, cuando aparecen los personajes clásicos como brevemente C3PO y R2D2 y sobretodo, la implacable persecución de Darth Vader. El vértigo de la rebelión trasladando los planos puso al fanático contra la silla y la recepción por parte de Leia Organa es sencillamente triunfal. Rogue One sin duda fue diseñada para “la hinchada”, aunque en el camino, no decepcionó a quien no tenía conocimiento de la enorme saga ideada por George Lucas. Interesante también haber visto que el final de Rogue One no fue del todo feliz.

Mientras Rogue One seguía en cartelera, se produjo el fallecimiento de Carrie Fisher, quien personificó a Leia Organa durante años. La nostalgia debe haber invadido a más de uno, quien tan solo días y hasta horas antes vio a su princesa recibir la información vital para dar una nueva esperanza al universo. Emociones intensas para un clásico que ciertamente, está siendo cuidadosamente explotado en estos años.

Edison Guapaz Zambrano
Popero, datahólico.
0 comentarios

Desahógate

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>